*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 19 de mayo de 2022 12:25 pm | USD promedio 40.48 | EURO promedio 42.4 | ARG promedio 0.21 | Real promedio 8.18

Ingresos netos de JBS crecieron 21% en el primer trimestre

Todos sus negocios a nivel global obtuvieron casi US$ 18.000 millones; las ganancias fueron de US$ 2.000 millones; y la utilidad neta de US$ 1.000 millones, 151% más que el año pasado.

 

En línea con la fuerte demanda de proteína animal en todo el mundo a medida que muchas economías continúan saliendo de Covid, el gigante mundial de proteína animal JBS informó un crecimiento sustancial en todas las métricas clave en el primer trimestre de este año.

Respaldado por la estabilidad de sus negocios de carne vacuna y cerdo en América del Norte, el sólido desempeño de su negocio de pollos Pilgrim’s Pride en Estados Unidos y la mejora continua en las operaciones de Australia, JBS reportó un crecimiento de ingresos de dos dígitos en todas las unidades de negocios en comparación con el año pasado.

Los ingresos netos en las operaciones globales alcanzaron US$ 17,9 mil millones, 21% más que el año pasado, mientras que las ganancias antes de impuestos ajustadas alcanzaron US$ 2.000 millones y la utilidad neta US$ 1.000 millones, 151% más que el año pasado.

JBS se sigue expandiendo en los países productores de proteínas

La empresa multinacional de origen brasileño adquirió industrias productoras de salmón y carne de cerdo en Australia; la compañía tuvo ingresos netos récord en 2021, que totalizaron US$ 65.000 millones.

 

JBS completó la adquisición del productor de salmón Huon Aquaculture, en Australia, marcando su entrada global en el mercado de la acuicultura. 

Además, la empresa de origen brasileño completó la compra de la importante cadena de suministro de carne de cerdo Rivalea, convirtiéndose en líder en la industria de producción y procesamiento de carne de cerdo de Australia. 

también proporciona una fuente de materia prima para el negocio de artículos Primo Foods de JBS Australia.

Tanto la carne de cerdo Rivalea como el salmón Huon ahora están apareciendo en los inventarios de productos de los equipos de ventas de proteínas cárnicas de JBS en Australia (a través del mayorista DR Johnston) y en los mercados de exportación, proporcionando una “ventanilla única” para una gama más amplia de proteínas animales.

Con la integración de las nuevas adquisiciones, Huon y Rivalea, JBS Australia se ha convertido en la empresa de alimentos más grande de Australia.

Las recientes adquisiciones en todo el mundo han añadido otros 7.500 empleados a la nómina de JBS, lo que eleva su total mundial a más de 250.000 empleos.

Dentro de las operaciones de JBS en Australia, el desempeño continuó mejorando secuencialmente, luego de los impactos anteriores de la sequía.

“La disponibilidad de ganado sigue siendo baja, pero la fuerte demanda nacional e internacional ha aumentado los precios de la carne australiana y, por lo tanto, ha mejorado los resultados”, dijo el director ejecutivo global de JBS, Gilberto Tomazoni .

Resultados récord en 2021

Impulsado por el resurgimiento de la demanda internacional, el coloso mundial de proteínas animales JBS ha registrado ingresos récord y beneficios antes de impuestos para su año comercial 2021 que finalizó el 31 de diciembre.

En las divisiones de carne de res, cerdo, pollo y valor agregado de la compañía en América del Norte y del Sur, Australia y Nueva Zelanda, registró ingresos netos el año pasado en un récord de US$ 65 mil millones, 29,8% más que el año anterior. 

De eso, el 74,8% fueron ventas en los mercados nacionales en los que opera JBS y el 25,2% fueron a través de exportaciones.

Las ganancias antes de impuestos ajustadas alcanzaron un nuevo récord de US$ 8,5 mil millones, 54% más, mientras que la utilidad neta para el año que finalizó fue 345% más alta que la de un año tras año.

Significativamente, las exportaciones de proteínas de JBS el año pasado aumentaron 24,3% hasta los U$S 16.900 millones, y China representa ahora el 27,2% de todas las ventas de exportación; África y Oriente Medio el 11,2 %; EEUU y exportaciones de otros países proveedores en los que JBS opera 10,6%; y Japón 10,3%.

“Antes era una empresa enfocada en Brasil, que se especializaba en un tipo de proteína, pero JBS se ha convertido en una empresa global de alimentos, con una huella diversificada que incluye una amplia cartera de marcas sólidas y productos de valor agregado”, dijo Tomazoni .

Agregó que en ese contexto, el año 2021 “ha sentado las bases para la trayectoria de JBS en los próximos años. Hicimos adquisiciones estratégicas que nos permitieron aumentar nuestra relevancia en segmentos y negocios donde vemos importantes oportunidades de crecimiento”.

La división US Beef de la compañía, que también incluye operaciones de carne vacuna, ovina, cerdo y salmón en Australia, generó ingresos netos de US$ 30,68 mil millones y ganancias antes de impuestos de US$ 5,46 mil millones, 101% más que el año anterior.

Estados Unidos

Sin embargo, hubo contrastes considerables entre las operaciones de carne vacuna en EEUU y Australia.

En EEUU, la disponibilidad de ganado se mantuvo adecuada durante todo el año, pero el precio promedio, según el USDA, mostró un aumento de 22% el trimestre pasado, en comparación con el mismo período del año anterior.

La mayor demanda de carne bovina en relación a la oferta, tanto en el mercado interno de EEUU como en el mercado internacional, respaldó los resultados de la división de carne vacuna de EEUU para el año, dijo Tomazoni.

En el mercado interno de EEUU la demanda fue impulsada por el buen desempeño del canal minorista y la recuperación del canal de servicio de alimentos después del COVID. 

En el mercado internacional, la demanda de Asia, que ahora es responsable de más del 75% de las exportaciones totales de carne vacuna de EEUU se mantuvo fuerte, lo que provocó que el volumen global de las exportaciones del país norteamericano en el año aumentara 16% con respecto al año anterior.

El destaque sigue siendo China, que aumenta su participación mes a mes, y ya se ha convertido en el tercer destino de las exportaciones de carne bovina estadounidense. 

Las exportaciones de EEUU en 2021 no fueron mejores por los impactos logísticos, principalmente por la congestión en los puertos estadounidenses durante el período, se les dijo a los accionistas de JBS.

Por otro lado, los costos operativos de la división también fueron mayores, principalmente por incrementos significativos en costos de mano de obra, logística y empaque.

En toda la división de carne vacuna de EEUU, incluidas las operaciones en Australia, los costos de materia prima (ganado) representaron el 82,8% del costo total, seguidos por los costos de mano de obra (9,5%) y procesamiento 7,7%.

Egipto renovó habilitación a 23 frigoríficos de Uruguay

Auguran un pronto retorno del comercio de productos cárnicos hacia ese destino.

 

Este martes el gobierno de Egipto informó al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) que todas las plantas de faena de las especies bovina, ovina y aviar que fueron auditadas en forma presencial en los meses de noviembre y diciembre de 2021, fueron habilitadas para exportar carne a dicho país.

En total fueron aprobados 23 establecimientos, 15 de los cuales faenan bovinos, siete bovinos y ovinos y uno aves.

Esta renovación es el resultado de un intenso trabajo que se realizó entre técnicos de los Servicios Ganaderos del MGAP y las autoridades sanitarias del país africano, así como también los equipos de cancillería de ambos países.

Esta noticia augura un pronto retorno del comercio de productos cárnicos hacia este destino y es una clara señal del excelente relacionamiento que existe hoy entre las dos naciones.

 

Fuente: MGAP.

China suspende otro frigorífico australiano

Alegan que es por brote de covid, aunque desde la industria sostienen que desconocen la razón; fueron 10 las plantas australianas suspendidas para exportar carne al país asiático desde mayo de 2020.

 

Las autoridades chinas informaron al gigante de procesamiento de carne Teys que su planta de Naracoorte, en el sur de Australia, que tuvo un brote de covid-19 a principios de año, fue suspendida temporalmente para exportar a China.

La Administración General de Aduanas de la República Popular China (GACC) emitió el aviso el viernes por la noche, prohibiendo los envíos desde la planta de Teys Naracoorte después del 29 de enero.

“Esta exclusión de la lista es una de las 138 que se han producido en todo el mundo desde mediados de 2020”, dijo Simon Quilty, analista de Global Agri-Trends.

Quilty dijo que la prohibición de exportación fue el resultado de un “ensayo de los medios” debido a la publicidad sobre problemas de suministro relacionados con covid-19. El analista muy respetado creía que China había tomado su decisión basándose en los informes de los medios.

“Esta es la décima planta en Australia que ha perdido su licencia, solo la tercera aunque está relacionada con este tipo de suspensión, las otras seis o más se han debido a razones técnicas, como papeleo deficiente o detalles muy menores que probablemente tienen un sesgo político en términos de las relaciones de Australia”.

El matadero de Teys en Naracoorte procesa de 500 a 600 cabezas de ganado vacuno por día y envía solo el 5% de esa carne a China.

En un comunicado, Teys Australia dijo que la notificación oficial no proporcionó una razón específica para la suspensión.

“Teys trabajará en estrecha colaboración con los organismos reguladores del mercado de exportación de Australia para lograr el restablecimiento del acceso de la instalación a China”, dijo el portavoz John Langbridge en un comunicado.

“La planta de Naracoorte de Teys opera en pleno cumplimiento de todas las regulaciones estatales y federales de seguridad alimentaria, salud y seguridad ocupacional y acceso al mercado, y continúa operando con normalidad”.

Fueron 10 los frigoríficos australianos suspendidos para exportar a China desde mayo de 2020, lo cual es sustancial, dado que 45 plantas australianas están listadas para exportar a China según el Departamento de Agricultura.

En octubre del año pasado se suspendió el comercio con China de Australian Country Choice (ACC), con sede en Brisbane.

A mediados de 2020, Kilcoy Pastoral Company, Beef City, propiedad de JBS, cerca de Toowoomba y Dinmore; y Northern Cooperative Meat Company, en Casino, Nueva Gales del Sur, también fueron suspendidas.

Le siguieron los mataderos de Queensland, John Dee y Meramist.

Y dos mataderos victorianos: Australian Lamb Company y JBS Brooklyn, también fueron excluidos de la venta de carne a China cuando los trabajadores contrajeron covid-19.

 

Fuente: Eurocarne.

“Esta primavera de precios tiene fundamentos firmes para los meses que vienen”

Entrevista con el Ing. Agr. Daniel de Mattos, asesor de dirección del frigorífico BPU y delegado de ADIFU en INAC. Contenido exclusivo para socios y suscriptores.

 

¿Cómo analiza el actual momento del negocio cárnico?

Es un momento con una demanda internacional muy firme, hay una desaparición de parte de nuestros competidores en mercados importantes, como China o el resto de Asia. Hay una menor oferta de Australia, Brasil fuera del mercado chino, Argentina con restricciones de sus exportaciones. Pero más allá de esas coyunturas, el mercado tiene y tendrá una demanda al alza, por lo que esta primavera de precios podrá ajustarse un poco o no, pero tiene fundamentos para tener firmeza durante los meses que vienen

¿Hay fundamentos para que se sostenga esta realidad?

Podrían haber ajustes dependiendo de cómo juegue el retorno de Brasil y sus stocks, cómo siga Argentina, pero siempre vamos a tener una realidad de corto y mediano plazo de precios al menos firmes. 

¿Y desde la demanda cómo se ve el mercado?

Hay diferentes realidades. Asia es un mercado que está bastante demandado, con falta de oferta y consumo en alza. Europa está con consumo a la baja, con una coyuntura que marca mucho más cautela en el desarrollo de los precios. Norteamérica, que es otro de los bloques importantes, tiene falta de producto como el que producimos, un poco más magro y con origen de pasto. 

Pero tanto Europa como Estados Unidos están bastante condicionados por las cuotas y los aranceles, por lo cual, una proyección de crecimiento hacia esos mercados es bastante restringida, y tenemos que pensar casi siempre en ir hacia mercados donde no existen las cuotas ni los picos arancelarios. 

Eso está hoy en Asia, que junta varias cosas. Una es el consumo en alza, que está bastante acompañado por un poder adquisitivo que también está en alza. Tiene países grandes, como China, que no tienen cuotas ni picos arancelarios; y países importantes, como Corea y Japón, que a pesar de no tener cuota tienen picos arancelarios, sin embargo, aún así tienen un desarrollo lento pero bastante al alza. 

 

“El mercado tiene y tendrá una demanda al alza”

 

¿Cómo les fue en la convención de MICA (importadores de carne de Estados Unidos)?

Fuimos a la convención de MICA, que se hace todos los años. Allí los países que usualmente exportan a Estados Unidos hacen una actualización de mercado. La delegación de Uruguay estuvo acompañada por el embajador uruguayo en Estados Unidos, el doctor Andrés Durán. 

El economista Álvaro Pereira -jefe de Información y Acceso a Mercados del Instituto Nacional de Carnes (INAC)- y el embajador realizaron una presentación, intentando poner la posición de Uruguay sobre el acceso a ese mercado. Pero también se solicitó el apoyo de los importadores de Estados Unidos para lograr mejores aperturas por diferentes vías. 

Hay una apertura muy grande de esos importadores para apoyar las iniciativas de Uruguay o iniciativas que se puedan desarrollar desde Estados Unidos. Esto hace que se cambie la tónica de apertura o acceso a mercados, y se pase a tener un rol más proactivo en ese sentido.

No sabemos si esto va a tener resultados positivos, o en cuánto tiempo podrían estar esos resultados, pero destacamos ese cambio en la forma de encarar el acceso a mercados.

¿Está definido cuál sería el siguiente paso?

Hay mucho trabajo que va a hacer la Cancillería y el propio embajador uruguayo en Estados Unidos. El INAC estará siempre a la orden para proveer de apoyo técnico, de información y de cualquier acción que sea necesaria en ese mercado.

¿Cómo está BPU? ¿Se recuperó después de la suspensión de China?

Venimos retomando la actividad, recuperando los clientes, en un mercado que está demandado se hace más fácil de lo esperado. Estamos recomponiendo el movimiento de stocks, que había estado un poco complicado, porque se había juntado el paro de actividades con un embudo de logística a nivel mundial, que todavía permanece. Pero estamos retomando la actividad y llegando casi a los niveles previos a la suspensión del mercado chino.

 

“Estamos retomando la actividad y llegando casi a los niveles previos a la suspensión del mercado chino”

 

Considerando que BPU pertenece a NH-Foods, una empresa japonesa, ¿cómo vienen los negocios de la empresa hacia Japón?

Japón viene en aumento. Ahí podemos competir con algunos cortes. Es difícil competir con grandes volúmenes por un tema arancelario y por la distancia, ya que son muy demandantes de productos enfriados. 

Pero es un mercado que viene en franco crecimiento. Ojalá que en algún momento podamos tener un acceso a mercados más favorables para Uruguay, y ahí no tengo dudas de que Japón será un mercado más que importante para la carne uruguaya. 

¿Uruguay debería solicitar el ingreso al Tratado Transpacífico y de esa forma acceder a Japón y Corea con beneficios arancelarios?

Es difícil decirlo. A eso lo maneja mejor el gobierno. Desde la empresa nos parece que sería muy adecuado, porque es un acceso rápido, que abre las puertas del mayor mercado mundial y nos pone en igualdad de competencia con nuestros competidores de Oceanía. Sería realmente transformador. No digo que haya que hacerlo o no, simplemente digo que sería muy bueno. 

¿Cómo ve un probable tratado de libre comercio (TLC) con China? 

Decirle no a una negociación de esta envergadura sería muy desatinado. Hay que ir por esta negociación, no solo por el mercado en sí mismo, sino por los movimientos que esto pueda causar en el resto de los actores o bloques internacionales. 

No es lo mismo negociar con un Uruguay que tiene un TLC con China que con un Uruguay que está cerrado al mundo, como lo está hoy.

¿Ya empezaron a faenar los ganados de cuota 481?

Sí, estamos comenzando. La cuota está bastante complicada, nos acercamos a otro descenso desde el 1° de enero. Y hoy tiene un actor inesperado en volumen, que es Argentina, que tiene una restricción importante de las exportaciones, excepto de los cupos, y se ha volcado fuerte a utilizar el máximo de esos cupos.

Eso ocasionó que en las entradas del período anterior varias decenas de contenedores no pudieran acceder. Eso va a jugar en contra en el acceso de este nuevo período, porque es mercadería que quedó congelada. Creo que eso va a afectar el precio y por eso Europa tiene cierta cautela en la negociación de todo el cupo. Veremos qué pasa.

La cuota 481 va a seguir en descenso, hay que buscar rápidamente válvulas de escape, que ya las estamos encontrando, por eso el TLC con China es fundamental. 

Cuando hablamos de productos de alto valor los aranceles pesan mucho más. No olvidemos que la 481 tiene un arancel 0%, y a China estamos ingresando con un arancel del 12% y desventajas frente a nuestros competidores. Siempre soy muy positivo y abierto a todo tipo de acuerdo que mejore nuestro acceso a los mercados.

¿La fecha límite de embarque para llegar a tiempo al año nuevo chino es mediados de noviembre?

Sí, es así. Pero todos los años son distintos. No sabemos qué está pasando con Brasil. El martes hubo un amague para que puedan entrar 2.000 contenedores que tienen en barcos o que ya llegaron. 

Eso puede causar un cambio inmediato en el comportamiento del mercado. Y si continúa el bloqueo se podrían llegar a extender las ventas más allá de mediados de noviembre. 

 

“La cuota 481 va a seguir en descenso, hay que buscar rápidamente válvulas de escape, que ya las estamos encontrando, por eso el TLC con China es fundamental”

 

¿Si Brasil vuelve a ser habilitado podría enfriarse el mercado hasta febrero?

Usualmente se demanda menos volumen, pero hay un imponderable que no estuvo otros años y es Brasil, stocks, contenedores en viaje y que arribaron. Habrá que ver cómo evoluciona esta situación en los próximos días.

¿La intención de BPU es mantener estos volúmenes de faena o bajar la actividad hacia fin de año y comienzos de 2022?

Seguiremos el ritmo de la demanda. Mantendremos los volúmenes mientras haya una demanda fuerte, y después probablemente bajemos un poco. Pero es algo que aún está por verse.

¿Cómo vienen trabajando en materia de alianzas y certificaciones?

Estamos en un desarrollo importante de sello orgánico. Para fin de año tendremos una línea importante de carne orgánica. También estamos trabajando fuerte con un aliado importante, que es Montes del Plata, para la certificación de carne carbono cero.

La demanda para este tipo de productos todavía no está claramente delineada, es una apuesta que estamos haciendo hacia mercados futuros, que probablemente tenga mayores desarrollos en mercados como Europa y Estados Unidos. 

Estamos trabajando fuerte, con mucha esperanza de que sea una línea de trabajo que se pueda consolidar en el mercado, pero también con mucha cautela, porque aún no sabemos el tipo de demanda que tendría este producto.

 

“Hay que trabajar mucho para mejorar los márgenes, y esperar un año con una demanda firme”

 

¿Qué se debería hacer para mejorar la productividad de la ganadería uruguaya?

Uruguay tiene un paquete tecnológico muy bueno para la ganadería. Un menú de tecnologías, desde el mejoramiento genético, las pasturas, la alimentación, la suplementación e incluso la alimentación a corral, que no le envidia nada al resto del mundo, incluso a países más desarrollados.

Sin embargo, mantenemos una tasa de extracción relativamente baja, que ha mejorado en los últimos tiempos, pero que no superó la línea del 20% o algún punto más, dependiendo de cómo se mida. 

Raramente el cuello de botella de todo esto es el sistema de producción, que se adapta a lo que ha sido la realidad del mercado, y que le impone restricciones a la recría. Cuando uno mira lo que está haciendo Australia con la alimentación a corral, por citar un ejemplo, no existen grandes diferencias en la composición de las raciones o de las pasturas. Lo que sí ocurre es que el período de engorde inicia con animales más jóvenes y más pesados. 

Los inicios de los encierros son con animales diente de leche o cortando dos dientes, pesando 400 kilos, mientras que acá no superamos los 320 o 330 kilos con esa categoría, y eso tiene que ver con la recría. 

Me parece que todas las baterías, en la medida de que todas las relaciones de precios se vayan manteniendo, tienen que apuntar a destetar animales más pesados y recriarlos mejor. 

¿Cómo proyecta el año 2022?

Creo que va a seguir con una demanda firme. Veremos dónde se ubicarán los niveles de precios. Pero más que los precios lo que importa son los márgenes, en cualquier nivel de la cadena productiva. 

A veces nos preocupamos mucho por los precios, pero hay otras ganaderías, como la paraguaya, que tienen márgenes más interesantes. Hay que trabajar mucho para mejorar los márgenes, y esperar un año con una demanda firme.

Otro frigorífico australiano fue suspendido por China esta semana

Las autoridades chinas informaron que detectaron una sustancia química que se usa para tratar infecciones bacterianas en perros.

 

Las autoridades australianas alertaron este martes a la empresa frigorífica Australian Country Choice (ACC), con sede en Brisbane, de que su comercio con China fue suspendido desde el lunes 18 de octubre.

En un comunicado, ACC dijo que las autoridades chinas habían detectado una sustancia química que se usa a menudo para tratar infecciones bacterianas en perros en la carne que había sido procesada en su frigorífico de Cannon Hill.

“Las razones proporcionadas al Departamento de Agricultura, Agua y Medio Ambiente (DAWE) de las autoridades chinas fueron el producto congelado recibido, que no pasó una prueba de muestreo aleatorio de cloranfenicol en productos de carne vacuna inspeccionados en el puerto de entrada de Ningbo”, dijo el comunicado de ACC.

También se realizan pruebas aleatorias de productos que podrían identificar este medicamento en otros puertos de entrada a la UE, Corea y Japón, entre otros.

DAWE informó a ACC que no había recibido ningún aviso reciente de detecciones de agencias de importación en estos mercados.

El departamento solicitó una segunda prueba para confirmar los hallazgos.

ACC dijo que el cloranfenicol era un medicamento que se usaba para tratar infecciones bacterianas en perros y, a veces, caballos, pero que no se prescribió para su uso en ganado en Australia.

La empresa dejó en claro que la carne en cuestión no se produjo en un corral de engorde o establecimiento ganadero de ACC.

“Si bien el producto de carne vacuna que no pasó la prueba no era de ACC, ni de ganado o corrales de engorde de ACC, se procesó en nombre de un cliente de exportación sin empaque de marca y se exportó bajo la licencia de establecimiento 1620 de ACC”, comunicó la industria.

Agregó que, “dado que los procesos de la cadena de suministro estaban más allá del control de ACC, es claramente una gran decepción y una gran interrupción para su negocio y los programas de marca de sus clientes en China”.

ACC, que tiene la capacidad de procesar hasta 1.400 cabezas de ganado por día, dijo que ahora buscaría mercados alternativos para su carne.

“El departamento está trabajando actualmente con la Administración General de Aduanas de la República Popular de China (GACC) para gestionar la suspensión y buscar mayor claridad para el establecimiento involucrado”, dijo un portavoz de DAWE a ABC.

ACC se convierte en la novena fábrica de carne australiana en ser suspendida del comercio con China desde mayo del año pasado.

El ministro federal de Agricultura, David Littleproud, dijo que las suspensiones eran un “recordatorio de la necesidad que tenemos de crear, mantener y ampliar el acceso al mercado para todos nuestros exportadores agrícolas”.

“A pesar de que se proporcionó información a las autoridades chinas, y de nuestros esfuerzos a nivel  gubernamental, departamental, diplomático y de consejeros, las suspensiones siguen vigentes”, dijo Littleproud en un comunicado.

La lista de plantas cárnicas afectadas incluye la planta John Dee de Queensland, que también estaba relacionada con las preocupaciones sobre el cloranfenicol en la carne.

La industria estima que el costo de la interrupción del comercio debido a las suspensiones es de cientos de millones de dólares.

China sigue siendo uno de los mercados más lucrativos para la carne roja australiana y la ABC entiende que 35 plantas cárnicas australianas siguen siendo elegibles para exportar a China.

ACC es el primer matadero australiano en ser suspendido del comercio con China desde diciembre.

En mayo del año pasado, se suspendieron Kilcoy Pastoral Company, Beef City propiedad de JBS, cerca de Toowoomba y Dinmore, cerca de Brisbane, y Northern Cooperative Meat Company de Nueva Gales del Sur en Casino. Le siguieron Queensland, John Dee y Meramist.

Dos frigoríficos victorianos, Australian Lamb Company y JBS Brooklyn, también fueron excluidos de la venta de carne a China cuando los trabajadores contrajeron COVID-19.

Todavía están esperando reanudar el comercio, a pesar de que China permite que otras plantas cárnicas de todo el mundo reanuden el comercio en circunstancias similares.

 

Fuente: ABC News Australia

“Los tres principales mercados que tiene la carne uruguaya están con avidez y somos optimistas”

Entrevista con el presidente de Athena Foods Uruguay (Minerva), Ignacio Gamio. Contenido exclusivo para socios y suscriptores.

 

¿Cómo analiza este momento para el negocio cárnico?

Es un momento muy especial, fue un año de muchísima incertidumbre a causa del coronavirus. La economía mundial empieza a retomar la actividad, y los principales mercados de la carne uruguaya están en un momento de mucha demanda y de crecimiento económico. Ni que hablar la demanda de China, que está fuerte, con precios estabilizados desde hace un tiempo, pero con una demanda muy fuerte. La economía de Estados Unidos está creciendo, y la carne uruguaya también es muy demandada ahí. Por suerte en Europa la pandemia dio la posibilidad de mayor libertad y el consumo de carne también aumentó. Entonces, los tres principales mercados que tiene la carne uruguaya están con avidez, y somos optimistas.

 

¿Y la industria frigorífica uruguaya cómo está actualmente?

Tuvo momentos bastante complicados, sobre todo por la falta de disponibilidad de materia prima, que es la base de la actividad de cualquier industria. Tuvimos una disponibilidad muy baja en 2019 y 2020, después de niveles de actividad muy importantes y de una exportación de ganado en pie que era demasiado alta, que hizo que no tuviéramos el volumen de ganado necesario para faenar. Hoy la realidad es otra. El nivel de actividad se ha mantenido en niveles altos, y estamos recuperando los niveles de faena a los que estábamos acostumbrados. Eso permite un trabajo más importante de la industria, para ir diluyendo costos, porque los costos de producción en Uruguay son muy altos, y este problema se agrava cuando hay bajo nivel de actividad. En definitiva, hoy tenemos buen nivel de actividad, buena colocación de nuestros productos y un mercado de exportación que está demandante. Todo esto nos hace ser optimistas. 

 

¿Cómo califica el momento de Athena Foods en Uruguay?

Estamos con un nivel de actividad importante, con las tres plantas trabajando a full, faenando entre 12.000 y 13.000 reses por semana; y estamos cubriendo todos los mercados que nos están solicitando negocios. Todo esto es muy importante. 

 

¿Cómo está posicionada Minerva a nivel global?

Creciendo mucho. Es el principal exportador de carne vacuna de Sudamérica. Tiene un desarrollo en los principales países productores de carne y podemos ir cumpliendo con nuestros clientes, en función de las posibilidades que ve el mercado en cada uno de esos orígenes. Hoy vemos que la limitación de las exportaciones desde Argentina y Uruguay está tomando esos espacios. Los clientes pueden estar tranquilos de que Minerva les va a cumplir con un producto de calidad, acorde al que están acostumbrados a recibir. Lo que les estamos dando a nuestros clientes es la tranquilidad de que somos un proveedor de confianza en cualquier momento.

 

“La gente que invirtió en Minerva se siente conforme con la actividad de la empresa en Uruguay”

 

¿Y desde la dirección internacional de la empresa cómo ven a Uruguay?

Minerva compró su primera planta en Uruguay en el año 2011, fue el frigorífico PUL; en 2014 compró la planta de Frigorífico Carrasco; y en 2017 Frigorífico Canelones. Son tres plantas sumamente importantes, y estas inversiones hablan de la confianza que tiene en Uruguay la dirección de Minerva, así como de las posibilidades que ofrece el país. Pasamos por un momento difícil, muy complicado por la estructura de costos de la industria frigorífica en general, en 2019 y parte de 2020. Pero hoy la heterogeneidad de mercado, con la amplia posibilidad de colocación de productos, y con la base productiva que tiene una materia prima de mucha calidad. Todo esto nos permite avizorar un futuro importante y un presente adecuado para continuar con el desarrollo de Minerva en Uruguay. Incluyo en este análisis a nuestros proveedores y funcionarios. La gente que invirtió en Minerva se siente conforme con la actividad de la empresa en el país.

 

¿Proyectan realizar alguna otra inversión en Uruguay?

Este tipo de empresas siempre está con el radar pendiente de las oportunidades. Creemos que hoy el nivel de actividad y posicionamiento de mercado que tiene Minerva en Uruguay es adecuado. No están proyectadas nuevas adquisiciones en el corto y mediano plazo, pero siempre se está atento al negocio y a los movimientos que se den en el mercado.

 

¿Dónde cree que estarán las mejores oportunidades de negocios en el futuro?

Creo que estarán por el lado de los productos de calidad y sustentables. La producción basada en el cuidado del medio ambiente es donde estarán las oportunidades. Hacia allí está apuntando la empresa. Esa es una oportunidad muy importante, no solo para Minerva y Athena Foods, sino para todo el Uruguay.

 

“En la producción basada en el cuidado del medio ambiente es donde estarán las oportunidades. Hacia allí está apuntando la empresa”

 

¿Cuál debe ser la estrategia para enfrentar a los detractores de la carne?

Hay que reaccionar con tranquilidad, con mucha información y datos objetivos. Los detractores siempre están y siempre estarán. Y toda la cadena cárnica tiene que dar una respuesta contundente y basada en datos objetivos. El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), el Instituto Nacional de Carnes (INAC), el Ministerio de Ambiente y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria están dando una mano importante en esto. Uruguay va a salir en bloque a responder, y lo hará con datos objetivos a este tipo de amenazas a la producción de carne. Los datos objetivos, coherentes, medibles y contrastables con esta información es lo que va a poner luz, con una versión real de cómo es la producción de carne en Uruguay.

 

¿Cuáles son las perspectivas para la carne terminada a granos?

Es un negocio que, como dice el Dr. Alvaro Ferrés, tiene tres patas: el precio de la reposición, el precio del grano y el precio del ganado gordo. Que los tres estén alineados a veces es muy difícil. Hoy el precio del grano es muy importante, pero el precio de la reposición le está dando una oportunidad al negocio del corral. Por otro lado, el precio de exportación de este producto, que es notoriamente diferenciado, también permite hacer alguna diferencia. No creo que Uruguay tenga la posibilidad de aumentar demasiado la producción de carne a granos, pero sí manejar los volúmenes que se están manejando hoy, y por qué no un crecimiento sostenido en el largo plazo. Lo importante es que sea sustentable y rentable para el productor y para la industria frigorífica, que está deseosa de ese producto.

 

“Somos optimistas en cuanto al nivel de actividad del segundo semestre”

 

¿Está creciendo la demanda de China por este tipo de producto?

Exacto. China, Corea del Sur y Japón. Sabemos también que el gobierno uruguayo está buscando alguna cuota especial para carne HQB (carne de alta calidad, por su sigla en inglés) en el mercado de Estados Unidos. Es un producto de mucha calidad, diferenciado, que seguramente irá encontrando sus nichos en diferentes mercados.

 

¿Qué actividad proyectan para los próximos meses?

Agosto es un mes de menor oferta de haciendas. Tenemos la ventana de cuota 481, para julio y agosto estamos planificando niveles de actividad normales en las tres plantas. En setiembre se empezará a normalizar el nivel de actividad, y podremos volver a los volúmenes que estamos manejando hoy. Somos optimistas en cuanto al nivel de actividad del segundo semestre, que vendrá de la mano de una cantidad de negocios que se vayan concretando en julio y agosto, para el último trimestre del año, y eso definirá nuestro nivel de actividad. 

 

¿Cuáles serían los costos estructurales más importantes a solucionar?

Lo más importante es que hay una agenda general de la industria frigorífica, el INAC, MGAP, Ministerio de Economía y Finanzas y Ministerio de Relaciones Exteriores, a nivel de Procarnes. Ese es un ámbito de discusión válido, allí están los principales puntos en los que debe actuar Uruguay, con prioridades, pero entre todos podemos encontrarle la salida a los problemas de competitividad de la cadena cárnica uruguaya. Los aranceles son algo que la industria por sí sola no puede manejar, es un tema estrictamente del gobierno, y estamos muy esperanzados en las negociaciones que el propio presidente de la República está llevando adelante y puede haber una salida interesante. Con respecto a los mercados, el Sudeste Asiático le abre una oportunidad muy interesante al Uruguay y no podemos dejar pasar esa oportunidad. Debemos tener la mayor cantidad de mercados abiertos, y aprovechar las bondades de cada uno de ellos. No podemos estar pensando como el fútbol, que Maracaná va a ser eterno. Tenemos que trabajar todos los días para mejorar nuestra competitividad. Nuestros vecinos han mejorado mucho. Hoy el estatus sanitario de Brasil es mejor que el de Uruguay, y las posibilidades de acceso a mercados de Brasil son prácticamente idénticas a las de Uruguay. Argentina tiene sus limitaciones propias pero en algún momento volverá a despertar, y ya sabemos qué pasa cuando Argentina se pone a producir. Así que Uruguay debe apretar el acelerador a fondo, solucionar problemas de base, que vienen de muchos años atrás, y no tengo dudas de que nuestras autoridades son capaces de resolverlos. 

 

¿Cree que Uruguay debe dejar de vacunar contra la fiebre aftosa?

Es un tema que ya se discutió. En su momento INAC trajo una consultora que mostró que eso no cambiaba los números de Uruguay y significaba un riesgo. No quiero dar una opinión, sería atrevido de mi parte, pero debemos de tener en cuenta que el peso de la ganadería es muy importante en la economía uruguaya, y cualquier decisión que tomemos debe ser consensuada entre todos los actores. No creo que una sola parte pueda opinar, sino que es algo que debe ser resuelto entre todos.

 

Foto: Gentileza Athena Foods.

Gobierno anunció reapertura del mercado chino para frigorífico BPU

El canciller Francisco Bustillo enfatizó que el tiempo para levantar una suspensión es de seis meses, y, en esta ocasión, fue de dos meses y medio, al tiempo que destacó el trabajo en conjunto con el MGAP.

A partir de este jueves 1° de julio quedó rehabilitado el frigorífico BPU para la exportación de carne a China, con la trascendencia que el destino del 70% de la faena de esa planta industrial es el país asiático, informó el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo.

Enfatizó que no existe ningún requisito adicional, lo que deja en claro la buena relación con China. Ejemplificó que el tiempo para levantar una suspensión es de seis meses, y, en esta ocasión, fue de dos meses y medio.

En una conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Bustillo anunció que este jueves 1° recibió la noticia del levantamiento de la suspensión de exportar carne a China por parte del frigorífico BPU. Explicó que puede comenzar a operar de inmediato, a partir de lo cual 810 empleados de la empresa retornan a la actividad y también otras 6.000 personas que trabajaban vinculadas, de manera indirecta, a la planta industrial.

El secretario de Estado recordó que el martes 29 se reunió con el embajador de China en Uruguay, Wang Gang, para dialogar acerca de este tema. En tanto, el lunes 28 visitó las instalaciones de la planta industrial ubicada en el departamento de Durazno para conversar con directivos y el gremio de los trabajadores.

“Fue un reclamo que nos trasladaron, por lo que es una muy buena noticia para Flores y Durazno, para los que trabajan en el frigorífico y para todo el país, en lo político y social”, aseguró Bustillo.

El jerarca agradeció el trabajo intenso de los embajadores Wang Gang y Fernando Lugris en el país asiático, así como el de autoridades del Ministerio de Ganadería y de la propia Cancillería, en estos dos meses y medio de gestiones.

Enfatizó que para la rehabilitación no se prevé ningún requisito adicional, ni político ni comercial, lo que es una demostración más de las buenas relaciones que Uruguay mantiene con el Gobierno de China. Ejemplificó que el tiempo promedio para levantar una suspensión es de seis meses, y, en esta ocasión, fue de poco más de dos meses.

 

Fuente: Presidencia Uruguay.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad