*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 19 de mayo de 2022 12:18 pm | USD promedio 40.48 | EURO promedio 42.4 | ARG promedio 0.21 | Real promedio 8.18

“Por suerte los ganados valen muy bien y se puede aliviar carga vendiendo en el mercado de reposición”

Entrevista con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos, previo a la misión oficial en Egipto y Dubai. Contenido exclusivo socios y suscriptores de ACG. 

 

¿Cuáles son los objetivos de la misión a Egipto y Dubai?

Lo central de la misión es acompañar al presidente de la República a la Expo Dubai, donde Uruguay tiene un stand que muestra el país, su producción y su sistema productivo sustentable. 

Uruguay tiene una presencia importante en esa feria, que suma los atractivos del país, a efectos del comercio, de la inversión, mostrando cómo es nuestra sociedad, nuestro estilo de vida y las posibilidades en las áreas de la producción, el comercio, el turismo y la inversión. Allí se muestra un país comprometido con una producción sustentable, resiliente y amigable con el ambiente. 

Es una visita presidencial, con varios ministros que lo acompañan y una delegación importante de empresarios. 

Previo a esa feria estaremos dos días en El Cairo, Egipto, con otras autoridades. Uruguay está habilitado para la exportación de varios productos, recientemente se han listado 23 plantas frigoríficas para carnes de las especies vacuna, ovina y aviar. Y estamos intentando profundizar el intercambio comercial, con el potencial que tiene Egipto y la posibilidad que tenemos de exportar una gama más importante de productos.

Recordemos que es el segundo destino de exportación de soja de Uruguay, después de China, y también es comprador de trigo y otros productos como ganado en pie. Además, se pueden incorporar otros productos a ese mercado, como lácteos, citrus, productos de la colmena, ganado en pie, entre otros tantos rubros. 

Egipto es un país de más de 100 millones de habitantes, que tiene un ingreso per cápita importante en relación a otros países de África. Allí también tenemos la expectativa de exportar carne de alta calidad, para atender la demanda turística, que es muy intensa en ese país.

Sabemos también que hay muchas compras estatales, con unas cuantas posibilidades de ampliación del comercio. Tendremos encuentros con ministros, jerarcas, cámaras de comercio egipcias, porque es un país que genera muchas inversiones. 

En esta instancia estaremos acompañados por el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber.

¿Cómo vienen las negociaciones con China?

Vienen avanzando. Estimamos que en marzo ya estará pronto el estudio de factibilidad, ya cumplimos la etapa de prefactibilidad y seguramente habrá una instancia de intercambio de documentos con China. 

Concluimos que el avance en esta negociación con China sería altamente favorable para el sector agroindustrial uruguayo, y no identificamos sectores que puedan ser perjudicados en el sector agropecuario.

Aunque seguramente haya otros sectores que sean más sensibles y tengan que ser considerados en el proceso negociador.

¿Cómo evalúan la situación de Emergencia Agropecuaria?

La semana pasada se extendió el área declarada en Emergencia Agropecuaria, estamos en casi 12 millones de hectáreas. Ha sido un proceso de crecimiento. Procesamos información objetiva que señala que varias seccionales de Salto, todo el departamento de Artigas, varias seccionales de Rivera y una de Cerro Largo debían ser consideradas.

Las lluvias generaron un alivio importante en buena parte del territorio, pero el norte del país no se ha beneficiado con precipitaciones. Allí hay un prolongado proceso de déficit hídrico, con una sequía instalada, lo que le resta tiempo a una posible recuperación. 

Esta declaración de Emergencia Agropecuaria es un paliativo para los pequeños productores, que deberán tomar medidas de corrección. Por suerte los ganados valen muy bien, y se puede hacer un alivio de la carga vendiendo en el mercado de reposición

Sin perjuicio de eso, los productores mantienen cargas altas en sus campos, con la expectativa de que se registren lluvias en las próximas semanas. 

¿Cómo viene la demanda de asistencias del Fondo Agropecuaria de Emergencia (FAE)?

Vienen firmes. Recibimos el reporte de más de 1.000 postulaciones presentadas, fundamentalmente ganaderas, hay también algunos productores hortícolas, apicultores y lecheros. 

Los productores ganaderos son familiares, con menos de 500 hectáreas Índice Coneat 100. Todavía no tenemos el dato de aquellos productores que canalizamos a través de República Microfinanzas, con créditos subsidiados. 

¿En sanidad animal qué temas están trabajando?

Venimos trabajando en las diversas campañas. Estamos abocados al asesoramiento de productores y a la detección de resistencia en garrapata, que es uno de los temas más complejos que tenemos. Tratamos de aportar mayor información y diferentes estratégias para el combate de la garrapata.

Estamos con una presencia marcada en charlas, conferencias y asesoramiento a productores que tengan problemas de tristeza parasitaria, anaplasmosis. Les pedimos que se dirijan a las oficinas del MGAP para solicitar apoyo y asesoramiento, para encontrar las soluciones a esos problemas.

Apoyamos al productor, que tiene como principal temor una interdicción, que solamente ocurrirá si no se aplican las medidas correctivas respecto al plan sanitario.

Además, tenemos otras campañas en curso. En los próximos días, a través de un apoyo recibido por INAC, vamos a traer a un especialista en tuberculosis, que es una enfermedad que ha incrementado su presencia en el rodeo vacuno nacional. 

El asesoramiento de este experto internacional será importante como apoyo, a través de su visión técnica, para fortalecer las medidas del MGAP en la materia.

Y en brucelosis seguramente haremos lo mismo en los próximos meses. Hemos tenido cierta mejora y flexibilidad de algunas medidas, como por ejemplo en el departamento de Paysandú, donde se redujeron los focos y prevalencia de la enfermedad. Allí hemos liberado de la vacunación obligatoria y del sangrado obligatorio a todo movimiento, sea de entrada o de salida de ganado del departamento.

En concordancia con la Comisión Nacional de Salud Animal (Conasa) y con la Comisiones 

Departamentales de Salud Animal (Codesa) estamos controlando mejor, haciendo más análisis a través de los mataderos, para detectar el origen de nuevos positivos. Es una enfermedad difícil de combatir, pero que estamos poniendo un empeño importante.

Tuvimos algún episodio, donde controles del MGAP dieron falsos positivos, en función de la aplicación de la vacuna RB51. Por los propios análisis y testeos del MGAP en un campo de Tacuarembó, a los pocos días esos falsos positivos por vacuna, se van negativizando. Vamos camino a una normalización.

Se hizo una recolección de la vacuna ofrecida al mercado, porque estaba alterada, se está investigando la causa con el laboratorio, se enviaron muestras a Estados Unidos, para determinar las causas de este problema. Pero destaco que hubo una respuesta muy ágil del laboratorio, evitando que esta alteración de la vacuna genere mayores problemas.

Esto se detectó por un control del MGAP, y esto da ciertas garantías a que no haya un traspié, a través de todos aquellos productores que decididos a vacunar para evitar esta enfermedad tuvieron esta contrariedad. Estamos en el proceso de investigación para tratar de resolver este caso.

¿Está totalmente descartado dejar de vacunar contra la fiebre aftosa en Uruguay?

No está en los planes tomar esa decisión en este período de gobierno. Seguimos con la condición de libre de fiebre aftosa con vacunación, que nos permitió ingresar a muchísimos mercados.

En el balance entre beneficios y riesgos, estos últimos son muy altos frente a los beneficios que podría significar un cambio de estatus. 

Acompañaremos la situación epidemiológica regional. Tenemos una amenaza que persiste en el continente, por la falta de control fundamentalmente en Venezuela. Reconocemos que otros países de la región han mejorado y avanzado en su estatus, pero entendemos que no es momento de tomar la decisión de dejar de vacunar. 

Estamos en la víspera de un nuevo período de vacunación. Convocamos a los productores a cumplir la obligación de una vacunación correcta. Vamos a hacer alguna campaña de difusión en las próximas semanas.

Pero tampoco descartamos que en el futuro se piense en una estrategia, en la medida que se justifique desde el punto de vista de la epidemiología del continente. Es algo para analizarlo en el futuro. De todos modos, no será en el corto plazo, no está sobre la mesa el análisis de esta situación y seguiremos acompañando la epidemiología regional y mundial.

Existen muchas zonas del mundo donde todavía hay aftosa. El balance que debemos hacer es comparar el riesgo y el beneficio de esta medida, al tomar una decisión que primero debe ser técnica y después política. 

¿Se puede esperar un cambio de rumbo en el Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA) para solucionar la problemática de ataques de perros a animales productivos?

Creo que la política se va a mantener, pero sí puede variar su ejecución. Ese es un tema de larga data en Uruguay, que preocupa mucho. Hay un tema de superpoblación canina, que debemos asumir todos, como sociedad. 

Gobernantes, gobiernos departamentales que también tienen que asumir su rol, porque hay muchos problemas de perros abandonados, que están vagando en los basurales, en la vía pública. Debemos tomar medidas. 

Hay una responsabilidad de la sociedad, porque detrás de cada perro abandonado hay un acto irresponsable. Tenemos que decirlo con todas las letras. Hay mucha gente que no hace un control reproductivo de sus perros, las perras dan cría y las crías son abandonadas en la vía pública, generando un problema social.

Más allá de lo que afecta a la producción, que son los ataques de perros abandonados a animales de producción, tenemos un problema de convivencia social, problemas sanitarios, muertes de personas por ataques de perros o por accidentes de tránsito. Hubo muchos accidentes y varias muertes por estas causas. 

Esto genera un problema evidente de convivencia social que debemos resolver, que no será de un momento a otro. Se piden respuestas inmediatas pero no hay soluciones mágicas. Esto lo tenemos que enfrentar en un gran consenso social, con decisión e inversión. 

Venimos con un proceso de largo plazo, a través de la castración y chipeo masivo. Son varios millones de pesos volcados a estas campañas. 

También tenemos que generar la actitud de tenencia responsable, y que no solo se mire hacia el Estado, al gobierno o al vecino. Todos debemos tener una actitud de colaboración, para poder solucionar este grave problema de la superpoblación canina. Contemplando el bienestar animal y el derecho de los animales.

Salir a matar perros indiscriminadamente no es la solución. Tenemos que capturarlos en casos graves, albergar perros, y ver qué parte de la sociedad se hace cargo de este tema. Más allá de que el productor está amparado para exterminar a esos perros que atacan a sus animales productivos, según lo establece el Código Rural. 

Pero hay que recordar que no es fácil. A veces podemos pasar varios días para poder ubicar a esos perros, que hacen ataques furtivos, sorpresivos, muchas veces nocturnos. Y el productor no puede andar vigilando por las noches, porque no está para eso.

Es un tema que está instalado, que es de gran preocupación y vamos a tomar medidas a través de la inyección de más recursos, de más personal, de más equipamiento, pero también con el compromiso de los gobiernos departamentales como primera medida para intentar corregir este desvío. 

Además, tuvimos un episodio reciente (la manifestación de productores en plaza Independencia, con ovinos muertos y heridos por ataques de perros), que ha profundizado la grieta entre los uruguayos que viven de la producción y aquellos que viven en los medios urbanos y que miran el bienestar animal de sus mascotas.

Ambas posiciones son comprensibles, tenemos que buscar un punto de encuentro y no de enfrentamiento entre uruguayos, como se generó en este caso.

 

Foto: Presidencia.

“Este es un momento clave para controlar la primera generación de garrapatas”

Entrevista con el doctor Diego Irazoqui, asesor del MGAP en temas de sanidad animal. Contenido exclusivo para socios y suscriptores de ACG.

 

¿Cuál es su rol en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)?

Soy asesor del ministro (Fernando Mattos) y del subsecretario (Ignacio Buffa) en temas de sanidad animal, y estoy trabajando con el equipo de la Dirección General de los Servicios Ganaderos (DGSG). 

¿Cuáles son los temas de sanidad animal a los que hay que prestarle más atención en la ganadería?

Depende de la especie de la que estemos hablando. Con los bovinos, que es lo más importante del punto de vista de las exportaciones, estamos en un momento en que los ganados están empezando a parir, el ganado de carne sobre todo. 

Es importante estar atentos a la parición, las recorridas, todo lo que implica en este momento del año una buena atención del parto. Ver los terneros que están naciendo, que esté todo en orden, que las vaquillonas estén tranquilas, sobre todo las primerizas.

Hay un concepto muy importante que es el preparto, un tema fundamental a tener en cuenta, hay que preparar a la madre para el parto. Lo que estamos recomendando, sobre todo al productor lechero y no tanto al productor de ganado de carne, es preparar un potrero para la parición, que sea fácil de recorrer, que tenga comida. 

También es importante desde el punto de vista sanitario. La revacunación preparto es importante, porque asegura que los anticuerpos necesarios le vayan vía calostro al ternero, para sus primeros meses de vida. Hablo de clostridiosis, por ejemplo, u otras enfermedades que sean prevalentes en el predio. 

Es importante tener en cuenta que, si bien es una vacuna que se le da a la madre, no es tanto por la madre sino para levantar un buster cuando se está por formar el calostro. Por eso hablamos de hacerlo unos días o a lo sumo un mes antes de la parición. 

Hablo de clostridiosis porque es de las enfermedades más importantes y presentes en todos los sistemas de producción, pero puede ser queratoconjuntivitis u otras enfermedades que son importantes tener en cuenta. 

 

“Si no tenemos al animal con una buena sanidad, protegido contra endoparásitos, puede llegar a ser la madre el pie de infección para su hijo”

 

Otra recomendación que muchas veces se hace y que no es tan conocida, es el hecho de que ya estamos en época de empezar a controlar la garrapata, más allá de que hay establecimientos que están atentos a ello todo el año, sobre todo en el norte. Pero este es un momento clave, porque controlamos la primera generación de garrapatas

Dependiendo del activo que se vaya a utilizar, ya sea un inyectable, un inyectable de larga acción, un pour on o un baño -aunque el baño no es la mejor opción en esta época del año, más con animales preñados-. En el caso del inyectable se suma otro efecto importante, que no es tan conocido, que es esa relajación que hay, sobre todo en la vaquillona de primera y segunda cría, una relajación de la inmunidad posparto. 

Entonces, si no tenemos al animal con una buena sanidad, protegido contra endoparásitos, puede llegar a ser la madre el pie de infección para su hijo. Esto está muy documentado en ganado lechero, porque también es más fácil de medir, porque se mide en producción de leche en el rodeo. En ganado de carne no es tan sencillo, pero hay trabajos en la región que hablan de que esa madre joven traslada o replica esa infección que hay en los potreros. 

Es la primera infección para su hijo, a su vez ella se ve afectada por esa caída inmunitaria, por su producción de leche y su estado corporal, que determina que cuando se llegue al próximo entore, tendrá algunos puntitos menos frente a una que está tratada. 

Hice algunos trabajos en el país en estos años y eso se nota. Hay que elegir bien el producto que se va a utilizar, porque tiene que ser de buen efecto residual, de buena protección, que proteja el posparto inmediato. 

El primer mes posparto es cuando más se da este efecto, que se conoce como alza de lactancia. No es lo mismo pero es similar al fenómeno que se da en el ovino, muy conocido en la oveja. Es un punto muy importante a tener en cuenta en el rodeo de cría en este momento, cuando arranca setiembre.

¿Cómo está la situación de brucelosis?

Hay una campaña oficial. Es una de las enfermedades con campaña de control, de erradicación. Actualmente se están intentando hacer varios ajustes, hay varias propuestas que se están analizando con todo el equipo de Sanidad Animal y la DGSG del MGAP. 

Es una enfermedad difícil de detectar, es crónica, no siempre están claros los síntomas. La idea es poder seguir avanzando, porque los niveles de incidencia que hay en el país son muy bajos, pero sigue presente y sabemos que es un problema.

¿Y en tuberculosis cómo están trabajando?

También, es otra de las campañas importantes que hay en el país. Todo el equipo está abocado a eso en estos días, tratando de evaluar algunas posibles acciones. No hay nada concreto pero se está trabajando fuerte, con intención de que en los próximos meses se pueda empezar con algunos cambios.

¿El programa de combate de la mosca de la bichera sigue sobre la mesa?

Es prioritario. Es una enfermedad que limita la producción en muchos aspectos, sobre todo en los ovinos, pero en todas las especies. Se está teniendo en cuenta y se están evaluando algunos detalles. Estaba definido que esa campaña iba a estar dentro de la DGSG. Creo que es importante que se mantenga dentro de la DGSG, que es la que está abocada al control de todas las enfermedades de los animales de producción.

¿Se va a ejecutar el programa como estaba planificado?

Eso se está discutiendo, porque para poder ejecutar el programa hay un tema importante que es el económico, que determina cuánto se podrá o no hacer, y en eso estaban poniéndose de acuerdo las gremiales de productores, para definir de dónde se obtendrá el dinero. Son los detalles que están en discusión actualmente. Pero sigue como prioridad para llevarse adelante, sin dudas. 

 

“Es importante que (el plan de erradicación de la mosca de la bichera) se mantenga dentro de la DGSG, que es la que está abocada al control de todas las enfermedades de los animales de producción”

 

¿El control biológico de la garrapata puede ser una opción complementaria al control químico?

Hay alguna experiencia que se ha hecho en el país, pensando sobre todo en vacunas específicas para el control de garrapatas. Hasta el momento, los niveles de control y de eficacia no han sido suficientes, se siguen evaluando algunas opciones disponibles. 

Puede llegar a ser una muy buena herramienta, sin dudas; el tema es que los niveles de eficacia y control no son los mismos que los farmacológicos. Eso determina que hay que ajustar, porque hay toda una normativa vigente, para probar un garrapaticida o un producto de control para garrapata. 

Al no ser un producto farmacológico y ser un biológico, habría que considerar cuáles condiciones debería tener y qué protección. Pero, sin dudas, puede dar una gran mano, sobre todo al reducir la carga de garrapata en un predio.

¿Cuáles son las restricciones para el uso del Ethion?

Se puede utilizar, pero hace un tiempo se generó un procedimiento a través del cual el productor debe tener un plan de sanidad, generado por un técnico responsable, por un veterinario. Cuando se genera ese plan, se avala por parte de la autoridad sanitaria zonal del MGAP, y en base a eso se puede utilizar el producto. 

Normalmente son mezclas de Ethion cipermetrina. Para cualquier producto que se vaya a utilizar para garrapatas, hay que tener claros los tiempos de espera, ya sea inyectable, pour on o baño; tener en cuenta lo que está aprobado oficialmente, cada producto lo exhibe en su etiqueta.

¿En qué otros temas están trabajando?

Hay varios, como los animales que están en la vía pública. Está por salir una nueva reglamentación, porque ese es un problema, sobre todo hablando de equinos y vacunos. Esa nueva reglamentación indicará cómo proceder, cómo deberían colaborar otras instituciones, como el Ministerio del Interior. Es una normativa importante.

En estos días también estamos con el tema de la aftosa. Se está haciendo un nuevo llamado a licitación para la compra de vacunas para el año próximo. Son varios temas que vinculados a la parte sanitaria.

¿La hormona estradiol, que se utiliza para sincronizar el celo de las vacas en la inseminación a tiempo fijo, sigue prohibida?

Por el momento sí, y se estaban analizando diferentes opciones. Pero hasta el momento no hay una opción clara de cómo seguir, de cómo se podría llegar a identificar el uso. Se habló en un momento de segregar los animales a los que se les aplicó estradiol, pero eso complica después el envío a faena. Entonces, por el momento está prohibido. 

También está claro que hay protocolos que se pueden utilizar, que hayan sido probados por técnicos que trabajan en la parte de reproducción, sustituyendo al estradiol por otra hormona, con bastante o similar éxito. 

Es un problema no poder utilizarlo más, pero bueno, si nuestros mercados de destino nos piden que no se utilice en los animales que van para ese mercado, nos ponen realmente en un brete. 

¿Cómo está la situación del contrabando de productos veterinarios?

Ese aspecto se viene conversando hace mucho tiempo. Me consta que la parte del MGAP que se encarga del contralor de productos específicos veterinarios lo está llevando adelante, porque no solo es el contrabando el problema, sino también las ventas ilegales, en ferias, en lugares no habilitados. Para eso existen las veterinarias. La venta virtual también ha crecido, que es posible y factible, porque la hacen los establecimientos registrados. 

Hay muchos casos que son particulares, locales que al no tener un registro o no estar identificados, no tener un director técnico ni un adecuado depósito, puede hacer que ese producto veterinario no esté en las condiciones que tiene que estar. Sobre todo por la temperatura de los depósitos y ni que hablar si son biológicos. El control de esas heladeras o depósitos refrigerados deben de tener un control.

 

“Muchas veces las empresas están ante esa situación de competencia desleal cuando ingresan productos de contrabando, pero no es un tema sencillo”

 

¿La receta profesional puede ser una opción para controlar esa situación?

La receta básicamente se guarda para productos como antibióticos, psicotrópicos, productos que tienen efecto sobre los animales, más bien tipo anestésicos. Sobre todos los psicotrópicos hay reglamentación específica. 

Pero no sé si la vía es la receta o un mejor control de los establecimientos, que estén todos registrados. De hecho, hay un Registro Nacional de Expendedores, donde deben pagar una tasa en el ministerio donde se registran, se identifica quién es el director técnico de ese punto de venta, muy parecido a lo que son las farmacias para los medicamentos destinados a humanos, donde se cumple con esos requisitos mínimos para expender. 

Sabemos que es un problema. Muchas veces las empresas están ante esa situación de competencia desleal cuando ingresan productos de contrabando, pero no es un tema sencillo porque también intervienen otras instituciones para el contralor del contrabando. 

Surgió en las últimas horas un posible caso de vaca loca en Brasil, ¿cómo están viendo esta situación?

Sí, aparentemente por la zona de Minas Gerais hay un caso atípico de vaca loca. No es la primera vez que pasa en Brasil, se están siguiendo con mucha atención las repercusiones en la región.

¿Siguen sin estar previstos cambios en la política de vacunación contra la fiebre aftosa en Uruguay?

Por el momento no se prevé ningún cambio, está todo vigente tal cual se viene haciendo hasta el momento.

MGAP exhorta a iniciar tratamiento contra la garrapata en agosto

Se quiere evitar la proliferación del parásito, fomentar el uso responsable de productos veterinarios y evitar pérdidas.

 

La  Dirección General de Servicios Ganaderos (DGSG) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) exhorta a los productores a iniciar los tratamientos para el combate contra la garrapata en el mes de agosto. 

Se solicita a los productores ganaderos que se asesoren y planifiquen con su veterinario, al tiempo que podrá contar con el apoyo de los Servicios Ganaderos oficiales. 

El objetivo de esta campaña es disminuir la proliferación de garrapata, fomentar el uso responsable de los productos veterinarios y evitar las pérdidas que este parásito pueda ocasionar.

La DGSG le recuerda que se deben usar los productos registrados por el MGAP; proceder como indica la etiqueta de los productos veterinarios; respetar los tiempos de espera y registrar su uso en planilla de control sanitario.

Ante sospechas de casos de tristeza parasitaria, los productores deberán recurrir a su veterinario y/o a los servicios oficiales. 

Para evitar el ingreso de garrapata en el predio, el productor debe conocer el origen de los animales y aumentar los controles durante el ingreso.

 

Fuente: MGAP

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad