*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 8 de febrero de 2023 6:48 am | USD promedio 39.08 | EURO promedio 41.9 | ARG promedio 0.11 | Real promedio 7.98

Perspectivas de mediano plazo para las carnes rojas en la UE

La Comunidad Económica publicó un informe que estima las tendencias de producción, consumo, exportaciones e importaciones de la proteína vacuna y ovina para 2032.

 

La última perspectiva a mediano plazo ha sido publicada por la Unión Europea (UE), con miras a 2032. 

Se espera que la producción de carne vacuna en el bloque disminuya, y mantenga esa tendencia a 0,6 millones de toneladas (-9%) para 2032, con una disminución de 2,8 millones de cabezas (-9,1%) en el stock de vacas.

Además, estiman que continúe una ligera disminución en el consumo durante los próximos 10 años. Para 2032 el consumo de carne vacuna per cápita puede caer de 10,3 kilos a 9,5 kilos (-7,8%).

Está previsto que las exportaciones de carne vacuna de la UE crezcan en 2032 (+1,1 % anual), principalmente gracias a la continua demanda de sus socios comerciales. Los futuros acuerdos comerciales entre el Reino Unido y Australia/Estados Unidos (que no se tienen en cuenta en la base de referencia de la UE) podrían cambiar este panorama drásticamente.

Las importaciones de carne vacuna de la UE se recuperaron en 2022, tras las implicaciones del Brexit y del Covid-19. En los próximos años, las importaciones aumentarán lentamente y para 2032 se acercarán a los niveles anteriores a la pandemia.

Se espera que los precios de la carne vacuna se estabilicen en torno a los 4 euros por kilo.

Carne ovina

Contrariamente a las tendencias decrecientes de los últimos años, se espera que la producción de carne ovina y caprina en la UE aumente ligeramente (0,2% anual) hasta 2032, llegando a 645.000 toneladas. 

El apoyo a los ingresos y una situación de oferta y demanda global ajustada, con precios favorables para los productores, deberían respaldar esta tendencia.

La producción permanecerá concentrada en unos pocos países seleccionados de la UE.

Se espera que el consumo per cápita de la UE se mantenga relativamente estable para 2032, en alrededor de 1,3 kilos por año.

Después de dos años de bajas en las exportaciones, debido al Brexit y a los altos precios internos, se espera que las exportaciones de carne ovina de la UE se recuperen en 2023/24 y alcancen las 60.000 toneladas para 2032.

Las importaciones del Reino Unido actualmente representan casi la mitad de las exportaciones de carne de la UE, y deberían permanecer estables como máximo. Existe mucha incertidumbre sobre el posible impacto de los acuerdos comerciales entre el Reino Unido y Australia/Nueva Zelanda en los mercados de la UE y el Reino Unido.

Las importaciones de la UE disminuirán ligeramente a 125.000 toneladas para 2032. Aunque la UE sigue siendo un destino de exportación atractivo, se prevé que Australia y Nueva Zelanda se centren más en los mercados asiáticos.

Después de los altos precios en 2021 y 2022, los precios de la UE comenzarán una tendencia a la baja, pero es probable que sigan siendo significativamente más altos que antes del Covid-19.

Ganaderos australianos cuestionaron al MLA por la fuerte caída de negocios y precios

El director del organismo ganadero y cárnico propuso ver el panorama en perspectiva y aseguró que la situación actual de la cadena es muchísimo mejor que la de hace 20 años.

 

Las preocupaciones por la rápida caída de los precios del ganado y el impacto de la sequía de Estados Unidos en la oferta y la demanda internacional de carne vacuna fueron temas destacados de los productores ganaderos que asistieron al evento de actualización de fin de año de Meat & Livestock Australia (MLA).

Más de 600 interesados se reunieron para escuchar las presentaciones sobre el progreso en proyectos de investigación y desarrollo y mercados nacionales e internacionales del instituto australiano dedicado a la carne y la ganadería.

Durante el turno de preguntas, el productor Neil Watson dijo que si bien estaba entusiasmado con el contenido de las presentaciones anteriores de MLA, en el “mundo real” el mercado de ganado se encontraba actualmente en caída libre.

“Más o menos puedes rebajar US$ 1 el kilo vivo del valor de todo el ganado. Aparentemente, China se muestra reacia a hacer negocios con nosotros, y Corea y Japón se han retirado de inmediato, mientras que en los Estados Unidos ha habido una reducción masiva en los recortes importados, debido a la gran matanza de vacas causada por la sequía. ¿Alguien puede decirme si las cosas estarán bien después de Navidad? ¿Hay un futuro positivo o tenemos problemas a nivel internacional?”, preguntó.

El director gerente de MLA, Jason Strong , comenzó su respuesta diciendo que uno de los desafíos que tenía el sector era reconocer y sentirse cómoda con su éxito.

“La cadena está en una posición materialmente diferente de donde estaba hace cinco o seis años, y mucho menos hace 20 o 30 años”, dijo.

“Sí, los precios del ganado y la carne han bajado de sus máximos, estos son máximos como nunca antes habíamos visto y mejores de lo que podríamos haber imaginado”, dijo Strong.

“Se están moviendo, pero el precio anual promedio ponderado en Estados Unidos este año es más alto de lo que jamás hemos visto, y más alto que el año pasado, que a su vez fue un récord”, destacó.

Admitió que “los precios han retrocedido, y sí, hay una volatilidad evidente, pero nuestra industria está increíblemente bien. Hemos progresado hasta un punto en el que la cadena de suministro está capturando valor que puede beneficiar a todos”.

Y agregó que la forma en que la industria maneje esa volatilidad será muy importante en el futuro.

Strong insistió en que “si pensamos en los grandes impulsores macro: la progresión de la industria en los últimos 20 años, de estar impulsada por los productos básicos a ser un elaborador de productos de alta calidad, rastreables, verificados, acreditados y consistentes con acceso preferencial a muchos mercados, hemos recorrido un largo camino”.

“Hace 20 años teníamos un TLC con Nueva Zelanda y no teníamos control de calidad ni trazabilidad. Hoy tenemos 16 TLC y mejores sistemas que cualquier exportador del mundo. El hecho de que podamos hablar de estas cosas y entender el mercado global nos pone en una mejor forma”, dijo.

“Los precios se moverán, sin dudas, pero los impulsores macro son mucho mejores de lo que hemos visto antes, y nuestra oportunidad es cómo los capturamos de la mejor manera posible, sin entrar en pánico e impulsando precios o mercados. Una gran parte de lo que debemos hacer como cadena es encontrar formas de trabajar mejor juntos para superar estas fluctuaciones”, concluyó.

 

Fuente: Beef Central.

Vietnam e Indonesia son dos mercados relevantes donde la carne uruguaya no está presente

En estos países los restaurantes son la primera categoría de consumo de carne fuera del hogar, por lo que las oportunidades de agregado de valor son importantes, señaló el economista Álvaro Pereira, jefe de Acceso de Mercados del INAC.

 

Vietnam e Indonesia son los ejemplos en este sentido. Si se considera la lista de países en los cuales Uruguay no está presente, estos dos son los más relevantes. Exportadores de primer nivel tienen presencia significativa en estos mercados, por lo que su atractivo es evidente. En estos países los restaurantes son la primera categoría de consumo de carne fuera del hogar, por encima de los locales de comida rápida y otros tipos de locales, por lo que las oportunidades de agregado de valor son importantes.

El economista Álvaro Pereira, jefe de Acceso de Mercados del Instituto Nacional de Carnes (INAC), señaló que existe un conjunto de mercados relevantes donde Uruguay está subrepresentado.

Esto puede explicarse por varias razones. En primer lugar, puede ser que, para algunos productos Uruguay ya esté colocado en el mejor mercado. En segundo lugar, si la carne uruguaya no llega al mercado ideal, corresponde estudiar por qué esto no sucede. Puede ser por razones arancelarias, debido al conjunto disponible de acuerdos comerciales. Por otra parte puede ser por el conjunto disponible de habilitaciones sanitarias. O finalmente, por razones comerciales y decisiones del sector privado.

El integrante de la Gerencia de Marketing de INAC explicó que la cadena cárnica nacional coloca casi 90% de su exportación en tres mercados. Hace algunos años China tiene un rol dominante, mientras que esta cifra se completa con colocaciones en los tradicionales mercados de Estados Unidos y la Unión Europea. Si uno considera la importación global, estos tres mercados no representan este guarismo, sino una cifra más cercana a 50%.

Acciones de INAC

En este marco, Alvaro Pereira detalló las acciones que ha trabajado INAC durante este año. En materia de acuerdos comerciales, el Instituto ha preparado material técnico sobre distintas alternativas para asesorar a los tomadores de decisiones. Adicionalmente, ha publicado informes para que el público general pueda aquilatar las implicancias de estos procesos.

Respecto a habilitaciones sanitarias, INAC ha colaborado con indicadores para priorizar gestiones del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), particularmente para el sector aviar.

En materia de procesos especialmente relevantes, INAC ha viajado y viajará hacia algunos países con el objetivo de conocer algunos procesos en detalle.

Finalmente, también existen mercados en los que las condiciones de acceso son ideales pero el comercio es todavía incipiente. En este sentido también existió acción institucional. La región del mundo que está en esta situación es Medio Oriente, habiendo INAC tomado rol activo en ferias en Emiratos Árabes y en Arabia Saudita. Estos dos países son importadores netos de proteínas, son mercados masivos para la carne aviar, representando más de 10% del mercado global. Para la carne bovina y ovina son mercados donde es posible el agregado de valor, como de hecho lo hacen competidores de primer nivel.

 

Fuente: INAC.

Sector cárnico exportará US$ 3.300 millones en 2022

El monto será 10% superior al obtenido en 2021; China generará divisas cercanas a US$ 1.800 millones.

 

El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Conrado Ferber, detalló que las exportaciones del sector alcanzarán los US$ 3.300 millones, un crecimiento de un 10% con respecto a 2021. China generará divisas cercanas a US$ 1.800 millones y una mejora de 200 millones de dólares. Remarcó que la solicitud de ingreso al Acuerdo de Asociación Transpacífico es una buena noticia para contar con menor tasa arancelaria.

A la conferencia de prensa brindada por el titular del INAC este jueves 1.° asistieron también los gerentes de Información, Jorge Acosta, y Mercado Interno, Fernanda Cuervo, y los jefes de Acceso e Inteligencia de Mercado, Álvaro Pereira, e Innovación, Gianni Motta.

Ferber expresó que la cadena cárnica coloca casi 90% de su exportación en tres mercados: China, en un rol dominante, Estados Unidos y la Unión Europea, como segundo y tercer destino, respectivamente.

Destacó que al finalizar este año el sector habrá completado ingresos totales de cerca de US$ 3.300 millones, como consecuencia del aumento promedio de precios en el exterior, lo que significa un crecimiento de 10%, y por encima de las 500.000 toneladas entre todos los tipos de carne que se vende en el extranjero. Explicó que se trata de un récord en cuanto a valores, no a volumen, y que la única forma de lograr trabajo e ingresos para los uruguayos es exportar.

El jerarca puntualizó que China generará divisas en el entorno de los US$ 1.800 millones al cierre de 2022, lo que representa un 56% del total de ingresos y un crecimiento de unos 200 millones con el principal socio comercial del sector.

Consideró que los mercados de Vietnam e Indonesia son los más relevantes y atractivos. En ambos países, los restaurantes representan la primera categoría de consumo de carne fuera del hogar, por encima de los comercios de comida rápida y otros tipos de locales, por lo que adquieren importancia las oportunidades de agregado de valor.

Indicó que también hay mercados cuyas condiciones de acceso son ideales pero el comercio es todavía incipiente. En esa situación se encuentra la región de Medio Oriente, asimismo INAC ha tomado un rol activo en ferias de Emiratos Árabes y Arabia Saudita. Estos dos países son importadores netos de proteínas, mercados masivos para carne aviar y representan más del 10% del mercado global. En cuanto a los sectores bovino y ovino, son clientes a los que es posible vender con agregado de valor.

“La solicitud de ingreso al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico es una buena noticia. Es primordial y es jugar en primera división en cuanto a mercados de la carne, para tener acceso con mejores tasas arancelarias” aseguró el jerarca.

Faena

Ferber estimó una faena de bovinos para 2022 con una disminución de 7,9% respecto a 2021, lo que la ubicará por encima de los 2.400.000 animales. De igual forma, ese promedio supera el de los últimos 20 años (2.200.000). En cuanto a la de ovinos, este año será muy próxima a 1.300.000 cabezas, cifra algo inferior a 2021 (-3%), pero aún con altos niveles.

La faena de aves muestra un crecimiento de 2,6% a octubre, lo que fortalece el nivel de actividad del rubro en los primeros 10 meses del año y permite estimar un total de más de 33.000.000 de aves. En el caso de los porcinos, la faena a octubre se ubica por debajo de la registrada en 2021 en la misma época (-5,4%), unos 123.000 animales.

Consumo interno y precio de la carne

Entre enero y octubre de 2022, se registraron volúmenes similares a los del año anterior de proteínas totales volcadas al mercado interno (1,3%).

El consumo de carne bovina disminuyó 4,8% respecto a 2021 y se ubicó por debajo de los de 2020 (-2,6%) y 2019 (-11%). La aviar, segunda proteína más consumida en nuestro país, mostró un crecimiento de 5,3% sobre los valores de 2021. En cuanto a la carne porcina, el consumo se recuperó de la caída observada en el año previo, con un aumento del 11% respecto a 2021 y 8% a 2020.

En 2022, el 31% de las proteínas fueron de origen importado y Brasil fue el principal socio comercial. “El consumo interno de cerdo y pollo alcanza el 52%, lo que significa que por primera vez superó a las carnes vacunas”, resaltó el presidente del INAC.

Detalló que, en términos de precios al público, al mes de octubre se observan diferencias entre las distintas carnes. La bovina muestra un crecimiento acumulado anual de 4,4% (la mitad de IPC), con tendencia a la baja, y acumula en los meses de setiembre y octubre una caída de 4,6%. En tanto, la carne porcina es la única con crecimiento real (11,2%) y la aviar, levemente por debajo de la inflación (7,6%).

Sistema de Registro y Gestión del Abasto

Ferber recordó que el 15 de noviembre comenzó a funcionar el Sistema de Registro y Gestión del Abasto de forma obligatoria, mediante la digitalización de transacciones comerciales en el mercado interno para todo movimiento y cambio de propiedad de comercios.

En el sector de las carnes, hay unas 4.000 empresas con una dinámica compleja, que incluye 2.500 carnicerías, 700 distribuidores, 70 plantas de faena, 140 exportadores, 10 plantas de desosado, 50 importadores, 80 plantas de elaboración y 15 depósitos, entre otros. Para enero de 2023, habrán sido auditadas cerca de 1.700 carnicerías de todo el territorio nacional.

En materia de capacitación, se certificó en inocuidad alimentaria y generación de valor agregado de productos que se comercializa a más de 350 carniceros del interior del país. En 2024 se cumplirá la meta de cobertura total de departamentos, junto con el Ministerio de Ganadería, los gobiernos departamentales y la Facultad de Veterinaria.

Demanda de carne seguirá firme y el Mercosur es el único que puede producir más

La caída de la producción de Estados Unidos puede generar mejores posibilidades en el mercado, según Rabobank. 

 

Según Rabobank, en setiembre de 2022, el mundo vio más vacas, ganado, terneros, carne bovina (congelada o refrigerada) enviadas por este hermoso, hambriento y posiblemente deteriorado planeta por volumen y valor jamás en la historia. 

El conductor de este fenómeno fue la demanda china, que ha encontrado otra marcha, posiblemente la 9ª.

En los EEUU, el segundo mayor importador de carne vacuna del mundo después de China, es probable que se busque aún más carne de los mercados mundiales durante los próximos tres años, a medida que su propia producción nacional disminuya, dice Rabobank en un informe recién publicado.

Y, si bien Australia se encuentra entre los principales exportadores mundiales de carne, algo que podría ayudar a llenar el vacío, sus propias limitaciones de suministro están cobrando impulso y significa que será todo un desafío encontrar más ganado para compensar los volúmenes de exportación adicionales.

El hecho difícil es que para los amantes de la carne bovina premium, las vacas y su producción, parece que se limitará a un montón de países productores de carne bovina del mundo.

Los mercados internacionales tendrán dificultades para cubrir la brecha vacante dejada por la contracción de los volúmenes de ganado en los EEUU, ante la creciente demanda de los países que comen este producto.

Y uno no necesita ser productor para saber que una menor oferta de ganado generalmente conduce a un aumento de los precios mundiales de la carne vacuna y, además, a una sacudida en el orden jerárquico. O simplemente, la redistribución de los volúmenes comerciales.

Aunque es posible que el impacto de la desaceleración de las condiciones económicas y la disminución de la confianza del consumidor en todo el mundo también pueda debilitar la demanda mundial, señala Rabobank, razón por la cual China tiene una “reserva” de carne de cerdo.

Curiosamente (y como guarnición)…

Los precios de la carne de cerdo en China aumentaron un 22% en octubre, año contra año.

Siguió al aumento mensual más alto registrado del 25,6% en julio, ya que el IPC también alcanzó un máximo de dos años del 2,7%. El aumento de agosto se produjo a pesar de una desaceleración inesperada de la inflación del IPC al 2,5%.

China es el mayor consumidor mundial de carne de cerdo, y el gobierno del país mantiene un suministro de “reserva” congelado como parte de una política de estabilización vital.

Antes del festival de mediados de otoño de septiembre y el feriado del Día Nacional el 1 de octubre, por primera vez este año, las autoridades locales liberaron algunas de sus reservas de carne de cerdo.

Pero mientras tanto…

En su  Q4 Global Beef Quarterly, el banco especializado en agronegocios dice que si bien la reducción en el tamaño del rodeo de ganado de los EEUU no es “nada nuevo” (con números que disminuyen en lugar de aumentar en los últimos años), hasta la fecha, no ha afectado la cantidad de ganado en la producción nacional que llega a los consumidores estadounidenses.

Pero se espera que eso cambie pronto. El banco pronostica que se alcanzará el punto de inflexión en 2023, cuando la producción de carne vacuna de EEUU debería caer un 3%, con posibles caídas anuales de 2% a 5% hasta 2026.

“En promedio, esa es la pérdida potencial de 400.000 a 500.000 toneladas métricas de carne vacuna del sistema de producción de EEUU por año durante este período”, dijo el informe.

Detrás de la caída está lo que el analista sénior de proteínas animales de Rabobank, Angus Gidley-Baird, considera que es una ‘liquidación’ (reducción) cíclica natural en el número de vacas.

Carne como sea

El crecimiento de la renta disponible per cápita real se ha reducido al 0,3% en comparación con el año pasado, mientras que la asistencia del gobierno se ha convertido en una parte más pequeña de los ingresos personales de EEUU. Actualmente existen menos de US$ 1.600 por mes en pagos de transferencias reales, el nivel más bajo desde 2008.

Sin embargo, la asistencia alimentaria del gobierno ha aumentado considerablemente. Los pagos mensuales reales del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria han sido de alrededor de US$ 150 por hogar desde la pandemia, en comparación con los US$ 97 de los dos años anteriores.

Combinado con salarios generalmente más fuertes, esto debería respaldar la demanda potencial de carne vacuna, dice AG-B.

“Se espera que la demanda de carne bovina de EEUU retroceda, pero los precios minoristas aún podrían superar los US$ 8/lb durante los próximos años, sin volver a probar los máximos de demanda inducidos por la pandemia”.

Los estadounidenses aman su carne vacuna y pagarán más por obtenerla, dice Gidley-Baird.

“Períodos anteriores de declive en la producción de carne de EEUU sugieren que los minoristas y restaurantes del país buscarán en el mercado global para llenar este vacío, y los consumidores de EEUU probablemente superarán al resto del mundo para mantener su ración de carne vacuna”.

La pregunta es: ¿De dónde va a salir la carne?

Importaciones estadounidenses

“Mientras que los vecinos México y Canadá, los dos mayores proveedores de carne vacuna de los EEUU, es probable que tomen un relevo, Canadá está pasando por su propia fase de liquidación de ganado y probablemente limitado en lo que puede suministrar”, dijo.

“Australia y Nueva Zelanda, el tercer y cuarto proveedor más grande de EEUU, son las siguientes opciones lógicas. Pero la recuperación de Australia de su propia fase de liquidación de ganado vacuno se está prolongando con algunas dudas sobre si tendrá el ganado disponible para producir los mismos volúmenes que ha hecho en el pasado”.

Según Rabobank, también se espera que la producción de carne vacuna Kiwi sea limitada (se prevé que disminuya un 4% entre 2023 y 2025), mientras que Europa, que de todos modos no es un gran proveedor de carne vacuna para los EEUU, continuaría registrando una disminución estructural en la producción durante ese período.

“Esto deja a América del Sur, que tiene volumen, pero carece del acceso comercial necesario para llenar la brecha considerable en la producción estadounidense”, dijo.

“Se pronostica que la producción de Brasil crecerá en los próximos años, pero esperamos que la producción en Argentina disminuya y luego se estabilice. En combinación, estos dos grandes exportadores sudamericanos no aumentarán la producción lo suficiente como para compensar la caída en los EEUU, incluso si se modifican los acuerdos comerciales para aumentar los volúmenes exportables de América del Sur”.

El informe dijo que el resultado neto era que Rabobank esperaba que la disminución en la producción de carne vacuna de EEUU no fuera compensada por el crecimiento de la producción en los principales países exportadores.

“Y esto es incluso sin tener en cuenta ningún otro aumento en la demanda mundial de carne vacuna durante el mismo período”, dijo el banco.

Frigoríficos tendrán que competir por el ganado

Gidley-Baird dice que dadas las presiones de suministro en los mercados internacionales de carne de vacuno, tanto los importadores mundiales de carne de vacuno, como sus consumidores, tendrán que gastar mucho más por sus ganados y por la oferta disponible”.

“Y esto podría crear una fuerte ventaja en los precios y una redistribución de los volúmenes comerciales en los próximos años”, dijo.

El mercado mundial de la carne vacuna se mantiene sólido actualmente, según el informe del cuarto trimestre, con precios del ganado generalmente favorables, respaldados por “condiciones estacionales predominantemente positivas y una demanda resistente de los consumidores”.

“Pero dada la desaceleración económica, con alta inflación y disminución de la confianza del consumidor, la demanda aún puede debilitarse”, advirtió Gidley-Baird.

“La pregunta central es si los mercados están más determinados por las presiones del lado de la demanda o del lado de la oferta a medida que nos acercamos a 2023”.

Australia podría faenar mucho más

A pesar de rastrear un aparente debilitamiento en el extremo minorista de la cadena de suministro, el informe coloca a la industria de la carne australiana en muy buen estado, con condiciones estacionales que continúan respaldando la demanda de los productores y, a su vez, los precios del ganado.

Antes de Navidad, se espera que los precios locales de la carne vacuna se mantengan estables, lo que significa que son caros, aunque los precios están fijados para “una caída probable en el nuevo año a medida que aumenta el volumen de ganado y el crecimiento de los pastos de verano comienza a secarse”.

Las limitaciones laborales y los márgenes ajustados están provocando una reducción en la faena australiana, según el informe:

“Los volúmenes cayeron por debajo de los de 2021 hasta setiembre y octubre, ya que la mano de obra sigue siendo un problema… mientras que, más recientemente, el banco dice que los bajos márgenes han llevado a algunas plantas a reducir”.

Vienen más vacas

Moderando un poco sus palabras, Rabobank reconoce que el rodeo australiano está creciendo, solo que “posiblemente no lo esté haciendo a las tasas que hemos visto en el pasado”.

“Creemos que los productores están aprovechando la buena disponibilidad de alimentos y los altos precios del ganado para aumentar el número de reproductores”, dijo Gidley-Baird.

“Como resultado, no hemos visto una disminución de los precios del ganado ni un aumento en el número de la faena, a pesar de más de dos años y medio de buenas condiciones estacionales, particularmente en el sureste”.

Sin embargo, Rabobank cree que el número de cabezas de ganado aumentaría hasta 2023.

“El desafío ahora es que los precios del ganado deberán caer más que antes para generar márgenes de procesamiento viables, dados los costos crecientes y los mercados de consumo más débiles”, agregó AG-B.

Setiembre

Los envíos mundiales de carne vacuna en setiembre registraron el mayor volumen y valor de la historia, impulsados ​​por el aumento de la demanda china.

Las exportaciones aumentaron un 8% interanual a 229.000 toneladas métricas con valores que aumentaron un 11% a US$1.300 millones.

Solo China fue responsable de 137.000 toneladas métricas y US$ 868 millones.

Los datos parciales de las exportaciones de octubre muestran un fuerte aumento del 148 % interanual en los envíos diarios, elevado por los efectos del embargo comercial chino entre mediados de setiembre de 2021 y mediados de diciembre de 2021.

“Esperamos que el ritmo de las exportaciones a China se desacelere a corto plazo”, dice Gidley-Baird, “con la presión de reducir los precios, lo que hace que algunos exportadores mantengan los volúmenes con la esperanza de obtener mejores precios en una fecha posterior”.

Rabobank proyecta un crecimiento del volumen de exportaciones de alrededor del 15% al ​​18% este año.

 

Fuente: Stockhead Australia.

INAC participó por primera vez en la feria Sial Interfood en Indonesia

La actividad que se desarrolló en Jakarta entre el 9 y el 12 de noviembre.

 

El Instituto Nacional de Carnes (INAC) participó por primera vez en la feria Sial Interfood en Indonesia, actividad que se desarrolló en Jakarta entre el 9 y el 12 de noviembre.

El stand de INAC fue de 36 metros cuadrados. La feria es organizada por Comexposium, que también está a cargo de SIAL. Esta es su sexta edición y la anterior fue en el año 2019, previo a la pandemia.

Con más de 250 millones de habitantes y un Producto Interno Bruto de 3,5 billones de dólares, Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo, y la economía más grande del Sudeste Asiático. (PIB en paridad de poder de compra en dólares corrientes de 2021. Fuente: Banco Mundial. “Sudeste asiático” abarca los miembros de Asociación de Naciones del Sudeste Asiático – ASEAN).

En términos de importación de carnes, este país también ocupa una posición de destaque. En 2021 importó más de US$ 802 millones de las principales proteínas animales, representando 1% de la importación mundial (Considerando carne aviar, porcina, bovina, ovina y sus menudencias).

En particular, destacan las importaciones de carne bovina: la cifra alcanza los US$ 766 millones y 200.000 toneladas anuales, representando más del 95% de la importación total de carnes. De esta forma, Indonesia se posiciona como el importador de carne bovina más relevante del Sudeste Asiático.

Importación de carnes de los miembros de ASEAN, según especie, en 2021.

Fuente: elaboración propia en base a TDM.

Los principales países proveedores de carne vacuna de este mercado son Australia, India, Estados Unidos y Brasil, los cuales abastecen a más del 90% de la demanda de carne importada. Actualmente, Uruguay no se encuentra habilitado para exportar ningún tipo de carne a este mercado. Sin embargo, se han iniciado gestiones de acceso sanitario para la exportación de carne bovina. De lograr la habilitación, Uruguay enfrentaría un arancel de 5%, el cual es menor que el arancel promedio que enfrentan las exportaciones de carne bovina: 12%, muy influenciado por el arancel chino. Por último, cabe destacar que es necesario lograr la certificación Halal para poder materializar comercio con este país.

 

Fuente: INAC.

Ganadería de EEUU se encamina a un ciclo de producción a la baja

El mercado mundial de la carne vacuna sigue siendo sólido, según el último informe de Rabobank.

 

El mercado mundial de la carne vacuna sigue siendo sólido, según el último informe de Rabobank. Sin embargo, las crecientes presiones económicas y de la oferta pueden cambiar esta situación. Se espera que la producción mundial en el primer trimestre de 2023 se mantenga en niveles similares a los de hace un año, pero el mercado debería estar atento a EEUU, que se dirige hacia un ciclo de producción a la baja, que afectará los precios y la distribución comercial en los próximos años.

Los precios del ganado vacuno son en general favorables, apoyados por las condiciones estacionales positivas y la resistencia de la demanda de los consumidores. Sin embargo, dada la ralentización de la economía -con una inflación elevada y una confianza de los consumidores en declive-, la demanda aún podría suavizarse.

“También observamos una nueva dinámica de la oferta que influirá en los mercados”, explica Angus Gidley-Baird, analista principal de proteínas animales de Rabobank. “La cuestión central es si los mercados de la carne de vacuno están moldeados más por las presiones del lado de la demanda o de la oferta a medida que nos acercamos a 2023”.

La producción mundial de carne de vacuno se divide por hemisferios, con los países del norte generalmente en una fase de disminución de la producción, mientras que los del sur están aumentando. En el primer trimestre de 2023 se espera que la producción de Europa y Estados Unidos disminuya, mientras que la de Australia, Brasil y China se mantendrá estable o aumentará. Nueva Zelanda muestra un descenso de la producción interanual para el cuarto trimestre de 2022, pero un aumento de la producción para el primer trimestre de 2023. En general, los volúmenes totales de producción para los mercados clave en el cuarto trimestre de 2022 y el primer trimestre de 2023 serán probablemente similares a los niveles de hace un año.

El fortalecimiento del dólar estadounidense hizo que la mayoría de los precios de los bovinos, en términos de dólares, se contrajeran. Pero en términos de moneda local, se registraron subidas en Australia (8%) y Nueva Zelanda (5%), mientras que Brasil (-7%), Argentina (-4%) y Uruguay (-7%) bajaron. El precio de los novillos de las cinco zonas de Estados Unidos se mantuvo estable.

El descenso de la producción estadounidense influirá en el mercado en los próximos años

Según Gidley-Baird, la producción de carne de vacuno de EEUU iniciará un descenso de cuatro años a partir del próximo año. La producción estadounidense debería caer un 3% en 2023, con posibles descensos anuales adicionales del 2% al 5% hasta 2026. Esto supone una pérdida potencial de entre 400.000 y 500.000 toneladas de producción de carne de vacuno al año.

Los periodos anteriores de declive sugieren que los minoristas y restaurantes estadounidenses buscarán el mercado global para llenar este vacío, y los consumidores de EEUU probablemente superarán la oferta del resto del mundo para quedarse con su ración de carne de vacuno. Pero es improbable que otros mercados llenen el vacío, debido a la liquidación local (Canadá, Australia), la disminución estructural de la cabaña (Europa) y las políticas comerciales (Sudamérica).

El resultado neto, según Gidley-Baird: “Prevemos que el descenso de la producción de carne de vacuno en Estados Unidos no se verá compensado por el crecimiento de la producción en otros grandes países exportadores. Los consumidores tendrán que pagar para acceder a la oferta disponible, dadas las presiones de la oferta en muchos mercados. Esto podría suponer un fuerte aumento de los precios y la redistribución de los volúmenes comerciales”.

 

Fuente: Eurocarne.

INAC y AUF acordaron promocionar la carne de Uruguay en el mundial

El titular de INAC, Conrado Ferber, manifestó que “tenemos una historia de éxitos en el fútbol y con la carne, reconocidos ambos mundialmente”.

 

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y el Instituto Nacional de Carnes firmaron un acuerdo para realizar acciones de promoción de la carne uruguaya asociada con el fútbol uruguayo en la Copa Mundial.

Ambas organizaciones se comprometen a desarrollar conjuntamente acciones de comunicación a través de sus redes sociales. INAC aportará la carne necesaria para la delegación de Uruguay.

El proyecto se enmarca en el esfuerzo sostenido para la promoción de las carnes nacionales y derivados, tanto a nivel internacional como en Uruguay, con el fin de incrementar la percepción positiva del consumidor final. En este marco, ha desarrollo una política promocional en la que se destaca la calidad de productos, el grado de avance tecnológico en sus procesos de producción, la sostenibilidad, la integridad y los beneficios sobre la salud humana.

Por otra parte, las selecciones uruguayas de fútbol que organiza AUF representan un punto central en la vida cultural y deportiva del país y constituyen uno de los puntos más importantes en la imagen que proyecta Uruguay hacia el exterior haciendo conocer al país y destacándolo por sus virtudes en el plano deportivo y cultural.

Además, AUF e INAC tienen una larga experiencia de colaboración en la promoción del fútbol y la carne como hecho cultural e identificatorio del país.

Firmaron el acuerdo el Presidente de AUF Ignacio Alonso y el Presidente de INAC Conrado Ferber.

El titular de INAC manifestó que “tenemos una historia de éxitos en el fútbol y con la carne, reconocidos ambos mundialmente”. El sistema productivo uruguayo es diferente, natural y sustentable, que todos sepan de la bondad del producto, sostuvo Ferber, quien comentó que este acuerdo es el momento óptimo para hacerlo.

 

Fuente: INAC.

¿Cómo visualizan el próximo año los corrales de engorde?

En un escenario desafiante, caracterizado por la incertidumbre, con granos a precios altos y menores precios por la carne, las empresas deberán ajustar la eficiencia para lograr márgenes positivos. 

 

La incertidumbre es dominante en el mercado ganadero en estos tiempos, y un negocio intensivo como el del engorde a corral espera un panorama más claro para tomar decisiones de cara al próximo ciclo. 

“La única certeza es que el alimento aparentemente seguirá siendo caro, y tenemos que ver dónde se estabiliza el precio del ganado gordo, algo que va atado a la demanda real que tendremos desde el exterior por la carne de corral, sobre todo desde China y Europa”, comentó a ACG el presidente de la Mesa Nacional de la Alimentación a Corral, Dr. Daniel Miranda.

 En el mismo sentido, el Dr. Álvaro Ferrés, presidente de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (Aupcin), dijo que “el negocio para los corrales de engorde está en un número negativo o muy negativo, como hace tiempo no se daba, porque los valores actuales de la reposición y de los granos son altos, y hacen que la pérdida económica sea importante, como no hay antecedentes”. 

Planteó que “para adelante seguimos viendo precios altos. Los precios de la reposición bajaron un poco, pero el precio del gordo bajó demasiado”. 

Miranda sostuvo que “en alguna medida la baja de la reposición acompañó al ganado gordo, pero este negocio es más de fijar precios a futuro, y tampoco hay una certeza por parte de los frigoríficos sobre los precios que tendrán dentro de tres o cuatro meses. Eso es en lo que tenemos que pensar cuando encerramos”. 

A propósito, agregó que “la relación flaco-gordo hoy puede ser justa, estar algo arriba o algo abajo, pero la relación de precios que importa es la que vamos a tener dentro de 120 días. Y venimos de varios ciclos sin precios fijos, sino que los negocios se realizaban con los precios del momento de venta”.

Por su parte, Ferrés señaló que “los costos de producción, ya sea para plantar un sorgo forrajero, verdeo u otro, son acordes al precio de un novillo a US$ 5. Entonces uno tampoco está motivado a invertir en producción”. 

Agregó que para los productores agrícola-ganaderos, que tienen corrales de engorde, “es mucho más negocio vender el grano que tener la expectativa de valorizarlo en un negocio que, por lo menos en el corto y mediano plazo, parece poco atractivo”.

Calculó que “si consideramos que un novillo de reposición está en el orden de US$ 2,10 puesto, le pongo los costos de alimentación, y deberíamos pensar en venderlo a US$ 4,40 o US$ 4,50 para que el negocio sea atractivo”.

Sobre las razones de la caída del precio del ganado, Ferrés consideró que “hubo un componente internacional muy importante con respecto al precio de la carne, que se está viendo reflejado semana a semana en el precio de la tonelada de carne de exportación. Y en Uruguay además influyó, de forma importante, la falta de agua en muchas zonas del país”.

Se podría volver al sistema de fijar precios 

Estas circunstancias podrían hacer que se vuelva al sistema anterior, de fijar precios por anticipado para el ganado de corral. “Fue un sistema favorable desde todo punto de vista. En un momento los productores vieron la posibilidad de hacer una diferencia extraordinaria vendiendo en el mercado spot, porque el mercado estaba en suba permanente, pero el riesgo era que pasara lo que terminó ocurriendo”, comentó Miranda.

Consideró que “este tipo de negocios, con más previsibilidad, es más de nicho”, y que “los precios son más fáciles de fijar”. Admitió que “aprendimos que lo mejor para todas las partes es volver a la fijación de precios, con un techo, con un piso o a un precio fijo, pero no quedar librado al precio del momento”.

Ferrés comentó que no ha visto negocios para el primer trimestre de 2023 a un precio fijo. “Los que conozco son propuestas de una referencia más ciertos centavos, pero ahí está la incertidumbre. Da la sensación de que hay que esperar un poco”, dijo.

Menos ganado en corrales y la producción de carne se hace más lenta

Ferrés estimó que el volumen de ganado de corral en el último trimestre de 2022 y primer trimestre de 2023 será más bajo que el de otros años. “Entiendo que eso va a generar como consecuencia un enlentecimiento de la producción de carne del Uruguay, porque cada vez más la extracción ganadera y la producción de carne dependen de la producción de engorde a corral”, advirtió.

A propósito, sostuvo que “si por algún motivo el engorde a corral no da un buen resultado, la producción no tracciona, y al no traccionar todo se hace más lento, porque el corral es un sistema de producción muy rápido”. 

“Veo un enlentecimiento de la producción de carne del Uruguay, como consecuencia del alto costo de producción en los corrales de engorde, por la baja del precio del ganado gordo. Y por otro lado, los costos no incentivan a invertir en recría o sistemas más caros. Uruguay va a bajar su faena y su tasa de extracción”, afirmó el presidente de Aupcin.

Si bien Ferrés dijo que “es difícil estimar la caída de la cantidad de ganado encerrado”, estimó que “se puede pensar en la mitad del año pasado o incluso menos, porque el negocio de la cuota 481 se achica. Estimo que Uruguay estaba en el orden de unos 60.000 animales encerrados al mes”. 

A la espera de una estabilidad 

El sector espera que se estabilice la demanda para que se establezcan nuevos precios. “Los ganados que hoy se están faenando se encerraron cuando los precios todavía eran buenos. Para el siguiente ciclo todo muestra que si no hay señales que den la posibilidad de fijar precios, habrá una baja en la cantidad de animales encerrados”, admitió Miranda. 

Planteó que “estamos en un mundo donde no sabemos cuál es la demanda normal. Lo que nos pasó en los últimos meses es que todo lo que se compraba hoy mañana sería barato. Todo el mundo compraba, pero no era una demanda real. Seguramente el nivel actual de demanda tampoco sea real, así que habrá que esperar que el mercado se estabilice para ver realmente cuál es el nivel de demanda mundial de este tipo de alimentos”. 

¿Quiénes seguirán encerrando ganado?

Ferrés planteó que hay diferentes escenarios para los diferentes corrales de engorde. “Hay gente que tiene un ciclo completo y toma la decisión de encerrar porque capaz que no tiene un valor atractivo para vender ahora, o no hay una oferta adecuada. Y también están los corrales de la industria, que siempre están encerrando ganado, y así como ganan pierden, y siguen en esta actividad”, describió. 

Pero afirmó que “parece poco interesante comprar ganado para encerrar sin tener un precio de referencia hacia adelante”. 

Momento de mejorar la eficiencia

En las actuales circunstancias, “es momento de ajustar la eficiencia”, dijo el presidente de la Mesa Nacional de la Alimentación a Corral. “Cuando los números son más grandes se puede hacer la vista gorda en muchas cosas, y cuando los números son más justos uno empieza a afinar la vista y a tratar de mejorar diferentes aspectos para buscar el margen final”, reconoció. 

En ese sentido, Miranda planteó que “hay que afinar mucho en la compra de la reposición, ver que sean animales en las mejores condiciones posibles para encerrar, buscar la eficiencia, sinergias para bajar el costo de la alimentación. Esto nos obliga a hacer el ejercicio de buscar el margen en diferentes puntos del negocio”.

USDA publicó pronóstico del mercado mundial de carnes en 2023

Se espera que la producción de carne vacuna baje levemente a 59,2 millones de toneladas y que las exportaciones también bajen 1,2%, a 12,1 millones de toneladas, por menor demanda de China.

 

Este miércoles, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó sus últimos pronósticos para la producción y el comercio mundial de carne vacuna, cerdo y pollo.

Para la carne vacuna se pronostica que la producción mundial disminuirá de forma marginal en 2023, a 59,2 millones de toneladas, aunque se esperan aumentos de producción en China, Brasil y Australia, que se verán compensados ​​por disminuciones en Estados Unidos y la Unión Europea.

También se pronostica que las exportaciones mundiales disminuirán 1,2% en 2023, a 12,1 millones de toneladas. Esto está relacionado con una menor demanda, particularmente de China. 

Se espera que Brasil logre un récord de exportaciones, ya que competidores clave como Argentina, Paraguay, Uruguay e India ven cómo se reducen los suministros. 

También se espera que la reducción de la producción limite los envíos al sudeste asiático desde Estados Unidos y Canadá, lo que se prevé beneficie a Australia.

Cerdo

Se prevé que la producción mundial de carne de cerdo crezca 1,0% en 2023, hasta 111 millones de toneladas. 

Este crecimiento está impulsado principalmente por una mayor producción en China (+2,0%). También se prevé que Estados Unidos, Brasil y México aumenten la producción en 0,7%, 1,6% y 4,6%, respectivamente. 

El aumento de los costos de alimentación y energía, las restricciones ambientales y una demanda más débil significan que se espera que la producción en la Unión Europea y el Reino Unido disminuya.

Aunque se prevé que la producción crezca en 2023, se pronostica que las exportaciones mundiales disminuirán 1,6% a 10,5 millones de toneladas.

 Esto se debe principalmente a una menor demanda de importaciones de China, gracias al aumento de la oferta interna. 

Se prevé que las exportaciones de la Unión Europea caigan 3,6% en 2023, como resultado de la menor oportunidad de enviar carne de cerdo a China, así como de una menor producción. 

También se espera que la demanda de importaciones en Filipinas disminuya (-18,2%) ya que las políticas que favorecen las importaciones llegarán a su fin a fines de 2022.

Pollo

Se pronostica un crecimiento de la producción mundial de carne de pollo del 1,8% a 102,7 millones de toneladas en 2023.

 A pesar de que los altos costos de alimentación y energía reducen la rentabilidad a nivel mundial, se espera que los principales productores, excepto China, experimenten una expansión en la producción. 

Esto es impulsado por una fuerte demanda, ya que los consumidores buscan proteínas animales de menor costo en medio del aumento de los precios de los alimentos.

Se prevé que las exportaciones mundiales de carne de pollo aumenten 3,7% en 2023, hasta los 14,1 millones de toneladas. El crecimiento está impulsado por la fuerte demanda en Brasil, México, Arabia Saudita, Estados Unidos y la Unión Europea. 

Brasil parece estar bien posicionado para satisfacer la mayor parte de este aumento de la demanda, ya que sus principales competidores luchan por aumentar los suministros exportables. 

Los precios competitivos, el acceso al mercado de la Unión Europea y la capacidad de suministrar productos halal se combinan para convertirlo en el principal exportador mundial, con más de un tercio de los envíos globales.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad