*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 28 de septiembre de 2021 5:42 pm | USD promedio 42.69 | EURO promedio 49.95 | ARG promedio 0.27 | Real promedio 8.29

Frigoríficos uruguayos intentan sortear los problemas logísticos para exportar

La Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay y la Cámara de la Industria Frigorífica emitieron un comunicado conjunto advirtiendo por la falta de contenedores y barcos que no están llegando al puerto de Montevideo.

 

Un comunicado conjunto, firmado por los presidentes de la Asociación de la Industria Frigorífica (Adifu) y la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), advierte “sobre los efectos del caos a nivel mundial del transporte marítimo. Las grandes dificultades y problemas de funcionamiento en la logística de puertos, junto a la feroz escalada de precios, la falta de contenedores, el congestionamiento en los puertos y la disrupción de rutas marítimas, se han agravado en los últimos meses a causa de la pandemia”.

Se asegura que “este fenómeno global tiene causas muy variadas, desde puertos de China cerrados por Covid, puertos europeos al borde de la saturación con buques haciendo cola para descargar, contenedores varados en las terminales esperando ser despachados, navieras dejando los contenedores cargados y prefiriendo retornar con contenedores vacíos, preferencia por cargar contenedores secos que dan mayor rentabilidad antes que los contenedores refrigerados, altísima intensidad comercial entre Estados Unidos y China que ha causado el colapso de los puertos norteamericanos, resultando en un caos del transporte terrestre interno. Todo esto además ha causado una escalada fenomenal de las tarifas de fletes marítimos del orden de 5-6 veces en la Unión Europea, de Asia a Europa aumentos de 10-15 veces y 3-4 veces en Estados Unidos”.

Asimismo, se establece que “las consecuencias directas ya comenzaron a afectar al Uruguay con falta de contenedores vacíos, rutas marítimas alteradas donde los buques saltean puertos de menor volumen o rentabilidad (caso del Puerto de Montevideo), las navieras no confirman ingreso a puerto y postergan las fechas de carga, los contenedores se apilan en el puerto causando acumulación de stocks de productos y llenando los depósitos de frío”.

Adifu y CIF aseveraron que “no se vislumbran soluciones de corto plazo a esta situación global y ya hay menor ritmo de negocios y pedidos de cargas desde China. Sin lugar a dudas, de continuar esta situación, en pocas semanas se podría afectar la capacidad de faena y producción de las plantas frigoríficas. Por ello, muchos exportadores locales están analizando junto a las autoridades, las alternativas de exportación de contenedores de carne desde países vecinos dado que muchos buques no están haciendo escala en Montevideo”, finaliza la comunicación firmada por el Dr. Marcelo Secco, titular de Adifu, y Daniel Belerati, presidente de CIF.

Este lunes 23 Belerati se reunió de forma virtual con integrantes de la Asociación de Consignatarios de Ganado para informar sobre los detalles de esta situación y cómo intentan superarla, con la colaboración del gobierno nacional.

Proyectan crecimiento de 30% en la demanda china de carne vacuna en la próxima década

En la oferta actual se observa: Australia en proceso de recomposición de stock; Argentina con limitación en las exportaciones; y EEUU con menor producción de carne.

 

China superó a Estados Unidos como el mayor importador de carne vacuna en el mundo en 2018, al comprar 1,4 millones de toneladas peso canal (US$ 4,8 mil millones) ese año y 2,8 millones de toneladas peso canal (US$ 10,2 mil millones) en 2020. 

A medida que la demanda se mantiene firme, China sigue adelante a buen ritmo, para establecer otro récord en 2021, con importaciones en los primeros cinco meses de 2021 en 1.3 millones de toneladas peso canal (US$ 4,6 mil millones). 

El potencial de crecimiento de las exportaciones a ese mercado es fuerte en los próximos años, ya que se espera que la demanda crezca más del 30% durante la próxima década.

Australia se esfuerza para recomponer su stock

Estados Unidos recupera cuota de mercado de China frente a la menor competencia australiana. Se pronostica que la producción de carne bovina de Australia será menor en 2021, debido a la recomposición de su stock después de una sequía de varios años. 

Las importaciones chinas de carne vacuna australiana, que incluyen un volumen de carne de animales alimentados con granos, cayeron un poco más del 50% hasta mayo de 2021, y durante el mismo período Estados Unidos aumentó su participación de mercado en ese país.

Argentina restringe las exportaciones

La reducción de las exportaciones de Argentina también puede impulsar la participación del mercado mundial de Estados Unidos, particularmente en China. 

A mediados de mayo, el gobierno argentino anunció una restricción a las exportaciones de carne vacuna durante 30 días para aliviar el aumento de los precios internos, reforzando la oferta interna. A partir del 22 de junio, el gobierno modificó la restricción para incluir solo cortes específicos de músculo y segmentos de carcasa hasta el 31 de diciembre de 2021. 

Además, los exportadores de carne vacuna se limitarán a exportar el 50% de su volumen de exportación mensual promedio de 2020 hasta al menos el 31 de agosto de 2021. 

Dado que Argentina es el cuarto exportador más grande del mundo y el segundo exportador más grande a China, se espera que la restricción impulse los envíos globales de otros proveedores.

EEUU producirá menos carne vacuna en 2022

A pesar de la fuerte demanda en Corea del Sur, el crecimiento explosivo en China y la reducción de los suministros de los competidores, las proyecciones para 2022 no son tan brillantes. 

Se pronostica que la producción estadounidense bajará 2%, será su primera caída en al menos siete años, y las exportaciones son ligeramente menores. 

Pero a medida que los mercados extranjeros continúan recuperándose de la pandemia, la demanda reprimida puede respaldar las exportaciones en varios mercados.

 

Fuente: USDA Foreign Agricultural Service.
Foto: https://www.agriland.ie/

“La gran ventaja de China es que permite valorizar todos los cortes de menor valor”

Entrevista con el gerente de información del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Ing. Agr. Jorge Acosta, exclusiva para suscriptores premium y socios de ACG.

 

¿Cómo viene el nivel de actividad del año 2021?

Viene mejor que el 2020, obviamente, porque aquel fue un año muy especial. En términos de faena, ya desde las primeras semanas se notó una actividad bastante importante, que de alguna forma se parecía a la de 2019. Acabamos de tener una semana con faena récord, de casi 58.000 animales, y ya superamos 1 millón de cabezas a esta fecha, que es algo más de 28% respecto al año pasado. Cabe recordar que el año pasado fue muy especial, que tuvo una caída muy importante al principio y que se aceleró al final, y apenas superó los 2 millones. Esta faena tiene una característica en la recuperación de novillos adultos, que habían caído en 2019 respecto a 2018, y que volvieron a bajar mucho en 2020 respecto a 2019. Ya tenemos 515.000 novillos faenados a esta fecha, lo que es bastante más 2020 y 2019. 

¿Y qué pasa con respecto al promedio de los últimos años, para no compararlo con 2019 y 2020 que fueron años muy especiales?

Nos empezamos a acercar al promedio de los últimos años, aunque estamos todavía por debajo, porque habíamos tenido faenas de 2,25 millones, 2,3 millones y 2,35 millones. Eran elevadas comparadas con las faenas de la década. Pero estamos con 515.000 novillos, llegando al 49% de la categoría. El año pasado los novillos estuvieron en 45% o 46%, este año empieza a ser importante.

¿Qué proyecciones tiene para la faena de 2021?

No tenemos proyecciones cerradas, y no las hacemos públicas, porque en general las proyecciones son para no acertar. Pasan cosas, como en los últimos tres años, cuando nadie acertó. O estuvieron por debajo o por encima. Pero haciendo una mirada más estructural, en este momento, con un año móvil cerrado a mayo, la faena es de 2,23 millones de cabezas. Está en el promedio de los últimos años. Obviamente tendremos una recuperación importante respecto al 2020, hay condiciones de oferta, animales para faenar, y sobre todo de demanda, que pueden validar una faena que llegue a 2,3 millones o incluso superior.

¿Cómo observa la demanda de carne desde el exterior?

El año pasado tuvimos una caída fuerte de China, que ahora se recuperó y volvió a los niveles anteriores, que ya eran altos. China está cerca del 60% del volumen de colocación de carne bovina, son los mismos volúmenes que vimos hasta 2019, que fue el año de crecimiento en términos de participación. Por otra parte, el Índice Medio de Exportación (IME) está en valores relevantes, con un aumento en las últimas semanas. El IME promedio de todas las carnes colocadas en lo que va del año está en US$ 3.910, superior al de años anteriores y al que había a esta altura del año pasado. Es decir que, en los primeros cinco meses de 2020, se vendió en promedio al mismo valor que este año. Con la diferencia que en 2020 venía en descenso, y este año trepó, llegando a US$ 4.400 en las últimas semanas.

 

“Creo que la ecuación de los exportadores hoy cierra mejor con una colocación muy elevada en China, por la combinación de la aceptación de una lista de productos muy importante, por la inexistencia de cupos para acceder y por un arancel que es promedio”

 

Y por volúmenes superiores de carne exportada

Sí, por supuesto. Hay una recuperación importante, que en el caso de la carne bovina supera las 150.000 toneladas peso embarque, que es un crecimiento muy importante en volumen peso canal, que representa 20% más que el año pasado. Y la carne bovina representa más del 80% del negocio de exportación de la carne.

¿Preocupa la alta dependencia de China?

Cuanto más mercados se tienen, siempre está la ventaja de tener diversificados los riesgos y la colocación. De todas maneras, quiebro una lanza por los exportadores, porque acá el único objetivo que hay es valorizar cada kilo que se coloca en un barco. Hoy donde se valora más es con esta estructura de mercados. Afortunadamente Uruguay tiene una estructura de mercados importante, que año a año ha ido deteriorándose en relación a los competidores, porque van ganando posibilidades de acceso mejores. No me preocupa tanto (la alta participación en el mercado chino), porque es la ecuación de colocación que más le conviene a los exportadores. La gran ventaja de China es que permite valorizar todos los cortes de menor valor, y ese es el punto clave. En el desarme de un animal obtienes tanta cantidad de productos, donde hay algunos muy caros pero que representan un porcentaje muy bajo de todo el negocio. Esos cortes, como los bifes, lomos o cuadriles, se venden muy bien, pero hay que valorizar todo, y China valoriza todo. Creo que la ecuación de los exportadores hoy cierra mejor con una colocación muy elevada en China, por la combinación de la aceptación de una lista de productos muy importante, por la inexistencia de cupos para acceder y por un arancel que es promedio (entre 10% y 11%). Así que todo lo que se le pueda vender se le va a vender. 

¿China está siendo también una alternativa para la carne terminada a granos?

En Uruguay el corral tiene muchos años de experiencia, pero su primer crecimiento se da en febrero de 2012, con el embarque de la cuota 620, que luego se transformó en la cuota 481. INAC no publica información de corral, aunque la monitorea. La faena de animales que llegan a frigorífico desde Dicose con corral habilitado superan las 100.000 cabezas a esta altura del año, son más que en igual período del año pasado, y representan el 13% del total de animales faenados. El año pasado estuvieron un poquito por arriba en proporción pero no en números. Este año se viene batiendo récord de faena de corral, y esto se da con una disminución del mercado que impulsó este sistema de producción, que es la cuota 481. Pero la cuota empieza a descender por el reclamo de Estados Unidos, que se ha ido achicando en los últimos dos ejercicios. Ahora estamos en una ventana de unas 5.500 toneladas, que Uruguay la ha seguido aprovechando, pero la producción a corral ahora tiene otros destinos, y en China ha encontrado una colocación importante. No tenemos cuantificados esos datos en INAC, porque los registros no nos permiten diferenciarlos, pero hemos escuchado a exportadores que hay una corriente comercial interesante. Y este mercado tiene otra ventaja, y es que permite estar por fuera de las exigencias tan estrictas de la cuota 481, en términos de días de encierro y demás.

Este año no hubo problemas para completar la cuota Hilton

No. Este año se usó de forma completa, ya estamos casi en el 100%, siempre queda un pequeño 1%, pero se usó completamente. Se revirtió la situación del año pasado, cuando a esta altura nos quedamos con un 30% de cupo sin usar. Además, en enero de este año hubo una división de ese cupo, se entregó una parte al Reino Unido, y esas toneladas también se usaron en su totalidad.

¿Cómo viene la demanda de Estados Unidos?

Bien, aunque a esta altura del año pasado Estados Unidos representaba más. Todo ocurrió a partir del cierre de Europa, y no se pudo usar el cupo Hilton. A su vez, China tenía restricciones, y la colocación en el Nafta superó ampliamente el cupo habilitado de 20.000 toneladas, determinó que a esta altura estuviéramos en el 25% del volumen de exportaciones. Uno de cada cuatro kilos equivalente peso canal iba a Estados Unidos. Este año está en 19%, se achicó un poco, es más similar al 17% o 18% de años anteriores. El valor que está un poco arriba del año pasado, algo por encima del promedio. Estados Unidos siempre ha estado en el promedio, porque lleva recortes y cortes de menos valor, en combinación con algunos cortes de alto valor, pero muestra un crecimiento de precio de US$ 70 u US$ 80 por tonelada equivalente peso canal, superando los US$ 4.000 por tonelada, lo que quiere decir que hay una demanda que se está atendiendo allí también. 

 

“Este año se viene batiendo récord de faena de corral, y esto se da con una disminución del mercado que impulsó este sistema de producción, que es la cuota 481”

 

¿Qué ocurre con los destinos kosher?

Allí tenemos monitoreado el mercado de Israel, donde hubo una recuperación de los volúmenes y una recuperación muy importante de los precios. Hubo un esfuerzo importante para habilitar la entrada de cuadrillas al país. Pero en estas últimas semanas ya no se está colocando carne en Israel. De todos modos, hubo una valorización importante, y se recuperó como mercado, después de una disminución en su participación en los años anteriores.

¿Cómo observa el cierre de exportaciones por parte de Argentina?

Es un tema que afecta a toda la cadena. Uruguay en este momento se ubica en una situación privilegiada, porque tiene oferta y posibilidades de faena en una industria con un nivel de actividad fuerte. Por otro lado está la demanda de los mercados. No recuerdo que se alinearan los principales competidores de Uruguay con dificultades de colocación, tanto en China como en Estados Unidos. Uno de estos casos es el de Argentina, que no haría otra cosa que permitir aprovechar alguna ventana de oportunidad. De todas maneras, esto no es bueno para el mercado, porque en el fondo termina siendo una irregularidad. Cuanto más estable y previsible sea el mercado, le da señales más claras a todos los actores del sector. De todos modos, hay varios mercados a los que Argentina sigue exportando, como a Estados Unidos y la Unión Europea. Puede haber un efecto un poco más importante en China, pero las validaciones de precios también tienen un límite, y varios actores han señalado que ese crecimiento que últimamente se ha observado parecería que no va a continuar. Así que no es bueno tener una distorsión tan grande, que pone en alerta a todos los actores del mercado, y en definitiva termina generando una distorsión donde hay ganadores ni perdedores, e incluso puede complicar alguna cosa.

¿Cómo ven la actividad de la carne ovina en este año?

Hubo un cambio muy importante, y es el crecimiento de la actividad. Este año arrancó con mucha fuerza. No es una faena alta comparada con la historia, pero en la historia hubo stocks mucho más altos. Esta faena alta se da con un cambio fuerte de mercados, lo que se hizo fundamentalmente fue redireccionar la oferta hacia China. Y la situación particular es que se está faenando prácticamente la misma cantidad de corderos que de ovejas en lo que va del año. Varios actores están preocupados por la faena de ovejas, porque puede estar determinando una liquidación de stock. Pero creo que para eso hay que esperar un poco y llegar a números que se deberían mantener en el tiempo, porque con esta faena de ovejas debería dar para reponerse con una estructura de corderas razonable. De todas maneras, es una oportunidad de mercado que el sector puede aprovechar. Cuando hay una extracción tan alta y los modelos de coeficientes no se han movido, hay que estar alerta porque vamos a estar frente a una extracción que le puede cobrar cuentas al stock. Hay que recordar que China nos compra ovinos desde mucho antes que carne vacuna, algo ya le vendíamos, pero ahora la demanda se disparó y ha sido un negocio relevante de colocación. Estamos con más del doble de la faena del año pasado, cerca de 530.000 animales faenados a esta fecha. Veníamos de cuatro años de fanera menos de 1 millón de animales, el año pasado superamos apenas 1 millón, y fue noticia. Con lo que va faenado, sumado a la faena zafral de fin de año, podemos tener una faena relevante de ovinos este año, con algún punto de extracción alto; pero no descartaría que pueda afectar el stock.

 

Foto: INAC.

Lacalle Pou reafirmó que Uruguay quiere “jugar en la cancha grande” en materia de comercio exterior

El presidente de la República participó de una actividad en el marco del Día de la Exportación.

 

“La cabeza del Gobierno es potenciar nuestro mercado, facilitar trámites y abordar estructuralmente los precios de producir, industrializar y proveer servicios”, aseveró el presidente, Luis Lacalle Pou, en el Día de la Exportación. 

En su ponencia detalló los objetivos de mejorar el Mercosur e intercambiar con el mundo, disminuir el pago de aranceles, disponer de un puerto eficiente y agilizar los trámites burocráticos.

Ratificó que el Gobierno asumió el compromiso de abrir el país al mundo, porque confía en Uruguay y su gente. “Nos gusta jugar en cancha grande, y no en cancha chica y protegida”, manifestó Lacalle Pou. En ese sentido, recordó que la empresa uruguaya Dlocal, especializada en soluciones de pago y catalogada como unicornio, comenzó esta semana a cotizar en Wall Street. “Es un claro ejemplo de que los uruguayos tienen las condiciones para salir adelante. El Gobierno los tiene que ayudar”, subrayó.

Mercosur

El presidente dijo que se está en plena negociación sobre el Mercosur, acerca de lo que se generó una falsa dicotomía. Recalcó que no se trata de “pegar el portazo ni alejarse”, porque hay un vínculo íntimo con los países del bloque. A pesar de que se redujo el comercio dentro de la zona, “sigue siendo un lugar en el cual comerciamos y podemos mejorar, muchas veces, solo atenuando los trámites burocráticos”, señaló.

“Uruguay les está diciendo a los socios del Mercosur: ‘Vamos a jugar contra el resto del mundo, vamos a salir a los países que hoy son socios estratégicos y a los que todavía no lo son’”, expresó.

Recordó que China es el principal socio del comercio, ya que un 30% de las exportaciones son destinadas a ese país.

“Creemos que hay que fortalecernos en cantidad y con respecto a la diferencia de precios que tenemos con otros países que exportan lo mismo que nosotros. Estamos hablando de temas arancelarios, tenemos una meta clara que vamos a percutir, percutir y percutir, primero con nuestros socios del Mercosur y, después, golpeando puertas en el mundo”, subrayó.

Además, relató que el Gobierno también trata de “apagar incendios” que pueden surgir en la industria o en el algún sector específico. “Hay una cancillería presta para hacer las cosas. Contamos con una red de embajadores que golpean puertas y solucionan problemas”, sostuvo.

Vocación de mejorar el transporte y la logística

En su exposición, relató que analiza, junto con la Unión de Exportadores y agentes económicos, cómo es el puerto del futuro. “Tenemos matices. Lo que está claro es que, sea cual sea su configuración jurídica, el Gobierno ya tomó una decisión amparada en la ley y en conveniencias nacionales, de que tiene que ser eficaz y eficiente. Gran parte de eso va en el costo tarifario que tiene en el puerto”, asumió.

También expresó que existe un compromiso específico para mejorar, con la posibilidad, entre otras, de dragar el canal de ingreso al puerto y mantener el pasaje al Río de la Plata en una profundidad aceptable en comparación con el mundo, lo que puede determinar mejores volúmenes y menos costos de fletes, así como beneficiar a los exportadores.

Finalmente, demostró que se debe trabajar para digitalizar los trámites burocráticos.

 

Fuente: Presidencia de la República

Se rehabilitaron los frigoríficos Carrasco y Pul para exportar carne bovina sin hueso a EEUU

Las dos plantas se encontraban inhabilitadas por USDA/FSIS desde agosto-setiembre de 2020. 

Los frigoríficos Pul -ubicado en Melo, Cerro Largo- y Carrasco -en el límite de Canelones con Montevideo- volvieron a ser habilitados para exportar carne bovina sin hueso a Estados Unidos. 

Las dos plantas se encontraban inhabilitadas por USDA/FSIS desde agosto-setiembre de 2020. 

Inmediatamente de su inhabilitación se comenzaron a realizar las mejoras y los ajustes necesarios para revertir la situación. Dichas mejoras, estaban orientadas a cumplir con los requerimientos de los Servicios Veterinarios del USDA/FSIS, con el objetivo de obtener la conformidad de la contraparte sanitaria y así las empresas pudieran retomar el vínculo comercial.

Durante los meses siguientes, se intercambió documentación y se realizaron reuniones por videoconferencia, tendientes a lograr la conformidad de los Servicios Veterinarios de los Estados Unidos.

Posterior a este proceso, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), envió un comunicado informando el levantamiento de todas las observaciones.

Desde fines de 2020 se esperaba una respuesta, que finalmente fue recibida en la tarde de este jueves 20 de mayo.

La notificación informa de manera oficial que ambas plantas frigoríficas quedan habilitadas nuevamente para retomar la exportación de carne bovina sin hueso a los Estados Unidos.

 

Fuente: MGAP

Foro Mercosur de la Carne rechazó cierre de exportaciones en Argentina

Advierte sobre posible daño del sistema productivo de la cadena, probables cierres de frigoríficos, caída de la producción y de puestos de trabajo.

Los representantes del Foro Mercosur de la Carne (FMC) manifestaron su honda preocupación ante la medida de cierre de las exportaciones de carne vacuna por 30 días anunciada por el gobierno argentino, “con graves consecuencias para el desarrollo del país en el futuro”, expresaron en un comunicado.

Advirtieron que “la restricción voluntaria a las exportaciones es un instrumento de política comercial que, en este caso, daña al sistema productivo de la cadena cárnica, sector que genera empleo, activa la economía y mejora la inserción internacional competitiva del Mercosur”. 

Recuerdan que “Argentina ha experimentado este tipo de políticas años atrás, con importantes secuelas negativas: el cierre de empresas frigoríficas, la caída en la producción y la pérdida de puestos de trabajo, lo que afectó tanto al sector productor como al industrial y a los propios consumidores argentinos”.

Sostienen que “la inserción internacional de nuestros países y el crecimiento económico son inseparables. Está comprobado que el comercio mejora el bienestar de los consumidores y la eficiencia de los productores”.

Señalan que “en los países del Mercosur la producción de carne se ha desarrollado considerablemente en los últimos años, con la incorporación creciente de conocimiento y tecnología, cumpliendo así con los más exigentes requisitos sanitarios, de cuidado del medioambiente y con las preferencias de los consumidores en cuanto a calidad”.

En definitiva, expresó el mensaje del FMC, “se trata de visualizar los beneficios de la producción de carne en términos de su potencial aporte al desarrollo sostenible de los países, tanto en lo económico, en lo social como en lo ambiental, evitando políticas de intervención con restricciones que acarrearán importantes perjuicios a la sociedad en su totalidad”.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad