*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 3 de marzo de 2024 10:33 pm | USD promedio 39.05 | EURO promedio 42.2 | ARG promedio 0.04 | Real promedio 8.36

“Si en junio de 2023 el stock cae a 11 millones de cabezas o menos, se encienden todas las alarmas”

Conclusiones finales de la presentación del Ing. Agr. Rafael Tardáguila en la conferencia sobre el mercado global de la carne, organizada por ACG, con la participación de consultores internacionales. Contenido exclusivo para socios y suscriptores.

 

Si en junio de 2023 el stock ganadero de Uruguay cae a 11 millones de cabezas o menos, “se encienden todas las alarmas”, advirtió el Ing. Agr. Rafael Tardáguila, consultor uruguayo que participó de la conferencia internacional sobre el mercado global de la carne, realizada el lunes 28 con la organización de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG). 

Tardáguila realizó la presentación titulada: ¿Son sostenibles los precios y el nivel de faena en Uruguay? Y fue el primero de los tres expositores que participaron de esta actividad, que continuó con el australiano Simond Quilty y el chino Gerrard Liu. 

Proyecciones de faena y stock

Tardáguila repasó que en 2021 Uruguay logró faena récord, llegando a 2,638 millones de vacunos faenados, y destacó que “este fervor ha seguido en este primer trimestre del año. Cuando cierre marzo, estaremos en los 12 meses corridos con 2,7 millones de vacunos faenados. Récord para el país”.

En lo que va de este año, en comparación con el mismo período del año pasado, según información del Instituto Nacional de Carnes (INAC), lo que más aumenta son los novillos de dos a cuatro dientes. 

“Con el dato de esta semana aumentó 32%, ya había aumentado 32% el año pasado, es impresionante lo que se está acelerando la terminación de los animales”, enfatizó. 

Pero también aumenta la faena de vientres, advirtió Tardáguila. Indicó que la faena de vacas se incrementó más de 13% y la de vaquillonas 16%, y entre las dos categorías el aumento fue del 14%. 

Señaló que, al anualizar la faena de vacas, sin tener en cuenta las vaquillonas, “estamos en 1 millón de cabezas a febrero. Se puede decir que había cierta compensación, pero de todos modos es un nivel históricamente alto”. 

¿Se está comprometiendo el rodeo de cría?

Según los datos provisorios del año 2020/21 -el definitivo todavía no está-, el stock de vacas de cría ya había mostrado una caída de 58.000 cabezas en el rodeo de cría respecto al año anterior, cuando hubo un récord de 4,350 millones de animales. 

“Es un hecho que este año va a volver a caer. En lo que va de este ejercicio ya se faenaron 600.000 vacas y vaquillonas más que el año pasado. Siendo conservadores, tal vez caiga en unas 150.000 cabezas adicionales, y se pasaría a 4,150 millones, lejos de los picos de 2019/20”, advirtió. 

Tardáguila consideró que esas cifras todavía no son como para encender todas las alarmas, porque con un aumento de 3% o 4% en la tasa de destete se podría compensar. Pero a la vez reconoció que no es fácil aumentar 3% o 4% la tasa de destete, sobre todo si no se tiene un año muy bueno desde el punto de vista climático.

“El rodeo vacuno al finalizar este ejercicio seguramente mostrará una caída de unas 400.000 cabezas, esto lo publicamos en la revista de ACG de febrero, llegando a 11,4 millones de cabezas, manteniéndose más o menos en los niveles de los últimos años”, estimó. 

Pero avisó que “si se mantiene este nivel de actividad tan importante, hay algunas proyecciones desde la industria de que se podría mantener este año una faena del entorno de 2,7 millones de cabezas, no hay como compensarlo”.

Por otra parte, sostuvo que #el dato de la producción de terneros ya está, no va a crecer en relación a los datos actuales (algo más de 2,8 millones); y después tenemos el desafío de que será más chico el rodeo de cría”.

Señaló que si el stock cae en otras 400.000 cabezas “estaremos en unos 11 millones de vacunos, la menor cantidad en lo que va del siglo. Ahí sí se me encienden todas las alarmas, porque hemos tenido una ganadería con algunos indicadores esplendorosos, espectaculares en crecimiento, primero en la fase de engorde y después en la de recría, pero eso todavía no ha llegado a la cría”. 

Afirmó que ese aumento de productividad “tiene que llegar a la cría para que no pase esto. La mejor forma de que llegue es con un buen precio por el ternero, no hay otra manera; y que estén abiertos todos los mercados para el ternero, para que tenga la mayor cotización posible”.

Pero, de todas maneras, remarcó que si en el ejercicio 2022/23 hay un nivel de faena tan importante como el que hubo hasta ahora, “me empiezo a preocupar por el mediano plazo, por la cantidad de animales que tendremos para comercializar en 2024/25 y para faenar en 2025/26”.

¿Estos precios son sostenibles?

Tardáguila señaló que las condiciones del mercado internacional continúan indicando que la mayor probabilidad es de que los precios se mantengan firmes en el mediano plazo. 

Pero advirtió que las relaciones de precios respecto a los demás países de la región y a los de otros exportadores indican que el precio en Uruguay está “algo recalentado”.

También sostuvo que “está algo recalentado en comparación con el valor medio de exportación”.

En definitiva, dijo que las expectativas son de un mercado “algo demandante y con precios altos, con las lógicas oscilaciones que siempre se dan”. 

En ese sentido, llamó a seguir de cerca el avance de la pandemia en China.

Comer carne en Argentina, más barato que en Brasil, Chile y Uruguay

Un informe de Fundación Mediterránea reveló que si bien la brecha se viene cerrando, consumir carne en Argentina sigue siendo más barato que en Brasil, Chile y Uruguay. En promedio el valor del kilo va de US$ 8,24 y US$ 9,54 y advierten que la diferencia en los valores radica en los tipos de cortes.

 

El precio de la carne en Argentina es el más bajo en comparación con Uruguay, Chile y Brasil, según revela un estudio de la Fundación Mediterránea. En promedio el valor del kilo va de US$ 8,24 y US$ 9,54, y según explica el reporte, las diferencias de valores en dólares se debe más que nada a que los cortes de comparación no son iguales en cada país.

Si bien la comparativa sigue estando a favor de Argentina, el reporte advierte que la brecha con los países vecinos se viene cerrando. En la comparación con Uruguay y Argentina, se incluyeron 15 cortes de carne bovina nivel consumidor final que los mismos para ambos países.

“En febrero de 2022, el precio medio de esta canasta de cortes era de US$ 8,75 el kilo en Uruguay y de US$ 8,24 en Argentina, es decir, en promedio, la carne argentina era 6% más barata” dice el reporte.

El informe señala que “esta brecha de precios se viene cerrando, considerando que promedió un 27% en 2020 y un 11% en 2021, siempre a favor de Argentina”. No obstante plantea que “en otros años, la carne era más cara en Argentina, por caso, un 18% más en el 2015 y un 8% más cara en el 2016”.

Por otra parte, en la comparación entre Chile y Argentina se incluyen 13 cortes de carne bovina nivel consumidor final. “Se observa que, en febrero de 2022 el precio medio de esta canasta en el país trasandino era de US$ 11,65 por kilo, mientras que en Argentina de US$ 9,52”, dice el trabajo. De ese modo, la carne bovina era un 18,3% más barata en Argentina que en Chile.

“Aquí también se encuentra que la brecha sigue siendo favorable a Argentina, aunque se ha reducido un poco considerando que en los últimos tres años (2019-2021) estuvo en el orden del 30% promedio”, dice el trabajo.

Para el caso de Brasil la comparación se tuvo que hacer a partir de relevamientos de supermercados en la segunda mitad de marzo.

“La conclusión más importante es que Argentina se mantiene con el precio más bajo de los 4 países analizados, al igual que en relevamientos anteriores”, concluye la investigación.

“En la comparación con Uruguay se observa que la brecha de precios que venía siendo muy favorable a Argentina en los últimos 4 años (2018-2021) se ha ido cerrando; en efecto, si bien Argentina sigue siendo más barata que su vecino, la diferencia es hoy bastante estrecha”, indica el trabajo.

Por otro lado, se recuerda que el precio de la carne bovina es “un tema relevante, particularmente considerando la prohibición de exportaciones que rige para 7 cortes hasta 2023 y otras intervenciones del gobierno sobre el comercio exterior de carne bovina, en el que uno de los argumentos frecuentemente esgrimidos en los fundamentos de este tipo de políticas es justamente contener los precios internos del producto, en la consideración que la dinámica del sector externo lleva los valores a niveles demasiado altos y que, por tanto, se requiere desconectar, al menos parcialmente, ambos mercados”.

 

Fuente: negocios.com.ar

Carne de Nueva Zelanda superó US$ 693 millones de exportaciones en febrero

Advierten presiones por la escasez de mano de obra e interrupción de la cadena de suministro en los próximos meses.

 

Las exportaciones de carne roja de Nueva Zelanda en febrero superaron los 1.000 millones de dólares en moneda local, equivalente a más de US$ 693 millones, con un aumento de valor en los principales mercados. Pero esos fuertes retornos enfrentarán presión en los próximos meses debido a la escasez de mano de obra y la interrupción de la cadena de suministro, advirtió la Asociación de la Industria de la Carne (MIA).

Sin embargo, los fuertes precios actuales de la carne estaban compensando una caída en el volumen de las exportaciones, con un descenso del 11% en los volúmenes de carne ovina y 7% en la carne vacuna en comparación con febrero de 2021, dijo Sirma Karapeeva, directora ejecutiva de MIA.

Detalló que “el ausentismo en las plantas frigoríficas debido a que el personal tuvo que aislarse durante la pandemia de covid-19 está aumentando la presión sobre nuestra industria, que ya enfrenta una importante escasez de mano de obra y desafíos logísticos globales en curso”.

Si bien el impacto de la escasez de mano de obra en la industria aún no se mostraba en los datos de exportación principales, estaba comenzando a afectar las exportaciones de productos específicos, explicó.

Planteó como ejemplo que “si bien los precios de los despojos siguen siendo altos, el volumen exportado en febrero disminuyó alrededor de 35% en comparación con las exportaciones de febrero en los seis años anteriores, lo que indica que no hay personal disponible para procesar cada parte de la canal”. y las empresas no pueden maximizar el valor de cada canal que se procesa”.

Los problemas de la cadena de suministro se reflejaron en la caída de los volúmenes de carne ovina refrigerada, y más exportadores optaron por enviar productos congelados a los mercados, dijo Karapeeva.

Las exportaciones de ese producto cayeron 18% en comparación con febrero pasado, con la mayor caída en el Reino Unido, que bajó 52%.

Karapeeva sostuvo que “esa caída en las exportaciones de carne refrigerada afecta nuestra capacidad para capturar un mayor valor de mercado”.

Remarcó que la carne refrigerada era un “producto de valor agregado sofisticado, respaldado por procesamiento e innovación”.

El valor de las exportaciones de carne ovina aumentó 13% a más de US$ 329 millones y la carne vacuna se incrementó 34% a US$ 319 millones.

Los coproductos siguieron teniendo un buen desempeño, con exportaciones por valor de más de US$119 millones, un aumento del 16%.

Las exportaciones de carne vacuna enfriada se mantuvieron mejor que las de carne ovina, y el volumen exportado aumentó ligeramente, en un 1%.

Hubo una caída del 10% en el volumen de las exportaciones totales de carne vacuna a China, a 17.938 toneladas, pero febrero de 2021 fue un mes récord y los volúmenes generales seguían siendo históricamente muy altos.

 

Fuente: https://www.nzherald.co.nz/

Marcos Montes asume el Ministerio de Agricultura en Brasil

Tereza Cristina renunció al cargo para postularse como senadora.

 

El gobierno de Brasil anunció este miércoles que Marcos Montes asumiría el cargo de ministro de Agricultura de ese país, ya que su titular Tereza Cristina renunciaría para presentarse como candidata al Senado.

Marcos Montes es un médico, excongresista y alcalde de Uberaba (un municipio brasileño del estado de Minas Gerais), y se desempeñaba como diputado de Tereza Cristina en el Ministerio.

Tereza Cristina había estado al frente del ministerio desde enero de 2019, cuando asumió el presidente Jair Bolsonaro. Ahora se postulará para el Senado en el estado de Mato Grosso do Sul en las elecciones de octubre.

Reuters detalla que, en Brasil, los titulares de cargos públicos deben renunciar antes de las elecciones si desean postularse en las elecciones.

“Hay que tener especial cuidado cuando los precios son muy altos, ir siguiéndolos muy de cerca, para no tener un traspié”

Entrevista con el CEO de Marfrig Uruguay, Marcelo Secco. Contenido exclusivo para socios y suscriptores de ACG.

 

¿Cómo ve al negocio cárnico en este momento?

Al cierre del primer trimestre del año, el negocio tiene algunas señales importantes en las variables de ajuste, a las que hay que estar atentos. Me refiero a un cambio de comportamiento de la precificación de los importadores en China, que pretenden valorizar menos los negocios para fines de este mes y principios de abril.

Habitualmente era lógico que eso pasara en China, y más se entiende cuando vemos que los precios internos de la carne de cerdo son más bajos y se recompuso la oferta de carne vacuna importada en China. O sea, la oferta es buena, los precios están altos y por eso la pretensión o las posiciones son más restrictivas.

Plantean 6%, 7% y hasta 8% menos de valor. Hay que estar muy atentos a eso, porque China es nuestro principal mercado formador de precios.

Si este fin de trimestre tuviera que estar caracterizado por algo, sería por los fuertes precios desde el punto de vista de las materias primas y la intención de nuestro principal mercado, de corregir un proceso de valorización que se venía dando desde finales del año pasado.

¿Se están cerrando negocios con ese ajuste de precios que proponen los compradores chinos o ustedes se mantienen firmes en la negociación?

Uno intenta ponerse ciertos objetivos, pero tiene que estar leyendo lo que pasa con la oferta, y tanto en suba como en baja, hay que seguir haciendo negocios. Quizá la velocidad de concertación de negocios sea menor, para intentar explorar un poco más el comportamiento del mercado en relación a los precios, pero tanto cuando sube como cuando baja, habitualmente se cierran negocios.

¿Cuándo se entrega la mercadería de los negocios que se cierran ahora?

Los negocios con China son de tres a cinco semanas de entrega. Ahora estamos cerrando para abril, tanto de programas regulares como de spot.

Dada la correlación entre el precio de la tonelada de carne de exportación y el precio del ganado gordo, ¿podría esperarse un ajuste de precio de la hacienda a faena?

En la medida que se ajusta el precio de la tonelada de carne de exportación, a la larga o a la corta el precio arbitra y ajusta. A mi entender, esa efervescencia que vivió el mercado de exportación, que se reflejó en el mercado de hacienda, pasa a tener alguna señal de cautela que hay que tomar en cuenta.

También sabemos que en el mercado de haciendas hay un proceso. Desde el punto de vista forrajero las variables se empezaron a normalizar recién en el verano, desde mediados de enero hacia acá, así que es ilógico pensar que inmediatamente se recompondría la oferta.

Además, se suma otro elemento que también juega en esto, que son las relaciones de precios con la reposición, específicamente la relación flaco-gordo, para quien está reponiendo previo a la entrada del invierno.

A mi entender, a fines de marzo y abril se empezarían a reencontrar un poco más las relaciones de mercado, porque las ventas corrigen la tendencia, y el precio del ganado continúa firme.

¿La intención de Marfrig es mantener el ritmo de faena?

En la medida que validemos negocios, nuestra intención es seguir de forma activa, fuerte. Seguiremos así en la medida que el mercado lo permita. Pero permanentemente hay que estar leyendo los dos mercados, afuera y adentro, para evaluar cuál es el mejor momento para otorgar licencias o hacer algún mantenimiento programado.

Hay que estar leyendo cuál es el mejor momento para reducir la actividad, generalmente se intenta hacer cuando las puntas del negocio se encuentran.

Durante mucho tiempo la industria reclamó más materia prima por la capacidad ociosa que tenía su infraestructura, ¿la actividad de estos años les permitió diluir costos?

No hay dudas de que el sector primario responde a las señales, y lo vemos en la dentición de faena, en el crecimiento del área de pasturas. Tampoco debemos olvidar que llevamos más de dos primaveras con déficit hídrico, en algunas zonas más generalizadas, pero esas cosas restan, así como la suba de los precios de los insumos, pero a pesar de eso el sector productivo siguió apostando a producir.

En contrapartida está nuestro compromiso de valorizar y procesar. Las dos cosas se han venido encontrando, y ojalá que Uruguay siga así. Nuestra intención es tener una demanda sostenida, dar señales claras e ir leyendo el mercado de forma permanente.

A veces el mundo nos enfrenta a algunos desafíos extramercado, como la suba de los costos de producción, por el lado de los insumos.

Por suerte el conflicto en Ucrania no generó grandes trabas desde el punto de vista comercial. Hubo desafíos, que desnudaron un montón de falencias en las que Uruguay tiene que seguir trabajando, como el acceso a mercados, pero no hemos visto en los tres principales destinos una afectación de nuestras exportaciones.

¿Cómo está la demanda de Europa y Estados Unidos?

Europa ha vuelto a tener una demanda firme, también influye que Argentina, que es un referente del precio de la carne en Europa, valoriza muy bien y las restricciones a la exportación provocan que el mercado reaccione sensiblemente.

Argentina viene liderando, como ha sido casi siempre, la referencia de precio en Europa. Y Uruguay está usufructuando de una Europa dinámica en este otoño.

En los últimos años la alteración era la pandemia, más allá de algunos temas que Europa flexibilizó y todavía no resolvió, parecería que el mercado tendería a normalizarse para poder tener previsibilidad en la demanda, tanto para ganado terminado a granos como a pasto.

En definitiva, a Europa la veo bien. Todavía no hemos visto una afectación por el conflicto.

En Estados hay algunas señales. El mercado interno tienen una fuerte valorización de su carne, pero a su vez hay algunas señales desde el punto de vista de su economía que son algo más auspiciosas que el año pasado, además de la recomposición de la oferta de otros países, como Brasil, que entró muy fuerte al mercado estadounidense; además de Australia y Nueva Zelanda, que marcan la tendencia de precios de carne magra que importa Estados Unidos.

Pero el mercado está bien, firme, en las últimas semanas corrigió la tendencia de suba, ajustó algunos centavos el precio de la carne magra, pero a nuestro entender sigue siendo una pata muy importante para Uruguay. Aunque me gustaría que podamos usufructuar de un mayor volumen con un gravamen diferente.

En definitiva, Europa y Estados Unidos vienen funcionando activamente y muy bien.

¿Cómo tomaron las medidas del gobierno de exoneración del IVA al asado y que les hayan solicitado congelar el precio de la carne con hueso durante un mes para atender al mercado interno?

En un momento de precios altos uno tiene que mirar que el mercado interno no logra sostener el consumo, absorber esos precios, y el gobierno está dispuesto a relegar la recaudación del IVA del asado por un mes.

Nos parecía que esa era una buena señal, para generar un compromiso de estabilidad, y que el Estado relegue sus ingresos, para darle una señal al consumidor, en el asado y en toda la carne con hueso, donde hay una congelación de precios.

No es algo a lo que estemos habituados, lo miramos con cautela, por algunos ejemplos en la región que nos preocupan, pero más allá de eso hay un proceso transparente y genuino, para plantearlo, tanto cuando se puede hacer como cuando no se puede hacer, como ha ocurrido en otros momentos.

En particular no lo veo con preocupación, porque hay un diálogo abierto, y a su vez la información es bien transparente, está toda arriba de la mesa, principalmente en lo que INAC articula.

¿Cómo proyectan el negocio hasta fin de año?

Hay que seguir observando lo que le puede pasar al mundo, en función de las variables que genere este conflicto. Pero normalmente a los países productores de materias primas, estos procesos de desorden nos benefician.

La demanda está, va a estar en nuestros principales mercados. Uruguay tiene un montón de deberes. Cuando tuvimos que salir de Rusia vimos que los destinos que hay para la lengua y el hígado pagan precios sustancialmente menores, y eso impacta en la valorización total del animal y de la tonelada de exportación.

En función de que esos deberes también se aceleren, que se pueda mejorar el acceso a Corea del Sur, Japón, Sudeste Asiático, China, Estados Unidos y Europa, considerando que la demanda está, que el conflicto aparentemente afectó fuerte a los insumos, y que el clima da señales de recomposición, esperamos un buen año de actividad.

En resumen, esperamos buena demanda, que haya trabajo, pero hay que tener especial cuidado cuando los precios son muy altos, ir siguiéndolos muy de cerca, para no tener un traspié en las relaciones de precios. Pero más allá de eso no veo amenazas críticas que nos puedan impedir tener otro gran año como lo fue el 2021.

En Brasil advierten posible desaceleración de las exportaciones

Los precios de los animales terminados se mantienen estables, en niveles altos, pero la caída del dólar, el bloqueo de envíos a Rusia y las noticias sobre la suspensión china de una planta de JBS preocupan al sector ganadero.

 

El mercado brasileño de ganado gordo (así como toda la cadena pecuaria) encendió una señal de alerta en estos primeros días de la semana, luego de preocupantes noticias relacionadas con el sector exportador de carne bovina circuladas por los distintos canales de información.

La noticia más relevante fue divulgada este miércoles (23/3) por la Administración General de Aduanas de China (GACC), que anunció la suspensión de las importaciones de carne bovina de la unidad de JBS en Mozarlândia.

China es el principal comprador mundial de carne vacuna brasileña, con más del 60% de las importaciones totales.

En 2020 los importadores chinos estuvieron mucho tiempo (desde principios de setiembre hasta mediados de diciembre) sin importar carne vacuna de Brasil, debido al embargo provocado por el registro de casos atípicos de vaca loca en el país.

En su momento, durante el bloqueo chino, los precios del ganado gordo se desplomaron drásticamente en los mercados, provocando pérdidas especialmente a los ganaderos.

Hasta el momento (23 de marzo), con el bajo desempeño de la demanda interna de proteína vacuna, los envíos brasileños, especialmente para el mercado chino, ayudaron a sostener los precios internos del ganado gordo, todavía en niveles altos.

Otra preocupación de los agentes del sector también se refiere al mercado de exportación, pero precisamente al comportamiento del tipo de cambio. Este miércoles, el dólar volvió a cerrar a la baja (el sexto consecutivo), cotizando en 4,84 reales, el valor de cierre más bajo desde el 13 de marzo de 2020.

En términos acumulados este año, la moneda estadounidense ya ha retrocedido 13% frente al real.

En teoría, la apreciación del real hace que las materias primas brasileñas, incluida la carne vacuna, sean menos competitivas en el mercado internacional.

Según analistas de IHS Markit, a pesar de que el precio promedio por tonelada de carne vacuna exportada este mes rondó los US$ 5.900/tonelada, casi un 30% por encima del precio de marzo de 2021, “hay factores que hacen sonar las alarmas en la cadena ganadera brasileña”.

Además de las preocupaciones relacionadas con el tipo de cambio y el bloqueo chino impuesto a las unidades frigoríficas brasileñas, la consultora IHS Markit menciona otro obstáculo: la interrupción de las exportaciones de carne vacuna a Rusia, debido a los ataques rusos a Ucrania.

En la evaluación de IHS, en un primer momento, el factor Rusia debería mitigarse redirigiendo la carga a otros mercados de consumo.

Según analistas de la consultora, los agentes del sector ganadero siguen muy enfocados en las exportaciones, mientras que el consumo interno de carne bovina sigue débil, irregular y sin perspectivas de una recuperación más consistente en el muy corto plazo.

Ante este escenario, el sector industrial mira con atención las operaciones de compra, sobre todo por la enorme dificultad de encontrar animales terminados y también lotes que ofrecen los ganaderos a precios más bajos.

En el mercado mayorista de carne vacuna, los distribuidores y minoristas siguen esperando una recuperación constante de las ventas.

Hasta el momento, dice el IHS, esta reacción aún no se ha producido y la sustitución por parte de la distribución y el comercio minorista sigue siendo lenta.

A pesar de la ligera mejoría en las ventas del pasado fin de semana, el mercado de carne bovina aún no registra una consolidación de mayor demanda, refuerza el IHS, al señalar que en este período del mes el poder adquisitivo de la población pierde fuerza, debido a la mayor distancia del salario.

 

Autor: Denis Cardoso
Fuente: Portal DBO.

EEUU y Japón acuerdan aumentar el nivel de activación de la salvaguardia de la carne vacuna

Se busca satisfacer la demanda de los consumidores del país asiático y evitar aranceles más altos en el futuro.

 

Funcionarios de EEUU y Japón anunciaron un acuerdo que permite a los productores estadounidenses satisfacer la creciente demanda de carne vacuna estadounidense en el país asiático y, al mismo tiempo, reducir el riesgo de que Japón imponga aranceles más altos en el futuro.

El acuerdo, anunciado el jueves por la representante de Comercio de EEUU, Katherine Tai, y el Secretario de Agricultura, Tom Vilsack, incluye un nuevo mecanismo que requiere que se alcancen tres condiciones separadas, en lugar de una sola, para que Japón invoque un “gatillo de salvaguardia” e imponga aranceles más altos a la carne vacuna estadounidense durante 30 días.

“Este acuerdo es una gran victoria para nuestros dos países que garantiza que los agricultores y ganaderos estadounidenses puedan continuar satisfaciendo la creciente demanda de carne vacuna estadounidense de alta calidad de Japón”, dijo la representante comercial de EEUU, Katherine Tai, en un comunicado.

Los tres factores desencadenantes que se deben alcanzar para que Japón imponga aranceles más altos son:

Las importaciones de los Estados Unidos deben exceder el nivel original de activación de la salvaguardia de la carne bovina en virtud del Acuerdo Comercial entre los Estados Unidos y Japón.

El volumen agregado de las importaciones de carne bovina de los Estados Unidos y los signatarios originales del Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) debe exceder la salvaguardia de carne vacuna del CPTPP. 

Y las importaciones de los Estados Unidos deben exceder la cantidad total de importaciones de carne vacuna de los Estados Unidos durante el año anterior.

“Este es un acontecimiento positivo para los agricultores y ganaderos de Estados Unidos”, dijo Vilsack. “Permite un mayor crecimiento basado en el mercado en las exportaciones de carne bovina estadounidense a Japón y reduce la probabilidad de que se impongan aranceles japoneses más altos a los productos estadounidenses”, sostuvo.

EEUU y Japón firmaron un acuerdo comercial bilateral por separado en 2019, después de que EEUU se retirara de las negociaciones del CP-TPP en 2017.

Japón elevó su arancel de “salvaguardia” sobre la carne vacuna estadounidense al 38% desde el 25,8% en marzo del año pasado.

“Se ha tardado un año en encontrar la fórmula correcta para este acuerdo”, dijo el embajador de Estados Unidos en Japón, Rahm Emanuel. “Este es un beneficio mutuo para los ganaderos estadounidenses y los consumidores japoneses”, agregó.

En 2021 Estados Unidos fue el principal país exportador de carne vacuna del mundo, con ventas globales de carne vacuna y productos derivados valoradas en más de US$ 10.000 millones. Las exportaciones de carne vacuna estadounidense a Japón totalizaron 320.000 toneladas métricas en 2021, con un valor de casi US$ 2.400 millones.

El nuevo acuerdo entre EEUU y Japón fue recibido con entusiasmo por los ganaderos y exportadores estadounidenses.

La Asociación Nacional de Ganaderos de Carne dijo que ha “apoyado firmemente” los esfuerzos para asegurar mejoras en las salvaguardias de la carne bovina.

“Si bien los detalles del acuerdo en principio no se han revelado, la NCBA se siente alentada porque el anuncio de hoy significa que estamos tomando las medidas necesarias para asegurar soluciones a largo plazo que permitan a los productores de ganado estadounidenses continuar brindando a los consumidores japoneses carne vacuna estadounidense de alta calidad a precios competitivos”, dijo Kent Bacus, director sénior de comercio internacional y acceso al mercado de la NCBA.

La Federación de Exportadores de Carne de EEUU dijo en un comunicado que los cambios “reducen el impacto potencial de la salvaguardia y la hacen menos perturbadora para los exportadores estadounidenses y sus clientes en Japón”.

Hughes Abell, presidente de Texas & Southwestern Cattle Raisers Association, dijo que Japón se encuentra constantemente entre los mayores importadores de carne bovina de EEUU y particularmente de Texas, y que el acuerdo plantea la posibilidad de una mayor certeza para los productores de carne vacuna de EEUU y los consumidores japoneses.

“La reducción de los aranceles y las interrupciones comerciales fortalecerá aún más la demanda de carne vacuna estadounidense y generará beneficios a largo plazo para los productores de ganado a pesar de los desafíos actuales del mercado”, dijo Abell.

 

Autor: Greg Henderson
Fuente: https://www.drovers.com/

JBS se sigue expandiendo en los países productores de proteínas

La empresa multinacional de origen brasileño adquirió industrias productoras de salmón y carne de cerdo en Australia; la compañía tuvo ingresos netos récord en 2021, que totalizaron US$ 65.000 millones.

 

JBS completó la adquisición del productor de salmón Huon Aquaculture, en Australia, marcando su entrada global en el mercado de la acuicultura. 

Además, la empresa de origen brasileño completó la compra de la importante cadena de suministro de carne de cerdo Rivalea, convirtiéndose en líder en la industria de producción y procesamiento de carne de cerdo de Australia. 

también proporciona una fuente de materia prima para el negocio de artículos Primo Foods de JBS Australia.

Tanto la carne de cerdo Rivalea como el salmón Huon ahora están apareciendo en los inventarios de productos de los equipos de ventas de proteínas cárnicas de JBS en Australia (a través del mayorista DR Johnston) y en los mercados de exportación, proporcionando una “ventanilla única” para una gama más amplia de proteínas animales.

Con la integración de las nuevas adquisiciones, Huon y Rivalea, JBS Australia se ha convertido en la empresa de alimentos más grande de Australia.

Las recientes adquisiciones en todo el mundo han añadido otros 7.500 empleados a la nómina de JBS, lo que eleva su total mundial a más de 250.000 empleos.

Dentro de las operaciones de JBS en Australia, el desempeño continuó mejorando secuencialmente, luego de los impactos anteriores de la sequía.

“La disponibilidad de ganado sigue siendo baja, pero la fuerte demanda nacional e internacional ha aumentado los precios de la carne australiana y, por lo tanto, ha mejorado los resultados”, dijo el director ejecutivo global de JBS, Gilberto Tomazoni .

Resultados récord en 2021

Impulsado por el resurgimiento de la demanda internacional, el coloso mundial de proteínas animales JBS ha registrado ingresos récord y beneficios antes de impuestos para su año comercial 2021 que finalizó el 31 de diciembre.

En las divisiones de carne de res, cerdo, pollo y valor agregado de la compañía en América del Norte y del Sur, Australia y Nueva Zelanda, registró ingresos netos el año pasado en un récord de US$ 65 mil millones, 29,8% más que el año anterior. 

De eso, el 74,8% fueron ventas en los mercados nacionales en los que opera JBS y el 25,2% fueron a través de exportaciones.

Las ganancias antes de impuestos ajustadas alcanzaron un nuevo récord de US$ 8,5 mil millones, 54% más, mientras que la utilidad neta para el año que finalizó fue 345% más alta que la de un año tras año.

Significativamente, las exportaciones de proteínas de JBS el año pasado aumentaron 24,3% hasta los U$S 16.900 millones, y China representa ahora el 27,2% de todas las ventas de exportación; África y Oriente Medio el 11,2 %; EEUU y exportaciones de otros países proveedores en los que JBS opera 10,6%; y Japón 10,3%.

“Antes era una empresa enfocada en Brasil, que se especializaba en un tipo de proteína, pero JBS se ha convertido en una empresa global de alimentos, con una huella diversificada que incluye una amplia cartera de marcas sólidas y productos de valor agregado”, dijo Tomazoni .

Agregó que en ese contexto, el año 2021 “ha sentado las bases para la trayectoria de JBS en los próximos años. Hicimos adquisiciones estratégicas que nos permitieron aumentar nuestra relevancia en segmentos y negocios donde vemos importantes oportunidades de crecimiento”.

La división US Beef de la compañía, que también incluye operaciones de carne vacuna, ovina, cerdo y salmón en Australia, generó ingresos netos de US$ 30,68 mil millones y ganancias antes de impuestos de US$ 5,46 mil millones, 101% más que el año anterior.

Estados Unidos

Sin embargo, hubo contrastes considerables entre las operaciones de carne vacuna en EEUU y Australia.

En EEUU, la disponibilidad de ganado se mantuvo adecuada durante todo el año, pero el precio promedio, según el USDA, mostró un aumento de 22% el trimestre pasado, en comparación con el mismo período del año anterior.

La mayor demanda de carne bovina en relación a la oferta, tanto en el mercado interno de EEUU como en el mercado internacional, respaldó los resultados de la división de carne vacuna de EEUU para el año, dijo Tomazoni.

En el mercado interno de EEUU la demanda fue impulsada por el buen desempeño del canal minorista y la recuperación del canal de servicio de alimentos después del COVID. 

En el mercado internacional, la demanda de Asia, que ahora es responsable de más del 75% de las exportaciones totales de carne vacuna de EEUU se mantuvo fuerte, lo que provocó que el volumen global de las exportaciones del país norteamericano en el año aumentara 16% con respecto al año anterior.

El destaque sigue siendo China, que aumenta su participación mes a mes, y ya se ha convertido en el tercer destino de las exportaciones de carne bovina estadounidense. 

Las exportaciones de EEUU en 2021 no fueron mejores por los impactos logísticos, principalmente por la congestión en los puertos estadounidenses durante el período, se les dijo a los accionistas de JBS.

Por otro lado, los costos operativos de la división también fueron mayores, principalmente por incrementos significativos en costos de mano de obra, logística y empaque.

En toda la división de carne vacuna de EEUU, incluidas las operaciones en Australia, los costos de materia prima (ganado) representaron el 82,8% del costo total, seguidos por los costos de mano de obra (9,5%) y procesamiento 7,7%.

El Gobierno argentino intimó a exportadores de carne a cumplir el plan Cortes Cuidados

La intimación de la Secretaría de Comercio Interior se produjo luego de que la entidad empresaria integrantes del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentina (ABC) anunciara a diversas cadenas de supermercado un “inminente cese” en la provisión de los cortes que integran el programa.

 

Luego de que se diera a conocer que los exportadores de carne se fueron de un programa del gobierno argentino que busca vender cortes de carne baratos, la Secretaría de Comercio Interior intimó a las empresas integrantes del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentina (ABC) a mantener el “adecuado cumplimiento del abastecimiento” del plan Cortes Cuidados.

La intimación se produjo esta tarde luego de que la entidad empresaria anunciara a diversas cadenas de supermercado un “inminente cese” en la provisión de los cortes que integran el programa.

En una nota firmada por el secretario de Comercio, Roberto Feletti, dirigida al presidente del consorcio ABC, Mario Ravettino, la dependencia oficial calificó a la decisión de “unilateral, intempestiva e irrazonable” y que “implica incurrir en las conductas previstas en el artículo 4 de Ley de Abastecimiento acarreando un impacto grave sobre el normal abastecimiento de los cortes de carne referidos en las bocas de expendio de consumo masivo minoritario”.

Es por esto que se las intimó a “mantener el adecuado cumplimiento del abastecimiento de los cortes de carnes referidos a los precios oportunamente establecidos bajo apercibimiento de aplicar las medidas pertinentes contempladas en dicho cuerpo normativo”.

En la nota, Comercio Interior estableció además un plazo de 48 horas para que los frigoríficos eleven un informe sobre “las ventas de los cortes del programa Cortes Cuidados realizadas por sus asociados a todos los miembros involucrados en el programa durante el mes de febrero”.

En el segundo mes del año, el Gobierno renovó el acuerdo con los frigoríficos exportadores y las grandes cadenas de supermercados la comercialización de 6.000 toneladas mensuales de siete cortes de carne vacuna en todo el país, a precios por debajo de los del mercado. Dicho plan se estableció hasta fin de año, con revisiones a lo largo de este período, la cual la próxima se llevaría a cabo en abril.

A la fecha, los precios acordados eran para la tira de asado de $699; vacío a $749; matambre a $779; falda a $449; tapa de asado a $639; nalga a $799; y paleta.

Entre los motivos que generaron el alejamiento por parte del consorcio de exportadores ABC se encuentran las restricciones que todavía existen para exportar carne vacuna, y la competencia que se generó en los últimos tiempos con el sector informal que opera en la comercialización de carne al mundo.

Cabe recordar que en febrero pasado, el Gobierno Nacional renovó el acuerdo con frigoríficos y supermercados para la comercialización de siete cortes de carne vacuna en todo el país, a precios acordados y más accesibles para el mercado interno. El programa “Cortes Cuidados” contemplaba una primera etapa desde el 7 de febrero hasta el 7 de abril, con una pauta de aumento del 2 por ciento.

Luego de esa fecha, se iba a analizar las condiciones de prórroga para el resto del año. La comercialización de los cortes disponibles es de lunes a viernes a precios de venta acordados, inferiores a los que actualmente pueden encontrarse en el mercado doméstico.

La puesta en marcha del programa oficial para comercializar la carne a precios accesibles, llega en un momento de caídas del consumo interno, por el menor poder adquisitivo de la población. Según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (CICCRA), febrero tuvo un consumo per cápita al año de 48 kilogramos, lo que significó una caída del 1,8% respecto a lo registrado en el mismo mes del 2021.

Esto significa que durante el segundo mes del año los argentinos consumieron el equivalente a 0,9 kilos menos por habitante al año, 2,4 kilos por debajo de los registrados en febrero de 2020 y 7,1 kilos menos que en el mismo período de 2019. De esta manera, el registro de este año se convirtió en el peor para este mes, por lo menos, desde 2005, según marcó el trabajo realizado por la entidad empresaria.

 

Fuente: Infobae.
Foto: La Nación.

Brasil comenzará a vender carnes vacuna y porcina a Canadá

Se estima que ese mercado podría dejarle unos US$ 150 millones al año.

 

Brasil comenzará a vender carne vacuna y porcina a Canadá in natura (sin procesar), un mercado que, según los cálculos, puede dejar unos US$ 150 millones anuales al gigante suramericano, confirmó este lunes el Gobierno.

“Una gran noticia para nuestro #agro. Canadá, uno de los mercados más importantes del mundo, autorizó el inicio de las importaciones de carne vacuna y porcina producida en Brasil”, aseguró la Ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa da Costa, quien se encuentra de visita en el país norteamericano.

Según un comunicado divulgado hoy por la cartera, es posible estimar exportaciones en alrededor de 150 millones de dólares anuales con base en la participación del mercado brasileño para estos dos productos.

“Teniendo en cuenta que Canadá no tiene impuestos de importación de cerdos, este es un mercado que puede ir más allá de la cuota de mercado básica. En el caso de la carne bovina, hay una tasa del orden del 26,5 % sobre las importaciones, pero podemos acceder a ese mercado a través de un cupo OMC de 76,4 mil toneladas, con un arancel del 0%”, explicó el secretario de Comercio y Relaciones Internacionales del Ministerio, Orlando Leite Ribeiro, citado en el comunicado.

El gigante suramericano es el mayor exportador de carne de res del mundo y el cuarto en ventas de carne de cerdo, pero hasta la fecha sólo vendía carnes procesadas a Canadá.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, las exportaciones de carne vacuna y porcina, in natura, congelada o refrigerada, totalizaron cerca de 10.400 millones de dólares en 2021.

 

Fuente: EFE.

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí