*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 20 de abril de 2024 7:17 am | USD promedio 38.51 | EURO promedio 41.01 | ARG promedio 0.04 | Real promedio 7.81

¿Qué es el Acuerdo Transpacífico y por qué Uruguay pretende integrarlo?

Detalles que motivaron a que el gobierno uruguayo presente formalmente su solicitud para ser miembro del bloque, que actualmente está integrado por 11 países. 

 

El Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), es un acuerdo comercial entre Australia , Brunei , Canadá , Chile , Japón , Malasia , México , Nueva Zelanda , Perú , Singapur y Vietnam.

Evolucionó a partir de la Asociación Transpacífica (TPP), que no había avanzado debido a la retirada de los Estados Unidos. Los 11 signatarios tienen economías combinadas que representan el 13,4% del producto interno bruto mundial, con aproximadamente US$ 13,5 billones, lo que convierte al CPTPP en una de las áreas de libre comercio más grandes del mundo por PIB, junto con el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá, el Acuerdo Único Europeo Market y la Asociación Económica Integral Regional .

El TPP se había firmado el 4 de febrero de 2016 pero nunca entró en vigor, ya que Estados Unidos se retiró del acuerdo poco después de la elección del presidente Donald Trump. 

Todos los demás signatarios del TPP acordaron en mayo de 2017 revivir el acuerdo, y se informó ampliamente que la administración de Shinzo Abe, en Japón, asumió el papel principal en lugar de EEUU. En enero de 2018 el CPTPP fue creado como un acuerdo sucesor, conservando dos tercios de las disposiciones de su antecesor. Se suspendieron 22 medidas favorecidas por EEUU, pero impugnadas por otros signatarios, mientras que se redujo el umbral de promulgación para no requerir la adhesión de EEUU.

La ceremonia formal de firma se llevó a cabo el 8 de marzo de 2018 en Santiago de Chile. El acuerdo especifica que sus disposiciones entran en vigor 60 días después de la ratificación por al menos la mitad de los signatarios (seis de los 11 países participantes). 

El 31 de octubre de 2018 Australia fue la sexta nación en ratificar el acuerdo; posteriormente entró en vigor para los seis países que lo ratificaron inicialmente el 30 de diciembre de 2018.

El capítulo sobre empresas de propiedad estatal (SOE, por sus siglas en inglés) no ha cambiado y requiere que los signatarios compartan información sobre las SOE entre sí, con la intención de abordar el tema de la intervención estatal en los mercados. Incluye los estándares más detallados para propiedad intelectual de cualquier acuerdo comercial, así como protecciones contra el robo de propiedad intelectual contra corporaciones que operan en el extranjero. 

Durante la ronda de negociaciones celebrada simultáneamente con el foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Vietnam, en noviembre de 2017 , el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se negó en principio a firmar el acuerdo, expresando reservas sobre las disposiciones sobre cultura y automoción. 

Los medios de comunicación de Australia, Nueva Zelanda y Japón, que apoyaron firmemente un movimiento rápido en un acuerdo, criticaron enérgicamente lo que describieron como sabotaje canadiense.

Canadá insistió en que se protegieran los derechos culturales y lingüísticos, específicamente relacionados con su minoría francófona. 

Sin embargo, la principal reserva de Canadá fue un conflicto entre el porcentaje de un vehículo que debe originarse en una nación miembro del CPTPP para ingresar libre de aranceles, que era del 45% según el lenguaje original del TPP y del 62,5 % según el acuerdo del TLCAN. 

Japón, que es un importante exportador de piezas de automóviles, apoya firmemente requisitos más bajos. En enero de 2018 Canadá anunció que firmaría el CPTPP después de obtener cartas complementarias vinculantes sobre cultura con todos los demás países miembros del CPTPP, así como acuerdos bilaterales con Japón, Malasia y Australia relacionados con las barreras no arancelarias. 

La Asociación de Fabricantes de Autopartes de Canadá criticó duramente el aumento de los porcentajes de partes de automóviles que pueden importarse libres de aranceles, y señaló que Estados Unidos se estaba moviendo en la dirección opuesta al exigir estándares de importación más estrictos en la renegociación en curso del TLCAN. 

En febrero de 2019, Jim Carr, Ministro de Diversificación del Comercio Internacional de Canadá, pronunció un discurso de apertura en un seminario sobre CPTPP – Expanding Your Business Horizons, llegando a las empresas afirmando que la utilización del acuerdo proporciona un puente que permitirá a las personas, bienes y servicios para compartir más fácilmente.

El texto final del CPTPP era, en su mayor parte, idéntico al TPP original, excepto por algunas disposiciones presentadas por los EEUU en el marco del TPP, pero no apoyadas por los otros miembros. 

En el capítulo de propiedad intelectual, los términos de derechos de autor y patentes se acortaron en relación con TPP, y se eliminaron los estándares para la protección de la propiedad intelectual digital. También se rescindieron las disposiciones que permitían el uso de soluciones de controversias entre inversores y Estados para acuerdos y autorizaciones de inversión. 

Ratificaciones de los países miembros

El 28 de junio de 2018 México se convirtió en el primer país en culminar su proceso interno de ratificación del CPTPP, y el presidente Enrique Peña Nieto afirmó: “Con este acuerdo de nueva generación, México diversifica sus relaciones económicas con el mundo y demuestra su compromiso con la apertura y la libre comercio”. 

En los meses posteriores lo hicieron Japón, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Vietnam, Perú y Malasia. 

De los signatarios originales, Chile es uno de los dos que aún no han ratificado el CPTPP. El 17 de abril de 2019, el CPTPP fue aprobado por la Cámara de Diputados de Chile. La ronda final de aprobación en el Senado estaba prevista para noviembre de 2019, luego de ser aprobada por su Comisión de Constitución. Sin embargo, debido a una serie de protestas masivas contra el gobierno de Sebastián Piñera , el proceso de ratificación se detuvo. 

Recién en 2022 se reanudó el proceso de ratificación tras la elección de un nuevo Congreso y del presidente Gabriel Borical, quien había manifestado públicamente su posición contraria a que Chile integre este tratado, pero no interfirió en la votación. El CPTPP fue aprobado en el Senado chileno con 27 votos a favor (principalmente de la oposición de derecha y algunos políticos de centroizquierda) y 10 en contra, en su mayoría de miembros de la coalición gobernante. 

El tratado, sin embargo, aún no ha sido depositado; la administración Boric ha anunciado que lo hará una vez que se negocien varias cartas paralelas con los otros signatarios en temas específicos considerados dañinos por el gobierno chileno.

Entrada en vigor

El acuerdo entró en vigor 60 días después de la ratificación y el depósito de los documentos de adhesión por parte de al menos la mitad de los signatarios (seis de los 11). Australia fue el sexto país en ratificar el acuerdo, que se depositó en Nueva Zelanda el 31 de octubre de 2018 y, en consecuencia, el acuerdo entró en vigor entre Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda y Singapur el 30 de diciembre de 2018.

El 1 de enero de 2019, Australia, Canadá, México, Nueva Zelanda y Singapur implementaron una segunda ronda de recortes arancelarios. La segunda reducción arancelaria de Japón tuvo lugar el 1 de abril de 2019.

Luego Vietnam, Perú y Malasia depositaron los documentos de adhesión y el acuerdo entró en vigor a los 60 días posteriores.

Países que solicitaron integrar el acuerdo

Las reglas del CPTPP requieren que los 11 signatarios estén de acuerdo con la admisión de miembros adicionales.

Entre los solicitantes actuales se encuentra el Reino Unido, con el fin de estimular las exportaciones después del Brexit, y mantuvo conversaciones informales con varios de los miembros. 

En junio de 2020, el gobierno del Reino Unido emitió un documento reafirmando su posición, sustentada en tres razones. La primera: Asegurar mayores oportunidades comerciales y de inversión que ayudarán a la economía del Reino Unido a superar el desafío sin precedentes que plantea el coronavirus. Unirse a CPTPP abriría nuevas oportunidades para los exportadores en sectores estratégicamente importantes y ayudaría a apoyar una reactivación industrial en el Reino Unido.

La segunda: Ayudar al Reino Unido a diversificar los vínculos comerciales y las cadenas de suministro y, al hacerlo, aumentar la seguridad económica en un momento de mayor incertidumbre e interrupción en el mundo.

Y la tercera: Ayudar al lugar futuro del Reino Unido en el mundo y promover sus intereses a largo plazo. La membresía de CPTPP es una parte importante de nuestra estrategia para colocar al Reino Unido en el centro de una red moderna y progresiva de acuerdos de libre comercio con economías dinámicas. Hacerlo convertiría al Reino Unido en un centro global para empresas e inversores que deseen comerciar con el resto del mundo.

Además, el gobierno del Reino Unido declaró que en 2019 cada región y nación que la integra exportó al menos US$ 1,25 mil millones en bienes a los países miembros de CPTPP. El gobierno del Reino Unido también destacó que las empresas del Reino Unido realizaron importantes inversiones en países del CPTPP en 2018 y 2019. 

El 1 de febrero de 2021 el Reino Unido solicitó formalmente unirse al CPTPP. El Reino Unido es el primer país no fundador que solicita unirse al CPTPP. Si tiene éxito, se convertiría en la segunda economía más grande del CPTPP, después de Japón. 

El 18 de febrero de 2022 el gobierno japonés, como presidente del Grupo de Trabajo de Adhesión del Reino Unido en nombre de los miembros del CPTPP, confirmó que la solicitud había pasado a la segunda (y última) fase de negociaciones de “acceso al mercado” con el CPTPP. 

Por otra parte, Taiwán solicitó unirse al CPTPP el 22 de setiembre de 2021, pocos días después de que China presentara su solicitud. 

En diciembre de 2020, el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi , dijo que “CPTPP establece altos estándares para las regulaciones sobre comercio electrónico, propiedad intelectual y empresas estatales”, lo que sugiere que la cantidad de intervención del gobierno en la economía china no cumplirá con los requisitos”.

Por lo tanto, se cree que es poco probable que la solicitud de China al CPTPP gane terreno. Aunque no es miembro del CPTPP, EEUU puede ejercer presión dentro del Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá que impide que Canadá y México voten a favor de la solicitud china.

El exministro de Comercio de Australia, Dan Tehan, también indicó que Australia se opondrá a la solicitud de China hasta que el gigante asiático detenga las huelgas comerciales contra las exportaciones australianas y reanude los contactos de ministro a ministro con el gobierno australiano. Además, Australia ha presentado disputas contra China en la OMC sobre las restricciones impuestas por China a las exportaciones de cebada y vino.

Ecuador también presentó su solicitud para unirse al pacto comercial CPTPP a medida que el país avanza para reducir su dependencia del petróleo y diversificar su economía a través de las exportaciones. 

Costa Rica fue otro país que solicitó unirse al pacto comercial, el 11 de agosto de 2022. Y, finalmente, este 1° de diciembre Uruguay presentó su solicitud para unirse al CPTPP. 

Candidatos potenciales 

En diciembre de 2021 el gobierno de Corea del Sur anunció formalmente que comenzará su solicitud para unirse al CPTPP. 

Por otra parte, se espera que Tailandia presente pronto una carta de intención para que el país solicite unirse al pacto, pero hubo una campaña en contra de unirse al bloque, que reunió 400.000 firmas.

En 2016 Filipinas también quiso unirse al TPP.

Solicitud de Uruguay

El ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, se reunió, este jueves 1° con el titular de Comercio y Crecimiento de las Exportaciones y responsable de Industrias Primarias de Nueva Zelanda, Damien O’Connor. En este marco, el canciller hizo entrega formal de la solicitud uruguaya de ingreso al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Tras el encuentro, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, afirmó en su cuenta oficial de Twitter que esta acción otorgará más oportunidades para el país y su gente. “Un Uruguay abierto al mundo. Confiamos en los uruguayos y todo su potencial”, valoró.

En Nueva Zelanda, los secretarios de Estado remarcaron los intereses compartidos por ambos países, en particular en el área agrícola-ganadera, y resaltaron las posiciones conjuntas en los ámbitos multilaterales. En ese sentido, coincidieron en la importancia de reimpulsar el vínculo bilateral.

Luego de la entrega de la mencionada nota, se intercambió sobre el procedimiento que se deberá seguir, a los efectos de la consideración de la solicitud de adhesión al acuerdo.

En la reciente inauguración de la cosecha de trigo, celebrada en Dolores (Soriano), Lacalle informó que a principios de diciembre Uruguay presentaría la solicitud de adhesión al CPTPP.

El presidente de la República participó a fines de octubre, en Tokio, del seminario de negocios Japan-Uruguay Business Forum, ofrecido por Japan External Trade Organization, donde dejó de manifiesto la intención del gobierno de avanzar en tratados comerciales con Japón y el CPTPP.

En ese marco, resaltó las transformaciones que el gobierno uruguayo implementa, que reflejan una mirada a largo plazo, y valoró la madurez del país para concretar acuerdos bilaterales de comercio con nuevos socios.

Las oportunidades que podrían generarle a Uruguay ingresar a este acuerdo fueron un tema en el que han coincidido distintos integrantes del Instituto Nacional de Carnes (INAC), desde su presidente, Conrado Ferber, hasta sus diferentes gerentes y representantes del sector productivo y del industrial.

Recomendación de INAC

En setiembre de 2021 el Instituto Nacional de Carnes (INAC) recomendó al Poder Ejecutivo solicitar el ingreso de Uruguay al CPTPP. Así lo informaron el presidente del organismo, Conrado Ferber, y el jefe de Información y Acceso a Mercados, Ec. Álvaro Pereira Ramela, en reunión con la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

Pereira comentó luego del encuentro que “Uruguay hizo una propuesta de flexibilización al Mercosur (…) poder vincularnos con terceros países de otra manera. Desde INAC lo que hicimos fue estudiar algunas alternativas y trajimos a colación los resultados de un análisis sobre qué pasaría, qué impacto tendría si Uruguay se uniera al CPTPP”.

Recordó que el CPTPP es un acuerdo que integran 11 países, entre ellos Japón, Canadá, Vietnam y Malasia. “Son países que importan 1 de cada 5 kilos en el mundo, y realmente encontramos resultados muy alentadores; podemos hablar de un escenario conservador de más de US$ 100 millones en exportaciones para la cadena de carne bovina, que es el doble que el resultado de vincularnos con la Unión Europea”, destacó el economista.

Agregó que “adicionalmente nos ofrece otras cosas: diversificaciones, estabilidad de precios. Entendemos que realmente es una alternativa que debe ser estudiada al detalle. Es un acuerdo preexistente, hay 11 países que ya acordaron un montón de condiciones y ya se dieron un montón de beneficios entre ellos, como beneficios arancelarios”. 

“Hay un montón de elementos que ya están resueltos y que si Uruguay solicitara la incorporación, debería aceptarlos. El proceso consiste en solicitar la incorporación, aceptar un montón de elementos de disciplina, que ya todos están de acuerdo, y luego hacer una propuesta en materia de rebaja arancelaria que sea aceptable para los otros 11 miembros preexistentes”, señaló.

Consideró que “hay tres países que nos pueden dar un beneficio importante: Japón, Canadá y Vietnam. Nosotros con Japón hoy en día tenemos un arancel del 38,5%; el arancel en CPTPP hoy está en 25% y va a seguir cayendo hacia un 9%. Estamos hablando de una rebaja muy importante y ahí es donde vemos el mayor potencial”. 

Hasta ese día no se conocía la posibilidad de que Uruguay avanzara en un TLC con China, noticia que fue anunciada al día siguiente por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou.

 

Sector cárnico exportará US$ 3.300 millones en 2022

El monto será 10% superior al obtenido en 2021; China generará divisas cercanas a US$ 1.800 millones.

 

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, detalló que las exportaciones del sector alcanzarán los US$ 3.300 millones, un crecimiento de un 10% con respecto a 2021. China generará divisas cercanas a US$ 1.800 millones y una mejora de 200 millones de dólares. Remarcó que la solicitud de ingreso al Acuerdo de Asociación Transpacífico es una buena noticia para contar con menor tasa arancelaria.

A la conferencia de prensa brindada por el titular del INAC este jueves 1.° asistieron también los gerentes de Información, Jorge Acosta, y Mercado Interno, Fernanda Cuervo, y los jefes de Acceso e Inteligencia de Mercado, Álvaro Pereira, e Innovación, Gianni Motta.

Ferber expresó que la cadena cárnica coloca casi 90% de su exportación en tres mercados: China, en un rol dominante, Estados Unidos y la Unión Europea, como segundo y tercer destino, respectivamente.

Destacó que al finalizar este año el sector habrá completado ingresos totales de cerca de US$ 3.300 millones, como consecuencia del aumento promedio de precios en el exterior, lo que significa un crecimiento de 10%, y por encima de las 500.000 toneladas entre todos los tipos de carne que se vende en el extranjero. Explicó que se trata de un récord en cuanto a valores, no a volumen, y que la única forma de lograr trabajo e ingresos para los uruguayos es exportar.

El jerarca puntualizó que China generará divisas en el entorno de los US$ 1.800 millones al cierre de 2022, lo que representa un 56% del total de ingresos y un crecimiento de unos 200 millones con el principal socio comercial del sector.

Consideró que los mercados de Vietnam e Indonesia son los más relevantes y atractivos. En ambos países, los restaurantes representan la primera categoría de consumo de carne fuera del hogar, por encima de los comercios de comida rápida y otros tipos de locales, por lo que adquieren importancia las oportunidades de agregado de valor.

Indicó que también hay mercados cuyas condiciones de acceso son ideales pero el comercio es todavía incipiente. En esa situación se encuentra la región de Medio Oriente, asimismo INAC ha tomado un rol activo en ferias de Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Estos dos países son importadores netos de proteínas, mercados masivos para carne aviar y representan más del 10% del mercado global. En cuanto a los sectores bovino y ovino, son clientes a los que es posible vender con agregado de valor.

“La solicitud de ingreso al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico es una buena noticia. Es primordial y es jugar en primera división en cuanto a mercados de la carne, para tener acceso con mejores tasas arancelarias” aseguró el jerarca.

Faena

Ferber estimó una faena de bovinos para 2022 con una disminución de 7,9% respecto a 2021, lo que la ubicará por encima de los 2.400.000 animales. De igual forma, ese promedio supera el de los últimos 20 años (2.200.000). En cuanto a la de ovinos, este año será muy próxima a 1.300.000 cabezas, cifra algo inferior a 2021 (-3%), pero aún con altos niveles.

La faena de aves muestra un crecimiento de 2,6% a octubre, lo que fortalece el nivel de actividad del rubro en los primeros 10 meses del año y permite estimar un total de más de 33.000.000 de aves. En el caso de los porcinos, la faena a octubre se ubica por debajo de la registrada en 2021 en la misma época (-5,4%), unos 123.000 animales.

Consumo interno y precio de la carne

Entre enero y octubre de 2022, se registraron volúmenes similares a los del año anterior de proteínas totales volcadas al mercado interno (1,3%).

El consumo de carne bovina disminuyó 4,8% respecto a 2021 y se ubicó por debajo de los de 2020 (-2,6%) y 2019 (-11%). La aviar, segunda proteína más consumida en nuestro país, mostró un crecimiento de 5,3% sobre los valores de 2021. En cuanto a la carne porcina, el consumo se recuperó de la caída observada en el año previo, con un aumento del 11% respecto a 2021 y 8% a 2020.

En 2022, el 31% de las proteínas fueron de origen importado y Brasil fue el principal socio comercial. “El consumo interno de cerdo y pollo alcanza el 52%, lo que significa que por primera vez superó a las carnes vacunas”, resaltó el presidente del INAC.

Detalló que, en términos de precios al público, al mes de octubre se observan diferencias entre las distintas carnes. La bovina muestra un crecimiento acumulado anual de 4,4% (la mitad de IPC), con tendencia a la baja, y acumula en los meses de setiembre y octubre una caída de 4,6%. En tanto, la carne porcina es la única con crecimiento real (11,2%) y la aviar, levemente por debajo de la inflación (7,6%).

Sistema de Registro y Gestión del Abasto

Ferber recordó que el 15 de noviembre comenzó a funcionar el Sistema de Registro y Gestión del Abasto de forma obligatoria, mediante la digitalización de transacciones comerciales en el mercado interno para todo movimiento y cambio de propiedad de comercios.

En el sector de las carnes, hay unas 4.000 empresas con una dinámica compleja, que incluye 2.500 carnicerías, 700 distribuidores, 70 plantas de faena, 140 exportadores, 10 plantas de desosado, 50 importadores, 80 plantas de elaboración y 15 depósitos, entre otros. Para enero de 2023, habrán sido auditadas cerca de 1.700 carnicerías de todo el territorio nacional.

En materia de capacitación, se certificó en inocuidad alimentaria y generación de valor agregado de productos que se comercializa a más de 350 carniceros del interior del país. En 2024 se cumplirá la meta de cobertura total de departamentos, junto con el Ministerio de Ganadería, los gobiernos departamentales y la Facultad de Veterinaria.

Uruguay presentó solicitud de ingreso al Acuerdo Transpacífico

El canciller Bustillo se reunió con el titular de Comercio y Crecimiento de las Exportaciones y responsable de Industrias Primarias de Nueva Zelanda, Damien O’Connor.

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Bustillo, se reunió, este jueves 1° con el titular de Comercio y Crecimiento de las Exportaciones y responsable de Industrias Primarias de Nueva Zelanda, Damien O’Connor. En este marco, el canciller hizo entrega formal de la solicitud uruguaya de ingreso al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

Tras el encuentro, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, afirmó en su cuenta oficial de Twitter que esta acción otorgará más oportunidades para el país y su gente. “Un Uruguay abierto al mundo. Confiamos en los uruguayos y todo su potencial”, valoró.

En Nueva Zelanda, los secretarios de Estado remarcaron los intereses compartidos por ambos países, en particular en el área agrícola-ganadera, y resaltaron las posiciones conjuntas en los ámbitos multilaterales. En ese sentido, coincidieron en la importancia de reimpulsar el vínculo bilateral.

Luego de la entrega de la mencionada nota, se intercambió sobre el procedimiento que se deberá seguir, a los efectos de la consideración de la solicitud de adhesión al acuerdo.

 

Fuente: Presidencia.

Uruguay volverá a batir récord de exportaciones agroindustriales en 2022, aseguró Mattos

Este miércoles, invitado por ADM, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca realizó la presentación Desafíos y oportunidades del sector agroindustrial frente a un nuevo escenario internacional.

 

El ministro Fernando Mattos realizó la presentación: “Desafíos y oportunidades del sector agroindustrial frente a un nuevo escenario internacional”, este miércoles 30 en el clásico almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay (ADM). 

De esta actividad también participaron: el ministro de Ambiente, Adrián Peña; el secretario de Presidencia de la República, Alvaro Delgado; el prosecretario, Rodrigo Ferrés; y el subsecretario del MGAP, Ignacio Buffa, entre otras autoridades.

El ministro Mattos detalló, a través de datos y cifras, la situación recesiva a nivel mundial. Sobre China, el principal destino de los productos uruguayos, expresó que su crecimiento será menor de lo esperado. 

Destacó además que “en el mundo de hoy tenemos un serio problema de inseguridad alimentaria, que pone en una situación de debilidad a muchos gobiernos”. 

En cuanto a Uruguay, dijo que “nos miran con ojos positivos, favorables, debido a nuestra confiabilidad. Tenemos que defender nuestra principal característica que es el cumplimiento de los compromisos de los contratos, fortaleciendo algo que muchos nos admiran: credibilidad y bajo nivel de corrupción”.

Destacó que, “nuevamente, en el año 2022 vamos a batir el récord de exportaciones de bienes agroindustriales; también será récord de exportaciones totales del país, superando al año 2021; y será la primera vez que los bienes agroindustriales superarán los US$ 10.000 millones”. 

Remarcó que Uruguay tiene capacidades y fortalezas para un mayor potencial productivo y exportador. Y enfatizó que, como proveedor del mundo, no puede dejar de explotar sus recursos naturales. Sin embargo, planteó que debe hacerlo de manera sostenible.

En materia diferencial, dijo que se continúa avanzando en acciones que cuidan el  ambiente y mitigan el cambio climático. En ese sentido, Mattos destacó el estrecho vínculo entre el MGAP y el Ministerio de Ambiente, y repasó medidas tales como el bono BIICC, la Estrategia climática de largo plazo y la Huella ambiental de la ganadería uruguaya. Asimismo, señaló los desafíos que se plantearon recientemente ante la COP27.

Acompañaron al mandatario, la directora general del MPGA, Fernanda Maldonado; el director de Recursos Naturales, Martín Mattos; el director de la Granja, Nicolás Chiesa; el director de Desarrollo Rural, Carlos Rydstrom; y el director de Descentralización, Luis Carresse.

 

Fuente: MGAP.

Ante menor demanda de Europa y China, Argentina hace negocios con Azerbaiyán, Chipre y Filipinas

Algunos cortes especiales pueden alcanzar valores similares a los de la cuota Hilton, señalaron quienes participaron en la feria Sial París 2022.

 

La invasión de Rusia a Ucrania, la inflación, crisis energética y devaluación del euro, son problemas que afectan la demanda europea de carne, a lo que se sumó una abrupta caída en la demanda china. En ese marco, muchos exportadores argentinos compensan sus negocios con exportaciones a destinos no tan habituales como Azerbaiyán, Chipre o Filipinas, que -en el caso de algunos cortes especiales- pueden alcanzar valores similares a los de la cuota Hilton, informó Agritotal.

En un artículo sobre la feria Sial París, realizada durante esta semana, Mario Ravettino, Consejero del IPCVA y Presidente del ABC, comentó que estos son “otro tipo de negocios,  porque a mercados como China se suelen enviar sets completos, con varios cortes, y hacia esos países generalmente se venden contenedores de dos o tres cortes”.

Por otra parte, también visitaron la Sial los compradores israelíes, que comenzaron las negociaciones por el kosher argentino con los frigoríficos habilitados.

Según se informó, la feria tuvo “buen ritmo”, con constantes “tira y afloje” en los precios de la Cuota Hilton, pero además hubo otras oportunidades de negocios, a pesar de no ser el mejor momento en el comercio internacional de carnes.

La Sial París es el evento de la industria alimentaria más grande del mundo, junto con la feria Anuga, que se organiza en Alemania los años impares. Participan más de 7.000 expositores de unos 200 países.

Informe sugiere que exportaciones e importaciones de carne vacuna trabajan juntas en EEUU

Aunque el país importa un producto muy diferente al que exporta, recibe un valor de US$ 2 por kilo más alto por las exportaciones, lo que genera una ganancia económica neta.

 

Un nuevo informe destaca el valor del comercio internacional de carne vacuna de Estados Unidos, un tema algo polémico desde que el Congreso derogó MCOOL (sello de USA en carne importada) en respuesta a una barrera comercial no arancelaria en 2015.

El informe establece que Estados Unidos es un importante exportador e importador de carne vacuna, y aunque los productores de ganado comercializan un solo producto básico (ganado), eventualmente se venden miles de productos diferentes. 

Titulado Evaluación del impacto económico que seguiría a la pérdida de exportaciones e importaciones de carne vacuna de Estados Unidos, el proyecto fue encargado por los consejos de carne vacuna en Kansas, Oklahoma y Texas y fue escrito por el Dr. Derrell Peel y el Dr. Glynn Tonsor. 

“Estados Unidos es un mercado relativamente maduro en términos de demanda de carne, pero hay mucho más potencial en el mercado global, en términos generales”, dijo Peel. “El crecimiento potencial en la industria se basará cada vez más en el sector comercial, y destacamos el hecho de que el mercado ha crecido mucho en los últimos 20 a 30 años”, agregó.

Las exportaciones e importaciones de carne se combinan para brindar oportunidades para aumentar el valor de la industria estadounidense mediante la exportación de productos que tienen más valor en los mercados extranjeros y la importación de productos que pueden obtenerse de forma más económica en los mercados internacionales.

Estados Unidos importa un producto muy diferente al que exporta y recibe un valor de US$ 2 por kilo más alto por las exportaciones, lo que genera una ganancia económica neta.

Las investigaciones indican que una reducción del 10% en las importaciones y exportaciones de carne vacuna en 10 años daría como resultado un impacto de US$ 20.000 millones en los productores de ganado.

Si bien el comercio internacional puede no parecer paralelo al comercio interno, el informe detalla que la actividad de compra y venta se trata de buscar valor y la asignación eficiente de recursos. La principal diferencia en el comercio internacional es que dos gobiernos están involucrados en la determinación de las reglas de acceso y bajo las cuales ocurre el comercio. 

Un cese en el comercio de carne bovina sería catastrófico para la industria ganadera. Una pérdida del 100% del comercio de carne vacuna resultaría en una pérdida de US$ 129.000 millones para los corrales y de US$ 68.000 millones para los vendedores de ganado gordo, lo que reduciría el tamaño de la industria. 

¿Por qué importan tanto las importaciones como las exportaciones?

Si bien las importaciones y las exportaciones no están muy relacionadas, el principio básico de la reciprocidad comercial dice que no debemos esperar poder exportar si no permitimos las importaciones.

En los últimos 20 años, las importaciones de carne vacuna han promediado 1,326 millones de toneladas. Antes de 2017, Estados Unidos era el mayor país importador de carne vacuna antes de ser superado por China.

Entonces, ¿por qué el país productor de carne vacuna más grande del mundo importa carne vacuna? Las empresas que importan carne obtienen productos específicos que son más caros en Estados Unidos, que no se producen en el país o que no están disponibles debido a suministros limitados. 

Según el informe, el mayor impulsor de las importaciones de carne vacuna es el mercado de la carne picada. La carne molida, de hecho, representa casi la mitad del consumo total de carne vacuna en los Estados Unidos. Los recortes o cortes primarios importados complementan los suministros nacionales de carne magra procesada. 

¿Qué productos importa Estados Unidos?

Las importaciones de carne vacuna de Estados Unidos se enfoca en productos específicos, importados de fuentes específicas, para usos específicos. El principal impulsor de la demanda de importación de carne vacuna es el mercado de la carne picada. Una demanda que no ha hecho más que aumentar en base al mercado de hamburguesas. 

Entre 2016 y 2020, el 51% de las importaciones de carne bovina de Estados Unidos fueron carne procesada o recortes, el 21% de las importaciones fueron de productos primarias o subprimarias, 18% adicional eran cortes, el 7% productos cocinados y el último 3% correspondía a despojos comestibles. 

Los principales países proveedores de carne vacuna durante ese período fueron Canadá: (29%), Australia (22%), México (19%) y Nueva Zelanda (16%). 

Exportaciones de carne vacuna de Estados Unidos

El papel económico de la exportación de carne vacuna y de variedades es sustancial y creciente para Estados Unidos. En 2021 alrededor del 22% del valor del ganado alimentado se atribuyó a las exportaciones. 

Los datos incluidos en el informe sugieren que las exportaciones e importaciones de carne vacuna trabajan juntas, para maximizar el valor de la producción de carne y del ganado de Estados Unidos.

 

Fuente: AG Daily.

Australia se propone liderar la promoción del comercio como solución a la seguridad alimentaria

Jerarca planteó que el mundo está angustiado por la guerra, el Covid, los altos costos y el clima, que afectan la disponibilidad de alimentos, y enfatizó que el mercado es una evidencia positiva de cooperación en beneficio de todos.

 

Australia tiene una gran oportunidad de liderar el fomento de la seguridad alimentaria mundial a través del comercio frente a tendencias y eventos disruptivos, dijo un alto funcionario del gobierno australiano en una conferencia sobre innovación de carne roja en Melbourne.

Chris Tinning es el primer subsecretario adjunto para el acceso al mercado comercial y la división internacional del Departamento de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Australia.

Habló en la exposición de innovación de Australian Meat Processor Corporation después de haber estado un mes con reuniones en toda Europa, incluida la Organización Mundial del Comercio y la reciente reunión del G20 en Indonesia.

“Tengo que decir que es muy refrescante estar en una sala como esta, llena de innovación, de optimismo, pensando en las tendencias futuras, en cómo reaccionamos de manera positiva”, dijo Tinning.

Agregó que en “las salas en las que he estado (en viajes al extranjero) no son así. Están llenas de angustia, porque hay un gran enfoque en las preocupaciones sobre la seguridad alimentaria mundial y por el clima”.

El funcionario describió que esas preocupaciones sobre la seguridad alimentaria se relacionan con las cuatro C: conflicto, COVID, costo y clima.

El impacto del conflicto de Ucrania, las interrupciones en las cadenas de suministro posteriores a COVID, el costo de vida y el clima, explican esta situación de angustia en la que vive el mundo.

Los problemas globales estaban dando lugar a algunas reacciones a corto plazo y restricciones comerciales de los gobiernos “que no son de nuestro interés”, dijo.

“Así que se están imponiendo muchas medidas proteccionistas en nombre de la seguridad alimentaria, a veces prohibiciones de exportación, a veces prohibiciones de importación, a veces barreras al comercio para ayudar a hacer crecer las industrias alimentarias nacionales detrás de las fronteras”, planteó.

También dijo que hay menos confianza en las instituciones multilaterales que sustentan las reglas que rigen el comercio.

“Como nación comercial, ha sido de interés de Australia que esas reglas estén protegidas, pero los estándares globales que son tan importantes para el comercio, definitivamente están siendo socavados por los acontecimientos actuales, advirtió.

En tal sentido, sostuvo que “hay una gran oportunidad para que Australia desempeñe un papel de liderazgo en esto”.

“Somos una voz para la toma de decisiones basada en evidencia; somos una voz para enfatizar la importancia del comercio; para proteger la seguridad alimentaria mundial; y somos una voz para impedir que los países no puedan intimidar o comprar su camino alrededor del mundo. Respaldar una agenda global es de nuestro interés”, subrayó.

Por eso, reclamó que es importante que el gobierno y toda la cadena cárnica trabajen juntos en un enfoque global.

Tinning también comentó que la angustia por la seguridad alimentaria se desarrolla de manera diferente en diferentes países. “A veces, la forma en que se desarrolla va en última instancia en contra de los intereses tanto del país en cuestión como del mundo. Por lo tanto, poner barreras arancelarias para tratar de hacer crecer una industria alimentaria nacional no suele ser una buena manera de proteger su propia seguridad alimentaria o la seguridad alimentaria mundial, pero eso es lo que está sucediendo en muchos países”, dijo.

“Creo que es de nuestro interés, como nación exportadora, contar la historia de la evidencia a nivel mundial. El comercio es bueno para la seguridad alimentaria y la cooperación”, sostuvo.

Además, consideró que “sería realmente útil para la industria hablar con sus colegas en otros países sobre estos temas, porque en algunos casos eso puede tener una mayor influencia que las discusiones de gobierno a gobierno”.

Visión empresarial

El gerente de calidad y seguridad alimentaria del grupo JBS, Mick Johnson, dijo que el sector australiano de la carne roja, como negocio de exportación, necesita encontrar la manera de sacar el 70% de su producto del país cada año.

“Es crucial para eso que las industrias trabajen en estrecha colaboración con el gobierno, para mantener el acceso al mercado y también abrir nuevas oportunidades”, planteó.

Dijo que la contribución del gobierno sería mantener a los países clientes cercanos comprometidos y modernizar los acuerdos antiguos, y la industria jugaría un papel clave para ayudar a que eso ocurra.

“La forma en que nos movemos en el entorno geopolítico es tener numerosas opciones y buenas relaciones para que podamos comercializar nuestra carne con éxito”, dijo.

Lección en la experiencia de China

Tinning dijo que el gobierno desea garantizar que Australia tenga una diversidad de mercados durante este “tiempo incierto” y se refirió al momento difícil que ha tenido Australia en su relación comercial con China.

“Sigue siendo cierto que algunos productos básicos están bloqueados allí, pero colectivamente, particularmente liderados por la industria, hemos tenido bastante éxito en la diversificación de mercados”, destacó.

Dijo que la participación de China en las exportaciones de Australia ha caído del 29% al 20%, con exportaciones récord.

“Y la ASEAN en su conjunto es ahora un mercado más grande que China, así que creo que es una buena historia”, valoró.

Dijo que China seguirá siendo un mercado importante y que, con suerte, esas interrupciones desaparecerán. “Esperemos que haya una lección allí para asegurarnos de que no dependemos demasiado de un mercado porque las incertidumbres geoestratégicas no van a desaparecer”, sostuvo.

Autor: Terry Sim
Fuente: Sheep Central

Solicitudes de exportación crecieron 28% en agosto y 37,5% en lo que va del año

En 2022 ya se concretaron negocios por US$ 8.216 millones; y en los 12 meses acumulados hasta agosto, suman US$ 11.435 millones.

 

Las solicitudes de exportación de bienes crecieron 28% en agosto, con respecto a igual mes del año pasado, tras alcanzar los US$ 1.076 millones, según los datos relevados por la Unión de Exportadores del Uruguay (UEU) en base a los Documentos Únicos de Aduanas (DUAs) que no incluyen las exportaciones que salen de las zonas francas.

En lo que va del año, las exportaciones alcanzaron los US$ 8.216 millones, 37,5% más que en igual lapso del año pasado. En tanto que en los 12 meses finalizados en agosto las ventas se incrementaron 35,8%, en comparación con el mismo período cerrado en agosto de 2021, y sumaron US$ 11.435 millones.

Tomando en cuenta lo exportado desde las zonas francas se registró un aumento de 29% en agosto y una suba de 35% en los primeros ocho meses del año, según información recabada por Uruguay XXI.

Los datos anteriores no incluyen las exportaciones de energía eléctrica.

En dólares

El incremento de agosto de las solicitudes de exportación de bienes medidas en dólares se explicó en buena medida por las mayores colocaciones de soja, principalmente a través de la zona franca de Nueva Palmira y China, y cereales destinados a Venezuela.

China volvió al primer lugar del ranking como mayor destino exportador, pese a la caída de 1,25% frente a igual mes del año pasado, debido a menores ventas de carne, madera y lácteos. 

Las solicitudes de la región crecieron principalmente en lácteos y productos de molinería hacia Brasil y en soja y vehículos hacia Argentina. Hacia la región se continúa exportando energía eléctrica pero no se considera para el presente informe.

En agosto el mayor aumento —entre los principales 20 destinos— se dio hacia Venezuela, por la venta de cereales (arroz). Mientras que la mayor baja fue la de Israel, por la caída en carne y cereales. 

Por producto

Desde el punto de vista de los productos exportados medidos en dólares, en agosto las semillas y oleaginosas (soja) lideraron el ranking, más que duplicando las solicitudes del mismo mes del año pasado, tanto por mayores precios como por volúmenes exportados. 

La soja se destinó principalmente a China y Argentina, además de la canalizada vía zona franca de Nueva Palmira. 

La carne quedó en segundo lugar pese a la caída de 21,94% principalmente por las menores solicitudes de China, aunque aumentó hacia Países Bajos, Estados Unidos y Brasil.

La mayor suba del mes —entre los principales 20 productos de exportación— fue la de productos de molinería por las mayores solicitudes de Brasil y Bolivia. 

En tanto, la caída más pronunciada fue la de frutas por menores solicitudes de Países Bajos y España.

 

Fuente: Unión de Exportadores en base a Documentos Únicos de Aduanas y Uruguay XXI.
Foto: ANP.

Exportaciones de carne argentina a China aumentaron 40% en el primer semestre

El precio de la tonelada enviada a ese destino se incrementó en US$ 1.600 en relación al mismo período de 2021.

 

En el primer semestre del año, el mercado chino ratificó su posición como destino excluyente de la carne vacuna argentina, a partir de la recomposición en el precio de la tonelada exportada.

Entre enero y junio, la industria frigorífica despachó 426.000 toneladas, de acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra). En volumen, es 1,9% superior en relación al mismo periodo del año pasado.

El dato positivo para esta cadena vino por el lado de la facturación. Por estas ventas, ingresaron divisas por U$S 1.766 millones, que representó una suba interanual de 40,3%. De acuerdo a la entidad, el precio promedio de la tonelada con destino al gigante asiático pasó de US$ 4.217 a U$S 5.892.

Solo en junio, las exportaciones fueron por US$ 334,5 millones, lo que significó una mejora de 101,8% con respecto al mismo mes del año pasado. En la comparación interanual, pesa el cupo que el gobierno argentino implementó en abril de 2021 a las exportaciones de carne vacuna.

China concentró el 76,7% de las ventas externas de carne argentina. El podio se completó con Israel y Alemania, seguidos por Chile, Estados Unidos y Países Bajos.

Precios de la hacienda

En el último mes, las cotizaciones de los toros y vacas registraron subas de 6,2% y 7,7% con relación al mes previo, compensando en gran medida las caídas de los meses anteriores.

En vacas, las categorías regulares y conserva buenas fueron las que más se valorizaron, con un incremento mensual de 3,5%.

Según explicaron desde la entidad presidida por Miguel Schiariti, la flexibilización del cupo a las exportaciones revalorizó a todos los renglones de la vaca. Solo en conserva, en los últimos 12 meses su precio mejoró entre 84,7% y 88,5%.

“Esto se debió a que a partir de agosto de 2021 el gobierno decidió acotar el alcance de la restricción de exportar cortes cárnicos provenientes de vacas a los siete cortes consumidos en el mercado interno, lo cual hizo que se reactivara la demanda de vacas conserva”, sostuvo el directivo.

 

Fuente: Infocampo.com.ar

El principal desafío de seguridad alimentaria de China

Las preguntas sobre cómo alimentar el stock de cerdos de China siguen siendo un desafío creciente para ese país y una amenaza para la seguridad alimentaria mundial.

 

En medio del empeoramiento de la crisis alimentaria mundial, aumentan las preocupaciones nacionales e internacionales con respecto a la seguridad alimentaria en China, el país más poblado del mundo y el mayor importador de alimentos.

El gobierno chino ha señalado sus abundantes cosechas de cereales y sus enormes sistemas de reserva de cereales para asegurar a su audiencia pública e internacional que el país no se enfrentará a riesgos inminentes de seguridad de cereales.

En la actualidad, China posee cantidades significativas de las reservas mundiales de cereales. Según un informe de Nikkei Asia, para mediados de 2022 se espera que China tenga el 69% de las reservas mundiales de maíz, el 60% de arroz, el 51% del trigo mundial y el 37% de soja. Sin embargo, esto fue negado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país .

No obstante, como señaló un funcionario de la Administración Nacional de Alimentos y Reservas Estratégicas de China en noviembre de 2021, el suministro en el mercado interno de granos está “totalmente garantizado”, mientras que las reservas se encuentran en un “nivel históricamente alto”.

Dado que las importaciones de arroz y trigo de China solo representan una proporción menor de su consumo total, y con las reservas de arroz y trigo más grandes del mundo, China no parece tener problemas importantes en el corto plazo con respecto a los suministros básicos. Sin embargo, el riesgo más importante para la seguridad alimentaria de China radica en su suministro de cerdos. Las preguntas sobre cómo alimentar a los cerdos de China siguen siendo un desafío creciente para Beijing y una amenaza para la seguridad alimentaria mundial.

Escasez de soja en China

Junto con el fenomenal crecimiento económico de China desde el período de Reforma y Apertura, las preferencias alimentarias, las dietas y los estilos de vida también comenzaron a cambiar, lo que resultó en un rápido aumento de la demanda de aceites comestibles y carne.

Desde principios de la década de 1980, el enorme apetito de China por la carne de cerdo ha resultado en la industrialización de la cría de cerdos y en empresas de engorde multimillonarias. Hoy en día, del total de sistemas de engorde en China, 42% corresponde a cerdos, 43% de aves y 9% de peces. El enorme apetito de China por la alimentación se debe, en gran medida, a su manada de cerdos en rápido crecimiento. Dado que aproximadamente el 75% de la alimentación animal es harina de soja y, por eso, la oleaginosa es fundamental.

Aunque China es el mayor importador de soja del mundo en la actualidad, no siempre fue así. De hecho, China solía ser un importante exportador . Sin embargo, para calificar para la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC), China tuvo que hacer compromisos considerables, incluida la reducción de los aranceles agrícolas generales y el apoyo a la agricultura nacional.

Mientras tanto, el artículo de Lester Brown de 1994 y el libro de 1995, “¿Quién alimentará a China?” planteó preocupaciones globales con respecto a la capacidad de China para alimentarse a sí misma. Beijing tomó entonces la decisión estratégica de abandonar el cultivo de soja y centrarse en la autosuficiencia en cereales básicos para garantizar el suministro de calorías. Como resultado, se eliminó la cuota de importación de soja y la tasa arancelaria se redujo al 3%.

Desde mediados de la década de 1990, con el auge del sector de los corrales y la disminución de la producción interna, las importaciones de soja de China han aumentado significativamente: de 1 millón de toneladas métricas (mmt) en 1996 a 95 mmt en 2017. China es el mayor importador de soja del mundo, compra más del 60% de las exportaciones totales del mundo. Desde 2000/01 hasta 2016/17, las importaciones de China representaron el 88% del crecimiento del comercio mundial de soja. Los productores de soja de EEUU y Brasil tienen dos ventajas sobre China en la producción nacional de soja: semillas más baratas y genéticamente modificadas (GM).

A medida que crecieron las importaciones, China redujo su producción interna. De 2008 a 2013 el área dedicada a la producción de soja se redujo en un 24%. En la provincia de Heilongjiang, el centro tradicional de la producción china, la superficie de tierra utilizada para el cultivo de soja se redujo en un 42%.

La soja importada se modifica genéticamente y se procesa principalmente para producir aceite de cocina y la harina utilizada en la alimentación animal. La soja producida localmente no es modificada genéticamente y se utiliza principalmente para el consumo humano directo (en tofu, leche de soja y salsa de soja, por ejemplo). El consumo de productos alimenticios de soja ha crecido, pero el consumo de aceites comestibles y harina de soja ha crecido más rápido y seguirá aumentando debido al aumento de los ingresos de los consumidores y al cambio de las preferencias dietéticas.

El creciente problema del maíz en China

En las últimas décadas, a medida que China avanza para modernizar su sector porcino, reemplazando la cría de cerdos en el fondo de las casas con una producción porcina moderna y comercial a gran escala, ha habido un rápido aumento en la demanda interna de maíz forrajero.

En comparación con el trigo, la soja y el arroz, la escasez interna de maíz preocupa aún más a los políticos chinos, al menos en un futuro próximo. En los últimos años, las importaciones de maíz de China se han multiplicado varias veces debido a los déficits en la producción.

En 2021, China tuvo que importar 28,35 millones de toneladas métricas de maíz, 152% más que el récord anterior de 11,3 millones de toneladas en 2020. La mayoría de las importaciones de maíz provinieron de Estados Unidos, Argentina, Brasil y Ucrania .

Aunque la disminución de las importaciones de maíz de EEUU en los últimos años se puede atribuir a la guerra comercial entre China y EEUU, China había buscado otros proveedores de maíz, importando una cantidad considerable desde Ucrania.

Desde 2020 China ha sido el principal socio comercial de Ucrania y ve al país como un punto de acceso fundamental para el comercio relacionado con la BRI , y sus exportaciones agrícolas se vuelven cada vez más cruciales para China.

En combinación con la posible escasez de mano de obra y el aumento de los precios de la gasolina y los fertilizantes, la guerra entre Rusia y Ucrania y las interrupciones posteriores de los envíos a China crearán una presión inflacionaria significativa.

Debido a la incertidumbre y las tensiones persistentes entre China y Estados Unidos, así como al conflicto entre Ucrania y Rusia, una mayor diversificación de las importaciones de maíz de Rumania y otros países europeos sigue siendo una alternativa importante.

Esfuerzos de China para gestionar sus riesgos porcinos

En los últimos años, el gobierno chino ha buscado impulsar la producción nacional de soja y maíz. Por ejemplo, en enero de 2022 el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales anunció el nuevo 14º Plan Quinquenal de China sobre Agricultura. Según esto, China intentará aumentar significativamente la producción nacional de soja y maíz para impulsar la autosuficiencia en el suministro de cereales forrajeros. En particular, para fines de 2025, China quiere haber producido aproximadamente 23 millones de toneladas de soja, 40% más que los niveles de producción actuales.

En los últimos años, las crecientes tensiones comerciales entre China y Estados Unidos han afectado el comercio bilateral de soja. En un marco de seguridad alimentaria, China ha buscado sustitutos para la harina de soja y otros productos elaborados a partir de la oleaginosa.

Dado que la dependencia de China de la soja estadounidense se consideraba un eslabón débil durante la guerra comercial bajo la administración estadounidense anterior , Beijing ha tratado de fomentar la producción de soja en otros lugares, particularmente en Rusia.

En 2018, las importaciones de soja de China desde Rusia alcanzaron los 0,8 millones de toneladas, 64% más que en 2017. Dado el enorme potencial de Rusia para producir soja, China ha exportado más mano de obra agrícola a Rusia y ha aumentado la inversión en soja rusa.

En 2021, sin embargo, Rusia impuso un arancel del 30% sobre las exportaciones de soja en respuesta al aumento de los precios de los alimentos.

Además de buscar aumentar la producción nacional de soja, el gobierno chino ha anunciado planes para apoyar un mayor uso de la tecnología para estabilizar el rendimiento de los cultivos y garantizar el suministro.

Aunque Beijing ha retenido durante mucho tiempo los permisos para el cultivo doméstico de cultivos transgénicos, debido a la oposición pública a los alimentos transgénicos, los movimientos recientes del gobierno chino sugieren que pronto se aprobará la siembra comercial de maíz y soja transgénicos.

Los estándares para aprobar variedades de maíz y soya GM fueron publicados a principios de junio. Esto sigue a los anuncios de los principales formuladores de políticas de China, que han instado al progreso en el mejoramiento biotecnológico , así como del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales, que sugieren que China se está preparando para permitir un mayor uso de la tecnología GM en la agricultura, y Beijing desea apoyar a las empresas nacionales de biotecnología . Por ejemplo, en diciembre de 2021, el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales anunció planes para aprobar la seguridad de más variedades de maíz GM producidas por empresas nacionales, seguido de la aprobación de dos nuevas variedades de maíz GM para importación en enero de 2022.

Para reducir la dependencia de los cereales forrajeros extranjeros, China, en los últimos años, también ha tratado de importar directamente más carne de cerdo y otros productos cárnicos. Por ejemplo, el valor de las importaciones totales de carne y pescado del país casi se duplicó entre 2017 y 2019, aunque esto también se debió en gran medida a la escasez de carne de cerdo nacional.

En 2020 China importó un récord de 4,4 millones de toneladas de carne de cerdo, lo que representó más del 40% del comercio mundial.

China es ahora también el mayor importador de carne vacuna del mundo. En 2020 el país importó 2,1 millones de toneladas de carne vacuna , 23% de su consumo y el 30% del comercio mundial.

Incluso para la pesca, China, un país que durante mucho tiempo ha sido el mayor exportador de pescado, ha estado importando cada vez más. En 2016 importó 4 mmt de productos pesqueros y en 2019 saltó a 6,3 mmt .

Además, China está realizando esfuerzos para reducir el consumo interno de carne de cerdo. Con mucha preocupación sobre los impactos negativos en la salud del alto consumo de carne de cerdo de la población, el gobierno chino ha estado aconsejando que se consuma más carne de aves y pescado, lo que también reduciría la dependencia del país de las importaciones.

En 2018, con el brote de peste porcina africana, los precios de la carne de cerdo aumentaron significativamente. Para garantizar el suministro de carne del país, el gobierno chino introdujo políticas para aumentar la producción avícola nacional, lo que provocó un cambio en la estructura de alimentación del país: una fuerte disminución en la alimentación porcina y un aumento en la alimentación avícola.

Por ejemplo, en la provincia de Shandong, el mayor productor de carne de corrales de distintas especies en China, en encierro de cerdos disminuyó 28% y el de aves creció 8,6% entre enero y abril de 2019.

Como el índice de conversión de alimentos es de 2,7 a 5,0 para los cerdos, pero solo de 1,7 a 2,0 para los pollos, esto redujo la demanda total de alimentos de China sin reducir la producción de carne .

 

Autores: Genevieve Donnellon-May y Zhang Hongzhou.
Fuente: The Diplomat.

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí