*Datos proporcionados por el BCU*

Cotización 3 de marzo de 2024 9:54 pm | USD promedio 39.05 | EURO promedio 42.2 | ARG promedio 0.04 | Real promedio 8.36

“Ojalá sigamos teniendo la calidad de carne que tenemos hoy”

Entrevista con Jorge López, director de abasto Santa Clara; exclusiva para socios y suscriptores.

 

¿Cómo está viendo el negocio cárnico?

Nuestro mercado es el interno. Creo que estamos pasando por el momento más complicado desde que está la pandemia, porque cuando arrancó no estuvimos mal. La carne importada estaba con precios favorables, pero hoy es difícil importar, está difícil conseguir carne nacional por los compromisos de exportación. 

Hay cortes difíciles de conseguir y otros que son difíciles de pagar, como el asado, que en otros momentos estaría mucho más barato. Está muy resentida la venta de asado en Uruguay, por suerte se puede vender bien a China; y cortes como la rueda, no están a un nivel de precio al que el consumidor uruguayo, en líneas generales, pueda acceder. 

Se ha resentido un poco la venta, la gente se había volcado al consumo de pollo, según los datos de INAC ha crecido la venta de carnes de ave, mientras que la carne vacuna y de cerdo se mantienen estabilizadas. En este momento hay una quietud en las ventas, que esperemos que se termine, porque se está haciendo un invierno largo.

¿Santa Clara participa en el negocio de carnes de otras especies, más allá de la vacuna?

Sí. Alrededor del 13% o 14% de nuestras ventas corresponde a carne de cerdo. Vendemos poca carne ovina, apenas un 0,05%, porque se consume poco en Uruguay. Pero en general somos grandes vendedores de carne vacuna, tanto nacional como importada .

En estos últimos dos años el 50% de nuestras ventas era de carne importada. En estos meses que ha subido bastante el precio de la carne importada, y que no hay ofertas de Brasil, estamos en un 65% de carne nacional y un 35% de carne importada. Importamos fundamentalmente de Brasil, aunque en los últimos meses creció bastante la carne paraguaya.

Con carne de ave se trabaja muy poco, porque la industria aviar uruguaya está abasteciendo muy bien la plaza en estos últimos meses, entonces no había hueco para importar.

¿De cuánto fue la caída de las ventas?

Santa Clara está vendiendo 10% menos que en 2020, y la caída respecto a 2019 está entre 15% y 17%. Para nosotros ya es algo preocupante.

¿Cuál es la razón fundamental de esa caída?

La razón económica y la ausencia de eventos sociales. La gente no sale a comer afuera, ha salido mucho menos en los últimos tiempos. No hay reuniones, grandes asados, acontecimientos, fiestas, donde el uruguayo consume carne, asado. El Mercado del Puerto está casi vacío, con muy poco turismo que viene a comer buenos cortes de carne; eso ha influido mucho en las ventas, de cortes finos sobre todo. 

¿Y cuánto ha caído la importación de carne respecto a 2020 y 2019?

Este año viene bajando mucho. Si se compara el primer trimestre de 2020 con el primer trimestre de este año, capaz que no tanto, pero en este segundo trimestre sí bajó mucho. Este mes creo que tocamos fondo. No sé si llegamos a 1.500 toneladas cuando en los meses buenos se ha llegado a 3.000 toneladas. Estamos en el 50% de la carne que se venía trayendo en algunos meses.

¿Esto se debe al aumento de precio de Brasil, a la poca oferta, al menor consumo o a algún otro factor?

Al precio. A igual precio la gente prefiere la carne uruguaya, de eso no hay dudas. Nosotros, como proveedores, también preferimos trabajar la carne nacional. Pero hay algunos cortes que Uruguay los vende muy bien para afuera, y conviene importar carne, por más cara que esté. Sobre todo los cortes de chuck and blade (delantero), que son cortes básicamente para comida de olla o para picar. 

¿Qué porcentaje de participación tiene abasto Santa Clara en el mercado uruguayo?

Por lo que venimos viendo en los últimos años, andamos entre 10% y 11% más o menos; trabajamos en todo el país, y creo que eso ha sido un punto que nos ha ayudado a mantener más o menos los volúmenes de venta. 

¿Qué volumen de carne vende abasto Santa Clara al año?

En 2019 veníamos con 24 millones de kilos, 2 millones por mes. Fuimos bajando, el año pasado cerramos en 22 millones de kilos, y este año venimos por debajo de eso, pero esperamos que se revierta la situación en los meses que quedan de este año, para mantenernos en los 22 millones de kilos. Pero si seguimos así, capaz que no llegaremos a 21 millones de kilos este año.  

 

“El consumidor uruguayo es exigente y hoy tiene un producto bueno”

 

¿Cómo funciona la logística de la empresa?

Para nosotros es fundamental el servicio. Contamos con una flota propia, de 23 vehículos de todos los tamaños, en óptimas condiciones, para atender diferentes lugares. Al Centro y Ciudad Vieja, por ejemplo, no podemos entrar con grandes camiones. 

Todos los vehículos cuentan con buenos equipos de frío, los camiones grandes, que van al interior, tienen equipos más potentes. También contamos con camionetas para la parte gastronómica. 

Nuestro centro logístico está en las puertas de Montevideo, en Camino Carrasco y Figari. Para nosotros es fundamental el buen servicio, a eso nos dedicamos. El carnicero tiene que recibir la carne de mañana, y cuanto mejor sea el servicio más lo valora la gente. 

Contamos con un equipo de unas 150 personas, y un depósito para unas 3.000 toneladas, entre enfriado y congelado. 

¿Qué frigoríficos son los proveedores de Santa Clara?

Tenemos cuatro proveedores en Uruguay. El principal es BPU; Las Moras es nuestro segundo proveedor; Lorsinal; y después otro con menor participación es Copayan. Pero BPU hace más del 50% de la carne nacional con la que trabajamos. 

¿Cómo se está vendiendo la carne Brasas, la marca de Santa Clara?

Viene bien, estamos entusiasmados, creciendo, aprendiendo a conocer los gustos de los consumidores de este tipo de producto. El público es curioso, cuando les presentas un producto nuevo le da una oportunidad; así pasó en su momento con la entraña envasada al vacío, con la arañita; y con algún otro producto como el intercostal. La gente es innovadora, le va gustando este tipo de propuestas. Tenemos unos bifes premium, en un envase especial, que se demandan muy bien.

Hace unos años no se veía una parrillada envasada al vacío, chinchulines, riñones y demás. Hoy vas a un supermercado y tenés una presentación espectacular de la menudencia, con la tranquilidad de que fue envasada y congelada como corresponde. Uruguay tiene un nivel muy bueno de presentación de todos los productos cárnicos.

¿Ve un cambio de tendencia hacia un mayor consumo de cortes envasados al vacío?

Hace más de 30 años que estoy en el negocio, y durante muchos años no hubo carne con marca en Uruguay, hoy hay carne con marca y es un producto que le da confianza y tranquilidad al consumidor. También se le da importancia a la raza, la gente se fija si es Angus o no. Hay un público que viene creciendo. Hay cada vez más jóvenes que son seguidores de determinadas marcas, y eso seguirá siendo así. 

¿Cuáles son los cortes que prefieren los uruguayos?

En volumen, el pulpón, la colita de cuadril, esos no fallan, se venden mucho; y el asado de tira siempre es bueno; con la entraña fina no damos abasto, todo lo que se consigue se vende, siempre que sea de feedlot y de buena calidad.   

¿El sector debería cambiar algo para mejorar el producto?

No, creo que estamos muy bien. Es un momento en que la ganadería produce vaquillonas excepcionales, de calidad para el abasto, tenemos cortes muy buenos. También tenemos cortes de la cuota 481 que van quedando y podemos disfrutarlos. Los animales se faenan mucho más jóvenes. Ojalá sigamos teniendo la calidad de carne que tenemos hoy: animales jóvenes, bien terminados. 

El consumidor uruguayo es exigente y hoy tiene un producto bueno. En otros tiempos se faenaban animales de seis años, mal terminados. Hoy son animales jóvenes, con un máximo de cuatro dientes en la mayoría de la faena, muchos con terminación a granos o en buenas praderas.

¿Cuáles son las perspectivas del negocio?

Soy optimista, en la medida que sigan bajando los casos de Covid, el gobierno vaya liberando las reuniones, fiestas, aperturas de locales gastronómicos de volumen, tendremos la respuesta del público. También hace falta que se recupere la situación económica del país y la gente, y volveremos a los niveles de consumo que teníamos antes, si Dios quiere.

Se dispara el precio del ternero en EEUU, señal de que el valor de la carne seguirá alto

La fuerte demanda, sumada a un menor stock, muertes por fríos extremos en el invierno pasado, y sequías en este verano, sostienen la tendencia alcista.

 

El mercado de los terneros en Estados Unidos indica que el precio de la carne vacuna seguirá siendo alto, al menos por un tiempo. 

El precio de los terneros subió a su nivel más alto desde marzo de 2016 en Chicago. La tendencia alcista se incrementó luego de conocerse una encuesta que mostró que el rodeo estadounidense se redujo 1,3% respecto al año anterior.

Las inclemencias del tiempo y los altos precios de los granos han contribuido a sostener esa tendencia. A principios de este año hubo muertes de terneros debido a las bajas temperaturas, y se sumaron las sequías recientes, con récord de temperaturas altas, que han obligado a los ganaderos a enviar antes los animales a faena.

El cambio podría significar que se avecinan precios aún más altos para los consumidores, que ya han visto aumentos en las hamburguesas y los bifes el año pasado, después de que la pandemia provocó una confusión en las cadenas de suministro.

También significa que los frigoríficos como Tyson Foods, que han disfrutado de márgenes récord de carne, tendrán que pagar más por el ganado.

 

Fuente: Bloomberg
Foto: https://theeagle.com/

Publicidad australiana sobre el consumo de carne ovina fue premiada e impulsó las ventas

Ganó los premios Anuncio de televisión del año y Campaña publicitaria del año, obteniendo más de 10 millones de visualizaciones en Youtube.

 

La pieza publicitaria Make Lamb Not Walls (hacer cordero no muros) de Meat & Livestock Australia -organismo de promoción de la carne australiana- impulsó las ventas minoristas y ganó los premios Anuncio de televisión del año y Campaña publicitaria del año en los Premios Mumbrella.

Los premios Mumbrella celebran el mejor trabajo y talento en los sectores de marketing, publicidad, medios, producción, relaciones públicas y comunicaciones, y reconocen las mejores campañas y talentos de Australia y Nueva Zelanda.

El gerente general de marketing y conocimientos de MLA, Nathan Low, dijo que estaba orgulloso del equipo de marketing que trabaja arduamente, así como de las agencias asociadas: The Monkeys, Universal McCann y One Green Bean.

“Nos sentimos muy honrados de enfrentarnos a lo mejor de lo mejor en la industria del marketing y la publicidad y recibir los mejores premios por nuestro trabajo en nombre de la industria de la carne roja. Fue un gran esfuerzo de colaboración y realmente valió la pena para los productores de carne ovina de Australia”, dijo Low.

“El equipo hizo un trabajo fantástico para reforzar el estatus icónico del cordero como plato nacional y recordar a los australianos que compren y compartan cordero durante el verano”, agregó.

Low dijo que la campaña nacional de seis semanas fue una de las más efectivas de MLA hasta la fecha.

“La campaña Make Lamb Not Walls obtuvo algunos de los resultados más sólidos que jamás hayamos visto, ya que el anuncio se convirtió en el video de YouTube de tendencia número 1 de Australia, se vio más de 10 millones de veces y la asombrosa cantidad de 1.421 medios de comunicación hablando sobre la campaña”, subrayó.

En cuanto a los resultados comerciales, dijo que “vimos a los australianos comprar más cordero, con más frecuencia, logrando un crecimiento de las ventas de 16,8%; el volumen por ocasión aumentó 5,6% y la frecuencia de compra aumentó 2,6%”.

“Nuestro mayor desafío ahora es cómo hacer que la Campaña del Cordero de Verano del próximo año sea más grande y mejor”, concluyó.

 

Fuente: MLA

Denuncian grandes estafas con venta de ganado en Brasil

La policía del estado de Rio Grande do Sul desarticuló una organización criminal que había robado cerca de 12.000 vacunos.

 

Brasil ha lanzado uno de sus mayores operativos contra el abigeato, por el detrimento que los delincuentes les están causando a los ganaderos con el robo de miles de animales y su reventa por todo el territorio brasileño.

La policía del estado de Rio Grande do Sul desarticuló una organización criminal que había robado cerca de 12.000 cabezas de ganado y las había revendido en lugares tan distantes como el estado de Tocantins, a 2.600 kilómetros al norte del país.

Al parecer, la policía fue urgida a tomar medidas por una denuncia interpuesta por cerca de 70 ganaderos, quienes fueron presuntamente engañados para entregar su ganado sin pago de por medio. Citando fuentes de la policía, RBS TV reveló que los sospechosos tomaron las reses de los ganaderos y les pagaron en cheques posfechados conectados a cuentas bancarias sin fondos.

Luego de recoger los animales, estos al parecer eran llevados en camiones a las localidades de Formigueiro y Caçapava do Sul, en el centro del estado. Desde allí, eran presuntamente vendidos a ganaderos de otros estados. En total, la policía estima que esa operación les causó pérdidas financieras de hasta 30 millones de reales (poco menos de US$ 5,8 millones) a los ganaderos afectados.

A comienzos de julio la policía decomisó cerca de 12.000 reses en los estados de São Paulo, Tocantins, Mato Grosso do Sul y Rio Grande do Sul.

Este caso indica la adopción de métodos más sofisticados por parte de los delincuentes en Rio Grande do Sul, pero también arroja luz sobre cómo las autoridades están respondiendo de manera cada vez más proactiva frente a este delito, cuyas cifras no se registran en toda su dimensión.

Presuntamente se vendieron a precios inferiores al valor de mercado para acelerar las transacciones y ocultar el delito. El robo de ganado se está presentando a escala más localizada y con mayor frecuencia dentro del estado.

Los semovientes robados se venden a mataderos, o son sacrificados por los mismos ladrones en los mismos establecimientos, para luego vender la carne a pequeños mercados, restaurantes y carnicerías. Algunos incluso roban el ganado, lo trasladan, sacrifican y venden la carne directamente a los consumidores.

Los criminales construyen relaciones de confianza con los ganaderos para quedarse con su ganado bajo la premisa de una transacción legal. Normalmente, se roban los animales en pequeñas cantidades, cuando los ganaderos tienen la guardia baja.

La magnitud de esta investigación, y su éxito hasta el momento, indican que las autoridades del estado están tomando medidas más efectivas para hacer frente a este delito, que poco se denuncia, y en su mayor parte queda impune.

A finales de junio, se informó que el concejo de la ciudad de Dom Pedrito, un municipio al sur de Rio Grande do Sul, debatía un proyecto de ley que proponía usar un sistema integral de rastreo de ganado vacuno. De aprobarse, la ley introducirá una base de datos de marcas y patrones para que las autoridades encargadas de combatir el abigeato puedan consultar si hay irregularidades por medio de una aplicación móvil.

Y en abril pasado, se llevó a cabo una operación a gran escala contra el robo de ganado en el municipio de Valle Verde, al este de Rio Grande do Sul. Unas semanas después, GZH informó que la operación había dado como resultado el mayor decomiso de ganado que hasta la fecha se ha hecho en la región, mediante un operativo policial.

Los casos de abigeato denunciados en Rio Grande do Sul disminuyeron de 1.286 durante el primer trimestre de 2020, a 945 registrados en el mismo periodo de 2021.

 

Fuente: insightcrime.org
Foto: https://www.agricultura.rs.gov.br/

Consignatarios y pantallas donaron más de $ 2,3 millones al Fondo Coronavirus

El monto será transferido al INISA para la compra de carne que servirá para alimentar a los menores en los establecimientos de todo el país.

 

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), Lote 21, Pantalla Uruguay y Plaza Rural donaron más de $ 2,3 millones (US$ 54.000) al Fondo Coronavirus. El monto será utilizado para la compra de productos cárnicos, que se utilizarán en la elaboración de alimentos en los establecimientos del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (INISA).

La iniciativa se enmarca dentro del esfuerzo conjunto que realiza la sociedad uruguaya para salir de la crisis que generó la pandemia del Covid-19. “De esta difícil situación se sale entre todos, y el campo colabora”, expresó el presidente de ACG, Diego Arrospide, quien estuvo reunido en Torre Ejecutiva con el secretario de Presidencia de la República, Dr. Álvaro Delgado.

De esa instancia también participaron los presidentes de Lote 21, Federico Rodríguez; de Pantalla Uruguay, Federico Jaso; y de Plaza Rural, Álvaro García. En abril del presente año las cuatro instituciones anunciaron que donarían US$ 1 por animal vendido en los remates de otoño, un momento del año en que se comercializan grandes volúmenes de haciendas.

Cabe recordar que en 2020 ACG donó $ 600.100 al Fondo Coronavirus, dinero que tenía previsto para la celebración de los 100 años de la institución, al que se decidió darle ese destino, considerando la crisis sanitaria que atravesaba el país.

 

“Las tendencias marcan un aumento en el consumo de carne para los próximos 10 años”

Entrevista con el Ing. Agr. PhD Fabio Montossi, investigador principal referente de INIA; contenido exclusivo para socios y suscriptores.

 

¿Cómo ve el panorama del negocio cárnico en el mundo?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Uruguay exporta el 80% de lo que produce, y lo que pasa en el mundo tiene implicancia en la salud de toda la cadena cárnica. 

Para mí las noticias son buenas, en términos generales, desde el punto de vista del aumento del consumo de carne a nivel mundial, hablando particularmente de las proteínas rojas.

Cualquiera de las tendencias que se estudian para los próximos 10 años muestran un aumento en el consumo de carne. Ese crecimiento estará particularmente explicado por dos elementos fundamentales: por un crecimiento en la población en Asia; y por un aumento en el poder adquisitivo en esa región del mundo.

¿Y en este contexto cómo lo ve a Uruguay?

Uruguay tiene un aparato productivo y una tradición, tanto a nivel de la industria frigorífica como de todos los actores, que le permiten proyectarse, para llegar a 3 millones de cabezas faenadas en Uruguay, y aspirar a US$ 3.000 millones de exportación, algo que perfectamente se podría lograr. Hoy se exportan entre US$ 1.800 y US$ 2.000 millones. Eso vendría por el lado productivo y por la valorización. 

El año pasado analizamos este escenario con el ingeniero agrónomo Santiago Soares de Lima, y concluimos que están dadas las condiciones a nivel de cada uno de los actores de la cadena para responder positivamente a esta demanda. Tecnológicamente lo podemos hacer.

¿Cuáles son los principales desafíos?

Hay dos grandes desafíos. Uno desde el punto de vista de la inserción internacional del negocio ganadero uruguayo, ese es un desafío del Uruguay que está siendo parte de una estrategia del país, porque los altos aranceles repercuten en toda la cadena cárnica. 

Y el otro elemento son los cambios en los patrones de consumo de carne. En la medida que aumenta el consumo de carne, también vemos que el consumidor se pone más exigente

Esas exigencias tienen que ver con las implicancias de la ganadería en el cambio climático, las implicancias de la carne en la salud, en los temas asociados con el bienestar animal y el impacto sobre los cursos de agua y el suelo.

 

“Llegar a 3 millones de cabezas faenadas en Uruguay, y aspirar a US$ 3.000 millones de exportación, es algo que perfectamente se podría lograr”

 

¿Cuál es el posicionamiento del país en estos aspectos?

La base es buena, porque tenemos un sistema pastoril, a cielo abierto, donde no tenemos situaciones extremas de eventos climáticos, como tornados o sequías endémicas y demás. Todo esto genera ventajas, asociadas con el requerimiento de ese consumidor más sofisticado, que tiene una visión más positiva de esos sistemas de producción pastoriles.

Creo que podemos posicionarnos cada vez mejor como productores de carne carbono neutro. Tenemos que ser capaces de demostrar que podemos capturar más carbono del que emiten los rumiantes al ambiente

¿Cuáles serían esas estrategias?

Fundamentalmente la base pastoril y otro elemento no menor, que muchas veces está soslayados, y es que tenemos casi la misma cantidad de área de bosque artificial que de bosque nativo en Uruguay, es prácticamente 1 millón de hectáreas de cada uno. 

Esa es una clara contribución a los servicios ecosistémicos, entre ellos la captura del carbono. Además del hecho de tener una diversificación de especies en el sistema, como el campo natural.

Nuestras pasturas también tienen una particular, que creo que está ganando cada vez más espacio, y es que las leguminosas entran en el sistema para fijar nitrógeno, y esa es una manera de depender menos de la urea, además de las implicancias que tiene desde el punto de vista de la contaminación potencial.

 

“En la medida que aumenta el consumo de carne, también vemos que el consumidor se pone más exigente”

 

¿Y qué ocurre con las prácticas vinculadas al bienestar animal?

Seguramente las exigencias nos hagan cambiar las maneras en que intervenimos a los ganados, con algunas prácticas a las que estamos acostumbrados desde la época de nuestros abuelos, que tienen que ver con castraciones, marcación y demás. Probablemente esos temas nos interpelen frente a los consumidores.

Este es un tema en el que INIA tiene una serie de propuestas desde el punto de vista del manejo de los animales en el momento de la castración, descorne o el manejo en los corrales o bretes, que son cambios que van en el sentido de las demandas del mercado. 

También coinciden con los resultados de la Auditoría de la Carne, que indican que mejorar el manejo no solo aumenta el ingreso del productor, sino también en toda la cadena, y eso tiene que ver con el bienestar animal.

¿Y los cuestionamientos que se le hacen al consumo de carne desde el punto de vista de la salud?

Las carnes rojas son insustituibles, desde el punto de vista del aporte de hierro, magnesio, zinc, del complejo de vitamina E, que no lo pueden sustituir las proteínas de origen vegetal. Y si alguien prescinde de ellas, tiene que estar apoyándose en una dosificación de medicamentos. 

Con esto no digo que solo haya que consumir carne, sino que debe ser un componente de una dieta balanceada, donde también estén otros componentes de origen vegetal.

 

“El consumidor más sofisticado tiene una visión más positiva de los sistemas de producción pastoriles”

 

¿En qué líneas de investigación está trabajando INIA?

Desde el punto de vista forrajero el INIA está apuntando fundamentalmente a la domesticación de especies nativas que, como tal, están bien adaptadas a nuestro sistema. 

La idea es fortalecer al campo natural, con sus propias especies, y particularmente aquellas que aporten forraje de calidad, cuando y donde más lo necesitamos.

Allí tenemos dos muy buenas noticias. Una es el INIA Basalto, una leguminosa anual que se adapta a suelos superficiales y medios del Uruguay, que seguro será un componente muy importante. 

Se adapta perfectamente bien a los procesos de cría y recría de Uruguay, sobre suelos donde antes no teníamos opciones tecnológicas. Además es de fácil manejo, no requiere grandes inversiones, y es de bajo requerimiento de fósforo. 

Otra muy buena noticia es la aparición de otra nueva variedad de paspalum dilatatum, llamada INIA Sepé. Su producción es estival, y para nosotros será el futuro sustituto del sorgo forrajero en la ganadería semi-extensiva.

Pero también recuperará áreas degradadas, y perfectamente se puede incorporar a rotaciones de largo plazo.

Pensamos que tanto INIA Basalto como INIA Sepé, son pasturas que permitirán amortizaciones de al menos 10 años. No son pasturas de corta vida. 

Esto va unido al paquete tecnológico de gramíneas como la festuca, como los nuevos raigrases de INIA y nuevas variedades de trébol rojo, trébol blanco y lotus.  

Así que hoy tenemos una concepción nueva de lo que sería la base forrajera mejorada del Uruguay, acompañando un muy buen manejo racional de los sistemas sobre campo natural. Los resultados muestran sus ventajas productivas y son positivos en cuanto a la captura de carbono. 

¿Hay novedades en materia de suplementación estratégica?

INIA ha generado mucha información para donde están concentradas la cría y la recría, de machos y hembras, que puede generar un gran impacto productivo, acelerando esos procesos, y de una manera bastante práctica, con los sistemas de autoconsumo infrecuente y restringido.

Con esto, los productores pueden usar poca cantidad de ración pero muy eficiente desde el punto de vista biológico, además tienen que dedicarle poco tiempo a esa tecnología, porque los comederos se cargan solamente dos veces por semana.

También creo que es una tecnología que ayuda mucho a bajar los costos, además de ser práctica de manejar.

 

“Podemos posicionarnos cada vez mejor como productores de carne carbono neutro”

 

¿Qué pasa con el mejoramiento genético?

Uruguay es pionero en mejoramiento genético en toda América Latina. Las razas mayoritarias están haciendo uso, históricamente, de los datos de EPD (Diferencia Esperada en la Progenie) en aspectos de crecimiento, y de calidad de los animales. 

Pero la buena noticia es que hay avances en aspectos reproductivos, para que las hembras se preñen antes, y tengan una vida más longeva. Y que también se pueda controlar el tamaño del animal, para que el costo energético de mantenimiento sea bajo.

La otra noticia, desde el punto de vista genético, es el uso de la eficiencia de conversión, que tiene un componente económico, productivo, porque son animales que necesitan consumir menos para producir igual o mejor que otros; y también tiene un componente ambiental, porque esos animales emiten menos metano al ambiente.

Uruguay también está avanzando en genómica y eso va a dar un salto cualitativo en la velocidad de algunas características del mejoramiento genético

¿Y en materia de salud animal en qué se está trabajando?

Hay un gran interés en fortalecer el desarrollo de nuevas tecnologías para parásitos gastrointestinales y la garrapata, que es un tema que está muy presente en la agenda del INIA.

 

Foto: LosAgronegocios.uy

Sistema de pesaje remoto de ganado fue premiado en Australia

Mitchell, el productor premiado, dijo que estaba buscando un sistema que pudiera proporcionar datos en tiempo real sobre el comportamiento productivo de su ganado, evaluando el aumento de peso.

 

El productor Bill Mitchell ganó el Premio a la Innovación 2021 de la MLA (instituto de promoción de la ganadería y carne de Australia), por su sistema de pesaje remoto de ganado, Optiweigh, que permite monitorear los kilos de los animales en el potrero.

Optiweigh es un sistema de pesaje completamente portátil, que funciona en todos los entornos, que no requiere del entrenamiento de animales ni de la instalación de infraestructura adicional.

El director gerente de MLA, Jason Strong, dijo que el Premio a la Innovación del Productor de MLA reconoce a los productores de carne roja con visión de futuro, cuyos logros contribuyen a una industria resiliente y progresiva.

“El premio MLA Producer Innovation Award reconoce la excelencia liderada por el productor en la adopción acelerada de innovaciones para mejorar el rendimiento en el establecimiento y dar como resultado nuevos productos o nuevas empresas, lideradas por el productor”, dijo Strong.

“Los productores de carne roja están a la vanguardia del impulso de esta innovación, en sus establecimientos y a través de la cadena de suministro, y este premio es una oportunidad para reconocer a algunos de los mejores de nuestra industria”, agregó.

Destacó que “Bill no solo ha desarrollado esta innovación, sino que la ha convertido en un nuevo producto y marca, y ha establecido una empresa de nueva creación en la región de Australia para respaldarla”.

Mitchell, el productor premiado, dijo que estaba buscando un sistema que pudiera proporcionar datos en tiempo real sobre el comportamiento productivo de su ganado, evaluando el aumento de peso, que fue su inspiración para desarrollar el sistema Optiweigh.

“Nuestra operación se centra en alcanzar los pesos objetivos para los mercados objetivos, y por eso consideramos que evaluar el aumento de peso es muy relevante”, dijo Mitchell.

Subrayó que “tener la unidad en los datos de alimentación del potrero significa que podemos evaluar nuestro ganado todos los días, obteniendo hasta US$ 96 más por cabeza en cada camión, porque estamos mejor cumpliendo con las especificaciones de venta y evitando multas por sobrepeso”.

Destacó, además, que “las actualizaciones constantes de peso también ayudan a monitorear el estado del potrero para que pueda rotar sus existencias en los momentos correctos, en lugar de esperar hasta que hayan comenzado a retroceder”.

Optiweigh ahora se ha comercializado con éxito, con más de 90 unidades desplegadas en predios ganaderos en Australia.

 

Fuente: MLA
Foto: Thats Farming

Nestlé fabricará carne cultivada en laboratorio

La empresa multinacional suiza decidió explorar ese mercado, asociándose con la israelí Future Meat Technologies.

 

La empresa multinacional suiza de alimentos y bebidas Nestlé anunció su objetivo de estudiar el mercado emergente de la carne cultivada en laboratorio, basada en células animales. En concreto, informó que se encuentra “monitoreando de cerca las tendencias científicas y explorando tecnologías emergentes”, con el fin de “comprender el potencial de las futuras alternativas a la carne”.

Así, los trabajadores del departamento científico de Nestlé, en la localidad suiza de Lausana, están desarrollando un proyecto con otras compañías para “explorar el potencial de los componentes de la carne cultivada que no comprometen la sostenibilidad”. Entre estos socios se encuentra la empresa israelí Future Meat Technologies.

Explorando nuevas alternativas

“Durante muchos años hemos estado invirtiendo en nuestra experiencia en proteínas y el desarrollo de tecnologías patentadas para conseguir alternativas de carne de origen vegetal, lo que nos permite expandir continuamente nuestra amplia gama de productos sabrosos y nutritivos, con un menor impacto ambiental”, explicó el director del Instituto de Ciencias de los Materiales de Nestlé, Reinhard Behringer.

“Para complementar estos esfuerzos, también estamos explorando tecnologías que podrían conducir a alternativas amigables con los animales, que sean nutritivas, sostenibles y cercanas a la carne en términos de sabor y textura”, añadió Behringer en el comunicado difundido por la multinacional suiza.

La primera fábrica ya es realidad

La decisión de Nestlé sigue la tendencia de otras grandes compañías que han decidido explorar este mercado, con la motivación de encontrar alimentos que sean saludables y que respeten el medioambiente. Es el caso del socio en esta tarea de la empresa suiza, Future Meat Technologies, que se convirtió en pionera el pasado mes de junio con la apertura de la primera fábrica de carne cultivada en laboratorio del mundo.

La planta industrial de esta compañía, ubicada en la ciudad israelí de Rehovot, cuenta con capacidad para producir 500 kilogramos diarios de productos cárnicos basados en células animales, lo que equivale a unas 5.000 hamburguesas.

Fuente: Diario AS

La carne roja al “estilo galés” puede ser parte de la solución climática

En Gales proponen el sistema de producción extensivo, basado en pasturas, como modelo de sustentabilidad ganadera

 

Proponen que el sistema de producción de carne vacuna y ovina de Gales, donde se realiza una ganadería de baja intensidad, con alimentación a pasto natural y agua de lluvia, debe colocarse en el corazón de la política agrícola del gobierno galés posterior al Brexit, insisten los líderes agrícolas.

Las últimas cifras del gobierno galés muestran que la producción del sector de ganado vacuno y ovino de Gales fue de alrededor de US$ 540 millones el año pasado, con exportaciones por valor de alrededor de US$ 144 millones.

Este es un aumento significativo en la cifra total, comparada con los US$ 497 millones de 2019.

La Asociación de Productores de Gales (NFU Cymru) organizó un seminario en línea donde se analizaron las perspectivas futuras del sector de la carne roja. El presidente de la división ganadera NFU Cymru, Wyn Evans, dijo a Farmers Weekly que la producción nacional de alimentos tenía que ser uno de los elementos más importantes de la futura política agrícola del gobierno galés.

“Tenemos que cuidar el medio ambiente. Queremos ser neutros en carbono para 2040; es algo que nos tomamos muy, muy en serio en el futuro ”, dijo Evans, un criador de ganado vacuno y ovino de Ceredigion.

“Pero la productividad debe ser un elemento y la seguridad alimentaria debe enfatizarse. No podemos deslocalizar nuestra producción de alimentos. Es de vital importancia que produzcamos la mayoría de los alimentos que consumimos. Sabemos que es sostenible y cumple todos los requisitos medioambientales en el futuro”, afirmó.

La producción agropecuaria galesa en cifras:

La producción estimada del sector ganadero, vacuno y ovino, es de US$ 540 millones.

El 90% de la superficie terrestre de Gales se dedica a la producción agropecuaria.

El 90% de la ganadería vacuna se basa en pasturas.

En Gales hay un stock ovino de 9 millones de cabezas.

El ingreso promedio de los establecimientos de campos bajos, donde se hace la producción ganadera vacuna y ovina, que es considerada la menos favorecida, es de US$ 16.272.

El mercado durante el Covid

Desde la pandemia de Covid, las ventas de carne vacuna y ovina de Gales han tenido un buen desempeño, en gran parte gracias a que más personas se quedan en casa y preparan comidas desde cero.

Si bien los costos de los insumos, especialmente los fertilizantes, se han incrementado significativamente durante los últimos 12 meses, los precios de la carne roja en el campo han sido altos.

El organismo galés de impuestos a la carne roja Hybu Cig Cymru – Meat Promotion Wales (HCC) publicó un informe que reveló que la fuerte demanda mundial de proteínas y la escasa oferta que ingresa al mercado habían hecho que los precios de la carne vacuna en Inglaterra y Gales alcanzaran el nivel más alto de los últimos tiempos.

Evans dijo que las perspectivas, al menos a corto plazo, parecen positivas para los ganaderos galeses.

Pero advirtió que los medios de vida de los productores, especialmente las pequeñas empresas agropecuarias familiares, estaban amenazados si el gobierno galés no lograba el equilibrio adecuado en su futura política agrícola.

El director de NFU Cymru, John Mercer, teme que un acuerdo de libre comercio entre el Reino Unido y Australia no sea bueno para los agricultores galeses, especialmente si conduce a una avalancha de importaciones de alimentos baratos en ese país.

“Tenemos algunos de los mejores productores del mundo, una tierra fantástica y somos muy buenos haciendo pasturas y cultivos. Eso debe celebrarse y desarrollarse ”, enfatizó.

“Sin agricultura, no hay gente; y sin gente no hay país. Las escuelas, capillas y clubes de rugby están construidos alrededor de vibrantes comunidades rurales. Los veterinarios, los bancos, los comerciantes de semillas, todo está intrínsecamente vinculado a la agricultura”, dijo.

Compromiso del gobierno

Un portavoz del gobierno galés dijo: “La comida es uno de los sectores fundamentales de nuestra economía y nuestro clima se adapta bien a la producción de carne roja sostenible y de alta calidad. Nuestro esquema de agricultura sostenible propuesto ayudará a los agricultores a producir alimentos de una manera que tenga una huella de carbono baja”.

Agregó que “esto permitirá convertirnos en uno de los mejores países del mundo para la agricultura sostenible, cumpliendo con nuestras obligaciones globales, sin deslocalizar la producción de alimentos a países con estándares más bajos”.

Gales puede convertirse en un líder mundial en la producción de carne vacuna y ovina, al tiempo que aborda los desafíos del cambio climático y la seguridad alimentaria mundial, según el instituto de promoción de la carne de Gales Hybu Cig Cymru (HCC).

HCC dice que Gales tiene el entorno natural ideal y las habilidades de cría para producir carne alimentada con pasto a partir de tierras marginales (pasto abundante y rico, así como abundante agua de lluvia); al mismo tiempo que secuestra carbono en los suelos.

“Nuestra consigna en Gales tiene que ser la calidad”, dijo la presidenta de HCC, Catherine Smith. “No podemos tener una carrera hasta el fondo; debemos proporcionar lo que el consumidor desea: alimentos de calidad, producidos con los estándares de sostenibilidad y bienestar líderes en el mundo”, afirmó.

La carne roja es una de las mejores fuentes de una serie de vitaminas y minerales cruciales, incluidos el zinc y el hierro.

Un análisis reciente de HCC también ha demostrado que los corderos criados con dietas a base de pasto contenían niveles más altos de aminoácidos esenciales en comparación con los corderos criados con una dieta concentrada.

Los aminoácidos esenciales son la base de muchos procesos vitales dentro del cuerpo, incluido el desarrollo y la reparación de los músculos y la función inmunológica.

Fuente: FW (https://www.fwi.co.uk/).
Foto: Farming Monthly National (FMN).

Buenos Aires se despide del mercado de Liniers

El predio donde diariamente se venden unas 15.000 cabezas de ganado gordo, quedó rodeado por la ciudad, y a fin de año la actividad será trasladada a 60 kilómetros de allí.

 

Buenos Aires se despide del mercado de Liniers. 

En 1899, cuando se instaló el clásico mercado de ganado gordo, el barrio de Mataderos era puro campo; pero hoy es uno más de la ciudad y Liniers se ha convertido en un problema medioambiental de 33 hectáreas, por sus efluentes que contaminan los acuíferos y los camiones que generan embotellamientos en la capital argentina.

El traslado previsto parea fin de año es un golpe afectivo para quienes están apegados a las tradiciones de relación y convivencia con esta actividad, sobre todo para quienes trabajan en esa plaza donde diariamente se venden unas 15.000 cabezas de ganado gordo.

Los precios del mercado de Liniers sirven de referencia para la carne vacuna en toda la Argentina.

El barrio cambiará una vez que el mercado se haya ido, y abre paso a otro mercado, el inmobiliario, bastante más feroz y en otro aspecto, no menos contaminante.

El traslado será hacia una nueva, higiénica y funcional instalación, a 60 kilómetros de distancia, en la ciudad de Cañuelas.

El mercado, que solía tener un matadero anexo, ha dejado una marca indeleble en el barrio: un lugar de mataderos, carnicerías y fábricas de embutidos.

 

Fuente: Euronews en base a AFP.
Foto: Ganados y Carnes.

Newsletter

Recibí las noticias de la ACG
directamente en tu correo electrónico

    Su correo electónico será incluido en nuestra base de datos para enviarle información de nuestra asociación, esta información no incluye los precios de los mercados ganaderos. En caso de que quiera acceder a la información de precios del mercado ganadero tendrá que adquirir una suscripción Premium.
    Para ello Inicie sesión o registrese aquí