*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 19 de enero de 2022 2:56 pm | USD promedio 44.57 | EURO promedio 50.52 | ARG promedio 0.22 | Real promedio 8.41

Buen escenario para el mercado de reposición en 2022

El Ing. Agr. Nicolás Lussich realizó un análisis de la economía y el negocio cárnico en 2021 y las perspectivas para el año que comienza. Contenido exclusivo para socios y suscriptores de ACG.

 

Se observa un buen escenario para los agronegocios en general y para la carne en particular en el año 2022, según analizó el Ing. Agr. Nicolás Lussich, en una presentación que realizó este lunes en la reunión de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) y que resumimos a continuación.

En el encuentro, que se desarrolló en formato híbrido, con algunos socios que concurrieron de forma presencial a la parrillada El Puesto, y otros que siguieron la actividad a distancia a través de la plataforma Zoom, el consultor señaló que los precios de la reposición podrían valorizarse.

“No me llamaría la atención que, si el tiempo acompaña, si superamos la Niña y tenemos buenos negocios de exportación en pie, los precios de la reposición puedan dar un salto fuerte”, planteó.

Balance y perspectivas de la cadena cárnica

En síntesis, el año 2021 deja récord de exportaciones cárnicas en dólares, récord de faena en número de cabezas vacunas y en peso de los animales faenados (producción de carne). Y se espera un incremento en la demanda de carne por parte de China en 2022.

Lussich apuntó que “el mercado interno ya no es el principal mercado para la carne uruguaya, porque en China ya se consume más carne uruguaya que en Uruguay”. 

Analizó que el rodeo vacuno viene mejorando su desempeño reproductivo, incorporando el entore de las vaquillonas y que sigue habiendo terreno para avanzar en eficiencia reproductiva, “pero dependerá de las relaciones de precios y margen”.

A propósito sostuvo que el negocio “tiene que ser rentable, el costo marginal tiene que ser menor al retorno, y eso no está del todo claro, cuando estamos en altos niveles de desempeño reproductivo”. 

El analista presentó una comparación de Opypa que considera los resultados de 2021 con los del año 2006, cuando se registró el récord anterior (ver cuadro). Dijo que “los datos son notables” y agregó que ahora “la ganadería vacuna tiene mucho menos compañía de ovinos, por eso tiene más disponibilidad forrajera, pero por otra parte tiene mucha menos superficie”.

Pero al mismo tiempo destacó la mayor eficiencia de la ganadería, por la incorporación del feedlot, la mejora de los procreos y la intensificación de pasturas, en un área que no es tan productiva como la de antes por el avance agrícola. 

“La mayoría de los indicadores de la ganadería muestran una productividad tremendamente mayor. Es una historia de éxito notable”, sostuvo. 

Por otra parte, Lussich apuntó que “la oferta de carne vacuna en el mundo está con serias limitaciones”, y que la producción ganadera de pasto en el mundo “no puede crecer de forma rápida y en el corto plazo”.

Sobre las relaciones de precios ternero-novillo dijo que “se ve que hay terreno para aumentar”, aunque reconoció que en la demanda incide el clima, pero si este acompaña, “seguramente tendremos un mercado de reposición más robusto el año que viene”. 

Sintetizó que “si la cadena cárnica sigue con este desempeño, el ternero tendrá que valer”. 

Y en su análisis también señaló que debido al aumento de la faena de novillos de este año, “seguramente faltarán novillos formados o casi formados y todo indica que tendremos un mercado de reposición demandado”. 

Sector cárnico

Lussich enfatizó que el desempeño del sector cárnico en los últimos años “ha sido notable, porque logró incorporar dinámicas que han sido muy fuertes, en general positivas”.

Destacó que el 2021 fue un año agrícola récord en varios sentidos para la cadena cárnica, con un gran crecimiento de la producción, volumen de carne exportada, precios de exportación, faena de novillos, peso promedio y exportación de ganado en pie, datos que redondean una extracción muy alta (ver gráfico 3).

“China tironea de la cadena cárnica uruguaya, generando el máximo de tensión y estos récord. Cuando una cadena viene así, con todo, la amenaza es que se recaliente”, analizó.

Agregó que “puede ser que los precios externos aflojen, porque hay más competencia, pero considerando lo que ha sucedido y que el precio de la reposición tiene cierto retroceso, sobre todo el de los terneros”, es probable que haya una mayor demanda y suba de precios de la reposición, sostuvo. 

China

Sobre el panorama internacional y en especial de China, el consultor y periodista de radio Carve, Canal 10 y El País dijo que “se espera un crecimiento más moderado” del país asiático tras el importante rebote después de la pandemia. Que “los propios chinos quieren moderar el crecimiento para no recalentar la economía”, pero “de todos modos se proyecta un crecimiento importante”, afirmó.

A propósito, agregó que el crecimiento se basa en su propio consumo interno, “algo que para un país exportador de alimentos, como Uruguay, es clave”. 

Lussich admitió que “es más vidrioso el escenario global”, porque hay más tensiones, y mencionó el caso de Australia, que se alineó con Occidente y China le aplicó sanciones. 

También se refirió al “exceso de endeudamiento” en China y que ese “puede ser un factor de problemas”. En ese sentido, agregó que “a China le pasa lo mismo que a Estados Unidos, que tiene un problema de inflación, y no quiere llevar muy a fondo la tasa de interés, para no trancar la economía, que viene creciendo fuerte. Pero la economía está recalentada”. 

Por otra parte, destacó que las exportaciones uruguayas a China en 2021 “registran un récord histórico, marcando lo clave que es ese mercado para el Uruguay”.

Fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas

Lussich también presentó un análisis FODA, donde puntualizó las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del sector.

Señaló como fortalezas: una cadena cárnica competitiva, amplios recursos forrajeros, genética y calidad de carnes y estatus sanitario.

Entre las oportunidades: nuevos mercados, mayores sinergias con granos y carne a pasto. En debilidades: altos costos y avances comerciales acotados. Y amenazas: mayores restricciones comerciales, deterioro de la competitividad, veganismo o animalismo y cuestionamientos ambientales. 

Veganismo y ambientalismo

Enfatizó que “el tema crítico de largo plazo para la producción de carne son las discusiones en el consumo y los cuestionamientos a la cultura ganadera y al consumo de carne en general y en particular de carne vacuna”.

Advirtió que “la cadena está seriamente cuestionada a nivel global. La tendencia al veganismo es creciente, aunque no de una manera tan vertiginosa como en un momento se podría creer. Pero la persona que come carne, cuando recibe uno de estos cuestionamientos, se queda casi sin argumentos”.  

Consideró que la crítica ambiental “es casi disparatada” y criticó que los grandes organismos y países estén sumando el metano de la ganadería con el de los combustibles fósiles, cuestionando a la ganadería como uno de los grandes causantes del cambio climático. 

“¡Es un disparate mayúsculo y todos lo repiten! Los grandes actores de la cadena cárnica global deben salir en conjunto a hacer un contraataque duro y con toda la verdad”, opinó. 

Lussich destacó que “la producción ganadera a pasto es algo tan maravilloso que hay mil argumentos para defenderla. El concepto de criador es notable, como forma de vida de una persona y como actividad. Que una persona transforme pasto, algo que no es comestible por el hombre, en algo que es el mejor alimento del mundo, es notable. Pero no lo decimos”. 

“Poner al metano de la ganadería en la misma cuenta del metano que sale de los pozos de gas y carbón mineral para quemar en China o Europa para generar energía eléctrica es un disparate mayúsculo. ¡Es increíble!”, insistió 

A propósito, valoró que el Instituto Nacional de Carnes (INAC) incorporó estos temas en su agenda. “Creo que hay un tema político, antiganadero, en Estados Unidos y Europa, y lo compran todos los países”, concluyó.

Producto interno bruto de Uruguay creció 5,9% en términos interanuales

Se alcanzaron los niveles previos a la pandemia del COVID-19; esto se refleja también en la recuperación del empleo, con la creación de más de 42.000 puestos de trabajo en promedio.

El Banco Central del Uruguay (BCU) anunció, este miércoles 22 que en el tercer trimestre del año el crecimiento del producto interno bruto (PIB) ratifica el proceso de recuperación de la actividad económica, alcanzando niveles previos a la pandemia por COVID-19. El indicador demuestra el crecimiento de 2,7% frente al segundo trimestre, medición desestacionalizada, y 5,9% en comparación con el tercer trimestre de 2020.

Con estos datos, la economía uruguaya completa dos trimestres consecutivos de crecimiento, y según informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la directora de Asesoría Macroeconómica de la cartera, Nicole Perelmuter, esto se refleja también en la recuperación del empleo, con la creación de más de 42.000 puestos de trabajo en promedio, entre enero y octubre de este año.

Además, el informe del BCU expresa que todos los sectores de actividad se muestran dinámicos, y que comercio, alojamiento y suministro de alimentos, de salud, educación y actividades inmobiliarias y otros servicios son los principales impulsores del crecimiento. La jerarca sostuvo que es un dato importante, porque son sectores intensivos en empleo.

Desde la perspectiva del gasto, la demanda externa presentó un crecimiento en el volumen físico de las exportaciones de 28,5%, mientras que las importaciones se incrementaron 27,6%. Asimismo, los indicadores adelantados denotan que el proceso de recuperación continúa en el último trimestre del año, lo que avala la proyección de crecimiento del MEF para 2021.

Diplomáticos de Uruguay, Argentina y Brasil en China analizaron el comercio con el país asiático

Los tres países sudamericanos participaron de la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE).

En el marco de la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), celebrada en Shanghai del 5 al 10 de noviembre, Fernando Lugris, embajador de Uruguay en China; Paulo Estivallet de Mesquita, embajador de Brasil en China; y Luciano Tanto Clement, cónsul general de Argentina en Shanghai, compartieron sus pensamientos sobre el comercio entre China. 

Fernando Lugris, embajador de Uruguay en China: 

China es el socio comercial número uno de Uruguay y estamos enviando más del 30% de nuestras exportaciones totales al inmenso mercado chino. 

Uruguay ha estado participando en la exposición desde 2018. En las últimas exposiciones, hemos promovido nuestros productos cárnicos y hemos visto un aumento de las exportaciones de cordero y carne vacuna a China cada año.

Uruguay exporta alimentos saludables a todo el mundo, pero principalmente a China. A noviembre de este año, el 80% de las exportaciones de cordero y el 60% de la carne bovina de Uruguay van a China. 

Uruguay se ha convertido en el tercer mayor proveedor de leche en polvo de China y se encuentra entre los cuatro principales proveedores de soja del mercado chino. 

Estamos dispuestos a contribuir a la seguridad alimentaria de China, con nuestros productores de frutas, vinos, aceite de oliva y muchos otros productos que buscan explorar el gran mercado chino. 

La pandemia de COVID-19 ha afectado el movimiento de las exportaciones uruguayas y esperamos un escenario pospandémico de cooperación más activa con China.

El comercio entre Uruguay y China ha crecido hasta ahora de manera saludable, y Uruguay apunta no solo a impulsar la cooperación existente, sino también a promover su comercio de servicios. Por ejemplo, las empresas de software uruguayas están buscando nichos para ingresar al mercado chino.

Uruguay da la bienvenida a empresas chinas para realizar inversiones. Nuestro sector agrícola ya ha atraído inversiones de empresas chinas en campos que incluyen las exportaciones de soja. 

Esperamos ver más inversiones en logística e infraestructura. El sector de TI está en auge en Uruguay y las principales empresas de TI uruguayas como DLocal y GeneXus ya están ingresando a China y expandiendo sus negocios en el mercado chino. También hemos visto inversiones de empresas de alta tecnología de China como Huawei y ZTE en Uruguay.

Uruguay fue el primero de los estados de América Latina y el Caribe que expresó su voluntad de participar en el BRI. Para el mercado de los países a lo largo de las rutas, Uruguay ha jugado un papel como centro logístico de la Franja y la Ruta para otros países de América del Sur. Las empresas chinas pueden utilizar las zonas francas y la infraestructura de transporte de Uruguay para mejorar su presencia en otros países de América del Sur.

Uruguay ha experimentado una verdadera revolución en la última década y ahora es el número 2 en el mundo en uso de energía limpia. Estamos clasificados solo después de Dinamarca, con casi el 98% de nuestra energía proveniente de fuentes limpias. 

Uruguay solía ser un importador de energía no tan limpia. Ahora, se ha convertido en un exportador de energía limpia a los países vecinos. Esperamos impulsar la inversión en hidrógeno verde y proporcionar nueva tecnología de hidrógeno verde a otros mercados. 

Dado que China también está trabajando arduamente para llevar a cabo la transición al uso de energía limpia, estamos abiertos a una cooperación que resulte en una mayor producción de energía limpia para China. 

Por otro lado, los paneles solares producidos en China han llegado a Uruguay a un precio razonable. Proporcionar este tipo de tecnologías a precios razonables ayuda a impulsar el uso de energía limpia en países en desarrollo como Uruguay.

Paulo Estivallet de Mesquita, embajador de Brasil en China: 

China ha sido el principal socio comercial de Brasil desde 2009, y Brasil ocupó el noveno lugar como principal socio comercial de China en 2020. 

El año pasado, Brasil y China establecieron un flujo comercial bilateral récord, con más de US$ 102 mil millones. Ya se logró un nuevo récord de comercio bilateral en 2021. De enero a setiembre, el comercio entre Brasil y China superó los US$ 105.000 millones. Por lo tanto, es justo decir que tenemos una relación comercial madura y mutuamente beneficiosa. 

Sin embargo, siempre hay margen de mejora y es por ello que eventos como la CIIE juegan un papel importante. Más de 22 empresas brasileñas estuvieron representadas, todas ellas con el objetivo de profundizar su conocimiento del mercado chino y aumentar su presencia local.

Para tener éxito en China, se debe tener una presencia constante aquí. Las empresas deben estar dispuestas a aprender la forma china de hacer negocios y adaptar su cultura institucional a esta realidad. 

Eso incluye aprender sobre lo que quiere el consumidor chino y estar disponible para establecer relaciones de persona a persona a largo plazo, que son características notables de la cultura empresarial en Asia en su conjunto.

Otro punto importante es darse cuenta de lo exigentes que son los consumidores chinos. Presentar un buen producto ya no es suficiente: los consumidores chinos quieren tener buenos productos, presentados de forma moderna y adecuada.

En cuanto a oportunidades, la creciente urbanización de China, la expansión de su clase media y el cambio de hábitos alimentarios significan que se fortalecerá la complementariedad entre las economías brasileña y china. En consecuencia, tendremos la oportunidad de diversificar nuestras exportaciones agrícolas a China, agregando lácteos, café y frutas a la lista de productos exportados. 

También creemos que Brasil está bien posicionado para convertirse en una fuente importante de insumos industriales para China.

En 2020, Brasil exportó más de US$ 67 mil millones a China e importó más US$ 34 mil millones. Brasil exporta principalmente soja, hierro, aceite, carne vacuna y celulosa. Las principales exportaciones de China a Brasil son teléfonos celulares, partes de televisores, LED y circuitos integrados.

Es relevante destacar la importancia de nuestro sector agrícola para China (y viceversa). Brasil es la principal fuente de productos agrícolas de China. En 2020, más del 20% de las importaciones agrícolas de China provinieron de Brasil. 

Eso significa que una parte sustancial de lo que el pueblo chino come todos los días proviene del sector agroindustrial de renombre mundial de Brasil. 

Brasil ha demostrado una y otra vez que puede suministrar alimentos sostenibles de alta calidad a precios competitivos, en las grandes cantidades que requiere el mercado chino.

Para muchos países, la crisis de salud mundial que estamos experimentando fue una señal para participar en el proteccionismo y desconectarse de la economía internacional. Eso no se sostiene cuando se trata de la relación entre Brasil y China. Hemos mantenido la apertura mutua y, como resultado, nuestro comercio bilateral ha seguido creciendo.

China tiene más de US$ 80 mil millones invertidos en Brasil, en sectores tan diferentes como energía, infraestructura de transporte e industria manufacturera. 

Brasil y China han decidido, sobre la base de un consenso alcanzado por el presidente Jair Bolsonaro y el presidente Xi Jinping, explorar las sinergias entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (BRI) y el Programa de Asociaciones de Inversión de Brasil (IPP). China ya es el mayor inversor extranjero en el IPP, pero creemos que hay espacio para mejorar la presencia de China en Brasil también en ese campo.

Luciano Tanto Clement, cónsul general de Argentina en Shanghai: 

Un total de 27 empresas argentinas ocuparon stands de 400 metros cuadrados en la exposición de este año. Todos ellos eran pequeñas y medianas empresas; 20 de ellas eran empresas vitivinícolas y el resto eran productores de otros productos agrícolas. 

Además de la carne argentina, también exhibimos pescados y limones. Los limones argentinos se han convertido recientemente en una importante exportación al mercado chino.

El mayor desafío que enfrentan las empresas argentinas es la distancia entre China y Argentina. La gente de los dos países todavía no saben mucho el uno del otro. Por esta razón, la CIIE es una plataforma para que Argentina promocione sus productos distintivos, como el vino y el pescado, entre los consumidores chinos y obtenga un mayor acceso al mercado chino. 

Los productores argentinos han trabajado duro en la preparación de esta exposición. 

Además de productos alimenticios, Argentina también exporta satélites y reactores de investigación. El país es un importante creador de sitios web en español y ha desarrollado tecnologías avanzadas para la comunicación digital. Argentina tiene cinco empresas unicornio o empresas privadas con más de mil millones de dólares de ingresos cada año.

Para las empresas argentinas, la clave para desarrollar negocios en China es encontrar socios chinos. Alentamos a nuestras empresas a trabajar junto con sus homólogos chinos para aumentar su presencia en el mercado chino.

En mayo de este año, firmamos un importante contrato con Shanghai Tongsheng Logistics Park Investment and Development Co. Ltd., que opera en una de las zonas piloto de libre comercio de Shanghai. 

En virtud de este contrato, la empresa ahora se encargará de todo el almacenamiento y la logística de los productos argentinos que ingresan al mercado chino.

Argentina y China han estado aumentando el comercio a medida que ambas economías continúan creciendo. Ante esto, somos muy optimistas. Se espera que el comercio bilateral durante los próximos dos años sea mucho mejor que el de este año.

 

Fuente: China.org.cn
Foto: INAC.

“Se dio la tormenta perfecta para que este año el gran favorecido en el mercado chino fuera Uruguay”

Entrevista con Daniel Castiglioni, director de Casti Trading, vendedor de carne sudamericana en China. Contenido exclusivo para socios y suscriptores de ACG.

 

¿Cómo está viendo el mercado de la carne vacuna en China?

Está muy movido y se están incrementando los precios constantemente, debido a la falta de carne en este momento, a la falta de proveedores, impulsado principalmente por las restricciones del gobierno argentino ya hace unos meses, que hizo bajar a la mitad la exportación de Argentina; y luego por los casos de vaca loca en Brasil. Brasil tiene bloqueada la entrada de carne a China bajo este pretexto, pero hay un trasfondo político detrás. 

Esto hizo que en los dos últimos meses se haya achicado mucho la oferta de carne en China, y se ha generado una pelea por poder hacerse de productos que hizo incrementar los precios. Estamos a un nivel peligrosamente alto comparado al año 2019, cuando luego se cayó todo.

¿Debe generar cierta alerta esta situación?

Sin dudas. Se debe aprovechar el buen momento, por supuesto, porque los precios son muy buenos, pero hay que ir de a poco y estudiando a nuestros clientes. Hay que entregar parte del volumen que nos piden, no todo, para de alguna manera no tomar tanto riesgo, porque no sabemos qué puede pasar hacia adelante. 

Se pensaba que Brasil ya iba a estar de vuelta en el mercado chino, pero aún no se sabe la fecha en que será rehabilitado. Cuando vuelva va a tener mucho volumen para mandar a China, y no se sabe que va a pasar con el mercado de carne.

¿Cuál es la razón política porque China no vuelve a habilitar a Brasil?

Lo que se habla tanto en Brasil como en varias partes, es que es una diferencia de hegemonía respecto al tema de la implantación de la tecnología 5G. Brasil no dejó participar a China o la dejó participar parcialmente, dándole la derecha a Estados Unidos. Por eso China está tomando algún tipo de penalización por otro lado. 

Generalmente la actividad fuerte de exportación de carne a China va hasta mediados de noviembre para llegar a tiempo para el año nuevo chino. ¿Es así?

Sí, se carga a mediados de noviembre. Te diría que los negocios fuertes están todos prácticamente hechos. Queda algo por embarcar para que llegue para el año nuevo chino, pero ya estamos llegando prácticamente al final. Se carga hasta mediados de noviembre como máximo.

¿Este fue el mejor año de actividad comercial para la carne uruguaya en China?

Diría que sí, sobre todo por este último trimestre. Se armó la tormenta perfecta, ya que en un mes y medido Argentina restringió las exportaciones, Brasil tuvo el caso de vaca loca y fue suspendido, y este es el momento del año en que se paga más, para el año nuevo chino.

Se dio todo junto y esto hizo que los precios treparan de manera precipitada y a niveles altos, lo que fue favorable para Uruguay. El gran favorecido en todo esto fue Uruguay.

¿Cómo impactaron los problemas logísticos en la actividad?

Sin dudas ha sido un problema. Todo el año fue complicado y en los últimos seis meses se vio más complicada la falta de contenedores y como consecuencia el incremento de precio en los fletes. 

Tanto lo difícil de conseguir contenedores y fletes como el impacto de ese costo en el negocio, es de considerar. Es difícil conseguir contenedores, que aparezcan y cuando los conseguís muchas veces después incumplen, no aparecen. También hubo paro en el puerto de Uruguay que tampoco ha ayudado mucho.

¿Cómo es la percepción de la carne uruguaya por parte de los importadores y consumidores chinos? ¿Hay una diferenciación del origen del producto?

Sin dudas hay una diferenciación, y más en estos momentos. La seriedad y la estabilidad de Uruguay en proveer carne de calidad ha sido valorada y es considerada por los chinos. Saben que Uruguay es el que siempre está, y cuando sucede algún problema como fue el etiquetado de los recortes de carne, se trabaja para solucionarlo. Hay una buena imagen de Uruguay como país. 

 

“La seriedad y la estabilidad de Uruguay en proveer carne de calidad ha sido valorada y es considerada por los chinos”

 

¿Por dónde ve las oportunidades para crecer en China?

Creo que la clave para crecer en China viene por dos lados. Uno es el tema de la hacienda. En Uruguay se ha faenado y se seguirá faenando de manera feroz, debido a los buenos valores. Lo principal para Uruguay en este momento, así como lo fue para Argentina también, es la reposición del ganado. 

El tiempo de reposición  y reproducción para poder tener las cabezas necesarias para abastecer a China en tiempo y forma. Si Uruguay tuviera el doble de cabezas de ganado, esa carne también se vendería a China. 

Creo que ahí está el desafío de Uruguay, en el tema reproductivo y en el volumen de la reposición de ganado, porque la capacidad de faena en Uruguay es buena.

Y el segundo punto, yendo más a lo específico del producto, es que el feedlot en China ha tenido un crecimiento importante en los últimos años.

Esto fue impulsado por la falta de carne australiana y por los problemas que tiene China con Australia. 

El de la carne de animales terminados a corral es un mercado creciente, donde está muy bueno que vayamos apuntando. Allí se viene haciendo un trabajo, se vienen vendiendo cada vez más productos de feedlot. 

Estamos trabajando en líneas que se presentan como un producto premium de Uruguay, carne de ganados de muy buena calidad, con 120 a 140 días de alimentación con granos, que mandamos a China. Esto antes era impensado.

¿Qué expectativas le genera un posible TLC con China?

Las mejores. Creo que hoy en día es fundamental, va a influir directamente en el negocio. Por ejemplo: hoy en día en la carne ovina Uruguay está en desventaja con respecto a Nueva Zelanda, que está enviando productos sin impuestos, porque tiene un TLC con China.

De alguna manera, eso se ve reflejado directamente en el precio y termina llevándose más el industrial y luego el productor. Lo que se le comieron los impuestos, termina de alguna manera, no volcándose en un 100% pero en una gran parte al productor. 

Por un lado va a ser un gran paso para diferenciarnos de la competencia, para seguir creando vínculos con China y para seguir siendo competitivos. 

¿En qué plazos estima para que esto se concrete?

Al ver lo que sucedió con Australia y Nueva Zelanda, creo que esto va para largo. Creo que los TLC se negocian, se preparan, se implementan; luego por lo general se van reduciendo los aranceles gradualmente, año a año se bajan puntos para al cabo de 10 años llegar al arancel de 0%. 

Creo que para arrancar faltarán tres o cuatro años, y luego habrá que empezar, para que en 10 años esté completo y en funcionamiento óptimo. 

Es fantástico que ya se esté hablando seriamente del tema. Estamos en el camino correcto. Quizás se ha venido trabajando desde hace mucho tiempo, sin importar el gobierno. 

Estando en China vi que siempre se ha ido arrimando el tema a la mesa de negociación, y había que buscarle un final. Es un tema de trabajo de muchísima gente y está buenísimo que ya estemos en la puerta para entrar al acuerdo.

 

“Un TLC con China va a influir directamente en el negocio cárnico”

 

¿Cómo es la actividad de Casti Trading?

Tenemos oficinas en Pekín y en Hong Kong. Nos dedicamos al comercio de carne, comprando en Brasil, Argentina y Uruguay. Tenemos todo tipo de clientes en China, tanto estatales como industriales, y empresas privadas que se encargan de la importación de carnes. 

Llegué a China en el año 2012, cuando recién se había empezado con la compra de carne en China. Hemos crecido y desarrollado un buen conocimiento del mercado 

Tenemos también una empresa más chica que se encarga de la distribución propia de algunos productos de alta gama, tanto en restaurantes como por venta online. 

¿Cómo describiría al consumidor chino? ¿Qué busca cuando va a comprar carne?

Es un mercado que está verde todavía. No hay tanto conocimiento de carne, están constantemente aprendiendo, pero los chinos aprenden muy rápido.

Entonces, es un mercado en crecimiento y desarrollo, pero con un crecimiento anual importantísimo, donde cada vez hay más consumidores que buscan carne. 

Se ha pasado del cerdo a la carne vacuna y se han quedado. Buscan aprender los métodos de cocción, siempre están muy inquietos en aprender sobre el producto, lo cual es muy bueno porque genera una cantidad de segmentos y nichos de mercado y oportunidades. 

Desde mi punto de vista, esto va a seguir siendo así. Valoran mucho el tema de la seguridad alimentaria y la calidad en los procesos de producción, en lo cual Uruguay sale siempre muy bien parado. Es importante mostrarles esa fortaleza y que entiendan que Uruguay está parado en esa posición.

¿Cómo es negociar con los chinos?

La relación con los chinos comienza principalmente con el conocimiento de las personas. Es necesario, primero que nada, desarrollar la confianza, y eso lleva un tiempo. Significa conocer a las partes, que te conozcan como empresario, para que luego hagan negocios de una manera más abierta y transparente. 

Es un proceso de mucho tiempo. La creación de la relación entre las personas es un concepto muy importante en la cultura china. Logrado esto, se negocia de una manera más transparente. Son muy peleadores con respecto a los precios.

 

“China va a seguir demandando el mismo volumen de carne o incluso más, y de manera estable durante todo el año”

 

¿Hay alguna fecha estipulada para que los extranjeros puedan volver a ingresar a China?

Hoy en día, con permisos especiales, los extranjeros pueden entrar a China. Se les otorga una visa, pero necesitan tres semanas de cuarentena en un hotel que otorga el gobierno chino. Por el momento no volveré, ya veremos cuando sea necesario. 

Todo indica que va a llevar mucho tiempo, porque el año que viene son los Juegos Olímpicos de Invierno, en Pekín, y ya anunciaron que no van a poner a la venta entradas para extranjeros, lo que indica que estas medidas van a seguir por un tiempo.

¿Cuáles son las perspectivas comerciales para el año que viene?

Puedo asegurar que China va a seguir demandando el mismo volumen de carne o incluso más, y de manera estable durante todo el año, que es lo más importante. Eso es muy alentador. 

En materia de precios hay que ver qué pasa con Argentina y Brasil, esto es clave. Mi opinión es que cuando vuelva Brasil y Argentina los precios van a bajar. Estamos en el punto más alto en este momento. 

De acá para adelante toca que los precios empiecen a bajar un poco, pero no creo que sea una gran caída como muchos chinos están diciendo. Creo que la caída del precio será de entre US$ 300 y US$ 400 por tonelada; el nivel de precio que se venía manejando antes de que Brasil saliera del mercado.

Uruguay recibió planteo formal de China para avanzar en la firma de un TLC

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, informó que primero se hará un análisis de prefactibilidad para luego avanzar en la negociación.

 

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, informó en conferencia de prensa que el Gobierno uruguayo recibió una oferta formal de la República Popular de China para iniciar el análisis de prefactibilidad para avanzar hacia un tratado de libre comercio entre ambos países. Este martes 7, el mandatario se reunió en la Torre Ejecutiva con representantes de todos los partidos políticos para informar sobre este acercamiento.

En la conferencia de prensa también participaron el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el prosecretario, Rodrigo Ferrés.

En la reunión con los partidos políticos estuvieron Pablo Iturralde, en representación del Partido Nacional; Julio María Sanguinetti, por el Partido Colorado; Guido Manini Ríos, por Cabildo Abierto; Pablo Mieres, por el Partido Independiente; Daniel Peña, por el Partido de la Gente; César Vega, por el Partido Ecologista Radical Intransigente, y María Jossé Rodríguez, por el Frente Amplio.

El presidente recordó las expresiones que brindara en las últimas cumbres del Mercosur, a favor del comercio exterior con todos los socios del bloque regional y que, de no ser posible, Uruguay intentaría ese camino. “Hubo una vocación histórica en nuestro país de pertenecer al Mercosur y, al mismo tiempo, abrir nuestros mercados y nuestras fronteras a distintos países del mundo”, especificó el mandatario.

Indicó que el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, mantiene contactos con sus pares del Mercosur para informar a los países los avances del proceso. Por ejemplo, el canciller uruguayo se comunicó con el argentino, Felipe Solá. Recordó las dos reuniones informales con el presidente argentino, Alberto Fernández, con quien habló para que Uruguay iniciara las negociaciones, comunicara y eventualmente convocara resto de los socios del Mercosur para avanzar.

 

 

Lacalle Pou también confirmó que Brasil está enterado y sostuvo que hay un retorno aceptable sobre el tema. “Esta respuesta formal de China nos hace ilusionarnos bastante”, subrayó. Respecto a Estados Unidos, como con otros países del mundo, dijo que Uruguay está abierto a firmar tratados comerciales. “Queremos abrirnos al mundo, tenemos esa vocación”, insistió.

Tras la reunión con los partidos políticos de este martes, el presidente mantendrá encuentros con delegados de las cámaras empresariales y los sindicatos. “Veremos quiénes serán ganadores y perdedores de estos acuerdos y si hay medidas compensatorias”, agregó.

Sobre el estudio de prefactibilidad, Lacalle Pou dijo que desde China se propuso su finalización a fin de año. “Veremos si es posible, haremos las cosas profesionalmente”, señaló el mandatario. “Estamos ansiosos y apurados, pero el apuro no puede llevar a equivocarnos, lo debemos hacer en conjunto”, apuntó.

China representa el 30% del comercio exterior uruguayo, básicamente materias primas. El presidente auguró mucho trabajo para concretar intercambios en materia de servicios, tecnologías, turismo y electrónica. “Confiamos en el trabajo de los uruguayos, en la excelencia de lo que producen. Debemos bajar barreras arancelarias que se nos ponen para entrar en una competencia en igualdad de condiciones (…). Con esa cancha abierta los uruguayos andarán bien”, enfatizó.

 

 

Lacalle Pou confía en que no haya rispideces con los países que integran el Mercosur, porque considera que Uruguay fue trasparente y leal. “Queremos la prosperidad de todos los países del bloque y estoy seguro de que el resto quiere lo mismo para Uruguay”, agregó. “Dijimos que el Mercosur en su conjunto tiene más poder negociador que solo; lo que no estábamos dispuestos o no creíamos oportuno es que, porque los demás países no avancen, el Uruguay deba quedarse quieto. Eso nos parecía, a todas luces, equivocado”, concluyó.

En tal sentido, Lacalle Pou aseguró que le importa el bienestar de los compatriotas y que a Uruguay le vaya bien. “Si podemos lanzar un tratado de libre comercio con China, y, eventualmente, con Estados Unidos, bienvenido sea. Esto no es uno u otro. Los dos, mejor. Uruguay perdió un tren en 2007, pero dos veces no lo vamos a dejar pasar”, aseveró.

Mencionó el anuncio del expresidente Tabaré Vázquez de noviembre de 2016, para la firma de un tratado de libre comercio con China en 2018, como ejemplo de vocación de todos los partidos para avanzar en este objetivo. Esto también motivó la convocatoria a los partidos políticos, complementó.

 

Fuente, fotos y videos: Presidencia Uruguay.

Proyecciones para el negocio de la ganadería de carne en 2022

El ingeniero agrónomo Rafael Tardáguila analizó la actualidad y perspectivas de la oferta y demanda mundial, con foco en el posicionamiento de Uruguay. Contenido exclusivo para socios y suscriptores de ACG.

 

Hay expectativa de que la demanda mundial de carne vacuna “seguirá muy firme” durante 2022, según analizó el ingeniero agrónomo Rafael Tardáguila, este lunes 16 durante una presentación que realizó al finalizar la reunión de precios de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

El ingeniero agrónomo repasó una serie de factores que podrían influir en la actividad durante el próximo año. En cuanto a la demanda sostuvo que China va a seguir comprando y que Estados Unidos va a volver a tener un papel importante como importador, en la medida que ingrese en la fase de recomposición de existencias. “En ese momento lo que más se limitará será la oferta de vientres, o sea de carne magra en Estados Unidos, que es básicamente lo que importa desde Oceanía y Sudamérica”, explicó. 

En relación a la oferta, dijo que algunos de los grandes productores, como Brasil, Australia y Argentina van a empezar a crecer. “Hay que tener en cuenta que lo que nos ha jugado muy a favor en los últimos dos años o en el último año y medio, fueron las recomposiciones de rodeos en Brasil y en Australia, con una escasa oferta de ganado, pero el año que viene empezarán a reaccionar”, advirtió.

Aclaró que “no es que vayan a tapar de carne al mercado internacional, pero van a tener más carne de la que tuvieron este año”.

Por otra parte, dijo que Argentina, pasadas las elecciones, y con la necesidad de divisas que tiene, es probable que vuelva a abrir las exportaciones.

“Ahora tendrá un precio bajo para el mercado interno, tratando de conquistar algunos votos más, y el año que viene abrirán de nuevo las importaciones, para tratar de recaudar la mayor cantidad de divisas posibles”, estimó.

Por lo tanto, Brasil, Australia y Argentina, que tuvieron una menor presencia en el mercado durante este año y que “jugaron a favor de Uruguay en 2021, no van a jugar tan a favor en 2020, porque van a tener un poco más de carne para volcar al mercado internacional”.

Uruguay

En cuanto al posicionamiento de Uruguay de cara al próximo año, Tardáguila señaló que “la oferta doméstica va a ser numerosa”, porque la generación de los 3 millones de terneros destetados en 2020 empieza a llegar a peso de faena, y “esto puede jugar en beneficio de la industria”.

En relación a los costos de los corrales de engorde, dijo que “todo indica que los precios de los granos seguirán altos, por lo tanto también seguirán altos los costos de producción de proteína animal”. 

Agregó que “la demanda sigue muy intensa. Hubo problemas enormes con la safrinha (zafrita en portugués) de maíz en Brasil, por la sequía”. Además se refirió a las altas temperaturas, sequía e incendios que afectan a las planicies del norte y noreste de Estados Unidos. 

En este marco, el consultor planteó que “la producción deberá hacer un esfuerzo para crecer con una base más pastoril”.

Por otra parte, señaló que “si este fue el mejor año de la historia de los corrales de engorde en Uruguay, sería difícil tener dos años consecutivos tan buenos”. 

Resumió que, en la medida que suban los precios de la reposición, que los precios de los granos sigan siendo altos y que el precio del ganado gordo no llegue a los niveles de este año, “tal vez haya una terminación un poco más pastoril que en los corrales”.

Relación flaco-gordo

El director de Fax Carne y editor de la revista Negocios Rurales de ACG sostuvo que si esta primavera y verano será Niña, como se pronostica, habrá que estar atentos a las cargas ganaderas. 

Sobre la relación flaco-gordo favorable para los internadores, consideró que “más temprano que tarde se va a corregir”, e insistió en que “los números de los corrales no van a ser tan buenos como este año”. 

Si bien planteó que no cree que la relación flaco-gordo llegue a los picos de 2015 o 2016, cuando el kilo de ternero era entre 40% y 45% más alto que el del novillo, también opinó que “va a estar lejos de 1 o 1,10, como está ahora”.

“Si ahora estamos en precios récord para el ganado gordo, es difícil que tengamos el año que viene un récord adicional, sobre todo teniendo en cuenta que Brasil, Australia y Argentina van a tener más carne para volcar al mercado internacional”, explicó. 

Este año el mercado de reposición no acompañó la tendencia alcista del ganado gordo, pero Tardáguila estimó que “el año que viene tendrá una relación más cercana a lo usual. No me imagino llegar a una relación de 1,40 o 1,45, como en los picos máximos de 2015 o 2016, pero sí una relación flaco-gordo mucho más parecida a lo normal, de 1,20 o 1,25”.

En definitiva, consideró que probablemente baje el precio del ganado gordo, mientras que la reposición, si el clima es relativamente normal, podría mantener los actuales niveles de precios.

Cuota 481

En referencia a la producción de ganado a corral, opinó que seguirá teniendo relevancia siempre que se le encuentren destinos alternativos para esa carne que paulatinamente deja de ir a Europa.

Explicó que “para la 481 están yendo menos cantidad de cortes”, y que Uruguay baja el valor absoluto de exportación para esa cuota, pasando de un máximo de 16.000 toneladas a las 12.000 toneladas que se comercializan actualmente. 

“La participación de Uruguay cada 1° de enero se va a seguir achicando, va a seguir bajando en el volumen de carne. Pero si el set de cortes que se manda a Europa se reduce, pero quedan los cortes de mayor valor, capaz que la cantidad de animales que se terminan con este fin no se vea tan alterada, y no caiga tanto como los volúmenes de exportación de carne”, planteó.

Por último, destacó que se van encontrando opciones de mercado para vender esos productos que los europeos van dejando de comprar, fundamentalmente en China, y algo en el mercado interno también.  

De esta forma, el ganado terminado a corral, podría seguir teniendo la relevancia de estos últimos años, cuando ha sido el gran dinamizador de la producción ganadera en el país.

Ministros Bustillo y Uriarte se reunieron con nuevos embajadores de Uruguay

Apuntar a la mayor eficacia y eficiencia de las futuras gestiones de los jefes de misión en los destinos en los que próximamente asumirán funciones, fue el centro del mensaje de los integrantes del Poder Ejecutivo.

 

El Ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, y el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, se reunieron con los Embajadores de la República designados para asumir funciones en Reino de Arabia Saudita, Egipto, Federación Rusa, Vietnam, Sudáfrica y República Dominicana.

El diálogo e intercambio entre los jerarcas y los embajadores designados fue a los efectos de apuntar a la mayor eficacia y eficiencia de las futuras gestiones de los jefes de misión en los destinos en los que próximamente asumirán funciones.

En este sentido, el encuentro permitió repasar las condiciones de acceso a los mercados de destino, incluyendo habilitaciones sanitarias, aranceles, medidas no arancelarias, relevancia de eventos de promoción comercial y oportunidades de captación de inversión.

Los objetivos son los de exportar más, exportar mejor, diversificar destinos, diversificar oferta exportable, captar inversiones y posicionar al Uruguay en temas estratégicos (innovación, proveedor de alimentos inocuos, seguros, de alta calidad y confiables).

Bustillo indicó que el plan estratégico establece la importancia de la participación de los sectores fundamentales de la producción nacional en los nichos de mercado mediante los que Uruguay puede generar transacciones.

En ese sentido, destacó el trabajo con el Ministerio de Ganadería, en función de la trascendencia de las habilitaciones de mercados y de variadas áreas que apuntalan las exportaciones.

A su vez, Uriarte resaltó el rol de los embajadores. “Son quienes identifican las oportunidades para el país y facilitan todas las acciones comerciales que un país exportador necesita en cuanto a representación”, añadió.

Aseguró que existe un estrecho vínculo entre Relaciones Exteriores y Ganadería, y afirmó que el trabajo es complementario.

La mayoría de los destinos a los que se trasladarán los Embajadores designados han sido identificados como mercados prioritarios para la agenda de trabajo 2021-2022 de la Cancillería, por lo que se han definido prioridades y un cronograma de trabajo para guiar los esfuerzos de inserción económica internacional del país y optimizar recursos. El plan de trabajo permite impulsar sinergias con otros ministerios competentes y el sector privado nacional.

Los diplomáticos designados son: Nelson Chabén en Arabia Saudita; Adriana Lissidini en Egipto; Cristina Carrión en República Dominicana; Daniel Castillos en Rusia; José Luis Rivas en Sudáfrica, y Raúl Pollak, en Vietnam.

 

Fuente: Presidencia de la República.

Lacalle Pou reafirmó que Uruguay quiere “jugar en la cancha grande” en materia de comercio exterior

El presidente de la República participó de una actividad en el marco del Día de la Exportación.

 

“La cabeza del Gobierno es potenciar nuestro mercado, facilitar trámites y abordar estructuralmente los precios de producir, industrializar y proveer servicios”, aseveró el presidente, Luis Lacalle Pou, en el Día de la Exportación. 

En su ponencia detalló los objetivos de mejorar el Mercosur e intercambiar con el mundo, disminuir el pago de aranceles, disponer de un puerto eficiente y agilizar los trámites burocráticos.

Ratificó que el Gobierno asumió el compromiso de abrir el país al mundo, porque confía en Uruguay y su gente. “Nos gusta jugar en cancha grande, y no en cancha chica y protegida”, manifestó Lacalle Pou. En ese sentido, recordó que la empresa uruguaya Dlocal, especializada en soluciones de pago y catalogada como unicornio, comenzó esta semana a cotizar en Wall Street. “Es un claro ejemplo de que los uruguayos tienen las condiciones para salir adelante. El Gobierno los tiene que ayudar”, subrayó.

Mercosur

El presidente dijo que se está en plena negociación sobre el Mercosur, acerca de lo que se generó una falsa dicotomía. Recalcó que no se trata de “pegar el portazo ni alejarse”, porque hay un vínculo íntimo con los países del bloque. A pesar de que se redujo el comercio dentro de la zona, “sigue siendo un lugar en el cual comerciamos y podemos mejorar, muchas veces, solo atenuando los trámites burocráticos”, señaló.

“Uruguay les está diciendo a los socios del Mercosur: ‘Vamos a jugar contra el resto del mundo, vamos a salir a los países que hoy son socios estratégicos y a los que todavía no lo son’”, expresó.

Recordó que China es el principal socio del comercio, ya que un 30% de las exportaciones son destinadas a ese país.

“Creemos que hay que fortalecernos en cantidad y con respecto a la diferencia de precios que tenemos con otros países que exportan lo mismo que nosotros. Estamos hablando de temas arancelarios, tenemos una meta clara que vamos a percutir, percutir y percutir, primero con nuestros socios del Mercosur y, después, golpeando puertas en el mundo”, subrayó.

Además, relató que el Gobierno también trata de “apagar incendios” que pueden surgir en la industria o en el algún sector específico. “Hay una cancillería presta para hacer las cosas. Contamos con una red de embajadores que golpean puertas y solucionan problemas”, sostuvo.

Vocación de mejorar el transporte y la logística

En su exposición, relató que analiza, junto con la Unión de Exportadores y agentes económicos, cómo es el puerto del futuro. “Tenemos matices. Lo que está claro es que, sea cual sea su configuración jurídica, el Gobierno ya tomó una decisión amparada en la ley y en conveniencias nacionales, de que tiene que ser eficaz y eficiente. Gran parte de eso va en el costo tarifario que tiene en el puerto”, asumió.

También expresó que existe un compromiso específico para mejorar, con la posibilidad, entre otras, de dragar el canal de ingreso al puerto y mantener el pasaje al Río de la Plata en una profundidad aceptable en comparación con el mundo, lo que puede determinar mejores volúmenes y menos costos de fletes, así como beneficiar a los exportadores.

Finalmente, demostró que se debe trabajar para digitalizar los trámites burocráticos.

 

Fuente: Presidencia de la República
Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad