*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 16 de mayo de 2022 3:27 pm | USD promedio 41.44 | EURO promedio 43.12 | ARG promedio 0.22 | Real promedio 8.27

Analista chino prevé que importación de carne aumentará 10% en 2022

Gerrard Liu participó de la conferencia internacional organizada por ACG, donde analizó la demanda de carne vacuna en China, la historia y las tendencias de los consumidores en ese mercado.

 

“Para este año prevemos que el volumen de importación de la carne vacuna aumentará 10% frente al año pasado en China”, afirmó el analista chino Gerrad Liu, en el marco de la conferencia internacional sobre el Mercado mundial de la carne, organizada por la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

La presentación de Liu se basó en el consumo de carne vacuna en China, la historia y las tendencias de los consumidores en ese mercado.

Actualmente Brasil es el principal proveedor de carne vacuna en China, recuperando su protagonismo luego de la suspención tras la aparición de casos atípicos de vaca loca en el país sudamericano. Eso generó escasez del producto en el mercado chino e impulsó a los precios.  

“Ya se ha retomado la importación de Brasil y las cifras se van recuperando rápidamente. El consumo ha venido aumentando en estos meses”, señaló el analista, que además repasó que los precios de la carne vacuna “han subido mucho desde 2021”. 

Indicó que en enero de 2022 Uruguay fue el país que más carne vacuna exportó a China, abasteciendo 27% del total; ya en febrero Brasil volvió a ser el primer proveedor, con 26% del total; y “en los últimos dos años Estados Unidos varió su participación en el mercado chino. Muchos de estos cambios se debieron a la escasez”, explicó. 

Desde 2013, las importaciones de carne vacuna en China registraron un aumento muy importante, año tras año, y el crecimiento más rápido se dio en 2019, cuando fue del 58%. 

Sin embargo, este año la tasa de crecimiento cayó bastante, puntualizó el consultor. 

Recordó que antes de octubre de 2019 se produjeron aumentos importantes de precios, que se debieron fundamentalmente a la crisis por la fiebre porcina africana, que surgió en octubre de 2018, con “estrictos controles por parte de China”, señaló. 

En cuanto a la carne ovina, Liu señaló que el producto se importa fundamentalmente desde Australia y Nueva Zelanda, y agregó que Australia también es el principal proveedor de carne de pollo. 

Historia de la cultura ganadera en China

Liu realizó un repaso de la historia de la cultura ganadera en China, donde el ganado bovino “siempre fue muy popular”, aseguró. Dijo que “a la gente le gusta ese tipo de animales, no solo por la contribución que hace a la sociedad agrícola, sino también por todo lo que produce y por su buen carácter”. 

Entre los atributos que en la cultura china se le adjudican a los vacunos, se dice que “son gentiles, trabajadores, tenaces”. En la antigua China el ganado tuvo un rol muy importante en la producción ganadera e incluso los bueyes eran utilizados como medio de transporte. “El consumo de carne vacuna en China tiene una larga historia, de más de 3.000 años”, enfatizó el consultor. 

Además, explicó que en el país asiático el ganado vacuno se categoriza en tres tipos fundamentalmente: uno llamado ganado amarillo, que está en la región norte y es el más parecido al de Uruguay; por otro lado el Búfalo, que está en el sureste del territorio; y por otro el Yak, que está en el oeste de China.

Usos gastronómicos de la carne por región 

El analista también explicó los distintos usos gastronómicos de la carne bovina en China, según la cultura y tradición de cada región. 

En el norte de China, cerca de Mongolia, una comida muy conocida es el charque, aunque ese producto tiene un sabor diferente al de Sudamérica, explicó. “Es un producto muy popular en las provincias del norte de China”, aseguró Liu. 

En el noreste se consume carne asada, a la parrilla. En el este de China la carne vacuna se hace con especias. En el sur de China un plato muy famoso son los fideos de arroz frito, revuelto, con carne vacuna; y además se consumen menudencias marinadas. 

En el oeste hay una sopa de fideos que se come con carne; también el estofado es muy popular, elaborado fundamentalmente con carne vacuna y ovina. Y en el sur de China se come carne revuelta, frita, con perejil. 

Incremento del consumo

Liu destacó que en los últimos 10 años aumentó el consumo de carne vacuna en China, sobre todo por el crecimiento de la clase media en ese país. “Los consumidores chinos están pasando cada vez más de las proteínas de origen vegetal a las de origen animal, y cada vez son más los consumidores de las nuevas generaciones que optan por la carne vacuna. Se ve a muchos niños que comen carne, algo muy distinto a lo que ocurría con las generaciones anteriores”, destacó. 

Esta tendencia genera grandes expectativas de crecimiento de la industria cárnica en los próximos años. “Hemos visto que el consumo de carne roja también está aumentando. Entre 2010 y 2020 hubo un desplazamiento muy importante del consumo de la carne de cerdo a la carne aviar y vacuna”, comentó. 

También valoró que “ahora la mayoría de los consumidores sabe cómo cocinar la carne vacuna en su casa”, porque “hace unos años era muy difícil que la gente cocinara esta carne, porque la consumía básicamente en restaurantes. Eso cambió, se fue incorporando la carne vacuna a la cocina tradicional”. 

Por otra parte, el avance del comercio electrónico hizo mucho más fácil que los consumidores pudieran comprar carne vacuna. Y afirmó que “ahora los consumidores conocen mucho más sobre la calidad de la carne y cómo se prepara”. 

El analista describió que desde 1980 el volumen de producción de carne en China subió estrepitosamente, desde 269.000 toneladas a 6,98 millones de toneladas en 2021. 

También mencionó que el consumo de carne vacuna varía según las estaciones. “La demanda es mucho más importante en el tercer y cuarto trimestre del año, porque hace más frío y la gente se ve más motivada a consumir esta carne. Además, en esas fechas es el año nuevo chino, cuando se consume mucha carne vacuna”, explicó. 

Ya en la actual época del año, la demanda es menor, y el consumo de carne vacuna se ve afectado por el consumo de carne de cerdo y de pollo. 

Relaciones de precios

El consultor también señaló la fuerte correlación en las relaciones de precios de la carne de cerdo y pollo con la de la carne vacuna. Si bien los primeros dos productos tienen precios muy inferiores, cuando estos suben, también sube el de la carne vacuna.

“Debido a los casos de vaca loca en Brasil, se dio una escasez de carne en el mercado chino. Por lo tanto, los precios de la carne vacuna y del cerdo subieron simultáneamente. Y también hace ya varios años hubo una escasez de pollos en China, y vimos la misma tendencia”, explicó. 

Por otra parte, comentó que si bien los precios de las carnes de cerdo y pollo son muy bajos, el precio de la carne vacuna sigue siendo alto. “En los últimos años aumentó significativamente la demanda de carne vacuna en China; de 2018 a 2022 el volumen de importación se duplicó”, destacó.

Comer carne en Argentina, más barato que en Brasil, Chile y Uruguay

Un informe de Fundación Mediterránea reveló que si bien la brecha se viene cerrando, consumir carne en Argentina sigue siendo más barato que en Brasil, Chile y Uruguay. En promedio el valor del kilo va de US$ 8,24 y US$ 9,54 y advierten que la diferencia en los valores radica en los tipos de cortes.

 

El precio de la carne en Argentina es el más bajo en comparación con Uruguay, Chile y Brasil, según revela un estudio de la Fundación Mediterránea. En promedio el valor del kilo va de US$ 8,24 y US$ 9,54, y según explica el reporte, las diferencias de valores en dólares se debe más que nada a que los cortes de comparación no son iguales en cada país.

Si bien la comparativa sigue estando a favor de Argentina, el reporte advierte que la brecha con los países vecinos se viene cerrando. En la comparación con Uruguay y Argentina, se incluyeron 15 cortes de carne bovina nivel consumidor final que los mismos para ambos países.

“En febrero de 2022, el precio medio de esta canasta de cortes era de US$ 8,75 el kilo en Uruguay y de US$ 8,24 en Argentina, es decir, en promedio, la carne argentina era 6% más barata” dice el reporte.

El informe señala que “esta brecha de precios se viene cerrando, considerando que promedió un 27% en 2020 y un 11% en 2021, siempre a favor de Argentina”. No obstante plantea que “en otros años, la carne era más cara en Argentina, por caso, un 18% más en el 2015 y un 8% más cara en el 2016”.

Por otra parte, en la comparación entre Chile y Argentina se incluyen 13 cortes de carne bovina nivel consumidor final. “Se observa que, en febrero de 2022 el precio medio de esta canasta en el país trasandino era de US$ 11,65 por kilo, mientras que en Argentina de US$ 9,52”, dice el trabajo. De ese modo, la carne bovina era un 18,3% más barata en Argentina que en Chile.

“Aquí también se encuentra que la brecha sigue siendo favorable a Argentina, aunque se ha reducido un poco considerando que en los últimos tres años (2019-2021) estuvo en el orden del 30% promedio”, dice el trabajo.

Para el caso de Brasil la comparación se tuvo que hacer a partir de relevamientos de supermercados en la segunda mitad de marzo.

“La conclusión más importante es que Argentina se mantiene con el precio más bajo de los 4 países analizados, al igual que en relevamientos anteriores”, concluye la investigación.

“En la comparación con Uruguay se observa que la brecha de precios que venía siendo muy favorable a Argentina en los últimos 4 años (2018-2021) se ha ido cerrando; en efecto, si bien Argentina sigue siendo más barata que su vecino, la diferencia es hoy bastante estrecha”, indica el trabajo.

Por otro lado, se recuerda que el precio de la carne bovina es “un tema relevante, particularmente considerando la prohibición de exportaciones que rige para 7 cortes hasta 2023 y otras intervenciones del gobierno sobre el comercio exterior de carne bovina, en el que uno de los argumentos frecuentemente esgrimidos en los fundamentos de este tipo de políticas es justamente contener los precios internos del producto, en la consideración que la dinámica del sector externo lleva los valores a niveles demasiado altos y que, por tanto, se requiere desconectar, al menos parcialmente, ambos mercados”.

 

Fuente: negocios.com.ar

Oferta mundial de carne vacuna sigue siendo escasa pero se prevé un aumento

Rabobank señala altos costos de producción y advierte que de seguir aumentando los precios minoristas se podría frenar la demanda.

 

Según el último informe sobre la carne vacuna publicado por Rabobank, la oferta mundial sigue siendo escasa. La fuerte demanda actual y unos suministros limitados han mantenido altos los precios mundiales, pero las presiones de los costos están virando hacia la cadena de suministro.

Rabobank sostiene que los movimientos de los precios minoristas de la carne vacuna en los últimos dos años han sido buenos, impulsados ​​en gran medida por la fuerte demanda de los consumidores.

De hecho, los precios minoristas de la carne vacuna en EEUU durante el cuarto trimestre de 2021 fueron un 23% más altos que el promedio de los cinco años anteriores. En China, estaban un 24% por encima del promedio.

“En muchos casos, este aumento en los precios fue causado por el tirón de la demanda. Dado que la oferta no puede mantenerse, el aumento de la demanda ha creado un desequilibrio en el mercado y, como resultado, los precios de la carne han subido”, explicó Angus Gidley-Baird, analista senior de Animal Protein en Rabobank.

El informe anuncia que las crecientes presiones inflacionarias continúan afectando a la cadena de suministro. Entre los aumentos de costos están los laborales (y la disponibilidad), el transporte y la energía.

Según Gidley-Baird, algunos de los aumentos de costos, por ejemplo los asociados con la mano de obra y la sostenibilidad, serán permanentes y deberán adaptarse en la cadena de suministro. Otros, como los de transporte, energía y alimentación, son más cíclicos y se espera que disminuyan con el tiempo.

En muchos casos, el aumento de los precios minoristas de la carne vacuna ha sido histórico. Continuaron aumentando hasta 2021, mientras que muchas de las otras proteínas se mantuvieron estables o se contrajeron.

“Si hay más aumentos en los precios de la carne vacuna se corre el riesgo de que los consumidores la sustituyan por otras proteínas o reduzcan su consumo general. Y estamos empezando a ver señales de que podrían estar llegando a su límite”, dijo Gidley-Baird.

Como ahora todos los ojos están puestos en la invasión rusa de Ucrania, Gidley-Baird dijo que no se esperan impactos importantes en los mercados mundiales de carne.

Dado que Rusia tiene un papel menos destacado en los mercados mundiales de carne vacuna que el que tenía hace cinco años. Rabobank no espera grandes impactos en los mercados mundiales de carne vacuna, sin embargo los impactos indirectos son posibles.

El informe del mercado de productos básicos agrícolas de enero de Rabobank destacó que Rusia y Ucrania representan el 29% de las exportaciones mundiales de trigo, por lo que cualquier embargo comercial podría presionar sobre los precios de los alimentos.

Aumentará la producción mundial de carne vacuna

Si bien el rodeo de ganado vacuno de EEUU continúa contrayéndose, se espera que otros países productores aumenten la producción este año.

A medida que continúa recuperándose de la sequía, Meat & Livestock Australia pronostica que la producción de carne bovina del país en 2022 aumentará 12% hasta las 2,08 millones de toneladas métricas. Para 2024 se espera que alcance los 2,44 millones de toneladas métricas, lo que equivale a un aumento del 32% con respecto a 2021.

También se pronostica que la producción de carne vacuna de Brasil aumente 2% durante el primer trimestre de 2022. A pesar de la baja demanda interna, Rabobank dijo que los precios de la carne vacuna siguen siendo altos.

Además, Brasil tuvo su mes más potente tanto para el valor como para el volumen de exportación en enero, después de que China reanudara las importaciones luego de la suspensión en el cuarto trimestre de 2021, cuando se descubrieron dos casos de vaca loca.

La producción en EEUU es una historia diferente, aunque solo se espera que disminuya ligeramente. Sin embargo, Rabobank pronostica que los suministros se reducirán aún más en 2022.

“Las condiciones de sequía continúan ejerciendo una gran presión sobre el mercado”, señala el informe. “Las condiciones de los pastos son limitadas y la disponibilidad de heno es escasa y costosa”, agrega.

En la actualidad, el suministro de ganado de EEUU está muy adelantado, ya que la sequía está obligando al ganado a llegar temprano a los corrales de engorde, señaló Rabobank. Un suministro reducido de ganado al aire libre debería reducir “agresivamente” el suministro de ganado alimentado en la segunda mitad de 2022. Los precios ya están reflejando estos cambios.

Fuente: Eurocarne en base a Rabobank.

Proyectan crecimiento del consumo de las carnes procesadas

Se espera que el tamaño del mercado mundial crezca 12,5% en 2022, a US$ 691,01 mil millones. 

 

Se publicó este jueves 3 el Informe del mercado global de carne procesada de The Business Research Company (TBRC) 2022, sobre el tamaño del mercado, tendencias y pronóstico global 2022-2026.

El pronóstico señala un aumento del consumo de varios productos alimenticios procesados. Alimentos congelados, enlatados, cocinados, empacados o modificados en su composición nutricional a través de la fortificación, conservación o preparación de varias formas se consideran alimentos procesados. 

La carne procesada brinda varias ventajas, incluido un mejor sabor, un menor riesgo de infecciones, una vida útil más prolongada y un alto grado de portabilidad. Standard Process Inc., compañía de complementos alimenticios con sede en EEUU, publicó en 2020 que los alimentos procesados ​​representan alrededor del 70% de la dieta estadounidense. 

Según el análisis, hay un impulso en el crecimiento del mercado de carne procesada.

Se espera que el tamaño del mercado mundial de carne procesada crezca de US$ 614,08 mil millones en 2021 a US$ 691,01 mil millones en 2022, a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 12,5%. 

El crecimiento del mercado se debe principalmente a que las empresas reanudaron sus operaciones y se adaptaron a la nueva normalidad, mientras se recuperan del impacto del COVID-19. 

Se espera que el mercado de la carne procesada alcance los US$ 976,42 mil millones en 2026 con una CAGR del 9,0%.

Carne vegetal

La carne de origen vegetal es una tendencia clave que está ganando popularidad en el mercado de la carne procesada. 

Las carnes de origen vegetal son alimentos elaborados a partir de plantas que pretenden ser un sustituto de las carnes de origen animal, como salchichas, bistecs, hamburguesas, filetes, tocino, nuggets y otras variaciones de las cocinas populares. 

Por ejemplo, en diciembre de 2021, ITC Limited, un conglomerado con sede en la India, lanzó productos cárnicos a base de plantas en reconocimiento de la creciente demanda de la India de alternativas a la carne y comidas veganas. 

Para comenzar, el ITC presentará hamburguesas y nuggets de origen vegetal con sabor a pollo, que son los dos grupos de alimentos congelados no vegetarianos más populares.

Los principales actores cubiertos en la industria mundial de la carne procesada son Cargill, Tyson Foods, National Foods, Hormel Foods Corporation, Smithfield Foods Inc, Pilgrim’s Pride Corporation, Conagra Foodservice Inc., BRF SA, Foster Farms, JBS SA, Koch Foods, Marfrig, National Beef Packing Company LLC, Sanderson Farms, Marel hf, Perdue Farms, Sadia SA y Danish Crown.

Principales mercados para la carne procesada

América del Norte fue la región más grande en el mercado de carne procesada en 2021 y Europa se ubicó en el segundo lugar. Las regiones cubiertas en el informe del mercado de carne procesada son Asia-Pacífico, Europa Occidental, Europa del Este, América del Norte, América del Sur, Medio Oriente y África.

El informe de investigación de mercado de carne procesada global de TBRC está segmentado por producto en refrigerado, congelado, enlatado o en conserva, mediante el procesamiento en carne fresca procesada, carne cruda cocida, carne precocinada, salchichas crudas fermentadas, carne curada, carne seca, otros, por tipo de carne en aves, res, cordero, cerdo, otros, por naturaleza en orgánicos, convencionales, por canal de distribución en supermercado o hipermercado, tiendas de abarrotes, minoristas especializados, tiendas en línea, otros.

TBRC es una empresa de inteligencia e investigación de mercado que se destaca en la investigación de empresas, mercados y consumidores. Cuenta con más de 200 profesionales de la investigación en sus oficinas de la India, el Reino Unido y los EEUU, así como una red de investigadores capacitados a nivel mundial. Cuenta con consultores especialistas en una amplia gama de industrias que incluyen manufactura, atención médica, servicios financieros y tecnología.

 

Fuente: NewsWires en base a TBRC.

Prevén caída en el consumo de carne vacuna y aviar en la Unión Europea

Se deberá principalmente a los cambios en los hábitos de los consumidores y su objetivo de promover la sostenibilidad.

 

IndexBox acaba de publicar un nuevo informe titulado: “UE – Carnes y aves – Análisis de mercado, previsión, tamaño, tendencias e información”.

Allí se prevé que el mercado de la carne y las aves de corral en la Unión Europea (UE) disminuya a una tasa media anual del 0,4% en la próxima década.

La caída en el consumo se deberá principalmente a los cambios en los hábitos de los consumidores para disminuir la carne en su dieta y la disminución de la producción de carne y aves, para promover la sostenibilidad.

Se espera que la demanda de carne vacuna y cerdo caiga, mientras que aumentará la de ave y ovina. En estas condiciones, las proteínas alternativas no competirán con las carnes de origen animal debido a sus elevados costos.

Por otra parte, las exportaciones de carne y aves a los países de la Unión Europea disminuirán principalmente debido a la menor demanda de Asia.

Tendencias e ideas clave

Según las Perspectivas agrícolas de la UE 2021-31 , IndexBox estima que el mercado de carne y aves de corral de la UE se estancará en un futuro próximo. Si bien se prevé que el consumo mundial de carne crezca a una tasa media anual del 1,4% gracias al aumento de los ingresos en los países en desarrollo, se prevé que el consumo de carne per cápita de la UE disminuya ligeramente de 68 kg en 2022 a 67,5 kg por persona en 2025.

Los cambios en los patrones de consumo hacia una menor ingesta de carne bovina y de cerdo constituyen el factor principal que determina el estancamiento del mercado. Incluso la creciente demanda de carne aviar y ovina será insuficiente para compensar eso.

Para luchar contra el cambio climático, se reducirán los rodeos de ganado, y esto podría limitar el crecimiento del mercado desde el lado de la oferta, porque el mercado de la UE está impulsado por la producción local.

Los consumidores están prestando más atención a la sostenibilidad del proceso de producción, especialmente al bienestar animal y la huella ambiental; por lo tanto, el segmento de carnes orgánicas está creciendo.

En cuanto a los sustitutos de la carne, no se espera que la carne de laboratorio se convierta en un competidor de la carne de origen animal debido a la baja aceptación del consumidor y el alto costo de producción.

Las alternativas a la carne de origen vegetal tuvieron una participación de mercado de alrededor del 1% de las ventas totales de carne en 2020 y no se expandirán significativamente en los próximos cinco años.

En comparación con el promedio de 2019-2021, se pronostica que la producción de carne vacuna en 2022 disminuirá 1,4% a 6,8 millones de toneladas debido a la reducción de los rodeos en un 3,3% a 30,7 millones de cabezas.

La producción de carne de cerdo disminuirá 1% hasta los 23,5 millones de toneladas, mientras que la producción de carne de pollo aumentará 0,6% hasta los 13,7 millones de toneladas.

En 2022 la producción de carne ovina caerá ligeramente 0,5% hasta 637.000 toneladas, pero a partir de 2023 aumentará de forma constante hasta alcanzar las 648.000 toneladas en 2025.

Para 2031 la participación de mercado de las exportaciones de la UE en el comercio mundial disminuirá del 20% al 17% debido a la disminución de las exportaciones de carne de cerdo a Asia, ya que China tiene como objetivo restaurar sus rebaños domésticos para 2026 y, por lo tanto, requerir menos importaciones.

En 2020 se exportaron 16 millones de toneladas de carne y aves, por un valor de US$ 46,4 mil millones.

Exportaciones de carne y aves de la UE en 2020

La cantidad de carne y aves exportadas de la UE totalizó 16 millones de toneladas en 2020, manteniéndose constante con respecto al año anterior.

Los envíos más significativos provinieron de los Países Bajos (3 millones de toneladas), España (2,6 millones de toneladas), Alemania (2,4 millones de toneladas) y Polonia (2,2 millones de toneladas), lo que en conjunto resultó en el 63% del volumen total.

Le siguieron de lejos Bélgica (1,4 millones de toneladas), Dinamarca (1,3 millones de toneladas) y Francia (1 millón de toneladas), junto con una participación del 22% en las exportaciones totales.

En términos de valor, los principales países proveedores de carne y aves de corral en la UE fueron los Países Bajos (US$ 8,7 mil millones), España (US$ 8 mil millones) y Alemania (US$ 7 mil millones), con una participación combinada del 51% de las exportaciones totales.

El precio de exportación de carne y aves de corral en la UE se situó en US$ 2.839 por tonelada en 2020, permaneciendo relativamente sin cambios con respecto al año anterior.

Los precios medios variaron algo entre los principales países exportadores: en España (US$ 3.077 por tonelada) y los Países Bajos (US$2.909 por tonelada), mientras que Polonia (US$2.282 por tonelada) y Bélgica (US$2.286 por tonelada) estuvieron entre los más bajos.

En 2020 los Países Bajos lograron la tasa de crecimiento de precios más notable, mientras que los otros líderes experimentaron aumentos más modestos.

 

Fuente: Global Trade en base a la plataforma IndexBox

Brasil registra el menor consumo de carne bovina en 25 años

La razón es la suba del precio de la carne y la pérdida del poder adquisitivo; en contrapartida, el consumo de huevos y  pollo es récord.

 

El consumo de carne bovina en Brasil ha caído a su peor nivel en los últimos 25 años, de acuerdo a los datos publicados por la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab).
Se trata de una caída del consumo per cápita que se inició con la recesión de 2015, pero que se acentuó fuertemente en los últimos años, pasando del récord de 42,8 kilos por persona de 2006, a unos 26,5 kilos en 2021. Así, Brasil registra el menor consumo desde 1996, año en que se inicia la serie histórica de la Conab.

Los principales motivos de la caída del consumo son la fuerte suba del precio de la carne bovina y la pérdida de poder adquisitivo de las familias.

De un lado, la alta demanda de China, la suba del dólar -Brasil fue uno de los países que más devaluó su moneda en los últimos años- y la inflación general de alimentos hicieron con que el precio suba hasta un 35% entre abril de 2020 y el mismo mes de 2021, cifra muy superior a la del IPCA.

La pérdida de poder adquisitivo es el otro gran motivo. Con un desempleo del 12,1%, un aumento del trabajo informal y una inflación del 10,42% (estimación previa del IPCA para todo 2021) los ingresos de las familias se han visto afectados.

Esta semana el Instituto de Geografía y Estadística de Brasil (IBGE) informó que la renta promedio cayó a su menor nivel desde 2012. En suma, la alta del precio de la carne sumado a la pérdida de poder adquisitivo de las familias llevó a la búsqueda de otras proteínas alternativas.

La contracara a la caída del consumo de carne bovina fue el aumento del consumo de huevo y carne de pollo, como alternativas para suplir las proteínas de aquella. Según informó CNN Brasil, el consumo de huevo llegó al mayor nivel en 20 años.

 

Fuente: El Agrario.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad