*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 20 de junio de 2021 10:39 pm | USD promedio 43.78 | EURO promedio 52.16 | ARG promedio 0.34 | Real promedio 8.67

Ministros Bustillo y Uriarte se reunieron con nuevos embajadores de Uruguay

Apuntar a la mayor eficacia y eficiencia de las futuras gestiones de los jefes de misión en los destinos en los que próximamente asumirán funciones, fue el centro del mensaje de los integrantes del Poder Ejecutivo.

 

El Ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, y el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, se reunieron con los Embajadores de la República designados para asumir funciones en Reino de Arabia Saudita, Egipto, Federación Rusa, Vietnam, Sudáfrica y República Dominicana.

El diálogo e intercambio entre los jerarcas y los embajadores designados fue a los efectos de apuntar a la mayor eficacia y eficiencia de las futuras gestiones de los jefes de misión en los destinos en los que próximamente asumirán funciones.

En este sentido, el encuentro permitió repasar las condiciones de acceso a los mercados de destino, incluyendo habilitaciones sanitarias, aranceles, medidas no arancelarias, relevancia de eventos de promoción comercial y oportunidades de captación de inversión.

Los objetivos son los de exportar más, exportar mejor, diversificar destinos, diversificar oferta exportable, captar inversiones y posicionar al Uruguay en temas estratégicos (innovación, proveedor de alimentos inocuos, seguros, de alta calidad y confiables).

Bustillo indicó que el plan estratégico establece la importancia de la participación de los sectores fundamentales de la producción nacional en los nichos de mercado mediante los que Uruguay puede generar transacciones.

En ese sentido, destacó el trabajo con el Ministerio de Ganadería, en función de la trascendencia de las habilitaciones de mercados y de variadas áreas que apuntalan las exportaciones.

A su vez, Uriarte resaltó el rol de los embajadores. “Son quienes identifican las oportunidades para el país y facilitan todas las acciones comerciales que un país exportador necesita en cuanto a representación”, añadió.

Aseguró que existe un estrecho vínculo entre Relaciones Exteriores y Ganadería, y afirmó que el trabajo es complementario.

La mayoría de los destinos a los que se trasladarán los Embajadores designados han sido identificados como mercados prioritarios para la agenda de trabajo 2021-2022 de la Cancillería, por lo que se han definido prioridades y un cronograma de trabajo para guiar los esfuerzos de inserción económica internacional del país y optimizar recursos. El plan de trabajo permite impulsar sinergias con otros ministerios competentes y el sector privado nacional.

Los diplomáticos designados son: Nelson Chabén en Arabia Saudita; Adriana Lissidini en Egipto; Cristina Carrión en República Dominicana; Daniel Castillos en Rusia; José Luis Rivas en Sudáfrica, y Raúl Pollak, en Vietnam.

 

Fuente: Presidencia de la República.

“La cadena cárnica está pasando por un buen momento, con expectativas firmes de mercado y demanda”

Entrevista con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, exclusiva para suscriptores premium y socios de ACG.

 

¿Cómo ve al negocio ganadero en este momento?

La cadena cárnica está pasando por un buen momento, con expectativas firmes de mercado y demanda, tanto a nivel de carne vacuna como en las exportaciones de ganado en pie. 

El contexto le fue adverso en el último año y medio, sobre todo desde el punto de vista climático. Si no hubiera sido por eso, creo que el desempeño de la cadena habría sido mucho mejor. Ha tenido un desempeño destacable, incluso en el año de pandemia, luego del cierre del año chino y lo que ocurría en la Unión Europea. El año se cerró con valores que rondaron el promedio de los últimos años, por debajo del 2019 pero históricamente fue más que aceptable.

Hubo problemas, pero no tuvieron que ver con aspectos relacionados al mercado en sí, sino a problemáticas asociadas con la comercialización. Es lo que estamos transitando en este momento. El mercado es ampliamente dependiente de China, lo que lo hace muy vulnerable. Por eso estamos trabajando muy fuerte para diversificar los mercados del Uruguay y no depender tanto de uno solo. De todos modos, creemos que va a seguir siendo el principal mercado de Uruguay en lo que resta del año.

El negocio agrícola se presenta muy positivo. Es posible que baje la producción de terneros este año y el año que viene, y esos espacios puedan ser ocupados por la agricultura, que podría volver a crecer este año.

El agro no ha parado nunca, ha tenido un desempeño más que aceptable y eso se lo tenemos que reconocer y agradecer a todos los trabajadores del agro. Estamos llamados a renovar esfuerzos y que el agro este año sea un protagonista aún más importante de lo que fue el año pasado. Los mercados se han recuperado, hay un rebote de precios y es esperable que no nos pase una tercera seca consecutiva. Esperamos que este verano sea más generoso de lo que fueron los dos anteriores.

¿Están solucionados los inconvenientes de etiquetado en China?

Todavía tenemos mercadería que está llegando a puertos, y se van solucionando los problemas en la medida que van apareciendo. El actual volumen de contenedores (con este problema) es menos de la mitad de lo que fue al inicio. Lo que tenemos que destacar y agradecer a todos lo que hicieron posible que esto fuera así, el mercado se mantuvo abierto, se mantiene activo y normal, y bastante más fuerte que a esta misma altura del año pasado; esto es más que satisfactorio.

Somos bastante optimistas en poder solucionar todo y que esto haya quedado como una muy mala experiencia y nada más.

¿Hay alguna fecha prevista para la rehabilitación de BPU?

Estamos a la espera. Hemos hecho todo lo que está de nuestro lado, contestando las preguntas que llegaron de China y estamos a la espera de que se dé pronto.

¿Cómo está observando la situación del cierre de las exportaciones de carne por parte de Argentina?

Con expectativa. En la medida que se mantenga en 30 días el impacto esperado será menor. Hay temor debido a la alta necesidad de proteína animal que tienen los chinos.

Mucha gente piensa que se puede alargar ese período, porque la vez anterior pasó lo mismo y terminó siendo bastante más. Si eso ocurre, se va a fortalecer aún más la demanda, es lo esperable.

¿Están trabajando en la apertura de algún mercado o en ampliar alguna cuota?

Ojalá sean las noticias que podamos dar pronto, son temas que se están trabajando. Ampliar la cuota a Estados Unidos, sobre todo de carne de calidad; abrir mercados del Sudeste Asiático, que que tienen un potencial enorme, una gran población, que cada vez come más carne; y Medio Oriente, que también tiene bajos aranceles y se presenta como alternativa.

Estamos trabajando en equipo, todo el gobierno, tratando de que se haga realidad lo antes posible, sobre todo para estar preparados en caso de que esta alta vulnerabilidad del mercado chino nos exponga a situaciones que no queremos y que ya vivimos en el pasado.

¿La decisión de Nueva Zelanda de prohibir la exportación de ganado en pie le pone presión a Uruguay? ¿Se mantiene el respaldo del gobierno a esa actividad?

Se mantiene el respaldo porque es una herramienta muy importante para asegurar las bases de la cadena productiva.

Lo bueno es que ya no dependemos tanto de un solo mercado, Turquía, y de una sola categoría, que eran los terneros enteros (sin castrar). La actividad se ha diversificado, con ganado lechero, pero también vientres de razas de carne, con diferentes empresas y mercados. Hoy Turquía no debe llegar al 40% del mercado de exportación de animales en pie, cuando antes superaba el 80%, y eso es bueno. 

Por otra parte, nuestros competidores ya no tienen la misma fuerza que tenían antes. Pero los desafíos que tiene la exportación de ganado en pie están relacionados a otros aspectos que los estamos atendiendo y que fueron los que obligaron a los neozelandeses a tomar su medida. Esa medida fue suspender las exportaciones de ganado en pie, básicamente de Holando a China, por aspectos relacionados con la seguridad de los barcos y el bienestar animal. 

Hubo un accidente el pasado febrero en las costas de Japón. Un barco que transportaba 5.000 vacunos fue afectado por un tifón, y además de los vacunos fallecieron cerca de 40 tripulantes. Eso pegó muy fuerte en la sociedad neozelandesa, que decidió parar un poco y repensar el negocio. 

Nosotros estamos estudiando a fondo todas las medidas que estén relacionadas con el bienestar animal en este tipo de mercado y esa es una de las tareas que el nobel Instituto Nacional de Bienestar Animal tendrá por delante. 

¿Qué novedades tienen respecto a la huella ambiental de las emisiones de efecto invernadero de la ganadería?

Por suerte hay una respuesta a nivel del gobierno. Estamos trabajando no solo con la institucionalidad agropecuaria sino también con el Ministerio de Ambiente para fortalecer las estrategias que el país debe seguir en ese sentido.

En Uruguay tenemos ejemplos que se pueden seguir, hay formas tradicionales de producción, que debemos valorarlas más que nunca. No debemos dejarnos enceguecer o encandilar por aquellos sistemas muy productivistas de altos insumos y que no tienen en cuenta la preservación de nuestros recursos naturales. 

Debemos estudiar lo que está ocurriendo en la industria láctea de Nueva Zelanda para que no nos pase lo mismo y podamos tomar las medidas a tiempo. Hay ejemplos a nivel de lechería, como el tambo de Pablo Pérez, que fue recientemente premiado por el Ministerio de Industria, por su sistema de energía circular. Allí se procesan todos los efluentes y se genera energía y fertilizante, prácticamente sin afectar las napas freáticas ni las aguas superficiales. 

Ese es un ejemplo de producción, a la que Uruguay tiene que apostar y desarrollarse para reducir las huellas del impacto ambiental de nuestra agropecuaria. Ese es el camino y estamos trabajando convencidos de eso.

¿Eso quiere decir que puede haber alguna regulación para la producción a corral?

Tenemos que ser conscientes. En cualquier actividad que realicemos tenemos que reducir al mínimo la huella de impacto ambiental. Hemos detectado problemas en corrales que no los podemos generalizar. Tenemos que exhortar a que tanto los corrales como los tambos puedan acceder a un correcto manejo, sobre todo de los efluentes, y no contaminar las napas freáticas y las corrientes de agua. Ese es el desafío que tenemos.

¿Cómo viene funcionando internamente el MGAP?

El MGAP hoy tiene unos 1.600 empleados, más 200 contratados y tiene 900 con causal jubilatoria. Estamos en un plan de reestructuración, de repensarnos para poder seguir brindando los servicios e incluso mejorar su calidad.

Vamos a tener que trabajar en los puestos que faltan, pero a la vez en el desarrollo de nuevas estructuras, de más tecnología, de roles diferentes que nuestros funcionarios puedan desempeñar de manera tal que podamos ajustarnos mejor a esa realidad. 

Una de las prioridades del MGAP es la digitalización, y esperamos avanzar mucho más fuerte a partir del año que viene. 

¿Cómo observa el rol del consignatario de ganado en la cadena cárnica?

Es fundamental, por diversas razones hace posible que la cadena funcione. Es muy clara la participación en el mercado del ganado gordo, atendiendo necesidades del relacionamiento entre los eslabones de la cadena, para una mejor articulación. 

De la misma manera creo que el rol del consignatario, sobre todo en el negocio ganadero, ha ido cambiando a lo largo del tiempo. La figura de consignatarios históricos como Sixto J. Dutra o Alejandro Victorica, no es la misma que hoy los consignatarios hoy realizan. 

Se desarrolló una profesión, que se ha ido reinventando, siendo generadora de alternativas comerciales muy importantes, como los remates por pantalla, pero no es la única. 

Es un articulador, alguien que genera propuestas que son necesarias para el negocio ganadero. No es conectar al comprador y al vendedor y cobrar una comisión por eso. Esa es una visión muy simplista del consignatario, que hoy es un articulador, un asesor, un prestador de servicios, no solo en los negocios sino hasta social, en diferentes necesidades que tiene el productor.

Creo que la función del consignatario para sobrevivir en el mercado, que cada vez es más competitivo, tiene que estar orientado a eso, a una visión más integral del negocio y no solo concretar una compraventa. 

Es fundamental la información que genera ACG para transparentar el punto oscuro de los precios, con las tablas que se publican desde hace muchos años, algo totalmente innovador y de gran ayuda para el sector productivo. Los exhorto a seguir en esa senda, de pensar en forma amplia y aportando soluciones al negocio ganadero.

 

Foto: Presidencia de la República
Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad