*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 22 de septiembre de 2021 8:17 am | USD promedio 42.74 | EURO promedio 50.12 | ARG promedio 0.27 | Real promedio 8.3

“Los tres principales mercados que tiene la carne uruguaya están con avidez y somos optimistas”

Entrevista con el presidente de Athena Foods Uruguay (Minerva), Ignacio Gamio. Contenido exclusivo para socios y suscriptores.

 

¿Cómo analiza este momento para el negocio cárnico?

Es un momento muy especial, fue un año de muchísima incertidumbre a causa del coronavirus. La economía mundial empieza a retomar la actividad, y los principales mercados de la carne uruguaya están en un momento de mucha demanda y de crecimiento económico. Ni que hablar la demanda de China, que está fuerte, con precios estabilizados desde hace un tiempo, pero con una demanda muy fuerte. La economía de Estados Unidos está creciendo, y la carne uruguaya también es muy demandada ahí. Por suerte en Europa la pandemia dio la posibilidad de mayor libertad y el consumo de carne también aumentó. Entonces, los tres principales mercados que tiene la carne uruguaya están con avidez, y somos optimistas.

 

¿Y la industria frigorífica uruguaya cómo está actualmente?

Tuvo momentos bastante complicados, sobre todo por la falta de disponibilidad de materia prima, que es la base de la actividad de cualquier industria. Tuvimos una disponibilidad muy baja en 2019 y 2020, después de niveles de actividad muy importantes y de una exportación de ganado en pie que era demasiado alta, que hizo que no tuviéramos el volumen de ganado necesario para faenar. Hoy la realidad es otra. El nivel de actividad se ha mantenido en niveles altos, y estamos recuperando los niveles de faena a los que estábamos acostumbrados. Eso permite un trabajo más importante de la industria, para ir diluyendo costos, porque los costos de producción en Uruguay son muy altos, y este problema se agrava cuando hay bajo nivel de actividad. En definitiva, hoy tenemos buen nivel de actividad, buena colocación de nuestros productos y un mercado de exportación que está demandante. Todo esto nos hace ser optimistas. 

 

¿Cómo califica el momento de Athena Foods en Uruguay?

Estamos con un nivel de actividad importante, con las tres plantas trabajando a full, faenando entre 12.000 y 13.000 reses por semana; y estamos cubriendo todos los mercados que nos están solicitando negocios. Todo esto es muy importante. 

 

¿Cómo está posicionada Minerva a nivel global?

Creciendo mucho. Es el principal exportador de carne vacuna de Sudamérica. Tiene un desarrollo en los principales países productores de carne y podemos ir cumpliendo con nuestros clientes, en función de las posibilidades que ve el mercado en cada uno de esos orígenes. Hoy vemos que la limitación de las exportaciones desde Argentina y Uruguay está tomando esos espacios. Los clientes pueden estar tranquilos de que Minerva les va a cumplir con un producto de calidad, acorde al que están acostumbrados a recibir. Lo que les estamos dando a nuestros clientes es la tranquilidad de que somos un proveedor de confianza en cualquier momento.

 

“La gente que invirtió en Minerva se siente conforme con la actividad de la empresa en Uruguay”

 

¿Y desde la dirección internacional de la empresa cómo ven a Uruguay?

Minerva compró su primera planta en Uruguay en el año 2011, fue el frigorífico PUL; en 2014 compró la planta de Frigorífico Carrasco; y en 2017 Frigorífico Canelones. Son tres plantas sumamente importantes, y estas inversiones hablan de la confianza que tiene en Uruguay la dirección de Minerva, así como de las posibilidades que ofrece el país. Pasamos por un momento difícil, muy complicado por la estructura de costos de la industria frigorífica en general, en 2019 y parte de 2020. Pero hoy la heterogeneidad de mercado, con la amplia posibilidad de colocación de productos, y con la base productiva que tiene una materia prima de mucha calidad. Todo esto nos permite avizorar un futuro importante y un presente adecuado para continuar con el desarrollo de Minerva en Uruguay. Incluyo en este análisis a nuestros proveedores y funcionarios. La gente que invirtió en Minerva se siente conforme con la actividad de la empresa en el país.

 

¿Proyectan realizar alguna otra inversión en Uruguay?

Este tipo de empresas siempre está con el radar pendiente de las oportunidades. Creemos que hoy el nivel de actividad y posicionamiento de mercado que tiene Minerva en Uruguay es adecuado. No están proyectadas nuevas adquisiciones en el corto y mediano plazo, pero siempre se está atento al negocio y a los movimientos que se den en el mercado.

 

¿Dónde cree que estarán las mejores oportunidades de negocios en el futuro?

Creo que estarán por el lado de los productos de calidad y sustentables. La producción basada en el cuidado del medio ambiente es donde estarán las oportunidades. Hacia allí está apuntando la empresa. Esa es una oportunidad muy importante, no solo para Minerva y Athena Foods, sino para todo el Uruguay.

 

“En la producción basada en el cuidado del medio ambiente es donde estarán las oportunidades. Hacia allí está apuntando la empresa”

 

¿Cuál debe ser la estrategia para enfrentar a los detractores de la carne?

Hay que reaccionar con tranquilidad, con mucha información y datos objetivos. Los detractores siempre están y siempre estarán. Y toda la cadena cárnica tiene que dar una respuesta contundente y basada en datos objetivos. El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), el Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Ministerio de Ambiente y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria están dando una mano importante en esto. Uruguay va a salir en bloque a responder, y lo hará con datos objetivos a este tipo de amenazas a la producción de carne. Los datos objetivos, coherentes, medibles y contrastables con esta información es lo que va a poner luz, con una versión real de cómo es la producción de carne en Uruguay.

 

¿Cuáles son las perspectivas para la carne terminada a granos?

Es un negocio que, como dice el Dr. Alvaro Ferrés, tiene tres patas: el precio de la reposición, el precio del grano y el precio del ganado gordo. Que los tres estén alineados a veces es muy difícil. Hoy el precio del grano es muy importante, pero el precio de la reposición le está dando una oportunidad al negocio del corral. Por otro lado, el precio de exportación de este producto, que es notoriamente diferenciado, también permite hacer alguna diferencia. No creo que Uruguay tenga la posibilidad de aumentar demasiado la producción de carne a granos, pero sí manejar los volúmenes que se están manejando hoy, y por qué no un crecimiento sostenido en el largo plazo. Lo importante es que sea sustentable y rentable para el productor y para la industria frigorífica, que está deseosa de ese producto.

 

“Somos optimistas en cuanto al nivel de actividad del segundo semestre”

 

¿Está creciendo la demanda de China por este tipo de producto?

Exacto. China, Corea del Sur y Japón. Sabemos también que el gobierno uruguayo está buscando alguna cuota especial para carne HQB (carne de alta calidad, por su sigla en inglés) en el mercado de Estados Unidos. Es un producto de mucha calidad, diferenciado, que seguramente irá encontrando sus nichos en diferentes mercados.

 

¿Qué actividad proyectan para los próximos meses?

Agosto es un mes de menor oferta de haciendas. Tenemos la ventana de cuota 481, para julio y agosto estamos planificando niveles de actividad normales en las tres plantas. En setiembre se empezará a normalizar el nivel de actividad, y podremos volver a los volúmenes que estamos manejando hoy. Somos optimistas en cuanto al nivel de actividad del segundo semestre, que vendrá de la mano de una cantidad de negocios que se vayan concretando en julio y agosto, para el último trimestre del año, y eso definirá nuestro nivel de actividad. 

 

¿Cuáles serían los costos estructurales más importantes a solucionar?

Lo más importante es que hay una agenda general de la industria frigorífica, el INAC, MGAP, Ministerio de Economía y Finanzas y Ministerio de Relaciones Exteriores, a nivel de Procarnes. Ese es un ámbito de discusión válido, allí están los principales puntos en los que debe actuar Uruguay, con prioridades, pero entre todos podemos encontrarle la salida a los problemas de competitividad de la cadena cárnica uruguaya. Los aranceles son algo que la industria por sí sola no puede manejar, es un tema estrictamente del gobierno, y estamos muy esperanzados en las negociaciones que el propio presidente de la República está llevando adelante y puede haber una salida interesante. Con respecto a los mercados, el Sudeste Asiático le abre una oportunidad muy interesante al Uruguay y no podemos dejar pasar esa oportunidad. Debemos tener la mayor cantidad de mercados abiertos, y aprovechar las bondades de cada uno de ellos. No podemos estar pensando como el fútbol, que Maracaná va a ser eterno. Tenemos que trabajar todos los días para mejorar nuestra competitividad. Nuestros vecinos han mejorado mucho. Hoy el estatus sanitario de Brasil es mejor que el de Uruguay, y las posibilidades de acceso a mercados de Brasil son prácticamente idénticas a las de Uruguay. Argentina tiene sus limitaciones propias pero en algún momento volverá a despertar, y ya sabemos qué pasa cuando Argentina se pone a producir. Así que Uruguay debe apretar el acelerador a fondo, solucionar problemas de base, que vienen de muchos años atrás, y no tengo dudas de que nuestras autoridades son capaces de resolverlos. 

 

¿Cree que Uruguay debe dejar de vacunar contra la fiebre aftosa?

Es un tema que ya se discutió. En su momento INAC trajo una consultora que mostró que eso no cambiaba los números de Uruguay y significaba un riesgo. No quiero dar una opinión, sería atrevido de mi parte, pero debemos de tener en cuenta que el peso de la ganadería es muy importante en la economía uruguaya, y cualquier decisión que tomemos debe ser consensuada entre todos los actores. No creo que una sola parte pueda opinar, sino que es algo que debe ser resuelto entre todos.

 

Foto: Gentileza Athena Foods.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad