*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 27 de mayo de 2024 11:07 pm | USD promedio | EURO promedio | ARG promedio | Real promedio

En EEUU crece sustancialmente la preferencia por carne alimentada a pasto

Un periodista australiano constató el fenómeno al recorrer grandes supermercados en Texas, donde los consumidores de mayor poder adquisitivo la perciben como un producto más natural.

Estados Unidos es conocido por sus gigantescos supermercados, estilo almacén, donde venden de todo, desde armas hasta carne picada y requieren un carrito eléctrico para recorrerlos. Un tipo diferente de experiencia de compra está ganando popularidad.

En mi reciente viaje a Texas me llevaron a un recorrido por Central Market, un minorista de lujo, propiedad de la cadena de supermercados de Texas HEB. La tienda estaba en el distrito River Oaks de Houston, que está rodeado por algunos de los barrios más ricos de la ciudad.

Todo en la tienda era extravagante y estaba hecho a la medida de los bolsillos profundos. Puede comprar un kit de cócteles o una botella de vino de US$ 200, diseñar su propia tabla de quesos y ensalada para que la prepare el personal, recoger un ramo de la floristería interna y preguntarle al carnicero de dónde es la carne y cómo cocinarla.

Me dijeron que algunos supermercados en los Estados Unidos van más allá y tienen bares y restaurantes internos, con chefs para cocinar toda la comida que acaba de comprar.

Pero una de las partes más notables del supermercado era su obsesión por la carne vacuna alimentada con pasto, con grandes etiquetas de “alimentado con pasto” en la carne picada, la cecina e incluso la pechuga Wagyu.

La tendencia también parece mostrarse en la industria de servicios de alimentos de los EEUU y Leann Saunders, de una organización de trazabilidad y verificación llamada Where Food Comes From, dijo que los restaurantes estaban buscando una ventaja de marketing.

“El reclamo de los menús alimentados con pasto ha aumentado drásticamente en los últimos años y eso está impulsando a la carne bovina australiana mucho más de lo que lo ha hecho históricamente”, dijo la Sra. Saunders.

En el caso de Central Market, estaba interesado en apoyarse en la gran producción de carne y la cultura patriótica de Texas e inclinarse hacia los productos locales, con algunos Wagyu alimentados con pasto de Nueva Zelanda.

Pero con una población de 329 millones de personas, una demanda de carne vacuna alimentada con pasto y una industria predominantemente alimentada con granos, puede ver por qué la carne bovina australiana estaba creciendo en el mercado.

El director gerente de Meat & Livestock Australia, Jason Strong, dijo que más consumidores estadounidenses estaban buscando una alternativa a la agricultura intensiva.

“La historia ‘natural’ está funcionando para la industria de la carne bovina alimentada con pasto y ha hecho que algunos consumidores la vean como un producto más natural que la carne alimentada con granos”, dijo Strong.

“Tenemos una gran oportunidad de posicionar la carne australiana como líder en la industria de la carne de animales alimentados con pastura en los Estados Unidos”, dijo.

“La mayor parte de la carne bovina en Estados Unidos se alimenta con granos y no veo que eso cambie pronto. Australia gana en la nueva categoría y eso se debe a que ya tenemos una fuerte industria alimentada con pasto.

“Es la misma situación con el cordero, somos una gran proporción del consumo de cordero en los EEUU y solo nos beneficiaremos de un mayor consumo”.

Dado que compañías como HEB hacen que la carne de animales alimentados con pasto sea parte del argumento de marketing para los compradores de alto nivel, el analista sénior de proteínas animales de Rabo AgriFinance, Don Close, dijo que la tendencia no iba a desaparecer.

“Estoy de acuerdo con el crecimiento de la carne vacuna alimentada con pasto y creo que hay un mercado allí”, dijo Close.

“Pero es realmente difícil medir la cuota de mercado de la carne vacuna alimentada con pasto y ponerla en una escala comparable a la de los animales alimentados con cereales. Es realmente difícil diferenciar esos productos especiales cuando miras los números”, concluyó.

 

Fuente: beefcentral.com
Autor: Eric Barker

USDA impedirá que carne importada siga etiquetándose como “Producto de EEUU”

La Casa Blanca señaló que actualmente hay productos de otros países, sobre todo de animales alimentados a pasto, que se venden en las góndolas con el sello local. 

 

La administración Biden anunció el martes que emitirá nuevas reglas para definir cuándo la carne puede ser etiquetada como “producto de EEUU” en un esfuerzo por impulsar a los ganaderos estadounidenses.

Presidente estadounidense planea emitir una orden ejecutiva ordenando al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) que publique nuevas reglas “para que los consumidores tengan etiquetas precisas y transparentes que les permitan saber de dónde provienen sus alimentos y optar por apoyar a los agricultores y ganaderos estadounidenses”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki

“Algo que aprendí y encontré un poco escandaloso, veremos lo que todos ustedes piensan, es que, según las reglas de etiquetado actuales, la mayoría de la carne vacuna alimentada a pasto es etiquetada como “Producto de EEUU”, dijo Psaki.

“El presidente y el USDA creen que es injusto que los agricultores y ganaderos nacionales tengan que competir con empresas extranjeras que engañan a los consumidores”, agregó. 

La orden ejecutiva también dirigirá al USDA a desarrollar un plan para aumentar el acceso de los productores a los mercados, incluido el desarrollo de otro estándar para el etiquetado que permitiría a los consumidores saber al comprar productos si su productor trata a los trabajadores de manera justa. 

La orden ejecutiva del presidente estadounidense buscará aumentar las oportunidades para las pequeñas empresas y las opciones para los consumidores, aumentando las ganancias de los productores. 

También se planteó luchar contra los abusos de las corporaciones agroindustriales, otorgando a los agricultores el derecho a reparar sus propia maquinaria como quieran. 

El objetivo de Biden es cumplir con sus promesas de campaña, como la de evitar que los procesadores de pollo exploten y paguen mal a los criadores y adopten protecciones contra las represalias a los productores que se expresan, agregó Psaki.

 


Foto: American Grassfed Association

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí