*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 20 de abril de 2024 7:05 am | USD promedio 38.51 | EURO promedio 41.01 | ARG promedio 0.04 | Real promedio 7.81

Minerva y Marfrig impulsarán exportación a China desde Uruguay y Argentina

Luego de la aparición de un nuevo caso de vaca loca, Brasil volvió a suspender las ventas de carne bovina al país asiático.

 

Después de la suspensión provisoria de las exportaciones de carne brasileña al mercado chino, las multinacionales frigoríficas Minerva y Marfrig van a concentrarse en impulsar los negocios desde sus plantas en Uruguay y Argentina para seguir abasteciendo al gigante asiático.

El Ministerio de Agricultura, Pecuária y Abastecimiento (MAPA), de Brasil, suspendió temporalmente las exportaciones de carne de Brasil a China.

La decisión del MAPA se tomó en base a un protocolo bilateral de inspección después de la confirmación de un caso de vaca loca en el estado de Pará, identificado en un animal macho de 9 años.

China es actualmente el principal comprador de carne bovina de Brasil. El año pasado las exportaciones de carne brasileña totalizaron US$ 11,8 mil millones y el país asiático compró US$ 7,95 mil millones, cerca del 60%. 

En un comunicado, Marfrig informó que en el período de autosuspensión, atenderá el mercado chino a través de sus seis plantas en Uruguay y Argentina habilitadas para exportar al país asiático.

“Nuestra plataforma geográficamente diversificada y la flexibilidad de nuestros multicanales de venta nos permitirán atender la demanda de nuestros clientes”, expresó la empresa en el comunicado.

El documento destaca, además, que “las recientes habilitaciones recibidas contribuirán con la diversificación de los destinos de exportación de Marfrig en Brasil”. 

El año pasado, la facturación de las operaciones de Marfrig en América del Sur, englobando países como Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, subió 7,8% en el tercer trimestre, llegando a US$ 1,5 mil millones. 

Precio en suba

La empresa explicó que la suba de la facturación se explica por el aumento de 10% n el precio promedio total de ventas, impulsado por las exportaciones, cuyo precio promedio avanzó 17,4% en dólares frente al mismo período del año pasado. 

Marfrig afirmó que aún cree que esta situación de vaca loca está dentro de los parámetros regulares, involucrando cuestiones sanitarias y que espera que las exportaciones se retomen en breve. 

Minerva también informó que va a continuar exportando carnes a China a través de sus cuatro unidades de faena en América Latina, tres en Uruguay y una en Argentina.

Explicó en un comunicado que la enfermedad puede ocurrir de forma espontánea y esporádica en todas las poblaciones bovinas por el mundo. 

“En función de eso, Minerva cree que, como ocurrió en casos anteriores, la suspensión de las exportaciones brasileñas serán temporarias y deberán retomarse en un corto período de tiempo”, comunicó. 

En el cuarto trimestre del año pasado, las exportaciones explicaron el 69% de la facturación total de la compañía en Brasil.

China fue el principal destino de las exportaciones de Minerva en Brasil, seguido por Estados Unidos y Chile. En el cuatro trimestre de 2022, los chinos compraron 68% de las exportaciones de la compañía. 

Estos resultados le permitieron a Minerva consolidarse como líder de las exportaciones de carne bovina desde Sudamérica en 2022, con aproximadamente 20% del mercado.

La ganadería de Brasil celebra el regreso de su carne China

Estiman que tendrán altos costos en 2022, pero se seguirá avanzando en exportaciones y confinamiento. Creen que el mercado de la certificación también crecerá, y los consumidores exigirán calidad, información y un historial de alimentos.

 

Fue un año intenso para la carne brasileña. El país exportó 1,7 millones de toneladas en 11 meses, un 9,4% por debajo del mismo período de 2020, pero con ventas de US$ 8.500 millones, un 10% más que el año pasado. El año todavía termina con poco más de 6,5 millones de cabezas confinadas. Pero el segmento también sufrió, con altos costos de producción, mercado interno deprimido y el embargo determinado por China en setiembre, a causa de dos casos de vaca loca, en Mato Grosso y Minas Gerais, que recién se levantó esta semana.

Fue una noticia muy buena para cerrar el 2021. Beijing ha reanudado las importaciones de productos de carne vacuna brasileña desosada, de animales menores de 30 meses, según un documento publicado por la Administración General de Aduanas.

La prohibición de las exportaciones de carne vacuna brasileña ha causado una preocupación generalizada, ya que China obtiene alrededor del 40% de todas sus importaciones de proteínas de Brasil. Los gobiernos de ambos países estaban en negociaciones para resolver el asunto, ya que el embargo redujo prácticamente a la mitad los envíos brasileños. Las importaciones de carne vacuna de China han aumentado en los últimos años, impulsadas por la creciente demanda de una clase media cada vez más acomodada.

“La retirada de China de la compra de nuestra carne tuvo un fuerte impacto en el precio del ganado. Es natural. En 2020, compraron 870 mil toneladas. En 2021 ya habían importado 716 mil toneladas. Todos pensaron que el regreso sería rápido, como en 2019, pero eso no fue lo que sucedió. Sin embargo, el mercado trabajó duro en el ajuste. Y la menor oferta también ayudó a recuperar el precio del ganado”, evaluó Sergio Ribas Moreira, director del Servicio Brasileño de Certificación (SBC), uno de los especialistas más respetados en ese mercado, con casi 20 años de experiencia en certificación en Brasil.

El ejecutivo calculó el impacto que ha sufrido el sector en los últimos dos meses. “El año pasado compraron 870 mil toneladas. Este año ya habían importado 716 mil toneladas. La diferencia acumulada respecto al año anterior ya alcanzaba las 260 mil toneladas, considerando también a Hong Kong, una cifra absoluta que se acerca a los otros tres mayores compradores de proteína brasileña juntos: Estados Unidos, Europa y Chile ”, reveló.

Pensando en 2022, el director de (SBC) mostró un gran optimismo. Además de los chinos, los estadounidenses se convirtieron en un socio aún más sólido, duplicando con creces los volúmenes enviados. Por no hablar de la recuperación de antiguos clientes, como Rusia, y la conquista de nuevos socios, como Indonesia.

“Hay posibilidades más interesantes en 2022, como un retorno más fuerte al exigente mercado europeo, una evolución en las ventas a los chilenos y una recuperación más vigorosa de la economía internacional. Chile, por ejemplo, compra piezas muy parecidas a las preferidas por China, hay varios cortes. Lo que nos interesa es vender bien esta producción. Europa compra un máximo de cinco cortes, con valor agregado, lo que podría incrementar las importaciones en 2022. En este caso, se trata de la Certificación Sisbov (Sistema Brasileño de Identificación y Certificación de Bovinos y Búfalos) ”, señaló.

Y, en ganadería, el mayor cliente de SBC son los corrales de engorde, plenamente involucrado con los mercados más exigentes del exterior. Sergio Ribas afirma que, en 2021, hubo un aumento de volumen en las unidades de confinamiento con respecto a 2020. Con unidades grandes creciendo, las pequeñas deteniéndose y las medianas tratando de mantener el volumen que venían haciendo.

“Analizando nuestro portafolio, que cerrará alrededor de 2,5 millones de cabezas rastreadas, la mayoría confinadas, las perspectivas para el nuevo año son de costos que se mantendrán similares a los de 2021. La previsión para la soja es una gran cosecha y también para el maíz. Pero los otros insumos deben permanecer con altos costos para los confinadores. En este caso, la solución pasa por ganar en eficiencia, en el uso de la tecnología, en volumen de compra y la negociación con los frigoríficos. Creo en el mercado con estas características”, analizó.

Y si hay algo en que los especialistas, incluido Sergio Ribas, no tienen ninguna duda es la aceleración de la demanda de Certificación del mercado. “Es una demanda que no para de crecer. Visitamos la feria de alimentos más grande del mundo este año, Anuga, en Alemania, y vimos innumerables ejemplos de información que el consumidor mundial aprecia. Y estos son compromisos que necesitaremos suscribir con consumidores internacionales y brasileños”, planteó.

Agregó que “les preocupa la calidad de los alimentos que consumirán, cómo son los procesos, la historia de los productos. Y el sello logra trasmitir esta información. Hablando específicamente de ganado, veo una fuerte demanda de bienestar animal, problemas sociales en las propiedades y el medio ambiente. Así como el tema de la producción primaria baja en carbono. Realmente creo en eso ”, concluyó.

 

Fuente: Servicio Brasileño de Certificación Asesoría.

Pasaron tres meses y Brasil sigue sin poder exportar carne a China

Esta semana autoridades chinas permitieron que la carne vacuna brasileña almacenada, envasada antes del cierre del 4 de setiembre, se libere para la venta.

 

Tres meses después de que Brasil suspendiera voluntariamente sus exportaciones de carne vacuna a China tras las detecciones de vaca loca (EEB), sigue excluido del mercado de proteínas importadas más grande del mundo.

Brasil suspendió el comercio de carne vacuna a China el 4 de setiembre, después de que las pruebas en dos animales sospechosos confirmaron casos de EEB atípica.

Con base en el resultado de un episodio anterior de EEB en Brasil en 2019, era probable que muchos de los intercambios comerciales previstos con China se reabrieran en dos semanas, lo que provocaría una interrupción relativamente pequeña del suministro.

“Aunque son disruptivas, es poco probable que las restricciones duren mucho tiempo”, estimó Meat & Livestock Australia (MLA) en setiembre.

“La última instancia de EEB atípica en Brasil se resolvió en 10 días, y dada la dependencia de China de Brasil para cumplir con los volúmenes de carne vacuna y China tomando el 60% de las exportaciones de carne de Brasil, ambos países están incentivados para enmendar esto lo más rápido posible”, se estimó desde el organismo australiano.

Pero pasaron tres meses y el comercio aún no se ha reanudado.

Permiso para la carne almacenada antes del 4 de setiembre

Lo más cerca que ha estado Brasil de reanudar el comercio se produjo a principios de esta semana, cuando las autoridades chinas acordaron permitir que la carne vacuna brasileña almacenada, envasada antes del cierre del 4 de setiembre, se libere para la venta en China. 

Algunos espectadores han visto esta concesión como el primer paso en un proceso de restauración del comercio.

Fuentes comerciales dijeron que podrían haberse lanzado hasta 3.000 contenedores de 40 pies con carne brasileña con certificados de fecha de producción anteriores al 4 de setiembre, lo que podría saciar la demanda de China por un período corto, al menos.

La ausencia de Brasil durante tres meses en el mercado chino ha creado el mayor vacío en el comercio mundial de carne en este año. Su papel se hizo aún más significativo por la batalla en curso de China contra la peste porcina africana en su industria.

Brasil representó casi el 40% de las importaciones de carne vacuna de China de enero a octubre, que en total fueron de 1,97 millones de toneladas y la participación de Brasil representó 758.700 toneladas. 

Por el contrario, desde la perspectiva de Brasil, China representó el 58% de todas sus exportaciones hasta setiembre de este año, lo que equivale a 1,6 millones de toneladas.

Para poner esto en contexto, todas las exportaciones de carne de Australia a todos los mercados este año tendrán dificultades para superar las 900.000 toneladas.

Las exportaciones totales de carne vacuno de Brasil se desplomaron durante octubre como consecuencia de la suspensión de China, cayendo a 8.200 toneladas, frente a las 112.000 toneladas del mes anterior.

Algunos analistas especulan que la suspensión es una estrategia de los chinos para bajar los precios de la carne brasileña, que estaban subiendo rápidamente. El precio del ganado gordo en el mercado brasileño desde que comenzó la suspensión cayó alrededor de 20%, según Merco Press de América del Sur.

Por otra parte, Argentina, que dirigió el 68% de sus 750.000 toneladas de exportaciones totales el año pasado a China, todavía está solo parcialmente de regreso en el negocio.

¿Qué sucedió con el excedente de carne de Brasil?

Algunos volúmenes anticiparon un fuerte aumento en los EEUU, especialmente en ausencia de una alta producción y exportación de carne de Australia este año. Los comerciantes de carne dijeron que si bien hubo un aumento modesto en el volumen importado de América del Sur a Estados Unidos este año, no fue particularmente significativo.

El modesto aumento en los volúmenes brasileños de carne en EEUU desde setiembre no se parece en nada al volumen que algunos habían anticipado anteriormente.

Las propias exportaciones de Australia a China han mostrado pocos cambios, en ausencia de competencia de Brasil desde setiembre. Las exportaciones de Australia a China en octubre alcanzaron solo 13.157 toneladas, lo mismo que en esta época el año pasado.

De manera similar, EEUU fue visto como un posible sustituto de algunos volúmenes brasileños y argentinos desde setiembre, pero a diferencia de Australia, la industria frigorífica de EEUU se centra principalmente en la carne refrigerada (para consumo interno), no congelada. 

China sigue siendo un mercado predominantemente de carne congelada, lo que dificulta la competencia de EEUU, especialmente del producto sin HGP estipulado por China.

Si bien las exportaciones de carne vacuna producida a partir del 4 de setiembre permanecen suspendidas, el gobierno y la industria brasileños expresaron optimismo en los informes de los medios locales esta semana sobre el levantamiento de la suspensión.

El Ministerio de Agricultura de Brasil dijo que ya había remitido todos los documentos solicitados por las autoridades chinas para reanudar las exportaciones de carne vacuna. La ministra Tereza Cristina dijo a los medios que tenía la esperanza de que las exportaciones de carne brasileña a China se reanuden en diciembre.

 

Fuente: Beefcentral.com

Ante veto de Chino, el gobierno brasileño apuesta a exportar carne vacuna a Rusia

La ministra de Agricultura, Tereza Cristina, anunció que el gobierno ruso abrirá un cupo de 300 mil toneladas de carne con arancel de importación cero durante seis meses.

 

El embargo de China a la carne vacuna de Brasil ha durado más de dos meses. Pero la ministra de Agricultura, Tereza Cristina , anunció este miércoles (17) que Rusia bajará a cero los aranceles a las importaciones de carne del país sudamericano durante seis meses.

Rusia estableció un cupo de 300.000 toneladas (200.000 para la carne de vacuno y 100.000 para el cerdo) y el arancel cero comenzará a aplicarse en los próximos días, no solo para los proveedores en Brasil, sino que cualquier matadero que esté interesado puede participar de la cuota para Suministrar carne a Rusia sin el impuesto de importación.

Rusia también había restringido el acceso a la carne bovina brasileña una vez que se identificaron los casos de la enfermedad de vaca loca, pero después del anuncio de este miércoles parece estar dispuesta a hacer negocios con Brasil nuevamente.

 

Fuente: CNN Brasil.

China promete a Brasil una rápida solución al embargo de su carne

El compromiso fue asumido por el ministro de Negocios Extranjeros de China, Wang Yi, en una conversación telefónica que sostuvo este jueves con el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Carlos França.

 

China, mayor socio comercial de Brasil y principal destino de las exportaciones de carne bovina brasileña, considera que superará en breve la crisis generada por el embargo que impuso a las importaciones de la proteína del país suramericano que ha generado millonarias pérdidas a los productores.

El compromiso fue asumido por el ministro de Negocios Extranjeros de China, Wang Yi, en una conversación telefónica que sostuvo este jueves con el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Carlos França, según informó la cancillería brasileña.

“Los ministros conversaron sobe la apertura y la diversificación de los mercados, incluyendo la retomada de las exportaciones de carne bovina brasileña. El canciller chino cree que el asunto será resuelto rápidamente”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil en un mensaje que publicó en su cuenta de Twitter.

Según la cartera de Exteriores, los dos países tenían prevista para este mismo jueves una reunión bilateral para discutir el asunto.

China suspendió las importaciones de carne bovina procedentes de Brasil a comienzos de septiembre, hace exactos 47 días, luego de que el ministerio brasileño de Agricultura confirmara el registro de dos casos atípicos de la llamada enfermedad de las vacas locas, uno en el estado de Mato Grosso —que cuenta con el mayor rebaño del país— y otro en el estado de Minas Gerais.

Como las autoridades sanitarias brasileñas e internacionales aclararon que se trataba de casos atípicos, es decir surgidos espontáneamente y no por transmisión entre los animales, por lo que no ofrecen riesgo a la salud, el Gobierno brasileño confiaba en que China levantaría rápidamente el embargo y normalizaría los embarques.

Sin embargo, el gigante asiático no se ha pronunciado sobre el asunto ni hecho ningún tipo de exigencia sin explicar los motivos.

De acuerdo con líderes empresariales brasileños, la demora de Pekín en reactivar el intercambio es una represalia a las declaraciones críticas contra el Gobierno chino de algunas autoridades brasileñas, incluyendo el presidente Jair Bolsonaro, que insinuó que China había creado el virus de la covid-19 como estrategia comercial.

La demora viene generando enormes pérdidas a los ganaderos brasileños debido a que Brasil es el mayor productor y exportador mundial de carne bovina, y China es su principal cliente.

Con la retención de los embarques, los productores redujeron los sacrificios y enfrentan dificultades para mantener congelados los cortes ya hechos, en tanto que los precios de la carne bovina en los mercados mayoristas sufrieron una fuerte caída, que aún no se ha reflejado en el comercio minorista doméstico.

La cancillería brasileña recordó en su mensaje en Twitter de este jueves que China es desde 2009 el mayor socio comercial de Brasil y una de las principales fuentes de inversión extranjera en el país.

Igualmente informó que el intercambio comercial entre los dos países creció un 34 % en los nueve primeros meses de este año frente al mismo período del año pasado, hasta 105.000 millones de dólares, con un superávit para Brasil que llegaba a 37.000 millones de dólares hasta septiembre.

Pese al embargo chino, Brasil exportó en septiembre un volumen récord de 187.000 toneladas de carne bovina, con un crecimiento del 30 % con respecto al mismo mes del año pasado, según los datos de la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Economía.

El gigante suramericano exportó en 2020 un récord de 2,02 millones de toneladas de carnes bovinas, con un aumento del 8 % frente a 2019, que le rindieron 8.400 millones de dólares, valor en un 11 % superior al del año anterior.

China fue el destino del 58,6 % de ese volumen exportado en 2020, con 1,18 millones de toneladas, y el origen del 60,7 % de los ingresos brasileños por embarques de carne bovina, con 5.100 millones de dólares.

 

Fuente: Hola News en base a EFE.

OIE asegura que los casos de vaca loca en Brasil no representan ningún riesgo

Se trató de dos casos aislados en animales adultos; de todos modos, se mantiene momentáneamente, de forma preventiva, la suspensión de las exportaciones a China.

 

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declaró este lunes 6 que los casos de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), conocida popularmente como enfermedad de la vaca loca, identificados recientemente en Brasil, no representan riesgos para la producción de ganado en ese país.

Durante la inspección de rutina previa al sacrificio de los animales, se identificaron dos casos en frigoríficos de Belo Horizonte (Minas Gerais) y Nova Canaã do Norte (Mato Grosso). El hecho generó una alerta en el mercado. Como medida de precaución, las exportaciones a China, el principal destino de la carne de res brasileña, se suspendieron el sábado pasado.

Sin embargo, la conclusión de la investigación señala que se trataba de casos atípicos de EEB, que se desarrolló de forma independiente en animales más viejos. De esta manera, Brasil no debe perder su estatus sanitario como territorio libre de enfermedades.

¿Es seguro consumir esa carne?

La enfermedad de la vaca loca es degenerativa, afecta al sistema nervioso de los animales, pudiendo provocar su muerte. La enfermedad se puede transmitir, no hay cura ni tratamiento y la prevención se lleva a cabo sacrificando a los animales. El consumo de carne contaminada puede provocar enfermedades en los seres humanos, provocando la muerte.

Sin embargo, esto solo ocurre en el desarrollo típico de la enfermedad, cuando se transmite de un animal a otro. Cuando hay un desarrollo espontáneo, debido a la edad de la vaca, como en los casos registrados recientemente en Brasil, no hay riesgos para la salud humana o animal, ya que la patología apareció de forma aislada y fue contenida.

Consecuencias en el mercado de la carne

El mercado financiero reaccionó mal a la noticia. En la primera semana de septiembre, mientras la noticia era incierta y circulaba la especulación, se registró una reducción del 2,5% en el precio de la carne vacuna en comparación con el mismo período de agosto, según el sitio web de investigación Mercado Financeiro.

Con la suspensión de las compras chinas, aunque sea temporal, la tendencia es que la oferta de carne vacuna en el mercado interno de Brasil crezca y los precios bajen. Solo en julio, China importó 91.000 toneladas de proteína animal brasileña.

Para hacerse una idea, la Corporación Brasileña de Investigaciones Agropecuarias estima que el consumo interno fue, en promedio, de 600.000 toneladas de carne vacuna por mes en 2020. Así, el exceso de volumen generado por la suspensión de las compras chinas puede incrementar la oferta en un 15% del producto en Brasil.

 

Fuente: Tecmundo.
Foto: Jornal Hoje em Dia

Gobierno de Brasil espera los resultados de la investigación del caso de vaca loca

Las autoridades del Ministerio de Agricultura identificaron un posible caso en Minas Gerais; se informó la sospecha a los frigoríficos de esa región.

 

El Ministerio de Agricultura de Brasil inició el proceso de investigación de un caso sospechoso de vaca loca. Según la cartera, los casos investigados son “habituales en los procedimientos de vigilancia”. El caso “atípico” se registró en Minas Gerais, en un animal de más de 10 años, según información del socio gerente de Scot Consulting, Alcides Torres.

La sospecha ya fue informada a los frigoríficos que operan en la región, por el Servicio Federal de Inspección (SIF), y el Ministerio de Agricultura recolectó muestras del animal, enviadas a un laboratorio de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Canadá, para un análisis más detallado.

“Como miembro de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), Brasil adopta los procedimientos de vigilancia, investigación y notificación recomendados por la institución. Los casos investigados son habituales dentro de los procedimientos de vigilancia establecidos y se toman medidas preventivas de forma inmediata para asegurar el control sanitario ”, dijo el Ministerio de Agricultura brasileño.

La cartera agregó que, una vez concluido el proceso investigado, se informarán los resultados. Sin embargo, no informó el plazo para finalizar los resultados.

En nota enviada a CNN, el Instituto Agropecuario de Minas Gerais (IMA), organismo vinculado a la Secretaría de Estado de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Seapa) y responsable de la protección de la salud animal en el estado, informó que colabora con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento en investigaciones, y que “brindará información adicional en cuanto se obtengan los resultados de los exámenes”.

La enfermedad se considera atípica cuando se origina en el propio cuerpo del bovino, generalmente en animales más viejos. El objetivo del análisis de laboratorio es confirmar esta clasificación y descartar la influencia de factores externos en el caso, que pudieran influir en la venta al mercado externo.

El director de Scot Consulting dijo que los exportadores de la proteína ubicados en Minas Gerais deben suspender los envíos por sospecha de la enfermedad.

Consultada por Reuters, la Asociación Brasileña de la Industria Exportadora de Carne (Abiec) se negó a comentar hasta que se publiquen los resultados del Ministerio de Agricultura.

La investigación, además, tuvo repercusiones en el mercado, según Reuters.

Este miércoles el precio cayó 2,52% en la variación diaria y 3,38% mensual, según el indicador de ganado gordo del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada (Cepea).

Enfermedad de la vaca loca

La enfermedad de las vacas locas ganó visibilidad en la década de 1980, cuando hubo un brote en el Reino Unido, y en 1990, cuando se informaron los primeros casos de la variante Creutzfeldt-Jakob en humanos. 

El primer caso en el mundo de probable transmisión sanguínea de la variante fue confirmado por el Reino Unido y causado por una transfusión de sangre de un donante infectado que no presentaba síntomas.

En los seres humanos, se manifiesta como una enfermedad neurodegenerativa causada por priones, que son proteínas anormales. Al instalarse en el cerebro, pueden generar gradualmente un daño permanente, desencadenando síntomas comunes a la demencia, como dificultad para pensar o hablar, por ejemplo, visión borrosa, insomnio y temblores.

 

Fuente: CNN Brasil, con información de Estadão y Reuters.

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí