*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 4 de febrero de 2023 11:14 pm | USD promedio 38.57 | EURO promedio 42.12 | ARG promedio 0.1 | Real promedio 7.89

Perspectivas para la exportación de ganado en pie

ACG consultó a operadores del mercado que analizaron el negocio de cara al próximo año, considerando distintos aspectos como la oferta, la demanda, los costos, la logística y la sanidad, entre otros.

 

Las actuales relaciones de precios generan expectativas de una mayor corriente de negocios para la exportación de ganado en pie en 2023, según analizaron operadores consultados por ACG. 

El año 2022 fue un ejercicio de muy escasa actividad comercial en ese rubro, debido a los altos precios del ganado, del petróleo y de los fletes. Sin embargo, en las últimas semanas hubo un quiebre en el mercado, que pone a las empresas exportadoras otra vez en carrera.

Alejandro Dutra, integrante de la Unión de Exportadores de Ganado en Pie y director de Escritorio Dutra Ltda, comentó que “están mejorando las chances de negocio de ternero entero para Turquía, y se está hablando con alguna empresa que está con intenciones de exportar. Creo que saldrá algún barco antes de fin de año. Hay que ver qué disponibilidad de oferta de terneros enteros hay en este momento”. 

Sostuvo que, “al bajar el precio del ganado se activa inmediatamente el mercado de Turquía, porque es un país que está tratando de comprar permanentemente. La actividad de la exportación de ganado en pie durante 2022 fue muy baja, debido a los altos precios del ganado en Uruguay. Era muy difícil concretar negocios”.

En cuanto al mercado de hembras jóvenes para China, señaló que “hay más de una negociación en curso”, ya que “la baja del precio del ganado hace más interesante el negocio”. 

Por otra parte, recordó que Nueva Zelanda dejará de exportar ganado en pie en 2023, y es uno de los grandes proveedores de China; y también están los temas políticos que afectan la relación comercial entre China y Australia. Estos factores reducen la oferta y es probable que la demanda presione con mayor intensidad a la exportación en pie desde Uruguay. 

Señaló que la logística interna “funciona impecable”, tanto en el transporte, como las cuarentenas y los servicios sanitarios oficiales, y a nivel de barcos y puertos “tampoco hay problemas”, afirmó.

Terneras y vaquillonas a China

Por su parte, el exportador Federico Di Santi, dedicado a la comercialización de hembras jóvenes a China, confirmó que concretará un negocio de 10.000 cabezas que serán embarcadas en marzo y que está negociando otro contrato. 

El embarque de marzo incluirá terneras y vaquillonas de 1 a 2 años Holando (30% aproximadamente) y de razas carniceras (70%), mayoritariamente Angus, con la posibilidad de incluir algunas Hereford. Como es tradicional, se tratará de ganado soltero, con destino a reproducción.

“La exportación de ganado a China venía muy trancada, por el precio de los ganados. Pero esta corrección de los precios a la baja, no solo del ganado sino también del petróleo y en consecuencia de los fletes, seguramente repercutirá en un fortalecimiento de la corriente de negocios a China, porque la demanda está”, dijo Di Santi a ACG.

Durante 2022 esta empresa no concretó negocios de exportación a China debido a los altos costos; pero en 2021, cuando las relaciones de precios eran más favorables, la firma exportó más de 50.000 cabezas. 

Di Santi confirmó que la operativa de compra de estos ganados ya está en marcha. “Hemos venido comprando ganado para este próximo embarque, hay un mercado muy ofrecido. Las últimas compras las realizaremos a fin de este año y principios del año que viene. Estamos tratando de hacer un negocio sobre fin de año para ayudar a los productores a aliviar las cargas de los campos, considerando la situación climática”, señaló.

Sobre los problemas sanitarios que afectan a la ganadería, el exportador dijo que “hay que cuidarlos extremadamente”, porque no solo pueden complicar un negocio puntual sino generar mayores complejidades en la operativa, que generalmente incrementan los costos, y en un caso extremo incluso puede complicarse el acceso al mercado.  

En cuanto a la logística, comentó que las dificultades que se vieron durante la pandemia para las cargas en contenedores no afectaron tanto al rubro de la exportación de ganado en pie. “Hubo un momento en que la complejidad aumentó, pero la logística no fue tan complicada. Sí hubo un impacto por el lado de los costos”, dijo. 

Di Santi también planteó que el clima será un factor que influirá en el mercado. “Si sigue presionando, tal vez veamos una baja más pronunciada en el precio del ganado, pero luego podrá haber algún efecto rebote, como suele ocurrir, lo que podría generar alguna distorsión”, advirtió. 

Pero, en definitiva, sostuvo que “si los valores de los ganados son menores a los del primer semestre de este año, y el precio del petróleo se mantiene en los actuales niveles, seguramente veremos una corriente exportadora más activa”. 

Por lo tanto, consideró que “estamos en las puertas de un año que será mejor que el 2022 para la exportación de ganado en pie”.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad