*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 26 de noviembre de 2021 8:59 pm | USD promedio 44.05 | EURO promedio 49.37 | ARG promedio 0.23 | Real promedio 8.16

China aprueba importaciones de carne de Italia; Brasil e Irlanda siguen suspendidos

China aprueba importaciones de carne de Italia; Brasil e Irlanda siguen suspendidos

Aunque las ventas de carne brasileña se detuvieron por decisión del gobierno de ese país, corresponde a China determinar el fin del embargo, que aún no se ha producido.

 

La administración de aduanas de China aprobó esta semana las importaciones de carne vacuna de Italia a partir del 26 de octubre. China depende, en gran medida, de las importaciones para satisfacer la creciente demanda de carne de una clase media que cada vez cuenta con mayor poder adquisitivo.

Vale la pena recordar que China ya no recibe carne vacuna de Brasil. Desde el 4 de setiembre, siguiendo un protocolo sanitario entre los dos países. Lo mismo ocurre con Irlanda desde hace más de un año.

Brasil suspendió voluntariamente sus ventas al mercado chino tras la confirmación de dos casos atípicos de enfermedad de vaca loca (EEB) en Mato Grosso y Minas Gerais. Aunque las ventas se han detenido por decisión del gobierno brasileño, corresponde a China determinar el fin del embargo, que aún no se ha producido.

En cuanto a Irlanda, hace más de un año las exportaciones de carne vacuna a China también se suspendieron tras el descubrimiento de un caso atípico de EEB. La suspensión temporal de mayo de 2020 fue un gran revés para Irlanda, dado el tiempo y la energía que se invirtió durante la década anterior para asegurar el acceso al mercado chino.

En 2020 las importaciones totales de carne vacuna de China fueron de 1,7 millones de toneladas y se prevé que los niveles aumenten este año. Asegurarse una vez más en este mercado se considera esencial para la viabilidad a largo plazo de la industria de la carne vacuna irlandesa.

Las exportaciones de carne irlandesa a China comenzaron en 2018, luego de un esfuerzo diplomático e industrial sostenido, cuando se autorizaron dos plantas frigoríficas para enviar carne vacuna al país asiático.

Hong Kong y otros mercados del Lejano Oriente tradicionalmente han proporcionado salidas establecidas para los despojos bovinos (pezuñas, lenguas y otros productos de bajo valor), pero obtener acceso a China para cortes de carne de alta calidad fue una tarea más difícil.

Tras el avance de 2018, las exportaciones a China registraron un crecimiento impresionante en 2019, ya que más de 20 plantas fueron certificadas para el comercio. Como resultado, se exportaron más de 12.000 toneladas, con un valor de negocio de casi 40 millones de euros.

Aunque las ventas chinas fueron pequeñas en relación con el comercio de carne de vacuno general de Irlanda, que totalizó 560.000 toneladas en 2020 y generó 2.100 millones de euros en ingresos por exportaciones, se consideró que el mercado tenía un excelente potencial de crecimiento.

Sin embargo, la importancia de reabrir el mercado chino quedó ilustrada por informes recientes sobre un acuerdo de libre mercado propuesto entre el Reino Unido y Australia.

Cualquier acuerdo de este tipo incluiría inevitablemente un mayor acceso de carne vacuna australiana barata al mercado del Reino Unido. Esto tiene implicaciones preocupantes para las exportaciones de carne de vacuno irlandesa a Gran Bretaña. El Reino Unido absorbe cerca de la mitad de las exportaciones de carne vacuna de Irlanda cada año, con un valor comercial cercano a los 1.000 millones de euros.

La mayor competencia de la carne vacuna australiana, además de la carne estadounidense, del Mercosur y de Nueva Zelanda, afectaría inevitablemente los precios y los márgenes irlandeses.

 

Fuente: Mercopress.

Newsletter

Suscríbete para recibir
más información de utilidad