*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 1 de febrero de 2023 11:28 pm | USD promedio 38.68 | EURO promedio 42.05 | ARG promedio 0.1 | Real promedio 7.98

¿Qué está pasando con el mercado de la carne vacuna en China?

Esta fue la primera pregunta que ACG le planteó a Daniel Castiglioni, director de Casti Trading, vendedor de carne sudamericana en el país asiático. Entrevista exclusiva para socios y suscriptores de ACG. 

 

¿Qué está pasando con el mercado de la carne vacuna en China?

Estamos viviendo una situación de las más complicadas en el último tiempo. Venimos en una caída de precios fuerte, abrupta, que se hizo más intensa en las últimas cuatro semanas. 

Esto se debe a la situación del covid en China, con ciudades confinadas y bajos niveles de consumo de carne, que han hecho que se acumule mucho stock en los depósitos. Eso fue lo que generó esta fuerte caída de precios. 

¿Hay una estimación del volumen de ese stock de carne en China?

No hay información muy transparente con respecto a eso. El gobierno chino muchas veces interviene en muchos temas, cuenta con stocks estatales, y cada tanto saca productos al mercado para apaciguar la suba de precios. De hecho, esto ha sucedido en las últimas semanas, y por eso el golpe fue aún más fuerte. 

No hay números transparentes. Lo que se sabe es que hay mucho stock, que de algunos productos hay menos y se necesita, pero no sabría decir bien la cantidad. 

¿En qué porcentaje cayó el precio de la tonelada de carne vacuna?

Ha venido cayendo, en torno a un 30% en las últimas dos semanas. Fueron caídas importantes. 

¿En qué precio promedio se está ubicando la tonelada?

Depende del producto, pero los precios en algunos casos han caído entre U$S 700 y U$S 800 por tonelada. 

¿China está comprando carne en Brasil porque es donde consigue mejores precios?

Brasil es el país que se ve más perjudicado por estas frenadas grandes de China, por su gran capacidad de producción y por la capacidad de acumular mucha mercadería rápidamente si no se mueve a las velocidades que está acostumbrado. 

Debido a esta situación, con un freno casi absoluto de las compras de China en las últimas tres o cuatro semanas, Brasil ha acumulado volumen y se encontró en la necesidad de vaciar depósitos. 

Por lo tanto, Brasil ha tenido que bajar precios de forma importante para poder mover sus productos, fue algo que pasó en las últimas dos semanas. Esto hace que China se alerte, porque ve que Brasil vende más barato y espera para ver cuál será el piso.

¿Cómo explica que este año China haya comprado de forma más agresiva en el primer semestre, cuando por lo general compra más en el segundo semestre?

Todo el mundo esperaba que ahora se diera la demanda más fuerte de China, pagando los precios más altos del año, porque es cuando suelen hacer las compras para el año nuevo chino. 

Pero se hicieron grandes compras en la primera parte del año y los confinamientos por el covid generaron un menor consumo. Por lo tanto, los stocks no bajaron lo que se esperaba que bajen y se vuelva a comprar en esta época del año.

¿Este stock sería suficiente para atender la demanda del año nuevo chino?

No está muy clara esa situación. Entiendo que esos stocks van a cubrir gran parte de la demanda, pero no será suficiente, y tendrán que hacer alguna compra puntual. 

¿Cómo influye el tipo de cambio en todo esto?

Para ellos se vienen encareciendo los precios en dólares, y eso hace que esperen para ver cuál es el piso, no compran hoy porque mañana puede estar más barato. 

Para que se reactiven las compras nuevamente, algo que va a suceder en algún momento, es necesario que se estabilicen los precios.  

¿Cuáles son las perspectivas de mediano y largo plazo para la carne en el mercado chino?

Las perspectivas para la próxima semana es de que se estabilicen los precios, esperamos que sea lo antes posible. En algún momento va a tener que suceder. 

Empezarán las compras tímidamente, creo que en noviembre y diciembre la demanda no será tan buena, porque van a esperar que pase el año nuevo chino. 

Cuando se retomen las compras será a precios nuevos y con demanda fuerte en volumen; y luego el precio se irá incrementando, como ha pasado en los últimos años. 

Veníamos trabajando a precios muy altos, históricos. Ahora se rompió el mercado, se estabilizarán los precios, y luego probablemente empecemos otra escalada de precios, porque la realidad es que no hay suficiente carne vacuna para abastecer la demanda china. 

Lo importante sería que China estabilice el consumo. Que se corten las restricciones por el covid; y que en la medida de lo posible mejore el tipo de cambio, aunque eso es secundario.  

¿Esa reactivación de las compras puede darse a través de algunos productos cárnicos en primera instancia, o cree que cuando vuelvan a comprar demandarán todos los cortes?

Hoy en día algún negocio puntual se hace, por algún producto de cierta planta en particular, que estaba desabastecido. Pero eso depende mucho del movimiento que haya tenido cada empresa. 

Pero cuando vuelva la demanda de grandes volúmenes, creo que será por todos los productos. 

¿Cómo ve las inversiones que está realizando China en ganadería, para la producción de su propia carne vacuna?

Está invirtiendo cada vez más, importando ganado en pie, pero están muy restringidos en el volumen que pueden producir para abastecer su consumo. Esa es una realidad. Creo que por ahora esa no es una amenaza para las exportaciones de carne vacuna a China.

¿Mientras tanto están trabajando con algún mercado alternativo?

Algunos mercados alternativos, como Estados Unidos y Canadá, han ayudado, pero con algún producto puntual, no con todos. Rusia también ha comprado algún producto si el precio le sirve.  

La importancia de China radica en que es un mercado que consume todos los productos, durante todo el año, y no por temporada. Así que necesitaremos a China sí o sí para mantener el ritmo de faena y el precio del ganado. Es un mercado fundamental. 

¿Cómo ve el posicionamiento de Uruguay en China?

La carne uruguaya ha hecho un muy buen trabajo en China y es reconocida principalmente por la seriedad del productor uruguayo a la hora de hacer negocios, así como por la calidad y uniformidad del producto.

Saben que cuando compran carne uruguaya no tienen sorpresas, es un producto de calidad y uniforme. Eso es algo muy valorado, sobre todo cuando se compara a Uruguay con otros países productores, que no cumplen tanto con esos requisitos. 

¿Cuál es el gran desafío ahora en ese mercado?

El gran reto es estabilizar el precio del ganado, en relación a los precios de la región, para poder ser competitivos cuando China retome la demanda. Eso es clave, porque veníamos con valores extremadamente altos por el ganado, que estaban haciendo muy difícil el negocio en China. Uno de los motivos de la caída de la demanda fue este, que los precios de la carne estaban muy altos.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad