*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 26 de noviembre de 2021 8:20 pm | USD promedio 44.05 | EURO promedio 49.37 | ARG promedio 0.23 | Real promedio 8.16

Diplomáticos de Uruguay, Argentina y Brasil en China analizaron el comercio con el país asiático

Diplomáticos de Uruguay, Argentina y Brasil en China analizaron el comercio con el país asiático

Los tres países sudamericanos participaron de la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE).

En el marco de la IV Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), celebrada en Shanghai del 5 al 10 de noviembre, Fernando Lugris, embajador de Uruguay en China; Paulo Estivallet de Mesquita, embajador de Brasil en China; y Luciano Tanto Clement, cónsul general de Argentina en Shanghai, compartieron sus pensamientos sobre el comercio entre China. 

Fernando Lugris, embajador de Uruguay en China: 

China es el socio comercial número uno de Uruguay y estamos enviando más del 30% de nuestras exportaciones totales al inmenso mercado chino. 

Uruguay ha estado participando en la exposición desde 2018. En las últimas exposiciones, hemos promovido nuestros productos cárnicos y hemos visto un aumento de las exportaciones de cordero y carne vacuna a China cada año.

Uruguay exporta alimentos saludables a todo el mundo, pero principalmente a China. A noviembre de este año, el 80% de las exportaciones de cordero y el 60% de la carne bovina de Uruguay van a China. 

Uruguay se ha convertido en el tercer mayor proveedor de leche en polvo de China y se encuentra entre los cuatro principales proveedores de soja del mercado chino. 

Estamos dispuestos a contribuir a la seguridad alimentaria de China, con nuestros productores de frutas, vinos, aceite de oliva y muchos otros productos que buscan explorar el gran mercado chino. 

La pandemia de COVID-19 ha afectado el movimiento de las exportaciones uruguayas y esperamos un escenario pospandémico de cooperación más activa con China.

El comercio entre Uruguay y China ha crecido hasta ahora de manera saludable, y Uruguay apunta no solo a impulsar la cooperación existente, sino también a promover su comercio de servicios. Por ejemplo, las empresas de software uruguayas están buscando nichos para ingresar al mercado chino.

Uruguay da la bienvenida a empresas chinas para realizar inversiones. Nuestro sector agrícola ya ha atraído inversiones de empresas chinas en campos que incluyen las exportaciones de soja. 

Esperamos ver más inversiones en logística e infraestructura. El sector de TI está en auge en Uruguay y las principales empresas de TI uruguayas como DLocal y GeneXus ya están ingresando a China y expandiendo sus negocios en el mercado chino. También hemos visto inversiones de empresas de alta tecnología de China como Huawei y ZTE en Uruguay.

Uruguay fue el primero de los estados de América Latina y el Caribe que expresó su voluntad de participar en el BRI. Para el mercado de los países a lo largo de las rutas, Uruguay ha jugado un papel como centro logístico de la Franja y la Ruta para otros países de América del Sur. Las empresas chinas pueden utilizar las zonas francas y la infraestructura de transporte de Uruguay para mejorar su presencia en otros países de América del Sur.

Uruguay ha experimentado una verdadera revolución en la última década y ahora es el número 2 en el mundo en uso de energía limpia. Estamos clasificados solo después de Dinamarca, con casi el 98% de nuestra energía proveniente de fuentes limpias. 

Uruguay solía ser un importador de energía no tan limpia. Ahora, se ha convertido en un exportador de energía limpia a los países vecinos. Esperamos impulsar la inversión en hidrógeno verde y proporcionar nueva tecnología de hidrógeno verde a otros mercados. 

Dado que China también está trabajando arduamente para llevar a cabo la transición al uso de energía limpia, estamos abiertos a una cooperación que resulte en una mayor producción de energía limpia para China. 

Por otro lado, los paneles solares producidos en China han llegado a Uruguay a un precio razonable. Proporcionar este tipo de tecnologías a precios razonables ayuda a impulsar el uso de energía limpia en países en desarrollo como Uruguay.

Paulo Estivallet de Mesquita, embajador de Brasil en China: 

China ha sido el principal socio comercial de Brasil desde 2009, y Brasil ocupó el noveno lugar como principal socio comercial de China en 2020. 

El año pasado, Brasil y China establecieron un flujo comercial bilateral récord, con más de US$ 102 mil millones. Ya se logró un nuevo récord de comercio bilateral en 2021. De enero a setiembre, el comercio entre Brasil y China superó los US$ 105.000 millones. Por lo tanto, es justo decir que tenemos una relación comercial madura y mutuamente beneficiosa. 

Sin embargo, siempre hay margen de mejora y es por ello que eventos como la CIIE juegan un papel importante. Más de 22 empresas brasileñas estuvieron representadas, todas ellas con el objetivo de profundizar su conocimiento del mercado chino y aumentar su presencia local.

Para tener éxito en China, se debe tener una presencia constante aquí. Las empresas deben estar dispuestas a aprender la forma china de hacer negocios y adaptar su cultura institucional a esta realidad. 

Eso incluye aprender sobre lo que quiere el consumidor chino y estar disponible para establecer relaciones de persona a persona a largo plazo, que son características notables de la cultura empresarial en Asia en su conjunto.

Otro punto importante es darse cuenta de lo exigentes que son los consumidores chinos. Presentar un buen producto ya no es suficiente: los consumidores chinos quieren tener buenos productos, presentados de forma moderna y adecuada.

En cuanto a oportunidades, la creciente urbanización de China, la expansión de su clase media y el cambio de hábitos alimentarios significan que se fortalecerá la complementariedad entre las economías brasileña y china. En consecuencia, tendremos la oportunidad de diversificar nuestras exportaciones agrícolas a China, agregando lácteos, café y frutas a la lista de productos exportados. 

También creemos que Brasil está bien posicionado para convertirse en una fuente importante de insumos industriales para China.

En 2020, Brasil exportó más de US$ 67 mil millones a China e importó más US$ 34 mil millones. Brasil exporta principalmente soja, hierro, aceite, carne vacuna y celulosa. Las principales exportaciones de China a Brasil son teléfonos celulares, partes de televisores, LED y circuitos integrados.

Es relevante destacar la importancia de nuestro sector agrícola para China (y viceversa). Brasil es la principal fuente de productos agrícolas de China. En 2020, más del 20% de las importaciones agrícolas de China provinieron de Brasil. 

Eso significa que una parte sustancial de lo que el pueblo chino come todos los días proviene del sector agroindustrial de renombre mundial de Brasil. 

Brasil ha demostrado una y otra vez que puede suministrar alimentos sostenibles de alta calidad a precios competitivos, en las grandes cantidades que requiere el mercado chino.

Para muchos países, la crisis de salud mundial que estamos experimentando fue una señal para participar en el proteccionismo y desconectarse de la economía internacional. Eso no se sostiene cuando se trata de la relación entre Brasil y China. Hemos mantenido la apertura mutua y, como resultado, nuestro comercio bilateral ha seguido creciendo.

China tiene más de US$ 80 mil millones invertidos en Brasil, en sectores tan diferentes como energía, infraestructura de transporte e industria manufacturera. 

Brasil y China han decidido, sobre la base de un consenso alcanzado por el presidente Jair Bolsonaro y el presidente Xi Jinping, explorar las sinergias entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (BRI) y el Programa de Asociaciones de Inversión de Brasil (IPP). China ya es el mayor inversor extranjero en el IPP, pero creemos que hay espacio para mejorar la presencia de China en Brasil también en ese campo.

Luciano Tanto Clement, cónsul general de Argentina en Shanghai: 

Un total de 27 empresas argentinas ocuparon stands de 400 metros cuadrados en la exposición de este año. Todos ellos eran pequeñas y medianas empresas; 20 de ellas eran empresas vitivinícolas y el resto eran productores de otros productos agrícolas. 

Además de la carne argentina, también exhibimos pescados y limones. Los limones argentinos se han convertido recientemente en una importante exportación al mercado chino.

El mayor desafío que enfrentan las empresas argentinas es la distancia entre China y Argentina. La gente de los dos países todavía no saben mucho el uno del otro. Por esta razón, la CIIE es una plataforma para que Argentina promocione sus productos distintivos, como el vino y el pescado, entre los consumidores chinos y obtenga un mayor acceso al mercado chino. 

Los productores argentinos han trabajado duro en la preparación de esta exposición. 

Además de productos alimenticios, Argentina también exporta satélites y reactores de investigación. El país es un importante creador de sitios web en español y ha desarrollado tecnologías avanzadas para la comunicación digital. Argentina tiene cinco empresas unicornio o empresas privadas con más de mil millones de dólares de ingresos cada año.

Para las empresas argentinas, la clave para desarrollar negocios en China es encontrar socios chinos. Alentamos a nuestras empresas a trabajar junto con sus homólogos chinos para aumentar su presencia en el mercado chino.

En mayo de este año, firmamos un importante contrato con Shanghai Tongsheng Logistics Park Investment and Development Co. Ltd., que opera en una de las zonas piloto de libre comercio de Shanghai. 

En virtud de este contrato, la empresa ahora se encargará de todo el almacenamiento y la logística de los productos argentinos que ingresan al mercado chino.

Argentina y China han estado aumentando el comercio a medida que ambas economías continúan creciendo. Ante esto, somos muy optimistas. Se espera que el comercio bilateral durante los próximos dos años sea mucho mejor que el de este año.

 

Fuente: China.org.cn
Foto: INAC.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad