*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 17 de mayo de 2022 11:26 pm | USD promedio 0 | EURO promedio 0 | ARG promedio 0 | Real promedio 0

Importaciones de carnes en China cayeron 36% en el primer cuatrimestre

La razón que explica la caída es el bloqueo sanitario en Shanghái y Beijing por el Covid.

 

Los bloqueos severos por Covid en Shanghái y Beijing, junto con varios otros grandes centros de población chinos, han hecho que las importaciones de carne de ese país sean un tercio más bajas que las de hace un año.

La Administración General de Aduanas de China (GAC, por sus siglas en inglés) informó que las importaciones de carne (principalmente vacuna, de pollo, cerdo y ovina) en abril fueron de 592.000 toneladas, 35,7% menos que en el mismo período del año pasado; y que en los primeros cuatro meses del año cayeron 36% frente a igual período del año anterior, totalizando 2,26 millones de toneladas. 

El gobierno chino está luchando por contener el peor brote de Covid en el país en dos años, con bloqueos severos impuestos el mes pasado a los ciudadanos en Shanghái y luego en Beijing, cubriendo a cerca de 100 millones de personas.

La demanda de los consumidores finales se ha visto afectada por el cierre de restaurantes y hoteles en todo el país, en un intento por contener el brote del virus.

Las importaciones también se han visto afectadas por la logística tensa, causada por un bloqueo prolongado en el Puerto de Shanghai, terminal de llegada clave para la carne vacuna, y Beijing. 

Se informa de grandes retrasos en la carga y descarga de buques portacontenedores en ambos puertos, y algunos envíos se están desviando a través de otros puertos chinos.

Un aumento en la producción nacional de carne de cerdo también puede haber frenado el apetito por las importaciones de carne, informó Channelnews Asia.

Los comerciantes confían en la ubicación ideal de Shanghái para distribuir productos en todo el país, pero desde que el aumento de casos de Covid obligó a cerrar la ciudad a finales de marzo, mover productos refrigerados o congelados por todo el país se ha convertido en un dolor de cabeza logístico.

En una actualización reciente sobre las perspectivas del transporte marítimo mundial, la empresa de apoyo logístico Container xChange dijo que no hay suficientes embarcaciones disponibles y eso hará que los precios vuelvan a subir.

“Esto seguirá creando volatilidad en el mercado y la situación de congestión en las rutas transpacíficas tampoco mejorará significativamente, porque es una situación de arranque y parada. Simplemente volverá peor de lo que era, porque la forma de resolver un atasco de tráfico no es detener algo violentamente y luego pisar el acelerador nuevamente, se trata de asegurarse de que el tráfico fluya a una velocidad constante”, planteó la compañía.

El impacto de los bloqueos de Covid en los mercados clave tendría impactos de mayor alcance que conducirían a la escasez de equipos en China, el aumento de las tarifas de flete y el empeoramiento del atasco de tráfico en el comercio transpacífico, dijo Container xChange.

Por otra parte, analizó que el aumento de los precios del petróleo tendría un impacto limitado en el comercio de carga de contenedores a corto plazo, dijo la compañía.

“Por lo general, los altos precios del petróleo golpean con fuerza cuando las tarifas de flete son muy bajas. En los dos últimos años las tarifas de flete son astronómicamente altas, y el impacto de un aumento en el precio del combustible no tendrá un impacto tan grande en el corto plazo. Lo que queda por ver en el futuro es cómo se desarrolla la guerra de Ucrania y cómo la cadena de suministro genera resiliencia a largo plazo”, plantearon.

 

Fuente: Beef Central.

Analista chino prevé que importación de carne aumentará 10% en 2022

Gerrard Liu participó de la conferencia internacional organizada por ACG, donde analizó la demanda de carne vacuna en China, la historia y las tendencias de los consumidores en ese mercado.

 

“Para este año prevemos que el volumen de importación de la carne vacuna aumentará 10% frente al año pasado en China”, afirmó el analista chino Gerrad Liu, en el marco de la conferencia internacional sobre el Mercado mundial de la carne, organizada por la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG).

La presentación de Liu se basó en el consumo de carne vacuna en China, la historia y las tendencias de los consumidores en ese mercado.

Actualmente Brasil es el principal proveedor de carne vacuna en China, recuperando su protagonismo luego de la suspención tras la aparición de casos atípicos de vaca loca en el país sudamericano. Eso generó escasez del producto en el mercado chino e impulsó a los precios.  

“Ya se ha retomado la importación de Brasil y las cifras se van recuperando rápidamente. El consumo ha venido aumentando en estos meses”, señaló el analista, que además repasó que los precios de la carne vacuna “han subido mucho desde 2021”. 

Indicó que en enero de 2022 Uruguay fue el país que más carne vacuna exportó a China, abasteciendo 27% del total; ya en febrero Brasil volvió a ser el primer proveedor, con 26% del total; y “en los últimos dos años Estados Unidos varió su participación en el mercado chino. Muchos de estos cambios se debieron a la escasez”, explicó. 

Desde 2013, las importaciones de carne vacuna en China registraron un aumento muy importante, año tras año, y el crecimiento más rápido se dio en 2019, cuando fue del 58%. 

Sin embargo, este año la tasa de crecimiento cayó bastante, puntualizó el consultor. 

Recordó que antes de octubre de 2019 se produjeron aumentos importantes de precios, que se debieron fundamentalmente a la crisis por la fiebre porcina africana, que surgió en octubre de 2018, con “estrictos controles por parte de China”, señaló. 

En cuanto a la carne ovina, Liu señaló que el producto se importa fundamentalmente desde Australia y Nueva Zelanda, y agregó que Australia también es el principal proveedor de carne de pollo. 

Historia de la cultura ganadera en China

Liu realizó un repaso de la historia de la cultura ganadera en China, donde el ganado bovino “siempre fue muy popular”, aseguró. Dijo que “a la gente le gusta ese tipo de animales, no solo por la contribución que hace a la sociedad agrícola, sino también por todo lo que produce y por su buen carácter”. 

Entre los atributos que en la cultura china se le adjudican a los vacunos, se dice que “son gentiles, trabajadores, tenaces”. En la antigua China el ganado tuvo un rol muy importante en la producción ganadera e incluso los bueyes eran utilizados como medio de transporte. “El consumo de carne vacuna en China tiene una larga historia, de más de 3.000 años”, enfatizó el consultor. 

Además, explicó que en el país asiático el ganado vacuno se categoriza en tres tipos fundamentalmente: uno llamado ganado amarillo, que está en la región norte y es el más parecido al de Uruguay; por otro lado el Búfalo, que está en el sureste del territorio; y por otro el Yak, que está en el oeste de China.

Usos gastronómicos de la carne por región 

El analista también explicó los distintos usos gastronómicos de la carne bovina en China, según la cultura y tradición de cada región. 

En el norte de China, cerca de Mongolia, una comida muy conocida es el charque, aunque ese producto tiene un sabor diferente al de Sudamérica, explicó. “Es un producto muy popular en las provincias del norte de China”, aseguró Liu. 

En el noreste se consume carne asada, a la parrilla. En el este de China la carne vacuna se hace con especias. En el sur de China un plato muy famoso son los fideos de arroz frito, revuelto, con carne vacuna; y además se consumen menudencias marinadas. 

En el oeste hay una sopa de fideos que se come con carne; también el estofado es muy popular, elaborado fundamentalmente con carne vacuna y ovina. Y en el sur de China se come carne revuelta, frita, con perejil. 

Incremento del consumo

Liu destacó que en los últimos 10 años aumentó el consumo de carne vacuna en China, sobre todo por el crecimiento de la clase media en ese país. “Los consumidores chinos están pasando cada vez más de las proteínas de origen vegetal a las de origen animal, y cada vez son más los consumidores de las nuevas generaciones que optan por la carne vacuna. Se ve a muchos niños que comen carne, algo muy distinto a lo que ocurría con las generaciones anteriores”, destacó. 

Esta tendencia genera grandes expectativas de crecimiento de la industria cárnica en los próximos años. “Hemos visto que el consumo de carne roja también está aumentando. Entre 2010 y 2020 hubo un desplazamiento muy importante del consumo de la carne de cerdo a la carne aviar y vacuna”, comentó. 

También valoró que “ahora la mayoría de los consumidores sabe cómo cocinar la carne vacuna en su casa”, porque “hace unos años era muy difícil que la gente cocinara esta carne, porque la consumía básicamente en restaurantes. Eso cambió, se fue incorporando la carne vacuna a la cocina tradicional”. 

Por otra parte, el avance del comercio electrónico hizo mucho más fácil que los consumidores pudieran comprar carne vacuna. Y afirmó que “ahora los consumidores conocen mucho más sobre la calidad de la carne y cómo se prepara”. 

El analista describió que desde 1980 el volumen de producción de carne en China subió estrepitosamente, desde 269.000 toneladas a 6,98 millones de toneladas en 2021. 

También mencionó que el consumo de carne vacuna varía según las estaciones. “La demanda es mucho más importante en el tercer y cuarto trimestre del año, porque hace más frío y la gente se ve más motivada a consumir esta carne. Además, en esas fechas es el año nuevo chino, cuando se consume mucha carne vacuna”, explicó. 

Ya en la actual época del año, la demanda es menor, y el consumo de carne vacuna se ve afectado por el consumo de carne de cerdo y de pollo. 

Relaciones de precios

El consultor también señaló la fuerte correlación en las relaciones de precios de la carne de cerdo y pollo con la de la carne vacuna. Si bien los primeros dos productos tienen precios muy inferiores, cuando estos suben, también sube el de la carne vacuna.

“Debido a los casos de vaca loca en Brasil, se dio una escasez de carne en el mercado chino. Por lo tanto, los precios de la carne vacuna y del cerdo subieron simultáneamente. Y también hace ya varios años hubo una escasez de pollos en China, y vimos la misma tendencia”, explicó. 

Por otra parte, comentó que si bien los precios de las carnes de cerdo y pollo son muy bajos, el precio de la carne vacuna sigue siendo alto. “En los últimos años aumentó significativamente la demanda de carne vacuna en China; de 2018 a 2022 el volumen de importación se duplicó”, destacó.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad