*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 28 de noviembre de 2023 9:03 pm | USD promedio 39.2 | EURO promedio 42.89 | ARG promedio 0.04 | Real promedio 8.13

Situación y perspectivas de la economía uruguaya

Análisis de coyuntura realizado por el economista Alfonso Capurro, de CPA Ferrere.

 

La economía de Uruguay seguirá creciendo, pero de forma bastante más lenta. CPA proyecta que en 2022 crecerá 5,9%, gracias al desempeño en la primera mitad del año, pero la desaceleración será notoria en 2023, con un crecimiento proyectado en 2,3% y en 2024 de 1,4%. De todos modos, “considerando el contexto internacional, no está mal”, dijo el economista Alfonso Capurro, asesor de la Cámara Mercantil de Productos del País (que integra la Asociación de Consignatarios de Ganado).

El consultor señaló que la recuperación posterior al Covid tuvo dos grandes motores: la inversión (fundamentalmente por la obra de UPM 2, el ferrocarril central y obras de viviendas promovidas), y la exportación de bienes. 

“Imaginamos que la inversión va a retroceder, el gran desafío es mantenerla en estos niveles, pero no están previstas otras obras de la magnitud de la nueva planta de UPM. Y probablemente el sector exportador estará afectado por el triple shock y desafíos en competitividad”, analizó. 

Triple shock externo

En el escenario internacional se está gestando un shock externo importante, que afectará a la economía uruguaya. “Al ser pequeña y abierta, es muy difícil que la economía uruguaya salga inmune de todo esto”, consideró Capurro.

En ese triple shock se considera la guerra entre Rusia y Ucrania; la política Covid Cero en China; y la contracción monetaria en Estados Unidos. “No tienen nada que ver entre ellas pero ocurrieron las tres juntas”, señaló el economista. 

Todavía se está calibrando la magnitud de este shock, sobre todo en Estados Unidos, que será el más grande de los tres, debido a la contracción monetaria, con los efectos reales y financieros que tiene. Pero no está claro cuánto va a durar ni las características de ese proceso. 

“Esto pone al mundo en un panorama de desaceleración bastante claro, que todavía está en fase de revisión. Pasado el verano en Uruguay, el shock externo va a ser un poco más evidente, va a cambiar el balance de riesgo para la economía uruguaya y es posible que la política monetaria tenga que adoptar un rol amortiguador, algo que no se hizo en 2015 y nos costó caro en términos de crecimiento”, advirtió. 

En ese sentido, sostuvo que el gobierno debería de revisar su objetivo de bajar la inflación al 6%. 

Pérdida de competitividad

Capurro confirmó que Uruguay está sufriendo una pérdida de competitividad por el tipo de cambio real. 

“En lo que va de 2022, salvo con Brasil, venimos acumulando apreciaciones importantes. Frente a Alemania y China en el orden del 20%, frente a Gran Bretaña 18%, a Australia 15%, a Nueva Zelanda 10% y a Argentina 9%”, detalló.

 Recordó que en junio el Banco Central del Uruguay (BCU) reconoció que el tipo de cambio estaba 5% por debajo del valor de un modelo de fundamento. 

De ahí en adelante los fundamentos empeoraron, porque los precios de los commodities cayeron, y “la respuesta de equilibrio debería ser una depreciación real”, sostuvo Capurro, agregando que los tipos de cambio bilaterales también empeoraron. 

Además, sostuvo que la tensión en términos externos ha venido creciendo y esa también es una posición de incomodidad para lo que vendrá. 

Inflación

La inflación es el fenómeno que explica la política monetaria en tono contractivo. “Es la política que hay que aplicar para el problema de inflación”, dijo Capurro. 

En los últimos dos meses los registros fueron relativamente altos (la inflación interanual llegó a 9,9% en setiembre). 

“Esto tiene mucho que ver con el aumento de precios internacionales, como el de la carne y el petróleo, y no tanto con los precios internos. Por lo tanto, esa foto debería tender a cambiar”, opinó. 

Sintetizó que la política monetaria está tensionada porque la inflación también está en una situación de tensión. En este marco, es probable que la tasa de interés del BCU siga subiendo. Actualmente está en 10,75% y CPA Ferrere estima que cierre el año en 11,75%. 

Carne

Sobre el mercado cárnico, Capurro se apoyó en datos del INAC para comentar que el precio de la tonelada de la carne bovina de exportación registró una caída del orden del 10%. 

Y señaló que la caída del precio del ganado ha sido mayor, porque los frigoríficos readecuaron la faena, después del récord del año pasado. Además de la sequía, que influyó en las negociaciones.

Video de la presentación:

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí